Pensamiento 120

Allende los tiempos, todos eramos seres humanos, todos iguales, hasta que un dia
el color de nuestra piel hizo desconfiar nuestras miradas.

Pronto un imbecil iluminado dijo que existia un ser superior, lleno de bondad, divino, el cual nos habia creado a todos. Y esto nos aislo en grupos realmente enemigos.

De entre los grupos fueron naciendo los que nos prometian una mejor vida, y consiguieron dividir a los grupos, que ya andaban divididos por aquel supuesto ser superior.

Mas tarde apareció uno con un saco de grano y se lo enseño a otro que solo tenia lo que le cabia en la mano, indicándole que le debía sumisión, pues si no no comería, ni él ni su familia.

Y ese fue el fin de aquella humanidad y su espiritu, que ahora anda buscando
entre dioses y semidioses, de diferentes colores, con corbata y trajes de seda.

© Javier Sanchez 2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s