Diálogos extraños

El niño estaba en el comedor estudiando física quantica aplicada a la cocina moderna y le pregunta a su padre.
– Oye papá, ¿que significa huraño?
El padre que estaba, en su sillón, “ocupadísimo” viendo la tele, le contesto
– Te voy a contestar con mi educación y sabiduría innata de hace ya tiempo. “Huraño” es una unidad de tiempo.
– ¿Eh? ¿Seguro papá?
– Que si, coño. Te voy a poner un ejemplo:
“Desde que tú madre y yo no separamos hace huraño que no he follado ni una vez.”
– Ah… bueno, pues vale. Y… oye, otra pregunta ¿Y estaño?
– Buena pregunta, pues hijo de mis entrañas, estaño va a ser que tampoco.
– Vale papá, cuanto sabes.
– Lo sé hijo, lo sé…

© Javier Sánchez enero de 2021

Diálogos extraños

– La verdad, Luis Fernando, es que hay algo que no entiendo en esta vida.
– El que Javier
– Pues no entiendo a la gente, a esa que estudia derecho y luego estudia criminología
– ¿Y eso? ¿por?
– No se, es que luego no matan a nadie, ni atracan bancos ni nada. No sé, es un poco como perder el tiempo así por asin. ¿No?
– ¿Eh? Pues si, no sé. Javier, estooo…. hoy no te has tomado la medicación ¿no?
– ¿Eh?
– Nada, nada.



© Javier Sánchez enero de 2021