La batalla del alba

La pura, blanca y húmeda neblina cubría el camino del inicio del bosque bajo, camino al frondoso verde y antiguo.

Desde el mismo fin de la ciudad, desde el mismo principio del bosque, asfalto y verde, cemento y árbol, una línea negra separaba el fin y el inicio de la natura y la antinatura devoradora de paisajes.

Una guerra silenciosa e inexorable se libraba cada noche, natura defendía su ancestral posición y tomaba rincones y grietas para tomar posiciones poco a poco. Cada noche, con la alianza de la cuna de la vida, ganaba terreno al negro prehistórico y a la tierra maltratada convertida en piedra.

La pura blanca y húmeda neblina cubría el camino del inicio del bosque bajo, camino al frondoso verde. Hacia el otro mundo, el antiguo, donde yacen los sueños, inicios del hombre.

Y cada día, cada mañana, el hombre, que olvidó de donde proceden sus sueños, limpia rincones y grietas. De la batalla resuelta al alba.

Pensando que hace bien. Arrancando sus sueños.

.

©Javier Sanchez 2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s