Que anda escondida. No temas

La juventud, aquella juventud, que con el paso del tiempo, a veces se esconde, se oculta entre grises. Pero no se pierde nunca.

Nunca.

Hay que buscarla en el fondo del alma, esta allí, entre el que dirán y el no puedo, o en el bies de la camisa. Y hay devolverla, de vuelta a la cabeza. En lugar de irla relegando y supliendo por la edad.

A esa cabeza que no paraba, que te decia que te faltaba el aire, cuando te atravesaba el ansia, como miles de agujas, ansia de hacer cosas. Y todas a la vez.

Cuando no veías la hora empezar a arreglarte para salir a la calle a comerte el día o la noche. O el dia y la noche, todo junto.

Hay que cojer todo eso, que esta dentro, juntarlo, amasarlo y darle forma. Aunque la forma sea lo de menos.

Abrir los brazos y dejar que pase un ratito a través de ti y volver a ser quien eras y eres en realidad. Porque, aunque no lo creas, siempre ha estado ahi. Nunca se fue. Y aun eres, aquello que quieres.

Porque a traves del océano del tiempo, con mariposas en el estomago y ese peso inexplicable en el pecho. Eso es juventud.

Que no se pierde, es solo que anda escondída.

© Javier Sanchez 2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s