Con Franco se vivía mejor. Hizo muchas cosas de bien. (Silencio)

A LOS PALETOS ANACRÓNICOS DE ESTÁ ESPAÑA , QUE VIRA HACIA LA IGNORANCIA HISTÓRICA.

“A los que aún piensan que Franco hizo algo bueno.
Esto es lo que le importaba la vida de los españoles.

Franco creo la Seguridad Social y construyó pantanos, introdujo las vacaciones pagadas y demás propaganda. Mentiras.

LA SEGURIDAD SOCIAL, COMIENZA EN 1.883.

“Es en el año 1883 cuando se crea la Comisión de Reformas Sociales, organismo que se encargó del estudio de cuestiones para la mejora del bienestar de la clase obrera. Ya en el año 1900 se crea el primer seguro social, la Ley de Accidentes de Trabajo, y ocho años más tarde, en 1908, se crea el Instituto Nacional de Previsión, donde se integran las cajas que gestionan los distintos seguros sociales que van surgiendo.

Poco a poco, se van añadiendo una serie de seguros sociales: en 1919 el Retiro Obrero, en 1923 el Seguro Obligatorio de Maternidad y en 1931 el Seguro de Paro Forzoso.”

LAS VACACIONES PAGADAS:

En el artículo 56 de la Ley de Contratos de Trabajo de 1931 (Segunda República) se establecen siete días de libranza sin perjuicio económico.

LOS PUTOS PANTANOS,

de los que tan orgullosos están algunos:

En el año 1933, en plena Segunda República, el ingeniero de caminos Manuel Lorenzo Pardo en el Plan Badajoz del año 1933, redacta el Plan Nacional de Obras Hidráulicas, que es el punto de partida de los pantanos y que ya incluía trasvase de aguas. Obviamente, estos planes fueron paralizados durante la Guerra Civil y Franco los retomó.

Los pantanos los construyeron los que estaban en contra de Franco con sus vidas.

Lo que si nos dejó el enano cabrón y sus secuaces es un banda de descerebrados, ignorantes, anacrónicos paletos, que todavía creen en la España sagrada de hace 600 años.

Hay que estudiar más, la cultura y el estudio de tu pasado es el enemigo del fascismo.
.

.

©Javier Sánchez 2018

Fuente de parte del texto.

Candy, en Facebook.

Anuncios

Miga de pan y rayas azules

Una miga de pan y un áspero vestido de rayas azules.

El destino de huir de su país, del final de una guerra de hermanos.

Buscando la libertad y quitarse el miedo. Perdidos entre el futuro y el miedo.

Niños, mujeres, hombres, con el miedo en el alma y mirando hacia adelante, pues hacia atrás fue imposible.

Y caer en las garras del demonio, en el hambre, en la muerte diaria, cotidiana, padres, madres, hijos.

Juan, Carlos, Jacinto, Martín, Luisa, Alberto, Vicente, cambiaron nombres por números. Su nombre por la sombra de la parca, que se sentaba cada noche en la litera.

Una miga de pan y un áspero vestido de rayas azules.

Los españoles que murieron, aunque sobrevivieran, en los campos del infierno nazi.

Los españoles que los españoles nunca supieron de ellos.

Una miga de pan y un áspero vestido de rayas azules.

Va por vosotros. Por todos.

© Javier Sánchez 2018