No sé puede explicar el cielo.

Las palabras que acompañan al viento. Entre los trigales y flores. Que me llaman en la luna clara, mi dama.

Y los susurros que se arremolinan al bies de tu enagua, princesa mia.

De sombras entre lunas los besos suaves, robados al gesto, de ojos ciegos, sintiendo la suave respiración de tu aliento, tan cerca, tan cerca, que pierdo el sentido del tiempo.

Y tiembla mi pequeño cuerpo, pequeño mortal ante el aliento de azahar de tu boca.

De mis manos que te buscan en la clara luz de luna, buscando el terciopelo de tu mejilla, y asi, mi vida, hallar el cielo de tu boca. Y besarte a sabiendas que tú eres la luz de la luna.

Sentir tus susurros en mis oidos, como el aire entre las manos de los árboles. Tu abrazo cálido, que funde mi cuerpo con la tierra que piso.

La sabiduría de tu cintura y tu silueta que se pinta en mi cuerpo
y muero, muero de amor inexplicable, porque no se puede explicar el cielo. No se puede.

© Javier Sánchez 2019

Anuncios

A tu espalda

La distancia nubla mis sentimientos,
oceano que nos separa, pero ¿sabes?
cada noche vuelo junto a tu espalda
para sentir tu alma, y cierro los ojos.

Tu piel en mi piel, sucumbo a la calma
de tu respiracion, suave y susurrante
como una cancion de amor, canto de gorrion.
Acaricio tus manos, para sentir lo que sientes.

Cada noche mia, cuando sé que ya te sorprendera el dia,
me sumergo en mis sabanas, buscando el sueño perfecto.
Ése donde siento tu respiración en mi cuello,
mientras me abrazas por la espalda, suave dulzura.

Y me quedo quieta, esperando el momento anhelado
en el que al girarme, encuentro tus labios
frente a los mios, divino instante
cuando me besas con suavidad de terciopelo.

Autores
© Viviana Lizana Urbina y Javier Sanchez Lopez 2018

Hasta la noche

Es cuando la luz de la mañana,
aterciopela tu piel, divino tesoro.
La que dora tu pelo a bello trasluz.
Y tus dos luceros me miran.

Y a pincel el sol, pinta tu sonrisa,
cuando cruzas la puerta de casa,
girando tu bella cara, me miras
sonriendo un hasta luego

Un beso con tu mano de ángel

Queda el perfume de tu ausencia
en nuestra almohada, en mi alma.
Y deseo, deseo ser tú el día entero.
Para no perderte hasta la noche.

©Javier Sánchez 2018

ASL

Ella es una locura escondida,
fortaleza y sonrisa
Nunca abandona la vida,
pues la ganó, en una apuesta.

Ella, a veces besos de mañana,
sin pedirlos, es como un juego.
Ella, a veces besos desde ventana,
con mano en boca, desde la puerta

Está mujer, de mirada suave, profunda
Bailes de despacho, bajo luz blanca
Miradas lejanas, sin vistas de envidia.
Por su sonrisa. Que les den a todos.

A todos.

Amiga perenne, enemiga inocente
Diálogos de besugo matinales
Finales de risas, de camino a casa
Por la tarde, risas entre letras.

Entre andamios y farolas.
Amiga, amiga de vidas separadas
De ideas unidas, por vitales hilos
Uniones de tiempos y sorpresas

Desde antaño cerca, el uno del otro.
Toda una vida sin saber, el estar al lado
de una existencia y causalidad.
Que nunca, nunca será piel con piel.

De un septiembre, después de años.
De una mañana y de un café
De lavanda, violetas y Mercedes
De colores iguales, de pinturas.

Imposible estar juntos, no ha lugar
Ni separados, el hilo rojo, fino.
Una década de vida, distancia
distancia del uno al otro
Infranqueable esa barrera vital.

Pero… Risa segura. Ojos verdes
Apoyo vital, lagrimas, sonrisas
Problemas, soluciones, cervezas
Consejos, frenos mutuos impuestos.

Nunca estaré junto a ti.
Pero si al lado, viviendo lo tardío.
Asi es la vida con Ana, al lado de Ana.
De mi amiga Ana. Lejos, pero cerca

.

©Javier Sánchez 2018

Mi tierra, mi historia.

Aro su tierra, espejo de mi piel.
Hasta el linde del sol
Perfume a tierra caliente
Sudor recorriendo mi frente

Lucho al alba, entre dolores
Huesos y carne dura, por vida
Ventana al tajo, allá lejos
Ahora voy, dame aire.

Por la cabañera, cielo sin luz
Camino, camino, lucera y yo
Los dos hablando de nosotros
De esta vida, arena en pecho


El señor ya se levanta a mi vuelta
Perfumado de jabones y aceites
Yo a mi palangana, y mi trapo
Y Maria lavando lo blanco.

.
Maldita suerte de ese hombre
Entre jabones, y ropas blancas
Sin palabras, sin historia
Porque yo poseo su historia.


De lo que viste, de lo que ve
De lo que come, de su vida
Pobre hombre rico, sin cuentos
Sin historia, sin vida, sin nada.


Solo él y su espejo.
.

© Javier Sánchez 2018

Sin darnos tiempo

Me acostumbre a ti
a tu gracia innata
a tu complicidad
a tus ganas de vivir.

Me acostumbre a ti
a tus luces y a tus sombras
a esa forma de morderte el labio
a esa forma de tocarme la cara

Para calmar mis pensamientos

Me acostumbre a ti
a moler café por la mañana
al olor de tu pelo
a tu olor a jabón en el baño

Me acostumbre a ti
a tu dulce mano, a tus ojos
a esos ojos ladinos
a esa risa que me curaba

Me acostumbre a ti
a hablar durante horas
de nada, a discutir sobre todo
y a desfallecer contigo

Pero paso ese tiempo
mas bien nos arraso
mas bien nos mató
con su crueldad aprendida.

Para que aprendiéramos
que nos sucedería
a mi sin ti y a ti sin mi.
y sin darnos ningún tiempo.

© Javier Sánchez 2018

Que no.

No voy a escribir mas poemas
de esos que me tuercen el alma
No quiero escribir a la luz de la vela
poemas que duelen, y me sangran

No quiero escribir poemas
de aquella pequeña flor, blanca y amarilla
que crecia entre los bordes de una baldosa.
mirando al cielo, buscando aire y caricias

No quiero escribir poemas
sobre tu pelo de trigo,
de verano antiguo, de ojos verdes
besos perdidos en el aire, sin direccion.

No quiero escribir poemas
de silencios y sonrisas
de descubrimientos tardios
de amores imposibles.

Es que no quiero escribir mas poemas, hoy.

© Javier Sanchez

Tiempo

No se si mi corazón resistirá
estar tan cerca de tus latidos
Me falta el aire cuando
veo tus brazos volar
para rodear mi cuello

Puedo resistir todos mis dolores
todas mis tristezas
cuando me ahogo
Pero una lagrima tuya
me causa la muerte

Desfallezco, me deshago
Y mis piernas se tornan antiguas
mis pensamientos se detienen
Y obnubilas mi mente

Acabas de cruzar la puerta
Y ya quiero convocar al tiempo,
para que… vuelva a traerte
a rodear mi cuello

Siempre te pensé
Desde los antiguos
Desde antes de tu
Desde antes de yo.

Acabas de cruzar la puerta
Y se me va la vida ..
Solo pensando en que..
vuelvas a rodear mi cuello.
.

©Javier Sánchez 2018

Ocultos

Bajo las sábanas
Ocultos del mundo
Ciegos, que miran con las manos
Acariciando cuerpos enteros

Ocultos del mundo
Bajo las sábanas
Susurros y suspiros
Que acarician oídos

Debajo de el mundo
Ocultos en las sabanas
Dos cuerpos se mecen
Como olas bravas

El mundo que los oculta
Las sabanas que les cubren
Extasis, violento amor
Rasga el silencio, el orgasmo.

No oculta el mundo
Ni bajo las sabanas
Los estertores de dos cuerpos
Orgasmo, muerte pasajera.

Y permanecen uno dentro del otro
Todavía con vaivenes de mar
Desfalleciendo en un beso
Retando el aire que no entra.

.

© Javier Sánchez 2018

El guardián del tiempo

Guardo el tiempo, como oro,
abrazado a tu espalda de angel.
Arañando el eco de tus pasos
Y sonrio triste cuando te vas.

Guardo el tiempo que paso mirándote.
contando sonrisas, y todas las brisas de tu pelo.
de una mañana cualquiera, pegado a ti.
cómo riachuelo y rio, unión eterna

Guardo el momento que veo la luna, la luna en ese mar de espejo,
que en tu mirada brillante, canta amor
amor en el verano de tus manos.

Tu coges mis manos y pierdo la vida,
y al momento quiero tus brazos, para que me protejan del infierno
y voy hacia tus besos, mirando al cielo

Vigilando el tiempo pues me falta,
por amar tu mirada, tu palabra
tu sonrisa, tu belleza, tú presteza,
tu gracia, tu libertad, tu suavidad.

Miro el reloj, que a veces se detiene
por que no estas, no estas…
en mi frente, como yo quiero.

Vigilo el tiempo para detenerlo,
cuando estas a mi lado
Vigilo el tiempo, para detenerlo,
para cuando llega el beso.

.

©Javier Sánchez 2018

Entre dos

Quisiera multiplicar…
Tu alegría y tus ganas de ser
Tus ganas de vivir y tus caricias
Tu sonrisa y tus risas
Tus locuras y tus bailes
Tu cariño y tu valor.
Tu armonía y tu vida…

Y dividir entre dos, entre mi sombra y yo…
Tus miedos y tus llantos
Tu soledad y tus necesidad
Tus problemas y tu tristeza
Tus dolores y todo lo que te lastime…

Resumiendo… matemáticas

©Javier Sanchez 2018

Me dijeron un día…

Alguien me dijo
que naciera
que viniera aquí hoy
y aquí estoy, aquí soy.

Solo debía decirte
hola mi amor
te he esperado tantos
tiempos sin memoria.

Solo debía decirte
mírame estoy aquí
te he esperado tantos
tiempos sin sonrisas

Y llevo en mi saco
tiempos, montañas de tiempos
sin ver, sin oír, sin hablar
que ahora, ¿sabes? , no se que hacer

Solo se que escuché una
voz de locura, poco antes
de amanecer la serenidad
y al alba partí hacia ti.

Porque alguien me dijo
que naciera
que viniera hacia ti
y aquí estoy, aquí soy.

Creo que he de decir
te quiero.

.

©Javier Sánchez 2018

El bandido

Espero la muerte del sol,
deseando a la luna que se demora. Desespero de luna. ¡Por dios.!
Con frio, siento su alma mi señora y el tiempo muere en mis manos.

Mirando la luna, ángel de ángeles, esperando bajo vuestro balcón, dedico mi frio a contemplar vuestra silueta a contra luz del quinque de vuestra alcoba.

Y pierdo mis ojos en vuestro cabello rubio, bella aurora, aún sin ver vuestra sonrisa, si no que imaginármela solo. Y se me acelera el corazón, ese corazón escondido entre las flores de vuestro jardin.

Y cuando os asomáis a contemplar la luna, como cada noche, y vuestro semblante se ilumina de plata lúcida, cuando sonreís con bello gesto, yo caigo de rodillas al frio suelo. Con el alma cubierta de amor.

Con cabeza gacha, hundido, entre las siluetas de mi sombra, la que quiere trepar el muro que separa mi vida de la vuestra.
Señora mía, ángel de mis sueños, de mis visiones y anhelos, si vos supierais lo que siento, llamaríais a la guardia nocturna. Para que, prestos, apresaran mis pensamientos.
Mi dama de cabello de oro, nunca sabréis quien soy, ni por que os amo entre los matojos y flores de vuestro jardín, pues soy un bandido que no os merece.
Asalto en caminos, a los hombres. Y cada noche vuelvo a veros, mi bella dama, mi bella señora, angel del cielo, pues vuestra belleza me redime.

©Javier Sanchez 2018

Se nos perdio un poeta

Entre tierras y cielo
Entre mares y montañas
Entre rios y arroyos
Entre nieves y arenas

Vergüenza, que no sabemos donde estas
Treinta y ocho años, escondidos en el campo
Ignominia olvidada, tus letras viven
como besos jovenes, en tus manos

Maldita furia exacerbada
ciego que mata palabras
Patriotas de bandera de capa
ignorantes,egoistas,incultos

Porque pintar de color el arte
rojo, azul, verde, amarillo
Malditos locos, rojigualdos
de balas ebrias de sangre.

Entre tierras y cielo
Entre mar y montaña
Entre rios y arroyos
Entre nieves y arenas.

Federico, te buscan
Federico, te encontraremos
Federico, Granada
Federico, Fuente Vaqueros.

Se nos perdio un poeta

 

 

© Javier Sanchez 2018

Nada se detiene

Mañana

Alguien dará su primer beso
Alguien hará su primer viaje
Alguien dará su primer paso
Mañana
Alguien descubrirá algo.
Alguien perderá algo
Alguien cojera algo
Mañana
Alguien se ira para siempre
Alguien vendrá para un rato.
Alguien luchara por no irse
Mañana
Sera si
Sera no
Sera, puede ser que si o que no
Mañana
Todo pasara otra vez
Todo pasara por primera vez
Todo pasara por última vez
Mañana
Todo empieza
Todo cambia
Todo sigue
A mejor…. amiga, a mejor….
Javier Sánchez
Noviembre de 2015

Mientras duermes

Te miro mientras duermes
Velo tu sueño
protejo tu luna

Te miro mientras duermes
aire profundo en tu pecho
relaja mi alma

Te miro mientras duermes
tu mano entre pelo y almohada
cara de ángel, hada dorada

Te miro mientras duermes
ronronea tu susurro
no hay nada mas bello

Te miro mientras duermes
porque me velo a tu vera
porque te amo inocencia.

Y aun te miro cuando
luce el día y me miras
asombrada con tus dos soles.

Siempre te miro mujer
mientras duermes…
mientras duermes…

Javier Sánchez
Mayo de 2005

© Javier Sánchez 2018

Descansa

Descansa mi niña
El límite se acerco de nuevo
Dsscansa mi niña.
Duerme y sueña

Con playas y aire marino
Con abrazos que curan el alma
Sin medir la vida
Los ancianos lo dicen

No midas el tiempo
Mirando el tiempo
Tiempo medido
Tiempo perdido

Descansa mi niña
Acarician tu pelo
Ellos dos, si, ellos dos
Duerme mi niña y sueña

Con barcas azules
Lunas en mar de espejo
Sin medir la vida
Los ancianos lo dicen

No midas el tiempo
Mirando el tiempo
Tiempo medido
Tiempo perdido.

Descansa mi niña
Beso e la frente
Para que cierres
Tus bellos ojos.

Duerme mi niña
No sufras, sueña
Con sirenas y duendes
Sueña mi niña, sueña.

© Javier Sánchez 2018

Más

Fue una sorpresa, encontré este texto en una carpeta, dentro de otra carpeta, en la cual había diversos escritos. Fechado en mayo de 1992.

MÁS

Mas que un beso
es rozar tus labios.
Mas que una caricia
es acercar mi mano.

Mas que un susurro
es rozar tu cuello
Mas que abrazarte
es mi camisa en tu cuerpo.

Mas que mi bello erizado
eres tu acecandote
Mas que mirarte
es paralizarme

Más que tu aroma, mujer,
es mi locura.
Solo tu consigues
que mis sentidos vivan.

.

.

©Javier Sánchez 2018

Our blues

Save me a place
In the blue of your eyes
Save me a place
In the wrinkles of your time

Just as it sounds
As I ask you.
Please
Honey, do not let go of me
Honey, do not let go of me

Look at me, just look at me
My face will tell you everything
Who knows what you see
Who knows who is

Just as it sounds
As I ask you
Please
Honey, do not let go of me
Honey, do not let go of me

Please please

Save me a place
In the blue of your eyes
Save me a place
In the wrinkles of your time.

.

© Javier Sánchez 2018

Tiene banda sonora, pero me la reservo. El blues tiene el alma de cada persona. Pensad el ritmo, el tempo, la suavidad, la dureza, la belleza de un blues y leedlo. Qué vuele la imaginación.

La música es vuestra y solo vuestra.

Gracias

Vos

Me acerco a tu vera, señora mia.
Cuanto me permite el destino.
Amores imposibles me atormentan
Pues no son para mi, ni lo serán

Marca esa luna, la linea en el mar.
Y vos, mi señora, a un lado, yo al otro.
Aunque la misma nos contempla
No la vemos igual, ni la veremos.

Arribó todo en un suspiro vibrante
Como mis manos cuando os acercais
En un instante fugaz, mori en tu voz.
Vuestra risa, vuestro llanto y yo.

Señora, dicen que el amor repentino
Ni existe, ni se le espera y no es cierto
Falacias de quien nunca amó.
Mentiras de ancianos sin lumbre.

Os veo en mis sueños
Os veo en mi jardín
Cada dia, del alba a ocaso
Sin poder acercarme, mi dama

Señora, dicen que el amor repentino
Ni existe, ni se le espera y no es cierto
Falacias de quien nunca cuidó.
Mentiras de ancianos sin sonrisa.

Es mas verdad el sentir que el hablar
Pues con el sentir sueño y no duelo
Son mas ciertos tus bellos ojos
Que todo lo que me rodea.

Marca esa luna, esa linea en el mar.
Y vos, mi señora, a un lado, yo al otro.
Y he de partir de vuestro lado
Pues la vida mata poco a poco

Y vos lo sois.

.

© Javier Sánchez 2018

Iniciales de una nueva vida

Alma, tu futuro está ya en puertas
Nadie parará ya, tu fuerza innata.
A dos soles, los que llevan mirada

Salta al mundo, el negado de tiempos.
Amada, siéntete amada, amor cierto
Nadie como él te comprenderá.
Sonrisa, la que mereces, de siempre

Lisa vida, con dos soles, futuros de ti
Encuentran tu alegría, y te la dan
Caritas de vida, inocentes, azules
Una vida entera, felicidad completa
Solo detalles contemplan la que viene
Solo el azul del Mar y pequeña anima
Auna tus manos, muy cerca esta ya
No dudes del amor presente. Ya viene.

.

© Javier Sánchez 2018