De la vida y otras cosas

Me paro a pensar y pienso en la manía humanoide de perseguir de la vida y en aquello que se considera imprescindible para subsistir: «Tener una buena vida» y en mi humilde opinión concluyo que no, es un error esa definición, lo «de la buena vida» me refiero.

Tener «una buena vida» parece que es un asunto cuasi básico, una meta que alcanzar a toda costa, imprescindible. Pero… ¿Que buscamos realmente en la denominación de origen de: » la buena vida».?

Pues, oye, puede ser que un casoplon enorme, con enormes campos, donde correteen leones, caballos, búfalos y los otros caballos a rayas, un casoplon de esos que hay que llamar a emergencias por que una mala noche de juerga te has perdido dentro. También tener un barco de 50 metros de eslora, aunque no sepas nadar, ni tú ni la tripulación, ni nadie, además es que te gusta el mar, ni el pescado, Ninel marisco. También hay que tener un súper coche que alcanza los 300 km hora, que se detiene, como todos, en los semáforos y al lado de un Dacia Dandero, aunque, la verdad es que, aunque alcance los 300 kmh no puedes pasar de 120, y en ciudad a 30. Hay que incluir en el lote ir a restaurantes con nombre raro, cocinero raro y comida para gente rara, todo ello a un precio raro (caro), que siempre te quedas con hambre de comer algo para terrícolas. También es básico, según parece, tener dinero a raudales, que no se lo que es lo de raudales, pero siempre lo ponen los que saben escribir. O sea, tener un nivel de vida que no entiendes pero te dé igual.

Y la verdad es que, posiblemente, no precisas todo eso, oero eso dicen, que es lo ideal para «tener una buena vida» según indican los gurús ricos que han crecido «trabajando», lque son los mismos que dicen «que se han hecho a sí mismo» autogenesis o tonto formación, vamos pisando cabezas y destrozandolo todo a su paso. Mala gente.

Es que… oye, en mi opinión, eso no es la buena vida. Eso no significa vivír una buena vida.

En mi inmortal y humilde opinión, la vida, la vida en su esencia pura, ya es buena vida y simplemente porque es vida, los matices, los de sufrimiento, alegría, llantos, risas, decepciones, triunfos, orgasmos, mala gente, buena gente y demás hierbas venenosas ya van, e iban, en el paquete que nos vendió la comadrona nada mas salir de aquel sitio tan calentito y oye, que nadie se de por sorprendido que lo primero que nos hacen nada más salir de allí es meterte un guantazo en todo el culo. Gran aviso de la que se avecina.

Y es que nadie nos dijo que esto de la vida sería algo fácil, lo se, lo se, ni tampoco tan difícil, no me jodais el texto ahora. Pero es vida. Y esto no es conformismo. Es coherencia o si me queréis tocar mucho las narices admiro coherencia conformista, nooooo, es normal, no lo admito, es coherencia. Y sé, porque lo sé, que no me hacéis ni puto caso porque lo digo yo, si esto lo dice un psicólogo-sociólogo con gafas de pasta, barba de chivo loco, hablando despacio y fumando en pipa, os lo creéis. Hay que joderse.

Hay otra cosa, antónima, que no es vida, es la no vida, pero no tengo conocimiento de ella, nadie que haya ido, estado o paseado por allí me lo ha contado. Algunos dicen que si luces blancas cegadoras y bellas, que no lo entiendo, si son cegadoras como sabes que son bellas, que si ángeles con túnicas blancas y si es invierno con abrigos NORTH FACE, que tambien ves a tus familiares, amigos, enemigos, joder tiene que estar aquello petao de gente. Pues eso, todo son vaguedades y cosas extrañas, que uno que se haya fumado cuatro porros te lo explica igual… y si has fumado tú, te lo crees. Pero si fuera así, la verdad es que no lo cambio. A lo mejor ser etéreo es chulo, lo debe de ser, porque como yo estoy gordito, pues debe de molar eso de pesar poco, pero va a ser que no.

Y es que nos empeñamos en vivir más de lo que la vida nos da o simplemente permite. Pienso que hay que calmarse, observar y escuchar, sino llegará un momento que ella nos pasará la cuenta y nos lo dirá, y la verdad es que siempre será tarde. Tenemos que vivir, no que nos vivan.

Porque no entendemos, la verdad es que sólo escuchamos para contestar o para hacer algo, lo que sea, porque si y no se trata de eso. Así no es. Hay personas que no viven la vida, la vida les vive, y eso es antinatural. Es anti vida.

Cubrámonos con la calma dejemos que las cosas sucedan, abramos los brazos y que nos pasen por los lados. Que nos acaricie el cuello al pasar y nos deje ese perfume tan especial que hay que aprender a reconocer. Seamos tranquilos o llegará un día que digamos la famosa frase.

«Hace cuatro días recuerdo que estábamos aquí, y ahora, ya se me acaba, ya ha pasado media vida, ¿tu te das cuenta?»

Es un espanto no saber lo que te ha sucedido en media vida. Hay que espabilar con calma y ánimo que aun queda otra media.

Hala, chicos y chicas a pasarlo bien. Un besito a todos menos a uno.



©Javier Sanchez octubre de 2021

8 comentarios en “De la vida y otras cosas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s