Edu Murphy, “el listo”

EL CREADOR DE LA LEY DE MURPHY

Las Leyes del Murphy son una posible forma de expresar el porqué de la mala suerte que le suceda a alguien o un colectivo.

Al fin y al cabo se emplea para todo lo que nos pasa de extraño o lo que les pasa de extraño a los demas.

Se basa en una unica ley raiz. Que este corresponsal sepa.

“Si algo puede salir mal, saldrá mal.”

El pollo este, Edward A. Murphy Jr., que en realidad se llamaba Eduardo Antonio Murphy, hijo, natural de Benasque, Huesca, era un ingeniero de desarrollo que, estudio en la University of Zaragoza, posteriormente, como aquí no se comía un colin, se fue a América y comenzó con su carrera, de camarero en un burguer, de abre puertas en un Centro comercial, hasta que un día se cruzo con Héctor Figueroa López, de Albacete, otro americano de pro, que le enchufo en el departamento de experimentos con cohetes en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1949, finales de los cincuenta, por la tarde.

Así les ha ido con semejante gafe.

Este payo (Eduardo) realizaba pruebas y utilizaban un muñeco atado a una silla en el trineo donde estaba ubicado el cohete. Se escoñaban todos y no había forma de solucionar el tema temas.

Eduardo Murphy comento la posibilidad de utilizar medidores electrónicos de esfuerzo para medir parámetros y cosas de ingenieros. Tela, no se de que va, osea que me miráis la Wikipedia y hala… Que estoy cansado.

El asistente de Murphy cableó un arnés y se hizo una primera prueba utilizando un chimpancé. Sin embargo, los sensores dieron una lectura de cero. Osea mal.

Mono escoñado.

Entonces observaron que los cables habían sido instalados incorrectamente, mas concretamente al revés. Un poco gilipollas.

Según George Nichols, otro ingeniero que estaba presente, el Murphy este, para no comerse el marrón le echó la culpa a su asistente, diciendo:

“Si esa persona tiene una forma de cometer un error, lo hará.”

“yo no, que meo colonia”

Esto ultimo nunca se publico hasta hoy, que me lo he inventado.

Pero vamos que el pollo tenia un morro que se lo pisaba.

A partir de ese momento el Murphy aplicaba variaciones de “si algo va mal ira mal o peor de cagarse de la muerte.” Todo para no comerse marrones. Y que el azar o los compis se la cargarán.

A continuación las leyes o inventos antimarrones del pavo este.

Ley de Murphy (primera ley del escaqueo de marrones)

Cualquier cosa que pueda ir mal, irá mal.

Ley de Murphy (segunda ley del escaqueo de marrones)

Si una cosa puede ir mal, irá mal por triplicado.

Primer corolario de Murphy

Nada es tan fácil como parece.

Segundo corolario de Murphy

Todo requiere más tiempo del que prevé.

Tercer corolario de Murphy

Si varias cosas pueden ir mal, irá la que genere problemas mayores.

Como se puede observar esta pavo era un gafe, tremendista y pesimista. Mmmmm….., un plasta vamos. Con un morrazo que se lo pisaba. Y sobre todo un antimarrones nato.

Aquí os dejo varias leyes que no tienen nada que ver con el plasta de. Murphy, pero su base es la misma.

(Ley de la oficina)

Las fotocopiadoras solo estropean los documentos más importantes.

(Ley del tontolahaba)

Si sabes que una cosa puede ir mal y tomas todas las precauciones irá mal otra cosa.

(Ley del funcionariado)

Cualquier burocracia que se intente agilizar para ser más eficiente, al cabo de menos de un mes, sera idéntica a la anterior.

(Ley de ya mañana si eso…)

Decir que harás una cosa más adelante, es lo mismo que decir que no la harás.

(Ley de donde coño iba esto )

Si desarmas algo y lo vuelves a armar muchas veces, seguro que terminas montando dos de lo mismo.

(Ley de, vamos, no me jodas. )

Si sólo tienes un martillo te faltara un clavo. Y viceversa.

(Ley ande pollas esta)

Cada tuerca esta fabricada específicamente para que se te caiga de las manos y volverse invisible en cuanto toque el suelo.

(Ley de mecagonsuputacalavera)

Cualquier objeto pesado esta diseñado para que caiga sobre tu pie.

(Ley del jabon de Marsella)

En cuanto te metas debajo de la ducha y te enjabones. Llamaran a la puerta o sonara el telefono.

(Ley de las visitas y/o sordera transitoria)

Nunca entenderás a la primera, ni con claridad, el nombre de la persona que te presenten.

(Ley del laboratorio cabron)

Lo abras por donde lo abras, el prospecto de un medicamento siempre te estorbara.

(Ley de jodeeeerrr.!!!!)

En cuanto te sientes en el sofá, se oira una voz que diga, “me puedes alcanzar esto o aquello”, y estará lejos.

Bueno pues eso, demostrado queda que el Murphy ese lo que era, era un jeta, que se escudaba en estas pseudoleyes, para cubrir sus posibles errores por adelantado. Listo el tio. Y hace 70 años de eso.

Y nosotros las hemos adoptado y llevado a limites insospechados. Para lo mismo o para intentar explicar todas las coincidencias que nos suceden al cabo del dia. Por que son coincidencias no leyes. No nos equivoquemos. No hay nadie esperando a que hagas algo para joderte.

Simplemente es que la vida es así.

(Ley de Sánchez)

©Javier Sánchez 2019

(recopilación adaptada al medio, pos si acaso)

Anuncios

8 comentarios en “Edu Murphy, “el listo”

  1. Que sepas que vas a tener problemas con esta entrada. No has dejado la coletilla esa que diga, en el trascurso de escribir este post, ningún animal, ha sido maltratado.
    La cagaste Burlan Caster. 😉

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s