El experimento

Me comentaron que un estudiante a monje Lama, Jose Mari, de Albacete le pregunto a su maestro.

-“Maestro ¿A qué situación le tiene más miedo la gente?.

Dos horas después, el Lama estaba en trance, roncando como un caballo desbocao.

-“A la oscuridad, estimado estudiante.”

Lama Yuan Yaai

Y creo que es muy cierto, en ella viven nuestros miedos y duermen nuestros secretos. Descansan nuestras batallas diarias, en un rincón, esperando el día. Mientras el alto el fuego diario nos deja dormir.

En ella no nos sentimos cómodos, nunca, es un sentimiento ancestral, la oscuridad no es nuestro medio. Nunca lo fue ni lo será. Siempre ha producido miedo, inseguridad y sobre todo, golpes en el pie con la pata de la silla.

Hay un experimento muy acreditado, lo ley en una revista científica, creo, “Que me dices oyes” se llama, y decía tal que así:

“Probad a apagar luces, y dejar en silencio toda la casa, si es posible. Al mínimo posible.

Y sentaros, es la manera más cómoda y segura. De pie se sufre más. Y esperar acontecimientos.”

Os lo aseguro. Estas más expuesto. Lo hice. Y…. experimente lo siguiente:

Al momento el cerebro comienza a acelerarse, estado de alerta, y los sentidos se acentúan asombrosamente, como consecuencia de lo mismo, el ritmo cardíaco se acelera poco a poco, sin problemas, pero se va acelerando. Lo notas.

Y comienzas a “oír” el sonido de la circulación de tu sangre, empiezas a oír ruidos que antes no oias. La sensibilidad de tu cuerpo se acentúa de forma asombrosa. El bello de tu cuerpo es sensible a cualquier movimiento del aire lindante y circundante tu cuerpo.

El cerebro comienza a captar cosas, empieza a procesar cosas incomprensibles, cuestión de la aceleración cardíaca y la hiperoxigenacion del cerebro. No es que te vuelvas más listo, o tengas superpoderes, no os hagáis ilusiones.

Hasta que llega el momento, en plena locura sensitiva, que sientes que algo pasa por tu lado, mueve el aire y el bello del brazo lindante se eriza, y la piel. Y ese algo se sienta a tu lado.

Esa sombra oscura, que estaba oculta en la oscuridad, que surge de los más profundo del abismo, o algo así… En lo mas profundo del miedo, esto último si es acertado.

Y todo tu ser entra en lo que se llama pánico, te levantas como un resorte a encender la luz, nuestro moderno y amado medio. Y te giras poco a poco a ver que es lo que te ha aterrorizado.

Y mi hijo te dice.

– Hola papa, que haces aquí a oscuras?? Hay leche.???

Así es el miedo. La oscuridad. Asi es el cerebro y así es el cabrón de mi hijo que se ha sentado a mí lado, en pleno ataque de experimento, sin decir nada, como un puto ninja.

Esto es lo que se ve en la oscuridad

©Javier Sánchez 2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s