1 de abril… vergüenza

El día 1 de abril, todos los anacrónicos voceros Franquistas (seguidores de Franco) a la par que fascistas, celebraron la conquista, el final de la guerra fratricida que ellos mismos crearon, con un auténtico golpe de estado. Enalteciendo, el fervor al fascismo más rancio existente en el Mundo, el Franquismo. Que, por cierto, tiene una fundación, pagada por el estado (por todos nosotros), ¿asombroso verdad? . Esto no se investiga como enaltecimiento de nada, ni incitacion a nada, será por los apellidos que pululan por el gobierno, de rancio y oscuro pasado.

Ayer esta pandilla de cabrones, de todas las edades, a saber viejos decrépitos que cobran la pensión que gana por la democracia y su constitución, en la que ellos no creen, les proporciono. Niñatos de veinte y treinta años, que me gustaría hacerles un examen de historia. Para cuantas acertaba, sobre el Franquismo y las consecuencias que, a día de hoy, sufrimos. Señoras y niñatas que mañana irán a misa de ocho para rezar por las víctimas de la guerra, las azules. Y cuando vuelvan a casa, le dirán a su esclava, filipina que les vaya a comprar.

En este puto país, que hace siete décadas sufrió una guerra de hermanos, entre hermanos, todavía se permite la desfachatez de celebrar este repugnante aniversario.

Europeos que somos. En Alemania, es impensable hablar del oscuro pasado, ni mencionar al innombrable, ni a sus secuaces.

Y este puto gobierno que se rasga las vestiduras por gente que se echo a la calle, al margen de malversaciones no demostradas, para defender una idea, se les ha crucificado y encarcelado. Donde la libertad de expresión se mide con crucifijo y toga parcial. Donde nadie puede decir según qué, de nadie. Ni del rey impuesto por aquel que destruyó este país allende los años treinta hasta los ochenta, y todavia, sus herederos, ocultos en verborrea neoliberal siguen. Este puto gobierno, calla, porque sólo sabe callar.

Como el cuarto de millón de víctimas de aquella guerra, que duermen entre bosques y cunetas, entre paredes de cementerios, en suelos yermos.

Esperando la mano que los encuentre.

Vergüenza.

©Javier Sanchez 2018

Años mentales de diferencia. Diferencias de mentalidad (ver foto)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s