Esclavitud, made in Spain

En esa España, en la que deberiamos votar la abolición de la esclavitud que tanto duele y no vemos.

Si, si, esa esclavitud con nomina y numeros al límite de la vida.

Si, si, esa esclavitud que demagogos y empresarios patriotas tienen atada con la cadena del hambre y del miedo, sin papel de por medio.

Los de el domingo de misa, a euro el pobre de la puerta de la iglesia y chacha de pais latino, a cuatro euros la hora de esclava, pero, eso si, con el perdon de la confesión.

La esclavitud que esa España rancia, prepotente y anacronica mantiene, con el pelo engominado, bandera patria que encinta la muñeca.

La esclavitud de esa España de trabajar 10 horas y te arriendo por cuatro, ponme un vinito y unos percebes, que ando agotado con los problemas de la fabrica.

Este pais de pandereta, de paletada de chato de vino sin levantar cabeza hasta que, en la tele del bar, empiezan los deportes, aunque hayan cantado muertos en el mar, robos por doquier y mentiras de políticos, que ni conocen, ni les interesa. Vaya golazos ha marcado Messi.

La que dice, entre aceitunas y palillos, que el inmigrante le roba el trabajo, no paga impuestos, que me han dicho que lo tienen todo. El hijo del nieto del que tuvo que emigrar a Alemania, pero no recuerda su propia historia. Ni le interesa. La bandera patria le dara de comer.

Y es que no recordamos que fuimos esclavos, allá por el blanco y negro y somos esclavos ahora, con los mismos colores.

© Javier Sánchez 2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s