Tóxica

12022604_1488928528074299_5233200466475857279_o.jpg

Acaba con tu paciencia, te debilita, te absorbe la vida poco a poco, hasta hastío. Debes de ser muy fuerte cuando alguien así cae en casa.

Las personas tóxicas, son individuos que no han madurado emocionalmente, son inseguras y profundamente egoístas. Estas personas necesitan estar cerca de su víctima para establecer el vínculo, que se convertira en una relación vampírica, pues la víctima no se dará cuenta hasta que sea demasiado tarde. Esta relación les permitirá abocar todas sus frustraciones sobre su compañía.

Son cínicas, desde el mismo  inicio. Sutilmente contactan contigo y es posible que tarden años en entrar en una vida, ordenada, normal, más o menos interesante, pero tranquila. La palabra concreta y cuasi definitoria de su procedimiento es atosigar o intoxicar… desde un principio y hasta el final de la relación. Llenas de miedos, procedentes de relaciones insatisfechas y de comportamientos inmaduros. Controladoras hasta el extremo, intolerable.  Y los mensajes que transmite son siempre de desolación e inseguridad. Se sienten  víctimas de todo y de nada, pero, en cierta manera,  te lo escriben a tí, a ti que les das tu apoyo, que le has brindado tu confianza y les has abierto las puertas de casa. Les das seguridad y te devuelven miedo.

De esta manera sutil, convierten a su compañía en un campo de descarga, terapia unidireccional y que sobre todo, les sale gratis.

Estas personas arrasan los límites de la libertad de su compañía. No tienes libertad, para nada, si enfermas, siempre tendrán algo que les duele más de lo que te duele a tí. Método para no perder protagonismo.

Solo ven los defectos de su compañía, viven solo y únicamente para ello. Utiliza la parte negativa de cualquier evento social o privado para inclinar la nivelar la balanza a su favor, y así ocultar y/o compensar sus propios defectos y sus propias y letales inseguridades.

De esta manera se sienten mejor consigo mismo.

Acostumbran a no aportar nada o casi y lo que aportan o es negativo se va convirtiendo en negativo con el tiempo.  Basta con que no te guste algo para que insistan en ello… ejemplo muy típico de estos tiempos actuales, si no te gusta ni escribir, ni leer el, por ejemplo, WhatsApp, sólo te  enviará mensajes de WhatsApp,. Si envía mensajes… si contestas…malo si no también, y contradiciéndose  o no queriendo entender que lo que quieres es hablar directamente, en persona.

El agotamiento físico y psicológico de la compañía es realmente palpable, la víctima siente que se consume su energía y alegría, y le invade episodios de tristeza porque todavía no se ha dado cuenta de lo que sucede

Y es cuando después de estar con alguien nos sentimos estresados, frustrados, con una negatividad asombrosa o en su defecto sentimos alivio cuando nos quedamos solos, estamos ante una persona tóxica para nosotros.

De vez en cuando hacen cosas por su víctima, pequeños favores que esconden un interés personal y que suelen cobrar en algún momento futuro

(“yo te hice este favor, ahora te toca a ti”).

Son personas asfixiantes que presionan a su víctima para que haga cosas que no le apetece, sobrepasan continuamente sus límites para comprobar hasta dónde pueden llegar y esperan que esa persona esté siempre dispuesta a ayudarles en todo lo que necesiten.

Casi nunca asumen su responsabilidad y culpan de todo a su víctima o a circunstancias externas. Desahogan su frustración, tristeza y pesimismo en la primera presa accesible que encuentran, sembrando dudas sobre sus aptitudes e incapaces de apreciar sus logros, emitiendo juicios con insistencia y desdeñando los sentimientos de su víctima sin escucharla ni ofrecerla apoyo emocional.

Hasta que la víctima encuentra un apoyo. Es entonces cuando la persona tóxica aprovecha la bondad para evitar el alejamiento. Y así mismo, evitar el descubrimiento de su modus vivendi.

Total, que la confusión producida  llega a ser total y sobretodo la comunicación  valida, inexistente. Detectarlas a tiempo es básico, aunque, es difícil anticiparse.

 

 

© Montse Admetlla & Javier Sanchez 2019

 

Anuncios

7 comentarios en “Tóxica

  1. sí, Javier, esta gente nos rodea y son más de que podemos imaginar ya que su patología tiene grados y niveles. liberarse de ellos es un enorme lío, ya que te culparán en de todos los pecados posibles y uno debe ser realmente fuerte para no caer en su juego. a lo largo de mi vida he tenido “amigas” y “amigos” así que aparentemente viven únicamente para hacerte sentir miserable. pero si trates de escapar, te conviertes en sus enemigos. sin embargo, de mala o buena manera, es mejor eliminar esta gente de nuestras vidas. Buen resto de semana y una vez más, qué buen tema para compartir.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s