Abraza

Abrázame, abrázame hasta que pueda llorar. Lo preciso. Abrázame, abrázame, hasta que sienta tu alma.

Deja que te abrace, sólo por que quiero sentir como tu vida se une a la mía, por un instante.

Cuando abrazamos a alguien realizamos una comunión, es una de las sensaciones más agradables que existen. Pero no un abrazo de hola como estás, ni los de mentira, ni los de cumplido, aunque cada vez sean menos hasta todos éstos.

Las personas se abrazan cada vez menos, hasta tal punto que se han llegado a regalar abrazos de desconocidos, e incluso existe una tal Amma, que celebra reuniones para abrazar a gente desconocida. Increíble que se llegue a este extremo. No es natural.

El abrazo debe de ser un acto natural, una necesidad de transmitir a alguien que te importa y a quien le importas, que te alegras de verlo, de tenerlo cerca y de que te vea.

Es una caricia que te llega, y te calma y reconforta en los malos momentos, y te sube la autoestima en los buenos.

Abrazar a alguien es algo íntimo, es un acto de amor, es un regalo, es un estoy aquí y sé que estás ahí. Es el antes de mediar palabra, es el después de la primera mirada, es un escalofrío que te recorre toda la espalda hasta llegar al alma.

Abraza a quien tú quieras y te apetezca. La vida va pasando y las personas no sienten, solo pasan por la vida, sin ver nada de lo que sucede.

Abraza,… no hay mejor medicina.

©Javier Sanchez 2019

3 comentarios en “Abraza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s