Por la calle blanca

Por la calle blanca, salia cada día, de ventanas de a pie, de rejas de retorcida belleza. En cada una se detenía y daba los buenos días, con el tartamudeo que le acompañaba, hacia ya tiempo.

– Bu, Buenos día seña Juana, ¿puedo?

– Claro que si, claro que si, buenos días.

Con su camisa, que un día fue blanca, aquellos pantalones traídos de mejores tiempos, a los que amarraba un delgado cinturón, atado a su escuálida cintura.

Alargaba la mano y con la delicadeza de un ángel cogía la flor permitida.

De ventana en ventana, de saludo en saludo se iba formando el sueño a lo largo de la calle blanca. Lo que él buscaba, cada día.

Al final de la calle blanca su sonrisa ya estaba dibujada en su cara. Una triste sonrisa que acompañaba a todos los buenos días. Y al ramo de flores, de preciosas flores blancas y azules.

Terminando la calle blanca, empezaba el camino de tierra, entre los grandes árboles que vieron pasar a todo el pueblo durante tiempos.

De inmediato, en un recodo, la pequeña cancela. Se le iluminó la cara, antes de cruzarla, arreglo el ramo de flores y se arreglo él, y dio el paso por el estrechito camino de piedras húmedas. Llegado al fondo, se acerco a la pequeña lápida, al pie de la cual todavía había un pequeño ramos de flores frescas, blancas y azules.

Las retiró con ternura y las beso, y con otro beso deposito, con delicadeza infinita, las que había recogido a lo largo de la calle blanca.

Con ojos vidriosos el anciano se tocó los labios y traslado el beso a la cruz de la lapida.

– Hasta mañana Luisa.

Volvió camino abajo, entre arboles y recuerdos, con el ramo de ayer en sus manos.

Por la calle blanca bajaba el anciano, devolviendo las flores, cada flor a su ventana, sin error alguno, y dando los buenos días a todos.

– Buenos días seña Juana y muchas gracias.

– Buenos dias, gracias a ti.

la seña Juana le devolvio el saludo con el alma en un puño.

La calle blanca, era un río precioso de amor, que el anciano creó, desde que ella se fue día a día, año tras año. De subida y de bajada.

Esa preciosa calle blanca.

.

©Javier Sanchez 2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s