No sueltes mi mano

No sueltes mi mano,
por favor, mi niña.
No sueltes mi mano,
que lleva mi alma.

No sueltes mi alma,
que se apoya en tu mano.
No dejes de mirarme mi niña
Te necesito mas que nunca.

No dejes de mirarme no me pierdas de vista.
No dejes que de nuevo
me inunde la niebla blanca.

Por favor, no sueltes mi mano.
No dejes de mirarme,
no me pierdas de vista,
no quiero volver a la ceguera.

No sueltes mi mano,
por favor, mírame
y no sueltes mi mano,
la que lleva mi alma.

No sueltes mi alma,
que se ampara en la tuya.
Sujetame a la vida, amor mio,
pues no quiero desaparecer, otra vez como un ectoplasma

No de nuevo. Otra vez ciego
No dejes de mirarme.
Te necesito ahora mas que nunca.

No dejes de mirarme, no me pierdas de vista.
No dejes que me inunde la niebla blanca.

¿Sabes, compañera de vida, ?Amo tus manos que
acompañan a las mías
como alas de ángel.

© Javier Sánchez 2019

4 comentarios en “No sueltes mi mano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s