Pecados capitales 3-8

3- Pereza.

Nombre, femenino
Del latín. pirita. (¿?) ¿pirita?, ¿pero pirita no es una piedra? Eso me chivaron en el cole en un examen. Oye, que yo creo que, a veces, se lo inventan.

Para más abundar, diversas definiciones de pereza o explicaciones y esas cosas:

– Negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos obligados a hacer. O eso dicen.

– Flojedad, flojera, “quecansaostoy”, descuido o tardanza en las acciones o movimientos. “Es que no puedo con lo mio..”

– Vago, tirao, político.

– Grupo musical.

– “Ya mañana, si eso.”

– Yo mismo.

Ya esta ¿eh? que esto cansa. Me voy a estirar un ratillo. Joder que pereza.

.

© Javier Sánchez 2019

Pecados capitales 2 – 8

2 – Gula.

Nombre, femenino
(del latín: gula)

(del griego: gula)

(del germánico: Gulen main Fürer)

Relacionado con gluttiere, y que significa tragarle. (¿?)

No lo entiendo, pero vale, si ellos lo dicen. Yo es que esto de latín y las lenguas muertas, como el inglés y todo eso, no se me da bien.

La gula es una enfermedad-pecado, que de cabeza que vas al infienno. Es el ansia de papear y privar como si no hubiera un mañana. Ni un pasado mañana. La verdad es que es casi como la lujuria pero comiendo otras cosas.

Ya en la época romana se tuvieron que inventar los Bufetes Libres, “Bufetum Liberi”, menús a 2 sestercios. Esto negocios afloraron gracias a que el emperador romano Carlos César III “El ensalada”, por cierto inventor de la salsa cesar, tambien era un tragaldabas de mucho cuidado, el tio salía mucho de noche, y tuvo que crear la famosa y ya mencionada cadena “Bufetum Liberi”, todo un éxito gulero que ha llegado hasta nuestros días.

Hay que tener en cuenta que la gula y la lujuria, son muy parecidas, a veces se mezclan, no se, ves a tu compañera comiendo una butifarra así como si se acabara el mundo, y te pilla la lujuria y montas un pollo como en “el Cartero siempre llama dos veces”, la escena esa de la cocina.

En la historia de la humanidad hay muchas menciones al pecado gulero, uno de ellos es un pasaje o versículo de esos, pero no de la biblia sino del Corán. Es un anónimo; se tiene la creencia que es de un chino que contribuyó a terminar las tapas del Corán y escribió el versículo este sin que nadie se enterara.

Dice así:

“Es comel por gula; entlegalse a la gula; que le domina la gula, estal peldido en holizonte del himalaya y cogelme mucha gula, pol delante y pol detlas. Ala es glande.

11.22 del chino”

(no me preguntéis, ni puñetera idea de lo que significa)

La gula también es un pescao que parecen gusanos de esos que anuncia por la tele el Karra Elejalde. Pero son del norte.

Y eso, que oye, que me voy a dormir.

© Javier Sánchez 2019

Pecados capitales – 1 de 8

INTRODUCCIÓN AL TEMA ESTE

A tener en cuenta que en los pueblos no sucede, estos pecados sólo suceden en sitios como Madrid, Barcelona, Bilbao, etc, en Valencia, bueno ahí más. Más que nada para que os orienteis, no sirve de nada la información, pero así relleno espacio, y parece que se escribir. Aunque no lo haga yo.

NOTA DEL AUTOR:
Emmm… No me acuerdo ahora. Luego ya si eso os lo digo. Vamos allá

95c9b41fb0554906a39740df5c190df5.jpg

Mi tia Lujuria, si, si, le pusieron ese nombre

1- Lujuria.

Nombre, femenino
Proviene del latín luxus: ‘abundancia’, ‘exuberancia’ o ‘lujo’.

Ubicado en el marco de la moral sexual, es el deseo sexual desordenado e incontrolable, oye, lo de ponerte como una moto cada cinco minutos. Vamos lo que viene siendo, perder los papeles, o el “sentío”, como dirian mis paisanos andaluces.

Es considerado un pecado muy pecadoso y malo de la muerte, y catalogado en 9 sobre 10 de ir al “infienno”, y si no eres creyente también, aquí todos iguales. No hay salida.

También existe un sentido de la palabra no sexual de la lujuria que se refiere a un deseo apasionado de algo. Pero vamos que todos sabemos de lo que hablamos. De la lascivia, que va por ahí también, derroteros similares, tal cual que lo mismo que la lujuria, es el apetito o deseo excesivo de placeres sexuales. Oyes, el/la salido o salida de toda la vida. Tampoco hace falta ahondar tanto en el tema.

Actualmente es considerada por el Colegio de Psicología de la Antártida, como una enfermedad psicológica, como todo lo bueno que nos pasa. Manda cojones, ¿no os habéis fijado?, si hay alguna cosa de estas que es buena, como la adicción a la ensaladilla Rusa, ya la declaran enfermedad mental. Pero con su tratamiento y todo. Que te cuesta un cojón u ovario. Nunca mejor dicho. Que bien que encadeno las cosas, joder. (perdón)
Ah si.!!! Lo de NOTA DEL AUTOR, que vamos, que todo es aplicable a los dos sexos, géneros. Vamos que no vamos a andarnos con pijadas a estas alturas. Que ya somos mayores y nos sabemos la tabla de multiplicar. Que hablamos de ambos dos. No vamos a ir con el de todas y todos, todos y todas.

Nota aclaratoria y/o apunte aclaratorio sobre la lujuria. Hay lujuria activa y pasiva, me explico.

Lujuria activa, es eso que pasa desde los 17 años hasta los sesenta y algo, salvo excepciones de la naturaleza. Que te comes hasta las piedras con mostaza, Y… te da igual ocho que ochenta (no me refiero a la edad, es una frase hecha).

Lujuria pasiva, es la de los sesenta y algo hasta los ciento cincuenta años, ya, si eso, es que vamos, que difícil es, de obra, aunque no imposible de pensamiento. Y no comes piedras.

Abundando en el tema que abordaremos por capitulos, de hoy en veinte años (yo voy lento) sobre los pecados capitales y sobre su origen, se tiene conocimiento (poco) de que procede de una gente, que no personas, que antaño iban vestidos de batman van vestidas de negro casi siempre y un collar blanco, mas conocido como alzacuellos, que son los que inventaron este octologo (¿se escribe así?) pecaminoso, pero que ellos se lo pasan por el arco del triunfo. Ya me entendéis. A dios rogando y con el mazo dando.
Pero vamos, que en opinión del que me ha escrito esto, yo no, yo no escribo nunca, la lujuria y la lascivia, es la sal de la vida. Sana y divertida, si se lleva bien y con la medicación pertinente. Pero vamos que no lo digo yo ¿eh?. Yo solo escribo, bueno, él.

© Javier Sanchez 2019