ENTREVISTA A LA NIÑA DE LA CURVA, YA JUBILADA. I parte

Como periodista sin la carrera terminada, suspendí todas las asignaturas del último curso, es lo que tiene el bar de Uni y las partidas de tute. Y las asignaturas del último curso y ya… es que era muy mayor, no se puede estar en la Uni con cuarenta y dos años. Pero el Word hace maravillas y falsifiqué el CV, como la Cristi, visto que no pasa nada y coló.

Actualmente trabajo en Niu Yor Maño, de Jaca (Huesca), todo iba bien hasta que un día mi jefe me descubrió, es que el sello de la Uni era de la Farmacia de mi barrio, se puso como un basilisco, más que nada porque yo descubrí la trama Gurtel y Noos, y muchas más noticias, pero como no era periodista, este pequeño detalle le hundio en la miseria. Le dio un infarto en el corazón que casi la palma. Pasado un tiempo, al salir del hospital, me dio un ultimátum.

– Quiero una entrevista exclusiva y única. La entrevista de tu vida. Que sea un boom mundial. O te tiro por la ventana.
– Estámos en un entresuelo Sr. Losantos…
– Pues te tiro veinte veces, cabron, mentiroso. Ponte en marcha, ya!!!

Salí de aquel despacho acojonado. Y me dije, algo muy serio. Me estoy giñando, ya de paso pienso.

Y se me ocurrió volviendo a casa en coche. Tras muchos esfuerzos, sustos, que si, que no, que hoy no puedo, que me duele la cabeza, que tengo mañana una conferencia

Después de mil excusas lo conseguí…

Y, pasados unos días, aquí estoy, en una habitación, oscura, como el sobaco de un grillo, con dos abrigos, guantes, gorra de lana bufanda y botas de esquí. Hace un frío espantoso. Estoy entrevistando a la famosa….

_________________________________________________________________________________

¡¡”La niña de la curva”.!!

Fea como un frigorífico por detrás, con los ojos en blanco, y los pies sucios, pero de asco de potar. Solo le hice una foto en su oficina. Muy mala impresión que daba. Y miedo.

La famosa niña, ya jubilada, por culpa de las rotondas y los zumbaos que van por la carretera.

– Es que no gano para sustos…

E inicie la entrevista.
Le di al play de la grabadora…

– Hola Niña de la curva, que tal.
– Muerta.
Me paso un frio por toda la espalda – Joder, empezamos bien…
– Ya, ya… Eso lo he deducido. Al público, primero, le gustaría saber como te llamas.
– Mi nombre es Avelina Font Marset. Era natural de Giróna.
– Que edad tenías cuando la palmas…, fallecíste.
– Tenía 32 años y 1 día.
– Osea que falleciste el día siguiente a tu cumpleaños.
– Si, veo que tenemos nivel ¿eh?es usted muy inteligente… Jajajajaajajajajaj.

Una carcajada que se me helaron los pipis que tenía en mi vejiga.

– Si, perdona, gracias, por la respuesta – estaba acojonado con la pava blanca esta, que estúpida, pensé.
– No no soy estúpida, la pregunta es la estúpida.
– ¿Lees el pensamiento?
– No, simplemente imaginé que pensarías eso. Eres muy predecible. Mas clasico que la botella de litro.

Será gilipollas. Pensé otra vez un poco acojonado.
Me calle un rato a ver que pasaba y no dijo nada. No lee el pensamiento.

– Una pregunta, nada, simple curiosidad. ¿Has intentado ponerte en una recta?
– Pues mira me agrada que me hagas esa pregunta… No. Una vez me coloque en una y me pase toda la noche en la acequia. Es que estaba muy mal iluminado. Terminé con una pulmonía que casi me muero.
– Interesante.
– ¿interesante? Y una mierda. Tosiendo toda la semana, llena de barro y mierda de vaca y ya en mi la curva trabajando, que venían los coches y tosía, y creían que les paraba. scobre todo los taxis. Un desastre.!!!
-Vale, pues mejor pasamos a otro tema, que me asustas cuando chillas así. ¿Como fue tu infancia.?
– Pues como la de todos los niños, en la granja de mis padres, con las caballerizas, la calesa, aquel coche de mi padre para arriba y para abajo, los columpios etc…
– ¿Pero tu cuando fallecíste?
– El un sábado, seis de junio de de 1966.
– Muchos seises no. ¿Tiene algo que ver con el diablo?
– Pues no, tiene que ver con mi madre, que se puso de parto el día 5 y tardo un huevo en parir. No busques donde no hay. No me seas paranoico. De verdad que es para echaros de comer a parte a los periodistas, bueno periodistas….
– Es defecto de periodista…
– Pero si no lo eres…
– Como lo sabes, que sabes de mi…

Estaba empezando a acojonarme.

– Jajaajajajaajajaa

Otra vez esa risa. Por dios. Me enerba o (enerva), ya os he dicho que suspendí.

– Naaaada, no te asustes, lo has escrito al principio.
– Ah… vale – se me quedó una cara de gilipollas, que no sabía por donde salir. Y Avelina siguió hablando –
– En aquella época yo montaba mucho a caballo, teníamos percherones, dos caballos árabes y un cuidador de los caballos, ya te he dicho que montaba mucho. Hacía cortos viajes con el coche de mi padre, un Hispano Suiza, precioso. De color granate. Y sobre todo me gustaba pasear.
Siempre daba grandes paseos, por el bosque hasta que llegaba a a la carretera de Barcelona. Allí ya me daba la vuelta y otra vez a la granja.
Mi padre era Guardia Civil, capitán de la Guardia Civil, un hombre muy recto y un poco cabrón, todo sea dicho.

– Bueno pues, transcurrieron los años y llegó el día de mi 32 aniversario…

– Mujer te has saltado media vida
– Oye, yo te cuento lo que quiero. Además gratis. Que quieres que te cuente. Voy a lo que te interesa, como fallecí. ¿Cierto?
– Si. Lo que tú digas. Me temblaban las manos de ver a aquello, de pelo negro que le tapaba media cara, asi como la de THE RING, pero en feo.
– Aquel día de Junio, amaneció por la mañana, como siempre hace, y era mi cumpleaños todo el día. – Yo para mi pensaba, menuda mongola la tía esta. – Mis tres amigos y el cuidador de los caballos me hicieron una fiesta.

Estábamos de party en casa de. Fredy un amigo mío del insti, y varia gente más que yo no conocía.
– ¿Nos puedes dar algún nombre Avelina? ¿Alguien famoso?
– Tu que parte no has entendido que no los conocía.

Con una voz que de hecho eran varias voces. Fue espantoso.

– ¿Sigo? – un eco retumbo toda la habitacion….
– Si, si.
– Y salí a la carretera y me atropello un coche de la guardia civil y eso. Y ahora me aparezco en aquella curva de la carretera de Barcelona. Las demás niñas de la curva no son auténticas.
¡¡Yo soy la auténticaaaaaaaaa jajajajajaaj!!!!!!
– Me cago en mi puta calavera, joder que susto, vale, vale, ¿pero ya está?, no me has contado nada de la fiesta, ni nada de tus amigos ni nada de como te atropello el coche de los picoletos.

– Ya, es que tengo amnesia anterograda y gonorrea. Y encima estoy muerta gilipollas. De que quieres que me acuerda mas, ¿de lo que cene?.  Y me voy que eres muy tonto.

– Bueno Avelina, pues me dejas frío, a aparte de que aqui frío aquí, tengo las canillas heladas y las manos que no siento el boligrafo. Pero he tomado notas y con la grabación ya me apañare.

– Jajajajaaaajaaaaaajaaaaa jajajajarggggggg!!!! , el bolirafo lo tienes en el suelo y la grabadora dice… la grabadora. Que gilipollas que eres. Hala adeu que te den “periodista”. jajajajajajajaja araghsgdjdghjddhg!!!! cof , cof cof (esto es lo de la tos que no se como se pone), ya me he constipado otra vez, joder!!!

No lo entendí, lo de la grabadora. Pero al llegar a casa, puse la grabadora y me di cuenta de lo que me dijo la asquerosa pava esa.

Solo se oía. Graaaaagreeeeaffgiaaaaahooooogrtataagaaa oyyyyyyy.!!!!!!

Unos gritooooos, unos ayyyys y rugidos. Que vinieron los vecinos y el imbecil del presidente de la comunidad. Vaya mierda de dia.

Me quede acojonado. Menos mal que tomé notas. La madre que la parió.

A ver lo que dice mi jefe.

.

Para el Niu Yor Maño de Jaca
©Javier Sanchez 2019

 

 

P.D. NO HAY SEGUNDA PARTE. ESTOY DE VACACIONES Y NO SE ME OCURRE NADA. HALA A PASARLO BIEN. TÙ NO.

Anuncios

Espantoso ataque

ÚLTIMA HORA.
IKEA. BARCELÓNA.
Informa. Javier Sanchez

55456129-sonriendo-bombero-mirando-la-taza-de-café-mientras-se-está-sentado-en-el-camión-en-la-estación-de-bomberos.jpg

Uno de los bomberos tomando el carajillo.

“UNOS DESALMADOS HAN BORRADO LA RAYAS DE ORIENTACIÓN SEL SUELO DE LA TIENDA DE IKEA EN VARSOVIA DEL CAMPO (BARCELONA)”

Barcelona. 2/08/2019

Esta mañana sobre las 11 o asin, unos tíos y tías, perro flautas y flautos, han cometido un grave atentado terrrorista en una tienda de IKEA. Los desalmados terroristas han borrado las líneas de colores que dirigen a la gente (a ningun sitio). Los primeros datos, de mi cuñao, que lo sabe todo y esta en su casa sin hacer nada, es que mil doscientas personas, dos votantes de VOX y uno del PP, están perdidas dentro.

Los familiares, amigos y a los que les deben dinero, estan agolpados en la calle. La muchedumbre solo hablan entre ellos. Algunos lloran, pero son los menos. Otros sorprendentemente estan haciendo un botellon

– La verdad es que me importa un huevo si mi suegra se ha quedado ahi y es para siempre, he venido solo para ver si hunden el centro comercial. Que alegria.
Nos ha comentado Alberto Lose Mas.

– Es que hay uno ahi que me debe 200 euros y no quiero que le pase nada, si tengo que entrar con los bomberos entro, para salvarle ¿eh?, no por los 200 euros. Bueno si… Esto cuando sale
Nos ha comentado Tomas Tico Cera.

Nos comunican que los bomberos no pueden entrar todavía.
– Es que es la hora del carajillo. Y eso es sagrao.
Nos ha comentado el jefe de bomberos.

– Ademas es que esta todo fregado y no es plan de pasar, el protocolo es muy claro. Si esta fregao no se puede pasar.
Nos ha comentado el jefe de policia y su esposa que habian ido a comprar y ya habian salido.

Seguiremos informando, o no. Ya si eso, si tengo ganas. Esto es un desproposito.

Javi
Para EL DIGITAL DOMINICAL – el periodico que sale los sabados.

 

© Javier Sanchez 2019

Como nos aburrimos

antiguas.jpg

 

Ya lo decía Shakespeare, en su película,

“LAS ROSAS HUELEN BIEN, PERO PINCHAN”:

“Vintage or non-vintage, here’s the problem.” Él si que vestía vintage. O antiguo. O como se quiera que se defina ahora las cosas viejas.

Ahora a cualquier mierda que se encuentran en un container la catalogan como vintage. Es como las películas esas en blanco y negro que se les llama obras maestras. Porque, ¿porque están hechas en blanco y negro y tienen más años que la fuente de mi pueblo?. Pero si algunas son una pesadez, son de tarde de sábado y siesta de perdida de conocimiento. Pues no. No debe de ser así. O asin. (“asin”, que la RAEL,  en un alarde de soporífero aburrimiento del titular de la letra A, dio el bonito palabro como bueno)

A lo que vamos, entre lo vintage y “yo es que soy muy ecléctico” (Que por cierto parece el nombre de una enfermedad mental) estoy hasta el mismísimo.

Ecléctico es un adjetivo de tipo calificativo que utiliza para hacer referencia a situaciones, fenómenos o personalidades que se caracterizan por tener elementos o rasgos muy distintos entre sí, sin que esto llegue a ser un problema o una patología sino más bien como una manera de combinar rasgos diversos y amplios.

Manda cojones con la definición que ahora esta de moda. Ejemplo practico :

– Es un plato de lentejas muy ecléctico. Porque las lentejas el chorizo y la morcilla de Burgos, buenísimas donde las haya, no tienen nada que ver, bueno el chorizo y la morcilla si, pero con las lentejas no. También pasa con el bocadillo de tofu ahumado.

Pero de lo ecléctico ya hablaremos otro día. Puede que hoy, ya veremos como se desarrolla este texto. Y las ganas que tenga. Es que soy muy ecléctico cuando escribo.

Estábamos hablando de lo Vintage. Estaba, y estoy harto de oír a mis amigos súper mega puestos y todos súper fashion de la muerte, que, es ver un puto sifón y decir.

-Me caigo muerta o muerto, que vintage…!, que colorido y que …. esto o aquello, que no se me ocurre nada…

Pero vamos a ver individuo/a, si es un puto sifón, que no sabes ni para que sirve. Y si lo sabes, por aquella de la casualidades divinas, pues lo entiendo menos, porque es que es feo, un sifón es feo, una botella con un caparazón de plástico de color verde antiguo o amarillo gastado y un tapón extraño que parece un pene en horas bajas. Es feo, jolin (es por no poner joder).

Y no me digas,

– Huy que bueno esta, es como el agua con gas…. El sifón me encantaaaaa.

– Perdona querido fashion tonto la haba, el sifón es el aparato, lo de dentro, si, se parece a agua con gas, de hecho es agua con gas y hay que saber dominarlo, porque te puedes poner perdido de agua con gas, tú y los que pululen a tu alrededor, probadlo por gusto, darle a la palanquita mas fuerte de lo preciso y saltara por todos los sitios… divertidisimo.

A mi me gusta ver las antigüedades, en los mercadillos, lo que no me gusta es catalogarlas de vintage. Ahora resulta que todo es vintage. Pero ¿Por qué? ¿Por qué tienen mas de 50 años? Pues por esa premisa, (me encanta esta palabra) yo, soy vintage. Me pondré marrón y un poco de betún de Judea y ya soy super vintage. Para antigüedades, mi suegra and mi suegro y no son vintages. Manda cojones que sociedad mas extraña.

En los mercadillos se ven cosas bonitas, que tienen su noseque que queseyo,

Candelabros de esos de bronce, de los que llevaba Drácula cuando paseaba por su castillo El Castillo de Ampudia, en Palencia, (por cierto digno de ver, estuve hace unos meses… perdón es que se me va la olla), radios antiguas, aquellas con dos mandos, el del volumen, para distorsionar y que no se entienda nada y el que da vueltas, para el dial, de color rojo, este último es el que localizaba las emisoras, según la pegatina, de todos los lugares del mundo, aunque luego solo pillabas Radio Nacional de España, mi madre lo ponía siempre. Recorrías todo el dial y solo salía esa. Era muy divertido. Ahora vintage.

También hay cuadros de ni se sabe quién, pero si se sabe, que, algunos, dan realmente miedo, sillones de colores mortecinos o de cuero, no aptos para el verano, por que si te sientas un rato, con poca ropa, corres el peligro de dejarte la piel al levantarte, o morir deshidratado. Mi tío abuelo murió en un sofá de esos, le dio un infarto en todo el corazón. Fulminado. Es que se llamaba así, Fulminado. Raro, si, pero así se llamaba.

También tenemos la rama derivada, Art Deco, que por cierto, se solapa con lo vintage en algunos trastos viejos, manda cojones. Esta, el Art Deco, es la vertiente súper artística de toda la mierda que no quiere nadie de casa de los yayos y que data de los cincuenta, sesenta, setenta mas o menos. Década arriba, década abajo. Lámparas espantosas de colores rojos, verde fosforero, sillas que no hay cojones a sentarse, y si te sientas, ahí te quedas, días.

Barras de bar, para casa, que ahora las ponen en los bares de carretera. Yo he visto una de esas en casa de un amigo. Y me la vendía como algo súper increíble art deco/vintage. Yo pensaba si, de la casa “Decomena, abierto las 24h” de la carretera de Andalucía.

Cuadros que no hay quien los entienda. De cuatro brochazos y un punto. Titulado como te salga de allí. De esos que hay en las exposiciones de mucho arte, o eso dicen. De cuadros extraños, que parecen lo que no son, por que la verdad es que no se lo que son. Prueba evidente es que debajo le ponen un titulo y a lado el precio. El titulo es para que “mas o menos” sepa de que va y el precio, es para que te vayas directamente a la casilla de salida. A mi me pasó en una exposición de un amigo “pintor”. Le tengo mucho cariño y respeto, pero es que no lo entiendo. Fui a su exposición, todo lleno de intelectuales del arte e inversores en arte y pasmaos como yo, en arte. Me pasee como hacían todos, parándome en cada cuadro, y mirando pensativo fijamente, hasta hubo uno que me maree y todo. Y llegue a uno curioso, era como una lamina gris, pequeña, con un marco blanco, pero vamos era todo gris a excepción del marco, y como no ponía nada, pues le puse el titulo yo, esto se llamara “Tormenta”, por lo de lo gris. Y me quede tan pancho, hasta que vino Juan, el pintor.

-Que Javi, que te ha gustado

-Todo muy bonito, raro, pero bonito. El que mas me gusta es este gris…

-Joder Javier si eso es el cuadro de diferenciales. Anda vete para la otra esquina y no digas nada a nadie eh?

Que vergüenza y quiero el tierra trágame y mastícame. Que ridículo.

Retomemos, también encuentras miles de versiones de la lata de fabada de Andy Warhol, si, si, porque en inicio era una lata de fabada, un secreto que me contó poco antes de fallecer de muerte, el hombre raro ese.

Y una serie de gilipolleces, que, en si, no lo serían sino las bautizáramos con anglicismos gilipollas. Serían los trastos de los yayos.

Es que, esto del vintage y el art deco, en la humilde opinión de quien os escribe, que soy abogado, licenciado en filosofía y letras y tornero fresador, es que la real definición es…. que es ANTIGUO, AN-TI-GUOOOOOOO, es lo de los papas o los yayos. Joder, que hasta hace bien poco se vendía en los mercadillos de cosas viejas, por Pepe “el ojolindo” y Antoñito “el carapapa”. Y todo en el Rastro, en Madrid o en Los Encantes en Barcelona, o en cualquier mercadillo de todo el mundo mundial y a menos de la mitad de lo que ahora lo venden. Y con naturalidad. Con las manos llenas de mierda y regateando. Cómo mandan los cánones.

Como nos aburrimos oye.

© Javier Sánchez 2019

HOY ES.. EL DIA DEL ABUELO

Ya se, oficialmente no, pero es que da igual, humanamente si, todos los dias debería de ser

Los que nos llevaban se paseo con mano grande, prieta y firme

Con una sonrisa en la boca, sabiendo que su futuro andaba a pasito corto. Duro y precioso ciclo.

Los abuelos, los que quedan a un lado en la carrera desenfrenada de la vida, que actualmente, les esta pasando por encima. Y nosotros solo miramos. Sin intentar ayudarles en su soledad multitudinaria. Ni una mano, solo estorban por la calle. Nadie lea alienta a vivir, ya en sus últimos tiempos. Una sonrisa de juventud les va de maravilla, les alienta el aliento.

Yo, acostumbraba a sentarme con mi abuelo a escuchar la vida, la historia, de primerisima mano. De un hombre que la vida le paso por encima, y él dejó que le pasará para que sus hijos pudieran salir del agujero del pueblo, de la hazada y la helada, del sofoco de la canícula del campo en agosto.

Sus vidas, queramos o no, marcaron nuestras vidas, el camino de nuestros padres, que se esforzaron el doble para que nosotros fuéramos mas que ellos.

Y hoy por hoy nadie es capaz de sentarse al lado del abuelo y decirle, abuelo o abuela, cuentame como te ha ido la vida. Cómo ha sido eso de vivir. Cómo funciona. tranquilo, no tengo ninguna prisa, tengo todo el tiempo, solo para ti. Y necesito saber de donde vengo. Y tú explicarme qué ha pasado realmente en estos ochenta y nueve años.

Por que tu, eres mi origen.

No les olvidemos, ellos necesitan contar lo que les ha pasado.

No son cuidadores de nietos, son los padres de los padres. Por eso mismo son nuestro origen.

Guarda la tablet, el móvil y demás mierdas que diatraen la vida y disponte a escuchar una historia realmente fantástica, dura, dulce, amarga, romántica y violenta. Y atiende, porque es tu historia. Mejor que una película.

Pregunta, pregunta. Sin dudarlo, abre los ojos y despeja tus oídos, que ahí viene….

Javier Sanchez

‘Nieto”

© Javier Sánchez 2019

Quería ser médico… de la seguridad social

A mis 50 años, mis amigos me llaman “culo inquieto”, decidí que iba a estudiar medicina, si, y he dicho iba. A mis 50 y pico años se me ha ocurrido acercarme a la universidad y estudiar lo que siempre he querido ser. Arquitecto, digo, médico. Con su bata blanca, la manguera esa de las orejas para escuchar el corazón, los bolis de colores, las palabras raras, que alguna te inventas para quedar interesante, vamos que mola.

– Póngale 10 milikilometros intropenosos de Paracetamol.!! Carga a trescientos, fuera !! Se nos va, se nos va.!!! Hora del exitus 9.04… la palmao… vamos a tomar algo…

Hey, yo me morí una vez, tengo una anécdota que tenéis que leer y luego volvéis eh??
Leerlo, es divertido. Y volvéis aquí otra vez. Aquí os dejo en link. Luego volvéis eh?

https://laspalabrasdejavier.wordpress.com/2019/05/05/6077/

Pues eso me pasó, fue divertido (solo para los que hayan leído lo del link), bueno con lo que íbamos, que mola lo de medico eh.!! y el juramento histérico ese, es genial.!!!
Como decía, lo que me ha gustado siempre es ser medico y mejor si es de la seguridad social, de esos de blanco, que recetan medicamentos, sin mirar ni nada, así a boleo. Y dicen , siguiente.!!. Siempre he querido ser de esos médicos.

Y nada, que me puse mi camisa de flores, mis bermudas, mis sandalias, los calcetines blancos y me acerque a la uni, con mis cuarenta, perdón, cincuenta tacos. Ya sabía lo que era la uni, estudie derecho, 10 años tardé en sacarme la carrera. Después como no ganaba ni un juicio y algún problemilla que tuve, a saber, aquí os dejo otro link:

Lo leéis y luego volvéis, le dais a la flecha de para atras.
https://laspalabrasdejavier.wordpress.com/2018/09/14/el-juicio/

Pues eso, problemillas. Pasada esta oscura historia de mi vida, oscura porque no me acuerdo de casi nada, me apunté a un curso de macramé, a distancia.
Hey.! un lío, no lo hagáis, se pasa el tiempo volando. Empecé a hacer una pieza pequeña y casi me muero, me lié con los hilos y la madre que los parió, tan concentrado que estaba, un mes sin salir de casa, pues me salió una pieza que de ocho por cinco (ahorraros la rima), ocupaba toda la pared y una tarde fría de noviembre, estaba yo llorando porque me había dejado mi novia, me apoye en la tela y se me cayó encima. Casi me muero de muerte. Los bomberos y la policía tuvieron que venir para sacarme de debajo del esperpento que hice, es que encima era muy feo, me lo dijo un bombero, que mal rato pase. Lo dejé, el macramé es muy peligroso, de verdad.

Pues nada, pasado el peligroso evento del macramé, entré en la Universalidad de Medicina, “La divina Virgen de que la Suerte te acompañe de Barcelona”, para mí, mal nombre, es una opinión, pero vamos, allá cada cual.
Acercome a la recepción y un individuo con cara de muerto me atendió. Ni buenos días me dio. Ni me miro.
Pero sí me dio la lista de asignaturas y el importe de la matricula. 12.000 euros costaba la matrícula. Me dio un vahído. Vamos que me desmaye delante del caramuerto y todos los futuros receteros. El que siga mis historias sabe que soy mucho de desmayarme. Es muy cómodo, a no ser que pilotes un formula 1.

Cuando recupere el conocimiento, yo solo por cierto, ni dios se había acercado, vaya tela de universidad de medicina, me acerque a la ventanilla y el caramuerto me dio la factura de la matricula, la de un jarrón que había roto y la lista de las asignaturas, todas se pagaban a parte si las suspendías. Y cada vez que suspendías también. Manda cojones.
Ah. También los libros aparte… Qué lo sepáis.

A saber:
MEDICINA, PRIMER CICLO / CURSO

ANATOMÍA GENERAL Y DESCRIPTIVA DEL APARATO DEL TREN LOCOMOTOR.
O sea el cuerpo y los trenes. Me encantan los trenes. Algo entretenido, guay. Aunque no se qué tiene que ver con la medicina.

BIOQUÍMICA GENERAL.
Yo tenía QUIMICEFA, el juego ese de algo me servirá. Aunque quemé mi casa, que lo sepáis. Dos años en un colegio interno me costó.

HISTORIA DE LA MEDICINA; INFORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN CIENTÍFICA EN MEDICINA.
Esto va a ser de los chamanes, druidas y todo eso. Me mola, será como el Señor de los anillos.

ETICA MÉDICA.
Esto no se lo que es y me da que tampoco me va a servir de mucho.

BIOLOGÍA CELULAR E HISTOLOGÍA.
Otra vez la biología esa? Ah no, que era bioquímica, y lo de la histología, será algo se la historia y todo eso otra vez

FISIOLOGIA.
Eh !! Mira con masajes y todo. Esto mejora. Habrá Happy end.!!??

BIOESTADISTICA
Hostia, esto es lo del PSOE y el PP para ver quién gana. Esto debe de ser un error.se lo diré al caramuerto.

ANATOMÍA TOPOGRÁFICA Y FUNCIONALIDAD.
Otra de lo del cuerpo, y ahora con mapas y funciones de algo. Cada vez estoy mas perdido.

BIOQUÍMICA Y BIOLOGÍA MOLECULAR
Otra vez? Esto está repetido. El caramuerto no se entera.

LATÍN y GRIEGO
Hostia, y esto? Para que quiero saber latín y griego?. Le diré al caramuerto si me convalidan el derecho romano que hice con el macramé, digo con lo del abogado.
Bueno y esto en el primer curso. Manda cojones, y esto en un año o así. Y en medio hay que jugar a las cartas, ir al bar de la facultad, etc. Joder no se si podré con todo.

Me dirijo raudo al caramuerto.
– A ver caramue… caballero esto de los libros y asignaturas está repetido no?
– No…. (Silencio de cinco segundos), es lo que hay.

Tenía una voz que daba miedo. Yo creo que estaba muerto de verdad, un zombi de esos.
Nada que me matricule en la uni y al lunes siguiente allí estaba, a las 8 de la mañana. Entré en el aula, enorme con una pizarra que parecía el Guernica de Picasso (el pintor, el de los coches no).
Se lleno de gente, todos jóvenes, menos yo, pero daba igual yo quería ser médico de la seguridad social. Hoy tocaba:

“HISTORIA DE LA MEDICINA; INFORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN CIENTÍFICA EN MEDICINA.”
Y después anatomía.
Vaya castaña con la historia de la medicina, salían los griegos, el Hipócrates y toda esa gente que iba con túnica blanca. Yo pensaba que saldría el de 300, pero no, o el Demis Rousos, que tampoco. Y no recuerdo más, me dormí. Hasta las 11 que un chaval me despertó, señor, señor que tenemos que ir a Anatomía….

– Joder, hola – dije con los ojos hasta con legañas, joder, vaya perdida de conocimiento, había soñado y todo – me he quedado traspuesto….
– Traspuesto? – me dijo el chico – si lleva durmiendo desde las 8.30..!!
– Hostia, tienes los apuntes o como se llame eso que tomáis notas,…?
– Si ya te los pongo en el Drive, en una share folder de la uni.
– Ah ok…. – ni puta idea de lo que me había dicho – gracias majo.

Para Anatomía que me fui. Entramos, me dieron una bata blanca, que me iba pequeña pero ya molaba.
Un pestazo a alcohol que hacía y había camillas con cuerpos o trozos de cuerpos. Me empecé a acojonar.
El chamán, un tío mayor de unos ciento cincuenta años dijo:

Hoy empezaremos por estudiar los músculos de la cara. Y destapó una cabeza. Hostia puta que asco, que repugnancia, … Me desmaye… dos veces… El chamán empezó a hurgar, esto es el esternocleidomastoideo, este es el occipital, este… me volví a desmayar.

Le pregunté al chamán, – oiga jefe esto no es para médico de la seguridad social?-
– Esto es medicina, y la clase de anatomía muchacho, que clase de médico quiere ser, que esperaba?
– Pues no sé que me enseñen a hacer recetas y a escribir raro, a decir “siguiente”, que le doy la baja y todo eso.

El pavo me miro como si tuviera un trozo de mierda en la frente y me dijo que no, que eso no es medicina, que me había equivocado de profesión, de universidad, de país y de planeta. Vamos que era gilipollas.

– Es que yo me mareo con la sangre y los muertos me dan miedo, ya verá esta noche para dormir. No se puede hacer esto con con el muñeco aquel que se le encendía la nariz?
Al rato, estaba en la puerta de la universidad, con mi mochila, mi estuche de colores en la mano y el segurata aguantándome la frente de la vomitera que tenía, me había vuelto a desmayar.

– Es que ya no tiene usted edad para estas cosas. Haga macramé como yo verá que bien le va.
– Macramé? Me cago en…. Le pegue un puñetazo y me volví a desmayar. Me desperté en comisaria. Nunca más vuelvo a la universidad.

 
.
© Javier Sánchez 2019

Hace falta un poco de magia.

Hace falta mas magia en este mundo. Ya carecemos de ella. La perdimos entre aceros, cementos, prisas, envidias, ambiciones desmedidas y la ausencia de sonrisas.

Hay que prestar atención a la vida, a la que vivimos, sí, la que vivimos, esa otra, la que nos vive, es otra cosa. Es la ladrona. La que nos roba los colores y los amores.

La que olvidamos, la que no nos dejó ver quien se sentó a tu lado, ni quién pasó por tu vida y ni lo viste, porque estabas haciendo planes para vivir, y mientras esa vida pasaba rauda a tu lado.

Debemos dejar salir esa magia, cada día, con cada palabra, escrita o hablada, con cada gesto, con cada sonrisa. Esa magia que estalla con una lágrima de alegria, esa magia que te pone nervioso. Esa magia que da una caricia suave y te calma el alma.

Esa magia, hay que intentar palparla, ha de cortarse en el aire, debemos de reinventarla, recuperarla de las sórdidas luchas para ser cada día mas feliz. ¿Más feliz?, ¿comparado con qué, con quién y porque?. Ya se es feliz, entre problemas, y es que la felicidad, está entre los problemas, que también son parte de esta vida. ¿Alguien dijo, en algún momento, que esto sería fácil?

Y es que buscando la felicidad, constantemente, no vemos que perdemos la vida y esa magia de la que hablamos, he ahí el misterio.

Los sabios dicen que, la magia, se inventó alla por cuando eramos enanos, cuando los muebles de casa eran enormes. No llegabamos a coger las galletas. Cuando las manos eran grandes y te protegían.

Aquella magia que, cuando te dormías en el sofá de casa, o en el pecho de papá, aparecias al alba en tu cama. Quien no sueña con aquella bendita magia. Hay que soñarla porque no se fue, esta escondída, entre las arrugas de nuestro tiempo.

Debemos de recuperarla para volver a aprender a sonreír, a ser capaces de reconocer el puro olor a la lavanda, entre los mil olores inventados, que no nos sirven para nada.

Hemos de recoger de debajo de nuestra antigua cama, esa magia, que nos hará recordar, que una vez fuimos felices, sin necesidad de ninguna ayuda.

Pero de verdad.

.

©Javier Sanchez 2019

De allí que vengo

Del el trigo vengo padre, con la fresca y los buenos días de Joaquín. De la siega, que me quiebra la espalda padre. Y ahora a estudiar, por que no me das respiro, pues no quieres esto para mi.

Déjame que siente mi joven cansancio en la piedra de la puerta de casa, donde quedó el perfume a jabón de aceite y margaritas amarillas de madre, donde ella cosía los harapos que llevábamos al campo. Y las camisas blancas del colegio.

Del campo vengo padre, todavía siento el aliento del hogar, del olor a leña que llega hasta la cuesta el pino y me levanta la vida soñando que te veré sentado en la puerta. Ese olor a patatas con carne y pan, sal y aceite.

Del cielo vuelvo padre de intentar verte, y tampoco hoy lo he conseguido. Que de tu ausencia viven las nubes, pues cada día las miro, para ver si apareces en alguna de ellas, padre.

Cada día lágrimas mirando al sol, para buscarte, pues me faltas como la sangre. Cada noche un buenas noches, en mi alma vacía que dejaste.

Del trigo vengo padre, buenos días. De la siega, que me quiebra la espalda padre. Me siento en tu piedra, y apoyo la cabeza en la rugosa y húmeda pared, de la misma forma que hacías tú, mirando al horizonte, lejos de lo lejos, para procurar no sufrir mucho.

Y la verdad es que, padre, es que ya no hay trigo, ni patatas con carne, ni tu sabia voz. Ni agua en el rio, Voy cada día, solo, ya por repetir la vida, por si un día vuelvo y te encuentro allí sentado. Para que abraces mi cansancio y me regales aquella sonrisa que espoleaba la vida.

Tu ausencia vive entre las paredes de mi vida. Por que no te tengo padre, te fuiste a cuidar las nubes, tú siempre cuidando. Y todavía te busco.

A mi padre, hombre trabajador, que tuvo una dura y sacrificada vida, pero con sonrisa.
Y sobre todo y ante todo, buena persona.

©Javier Sanchez 2019

El reencuentro

Manuel bajo del taxi, el zapato de 800 euros, pisó un charco, Manuel se cabreó, tenía el dinero suficiente para comprarse mil pares, pero no le gustaba eso, era su zapato y le gustaba cuidar sus cosas, hasta la obsesión. Así le enseñaron.

El dia seguía nublado, después de tres días de lluvia persistente y empezaba a lloviznear, de nuevo. Aunque Manuel siempre llevaba un paraguas, negro por supuesto, y comprado expresamente en Londres. Manuel siempre decía, “hay que viajar y adquirir lo que la mayoría usa en el pais, este paraguas es de Londres, allí es como un bastón de paseo, siempre se necesita en cualquier momento”

Metro ochenta de hombre, 42 años, esbelto, traje negro, camisa blanca con gemelos de oro en forma de clave de sol y corbata gris perla. Serio, muy serio, la vida le hizo serio.

Se giro y pago al taxista. Estaba en la puerta del edificio de la Compañía de Seguros Marc SL, una de las más importantes de la ciudad de Barcelona.

Entró el el vestíbulo de aquel moderno edificio y se dirijo a la mesa donde estaban los guardias de seguridad del edificio.

Preguntó, al primer uniformado que vio
– Buenas tardes caballero, tengo concertada una visita con el señor Jesús Santolaria… (Mentía, pero sabía que debía de ser así)

-Piso diez y pregunte en atención al cliente de recursos humanos, allí le indicarán. – Le dijo el guardia, sin si quiera levantar la cabeza.

Manuel, se le disparó el corazón, no soportaba la mala educación.

– Oiga, ¿sabe de que color soy? ¿Sabe decir buenos días y levantar la cabeza? Podría entrar aquí con un bazooka y ni se enterarían. Vaya usted ensayando hoy en el baño. Le servirá en la vida.

Y se fue camino al ascensor.

El resto de visitantes se quedaron estupefactos por la reacción de Manuel. Tal vez a ellos no se les había ocurrido nunca recriminar tal actuación.

Manuel, no soportaba la mala educación, ni la dejadez del buenos días, ni la amabilidad.
Siempre decía.

– Es más fácil ser amable que ser un cabrón, sonreír que fruncir el ceño. Hay que ser más persona y menos mala gente. La mala gente te destroza la vida. A sabiendas.

Él había sufrido en sus propias carnes la mala educación, de jefes, la crueldad de amigos.
Y aquello le había marcado a fuego en su forma de pensar y actuar para siempre.

Manuel estaba aliviando su vida, su adolescencia y su juventud. Todo junto y de una vez.

Tomó el ascensor y se dirigió a la planta que le indicó el individuo de la entrada.

Salio del ascensor y justo frente a la puerta encontró a un joven en una mesa/mostrador que indicaba,

INFORMACIÓN RRHH. (Atención al cliente)

– Buenos días, ¿el señor Jesús Santolaria?
– Buenos días señor, ¿tiene usted cita?
– No, pero dígale por favor que esta aquí Manuel Romero de “Aceros Romero S. L.”

El joven se levanto y se dirigió a un individuo delgado con pelo blanco, y que de inmediato se le puso a gritar al joven…

Manuel, vio que era él, era él, y de inmediato se levanto dirigiéndose hacia donde procedían los gritos.

– Disculpe, el señor no tiene ninguna culpa, la culpa es mía, que he venido sin cita.
– Es que no se quien es usted.!!
Manuel pensó, eres el mismo hijo de puta de siempre.
– Supongo que el caballero, que estoy seguro que es muy diligente, se lo habrá dicho, pero vamos, se lo repito.
Manuel Romero Jódar de “Aceros Romero S. L.”

Y le tendió la mano, la cual quedó en el aire, ya que aquel individuo no le devolvió el saludo.

– Sigo sin saberlo y estoy muy ocupado, pida cita.
– Instituto Juan Antonio Parera. Vamos recordando?

El individuo palideció. Quedó mirando largo rato y de pronto…

– Coño ¿Manuel? ¿Manuel Romero Jódar? ¿Manolito?
– Eso le he dicho. Ahora me recuerda.
– Siiiii, tu eras el pringado aquel,, que…., bueno perdona, pasa.

-Y tu – dirigiéndose al joven – ya hablaremos.!!.

– Te aseguro que no hablaras con el chico.

– ¿Que..?. Veo que has cambiado poco.

Manuel no contestó. Se sentaron. En el despacho del individuo. Jesús puso las piernas encima de la mesa con aire socarrón y le dijo.

– Bueno y que quieres, después de tanto tiempo, te veo muy bien. Más hecho. Veo que te fue bien la vida.

– Nada en especial, he iniciado un pasacuentas vital, y tu eres el primero, y el líder de aquellos cabrones, vengo a pasar la factura de la juventud que me hicisteis sufrir en el colegio y en el instituto. Llevo 25 años preparando esto. Y veo que eres el mismo hijo de puta que eras.

El individuo palideció.
– Como que… Pero que dices… Estas loco… Eramos críos.
– No, tu eras un psicópata, un maldito hijo de puta y veo que lo sigues siendo.
Y, ¿Sabes?, Vamos a arreglarlo, vengo para poder dormir, a partir de hoy.

Del bolsillo interior de su chaqueta Manuel saco una foto, en la cual estaban todos los de la última clase del último curso. Y había cuatro círculos rojos.

Se la enseño
– ¿Los conoces? Seguro que si…, Eso es bueno, a partir de hoy podré dormir.., Y tu harás lo que yo te diga.

– Llama a los tres, que vengan aquí, en una hora. Apañatelas, diles que estoy aquí, o no, como quieras. Y no hagas tonterías. ¡¡Llama, a que esperas!!

Jesús cojio el móvil, temblando y empezó a buscar.

Mientras Manuel cerraba la puerta y le daba la vuelta, para si, a la pantalla del ordenador.

– Hoy va a ser movidito. ¿Recuerdas la frase? Es tuya, la decías por la mañana cuando tu mente psicópata planeaba joderme el día.

– Yo, yo Manuel…

– Calla y llama.

Jesús estaba como loco buscando, en el móvil, el numero de su primer amigo a llamar, la verdad es que se veían los tres muy a menudo en casa de Rafael que tenia una gran casa en Sant Cugat, poblacion cercana a la ciudad de Barcelona.

Rafael, Alberto, Alfonso y Jesus terminaron siendo inseparables desde el colegio. En aquellos tiempos fueron la pesadilla de delgados gordos, gafotas, empollones, bajitos … toda clase de niños que no eran de su agrado, que no eran el patrón que sus mentes retorcidas habian creado. Los cuatro eran un poco mas corpulentos que los demas para su edad, y de ello sacaban partido para humillar, dar palizas y robar a los demás. Eran los matones del colegio y posteriormente del instituto. Unos psicópatas protegidos por el silencio y el miedo.

Con Manuel hicieron un trato especial, cada dia, de cada semana de cada mes. Era una guerra de guerrillas. Manuel era un crio que llevaba gafas desde los 7 años. No tardaron en atacarle. No tardaron en robarle, en humlllarle cada dia. El ataque constante de aquellos tres malditos piscopatas

Manuel lloró lo que nadie podria imaginar, noches de medio duermo, y caer rendido por la tarde del otro dia, nada mas llegar dem colegio. Y llego un día, que, en un ataque de furia descontrolada, tiró las gafas por la ventana de su habitación, en una bella tarde de primavera.

Su desesperación, acabo cuando terminó el último curso del instituto, cuando dejaron de verse, cuando los vándalos se repartieron entre sus vidas. Todos empezaron a trabajar en los negocios de sus padres excepto Manuel, que fue a la Universidad de Barcelona, estudio Física y Quimica, notable alto. Y posteriormente Económicas, cum lauden. Era libre físicamente de aquella jauría que había maldecido su adolescencia y juventud, pero repuso confianza y marchó hacia adelante. Pero no psicólogicamente, sin olvidar nada. Nada de nada. No podia.

Y es que Manuel aquella tarde que tiro las gafas por la ventana, se juro, gritando delante del espejo de su casa que lo pagarían, pagarían los 10 años de sufrimiento. Sin piedad.

Mientras Jesús intentaba localizar a sus amigos, Manuel, se puso unos guantes negros muy elegantes, e iba cerrando parsimoniosamente las persianas de las tres ventanas del despacho, apagó la mitad de las luces y trabo la puerta con una silla y la mesita de la pequeña sala recepcion del despacho.

– He visto que no tienes camaras y aqui tampoco, creo que hoy va a ser movidito – repitió con una sonrisa triste en la boca y mirando de reojo a Jesús.

Jesús temblaba, eran las 10 de la mañana, y aquel, ahora hombre, había aparecido de su oscuro pasado. Intentó ganar tiempo…

– Manuel, no encuentro los teléfonos…

– Que me cuentas cabrón, que no tienes los teléfonos. Os veis fin de semana si y fin de semana no, y entre medias os vais los tres a tomar copas y de putas. Llamalos de inmediato o te reviento la cabeza aquí mismo. Yo te doy los teléfonos.

Manuel le pasó una hoja…

Rafael Lopez Juberias
METAL JUBERIAS S.A.
Empresa de carpintería metálica.
Vive en
casa en Sant Cugat
Bien posicionado.
Mujer Luisa
Dos hijos.
669885566

Alberto Casas Rios.
Foods creative Catering S.A.
Cadena de caterings
Vive en
Barcelona centro
Bien posicionado
Mujer María
Un hijo.
876553321

Alfonso Rozas Garcia
ELECTRODOMÉSTICOS ROZAS S.A.
Tienda de electrodomésticos famliar
Vive en
Barcelona centro
Sobrevive
Mujer Ana
Una hija
987542627

Jesus Santolaria Perez
Responsable de RRHH
Dep. Atención al cliente.
Empresa Seguros Marc SL,
Vive en
Barcelona centro
Sobrevive
Mujer Rosa
Una hija.
986765789

Esto es sólo un pequeño detalle, para que veas que esto va en serio. He pasado mucho tiempo observando. Procura que estén aquí a las 11 de la mañana. Y piensa, que todavia no te he amenazado.

Jesús palideció, de inmediato contacto con el primero.

– Hola Alberto, ¡calla! Has de venir a mi oficina antes de las 11, cállate, te lo ruego, esto es muy serio. Tu ven, y directamente a mi despacho ¿Vale?. Si, si rápido. No te lo puedo decir coño!. ¡tú ven!

– ¡Muy bien Jesús! Veo que tienes poder sobre esos cabrones, aunque seas el más mierda del grupo. Venga llama, llama, te quedan 45 minutos

Jesús citó a los tres amigos y los tres obedecieron.

Manuel se sentó delante de la puerta, cogió su bolso de piel y sacó cuatro carpetas. De color marrón, cada una tenía el nombre de los individuos e incluso sacó una última que tenía su nombre.

Jesús se echó hacia atrás e su sillón de mesa. Le temblaba todo.el cuerpo. Su cerebro iba a mil por hora entre recuerdos y lo que le daba más miedo, lo que se avecinaba, pues veía a Manuel y poseía una tranquilidad que le producia verdadero pánico.

A las 10.45 se escucharon unas voces y sonó el teléfono de Jesús, le informaron de que sus amigos estaban allí.

– Hazles pasar. Gracias.

Entraron los tres en tromba…

– Que pasa Jesús, que significa esto, para que nos llamas con la tontería. – dijo Alberto.

– Estas pálido como. ¿Que pasa ? Comento Rafael.

Alfonso se quedó mirando a Manuel. Extrañado y sorprendido, de pensar de que conocía a aquel hombre tan elegante y serio.

– Os presento a Manuel Romero de Aceros Romero SL .

Los tres se quedaron mirando, si reaccionar, no asociaban ni recordaban a aquel hombre.

– Manolito, el que puteabamos en el cole… joder…

Y los tres a la vez..

– Ah coño Manolito!! Que Tal!!!

Le tendieron la mano. Manuel miró fijamente a los tres y les dijo.

– Sentaos , hoy va a ser un día movidito. ¿verdad Jesús?

Los tres dijeron – ¿que?, ¿como? ¿que?

– Que os senteis, ya!!!

Los tres individuos se sentaron a ala vez sin mediar palabra. Estaban estupefactos y más viendo a Jesús pálido y sudoroso.

Manuel habló.

– En breve tiempo, a esta misma hora habré pasado cuentas con todos vosotros, por mi y por todos aquellos crios y no tan crios a los que les hundisteis la adolescencia y la juventud. Y a otros, a algunos a los que habeis jodido su vida entera.

Hablaban en barullo los tres , Jesús callaba.

– Pero que dices éramos unos críos… éramos jóvenes… todo era un juego…

– Silencio!!

Manuel cogió las carpetas y le dio a cada uno la suya.

– Abridlas – dijo Manuel con una calma que les espantó.

Abrieron las carpetas. Todos abrieron los ojos como platos. Todos se echaron las manos a la cabeza y a la boca, mientras pasaban hojas y fotos, una a una.

– Pero esto es nuestra ruina Manuel.

– Esto es una locura.

– Esto no es justo – dijo por ultimo Rafael.

– Ah.! ¿No es justo Alberto? ¿Entonces piensas que puede haber algo mas justo?, que me quieres decir. ¿Que entonces crees que hay algo que juzgar?

– No, no, pienso que …

– Callate.!! Vuestros crimenes, si, crimenes, contra los demás y contra mi merecen que lo pagueis. Habeis sido toda la vida, hasta el dia de hoy una caterba de parasitos sociopatas. Y, ahora, lo vais a pagar. Por contra si os negais, vereis el infierno en vuestras vidas tan de cerca, que igual os quemais.

En las carpetas, de cada uno de ellos, habia desde fotos compremetedoras, desfalcos a sociedades, despidos de trabajadores amañados, prostitucion, pruebas de traiciones entre ellos. Todo perfectamente documentado y ordenado. Mas una hoja final en la cual indicaba como se debia de solucionar todo.

– ¿Pero como..? ¿Como vamos a solucionar todo esto?

– Veo Rafael, que sigues siendo el mismo gilipollas que eras hace veinticinco años, te leo, os leo la hoja final, que veo que ninguno os habies fijado en ella.

Las fotos que veis en cada una de vuestras carpetas, estan depositadas en un sobre en la oficina de un Notario. Este notario, a mi orden enviara por correo ordinario y por email todas las fotos, que veis, de cada uno de vosotros a cada miembro de vuestra familia y a la de los otros.

La documentación, que es copia, que os entrego de todas vuestras fechorias, saldrán dirigidas, a mi orden a todos los estamentos e implicados en cada uno de los delitos y malas praxis que hayais cometido.

Teneis a partir de hoy 2 de octubre de 2019, a las 18:00 pm, tres dias para solucionar, indemnizar y lo que sea procedente y conveniente , todos los problemas, delitos, humillaciones y demás repugnancias que vuestras asquerosas personas hayan producido en otras. Tened en cuenta que, al igual que vosotros, las tengo relacionadas por orden de importancia. A saber, primero resarcireis debidamente a las personas que hayais dañado, despues a las empresas y despues a la administración. Me importa bien poco, como lo hagais pero, en ese plazo, tiene que estar todo hecho y solucionado, si no lo esta, el Notario, tiene la orden de enviar todas las documentaciones ubicadas en sobres individuales, con el nombre de cada uno de vosotros, a quien corresponda en cada caso.”

Los amigos estaban sin credito de lo que estaba sucediendo. Ninguno dijo nada, solo pasaban los documentos una y otra vez y miraban a Manuel. Asombrados, espantados, aterrorizados. Manuel se levantó y dijo:

– Solucionadlo, de vosotros depende ahora el futuro de vuestras familias, el que habeis negado a otras, de vosotros depende enmendar el daño y toda la mierda que habeis esparcido por vuestro mundo. Hasta la vista, espero que no tengamos que vernos nunca mas.

Manuel salio del despacho y del edificio. Recibio una llamada.

– ¿Señor Romero?

– Si, digame

– Recuerde que el vuelo a Sidney lo tiene a las 22 horas, aprovecho para informarle de que sus enseres personales ya estan en la casa de Sidney y su esposa e hijos han llegado al aeropuerto sin problemas, ahora mismo estan viajando a su nuevo hogar. La Señora Sara me ha comentado que a las 18 h, hora nuestra, contactará con usted. Bueno Señor Manuel, espero y deseo que su nueva vida en Australia sea plena y excelente para ustedes.

– Muchas gracias señor Fran, es un honor tenerle en nuestra empresa, y aunque este en la otra parte del mundo, estaremos en contacto necesariamente, se le necesita y usted sabe mas que nadie de nuestro trabajo, es usted un genio de hostelería, nuestros hoteles y restaurantes nunca hubieran triunfado sin usted, le dejo al mando aqui en España, se lo agradezco. Ya voy de camino hacia el aeropuerto, no he de coger nada más, lo que tenia que hacer ya esta hecho. Recuerde llevar los poderes al notario para que destruya toda la documentación que le deposité y que le entregue la fe de la destruccion documental. Estoy seguro que todo esta atado. Le espero en Sidney cuando usted quiera o cuando deba Señor Fran. Agradecido por todo.

Empezo a llover de nuevo, Manuel paró un taxi – al aeropuerto – y se alejo con el, hacia una nueva vida, dejando atras, todo lo mejor que pudo. Aunque en la carpeta que llevaba su nombre, estaban los escritos e imagenes de aquella vida… una copia, para otra vida.

© javier sanchez 2019

Que, a…

Tal vez sea conveniente vivir, mi amor
y tal vez convenga sentir, sin el temor
y sentirse. siempre vivo, calido y amante.
Sentirse, simplemente. Y Sin dudarte.

El tiempo solo gana al tiempo, no le tengas miedo.
Porque es mejor que pases tú que no que te pase él.
Y un tal vez, pero no esperes, no dudes. Pasa el tiempo.
El tiempo solo gana al tiempo, pero no le tengas miedo
Porque, ¿sabes..?

Prefiero el sonreír que reír¡.
El rozar que tocar.
El insinuar que besar.
La brisa que el viento.

Te prefiero a ti, que a ti.
Tu susurro a tu respiración.
La caricia de tus manos. Así.
Tu mirada a una proposición.

Un no de mohín y tus ojos de soslayo.
Tu sonrisa a tu risa. Tu puereza.
El suave bello de tu piel a tu piel.
Tu intención a tu acción,

El perfume de tu piel a cualquier perfume
Tu roce descuidado a un intencionado.
No deseo nada más que tus intenciones.
El resto son imaginaciones.

Así de sencillo.
Nada es tan complicado.
Nada es tan sencillo.
A ti.

© Javier Sánchez 2019

Unas rosas.

Rosas, de amores sinceros.
No de mero cumplimiento.
Rosas sin espinas,
De fragancia a la vida

Rosas, escondidas
Tras un beso
Tras un te quiero
Tras un te siento

Rosas incendiarias
Incandescentes de vida
Eternamente rosas
Rosas del color de tu pelo.

Rosas sinceras
Rosas amables
Rosas amantes
Rosas, de rosas.

Rosas, de amores sinceros.
No de mero cumplimiento.
Rosas sin espinas,
De fragancia a vida.

Rosas, del camino
Que me lleva a tu regazo.
Rosas sin bondadosas,
Del olor de la sonrisa.

Rosas, de manos, de viento
Rosas frescas de la mañana.
Rosas de rocio, perfume sagrado,
Del color de tu blanca piel.

Rosas sinceras
Rosas amables
Rosas amantes
Rosas, de rosas.

Rosas, de amores sinceros.
No de mero cumplimiento.
Rosas sin espinas,
De fragancia a vida.

 

© Javier Sánchez 2019