Soy un Runner que te mueres.

Ayer se me ocurrió la luminosa idea de apuntarme a una carrera, de 10 km, 10 kilómetros, no me lo puedo creer, pero lo hice.

Hasta los cojones de que todo el mundo que me rodea, corre. No os habéis fijado, todo el mundo corre, hace maratones, medias maratones (que yo creía que eran unos pantis de esos, pero no, son 20 km, ignorante), las de 10 kilómetros y las de 5 kilómetros, las de los mataos, según los runners.

Primero vamos a hablar de los anglicismos.

Runner: Ósea dicho en el idioma de la Britania, en el de la reina madre, la de la ginebra con magdalenas (muffins, ahora se llaman así) pero en español es Corredor, lo de runner, lo de muffins, no.

Es que es lo malo de nuestro idioma, que tiene muchas acepciones, corredor de bolsa, corredor de sillas, corredor de seguros, corredor porno (este es jodido, pierdes mucho liquido), etc…, pero vamos Runner. Joder, pero si es más fácil decir corredor, o lo que antes era, el tontolchandal.

Pues nada me dirijo a una macro tienda de esas de deportes y me dirijo al primer tío raro que trabajaba por allí y le dije necesito consejo y que me equipes.

El chaval casi se desmaya, supongo que en su fuero interno (que no se lo que es pero todo el mundo lo pone) dijo, de esta cubro ya todo el mes, con el viejales este.

Y nos encaminamos por los bellos parajes de la super mega tienda.

Primero el calzado, el calzado es la rehostía, hay un millón de modelos y a millón cada uno, eso lo primero, y segundo, como seas un poco delicado, ya te venden un calzado por si cargas mas a la izquierda o a la derecha.

Eso me paso en una anécdota con el chavalín vendedor, de la tienda que no quiero decir el nombre por no liarla. Que os la voy a contar queráis o no, ya que el que escribe soy yo.

Pues eso, en DECATHLON, el chaval me ofrece una runners shoes sportives (bambas pa correr), yo le dije, que sí, que eran muy chulas, y el precio un atraco, pero vamos que ya que estaba allí y me sobra la pasta (mentira), pues quería probármelas.

El dependiente muy majo, me dijo.

– Usted para donde carga.

Me dije, el pavo con toda la cara llena de granos me está vacilando. Y le dije en tono gracioso.

– Pues depende, por la mañana para la izquierda, pero si la tía esta buena, es que ya no la controlo.

El dependiente, casi le salta el acné, se puso colorado como un tomate, y me dijo

– No señor, me refiero para donde carga usted al correr, con la pierna izquierda, con la derecha?

– Aaaaah? – yo quería morirme, que ridículo, aunque me estaba partiendo el culo por dentro, pensando, Javier, cada día estas peor

– creo que a la izquierda…. también.

Y el chico, me saco unas zapatillas, de doscientos colores, con bolsa de aire, refuerzo bilateral y posterior, almohadilla plantar y en el talón para impacto. Total 210 euros. Vamos unas bambas diseñadas por un politoxicómano con una mala tarde.

Me cago en todo, venga ponme las dos – inmediatamente pensé que menuda gilipollez acababa de decir- pero bueno ya lo había dicho y el chico se había reído.

Ahora tocaba, la camiseta térmica o sudadera o técnica o cualquier otro invento. O como coño se llame.

Vamos una camiseta de toda la vida, pero de color fosforito. No había ninguna de un color para gente normal, todo eran colores paraniocoesquizoides. Me pille una, la más grande y aun me hacia unas lorzas que parecía una sobrasada de Mallorca (preciosa isla ande las haya).

Treinta euros la puta camiseta, claro que es de marca. Raros o más marcas, pero el caragrano, me dijo que eran lo más. Y yo me decía, – con esto no hago ni doscientos metros, si no me llega la sangre al cerebro – . Pero me la compre con dos cojones.

Bueno pues ahora un, pulsómetro, un reloj, un GPS !!!! (Que yo pensaba, coño si voy con más gente, como me voy a perder) y todo en el mismo aparato muñequero. 300 euros y un tocho de libro que te cagas, para las instrucciones de manejo. Le dije al chico, el domingo tengo una carrera, no sé si me va a dar tiempo a poner esto en funcionamiento. El muchacho me dijo tranquilo es muy fácil.

Me coge el reloj y en 4’30’’ me explico todo, evidentemente yo me quede igual. Peor que igual, no me enteré de nada, pero bueno, ya tenía un superpeluco de esos que todo el mundo lleva. Que no vale más que para mirar la hora.

Ah !! Y tiene altímetro!!

Después uno pantalones, pantalones ¿?

– Eso son mallas de ballet ¿no chico?

El chico me mira a como si fuera un marciano, y yo a él también. Pero es que eran unos negros, que me marcaban paquete (a la izquierda), pero, oye, mallas al fin y al cabo. Y le dije al chico.

–Oye tu estas seguro que esto se lleva para correr, o para el día del orgullo gay, no me estarás vacilando, que te meto un mascao que te caes tres veces al suelo..

Y me dijo que no, que es lo que hay que llevar. Es lo que se lleva y han inventado. Me dije, pues bueno vale, si lo dice este, será así.

Ahora unos geles o pomadas garras de esas, de azúcar, una mierda asquerosa, que leí de que estaba hecho y si no estabas licenciado en químicas no lo entendías. Pues nada dos paquetes de geles. 30 euros más.

Hasta ahí llegue y le dije, mira me llevo esto y creo que ya tirare con ello. Hala casi 700 euros en ropa y utensilios. Manda cojones. Y me olvide los calcetines. Me los. Comprarle en los chinos, a peso.

Nada guarde aquella fortuna en una caja fuerte de mi banco y me fui para casa más contento que unas pascuas (que nunca he entendido esta frase, pero queda bien).

Y llega el día de la carrera, 10 km, “CURSA SOLIDARIA PARA LA CURA DEL ACNÉ JUVENIL Y LAS CRISIS DE CASPA”, yo estaba nervioso, me dije, – cálmate Javier que te va a dar un infarto antes de empezar la carrera – .

Y yo es que veía a tíos que estaban calentando hacia una hora por lo menos y me decía, – coño con lo que llevan corriendo ya habrían llegado a meta – . Y paso un chico y me dijo

– es mejor que estire, sino luego vienen los problemas

Le dije

– gracias es verdad, ni puta idea tenia. Estirar? Si mido 1.78,¿ que hay que ser más alto?

Pero ya lo dice el refrán chino “Ande fueles, haz lo que vieles”, y me puese a imitar a los que parecía que sabían o a los que tenían más cosas colgadas del cuerpo, relojes, cacos, ipods, walkman (ese era yo, por eso todos me miraban y no sabía porque).

Me pongo a estirar y a calentar corriendo parriba y pabajo, joder y ya estaba reventado, digo, resoplando,

– joder y todavía no ha empezado la carrera. Me voy a morir.

El gilipollas del locutor, unos gritos, unos VEEEENGA CHICOOOOOSSS Y CHICAAAAS , a correr quedan 3 minutos!!!!!!!!!

Me estaba poniendo como una moto, me dije voy a subir ahí arriba y le voy a decir, que ya sabemos a que venimos coñoooooooo!!!!!! No chilles Tantooooo!!!!

Y, de pronto, empieza la carrera, me empieza a pasar gente dando codazos, empujando, incluso insultándome, y yo me decía, coño si a esto he jugado yo, parece rugby.

Pues nada yo a mi paso, Km 1, bien, km 2 bien. Km3.5, oía que la gente aplaudía, y yo me ahogaba, me dolía hasta el mega reloj, que por cierto no lo había podido poner en solfa. Km4, yo quería morirme, me iba a los lados y decía – tienes un arma??.

Me dolían las piernas. Los brazos. Solo veía muchas camisetas de colores, joder parecía que nos atacaban los marcianos y todos mirando el reloj y yo me decía – Habrán quedao. Pa que se apuntan si quedan tan justo.

Seguí como pude y llegue al Km5,…. y ya el de la ambulancia me dijo que…

– Que chico, como lo llevas, ya estas mejor? Vaya susto nos has dado, se te ha ido la cabeza, te has puesto a darle besos a una vieja y a quitarte los pantalones. Y decías:

– Idiota, cargo a la izquierda, a la izquierdaaaaaa!!!!

Y te caíste en una maceta de la calle. Por eso te falta un diente.

Vaya tela y que vergüenza…. en una ambulancia y vestido de amarillo jilguero… Con mallas…. Por favores.

Y así fue mi primera carrera, una pasta, bese a una vieja, enseñe el ciruelo en plena gran vía y me caí en una maceta,rompiemdome la piñata.

Me parece que lo voy a dejar, hay cosas mas divertidas. Hablar y tomar una cerveza.

Así me lo paso pipa

© javier sanchez 2019

Diciembre, antes de Navidad.

11 comentarios en “Soy un Runner que te mueres.

  1. Muy bueno, yo que corro y tengo más de 700 cacharros en el armario… Y 16 zapatillas, una de cada pie… Toda la razón te doy… Lo mejor el tercer tiempo… Hay más posibilidades de llegar a fin de mes… Te has saltado el precio de la carrera… Curaban el acné a medio mundo, no?

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s