Igualdad

La igualdad de genero, la que todo el mundo habla, de la que muchos y muchas se aprovechan, para sus propios intereses, no siempre lícitos, no siempre coherentes con el concepto.

La igualdad debe empezar por evitar / educar el “¿te ayudo?”, por evitar el “es que, soy mujer y se hacer dos cosas a la vez”. Empieza por no aceptar la costumbre del tiempo, solo de una parte. Por escuchar cada palabra, por dar importancia a todas las importancias de cada uno, de cada uno, y por no borrar o ignorar de forma consciente opiniones y /o comentarios.

La igualdad es poder llegar a la libertad de considerar y/o aceptar que quien está a tu lado, no es quien debe, sino el más indicado o indicada para estar contigo. Y si no lo es. Decidir. Libertad e igualdad.

Igualdad es poder decir sin ofender, sin que se considere nadie ofendido, palabras, en masculino y en femenino. Que cada uno piense lo que la libertad de sí mismo le da, sin coartar la de los demás, no lo que mandan cuatro cerebros. Cuatro cerebros que confunden conceptos, sobre algo tan profundo como la igualdad entre hombre y mujer.

Si desde la temprana educación se construyen todos los términos que deben comprender la enseñanza de la igualdad, con naturalidad, el de la comprensión, de la consideración, del respeto, de la empatía … Que no de condescendencia, de permisividad, del costumbrismo.

Porque nadie es nadie, para permitir a nadie ser, ni ser condescendiente en nada, ni ser permisivo en nada, pensando en el costumbrismo o acostumbrismo. Recordemos la famosa frase del “yo te ayudo”, que implica, que la responsabilidad no es mía. O la de “se hacer dos cosas a la vez, soy mujer”, más el resto de frases típicas y tópicas de los dos sexos. Que duelen como espadas.

Si llega a enseñarse eso. Es entonces cuando llegaremos a la altura que cada uno de nosotros desea, cada día, no una vez al año, ni haría falta levantar la cabeza una vez al año bajo el palio de intereses torticeros.

Como me dijo una amiga mía, yo soy femenina, no feminista. Para mi, muy cierto. ¿De veras hay que declararse feminista…? ¿porque,? ¿confundirlo y ser anti hombre? ¿De todos los hombres? ¿Todos son machistas, violadores y lascivos mirones?. Como se puede llegar a esos extremos y convertir algo humano en algo no humano, osea, político?.

Como se puede ser de esa manera, como puede escribirse, en una pared, que el hombre es un violador genético. (Visto en una pared en Barcelona).

Como se puede decir y pensar, que es una violación telepática, si un hombre se masturba, pensando en “x” sin su permiso

Fuente : La Gaceta. España

Una mujer y un hombre, solo necesitan dos armas, comprensión y empatía mutua. Con ellas pueden dar la vuelta a todo lo que interfiera en su camino. Pero juntos.

Igualdad. Pero para todos.

No necesitas que luche contigo, tu ya sabes luchar, he de luchar por ti.

©Javier Sanchez 2018

2 comentarios en “Igualdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s