El invento

©Javier Sánchez 2019

Anuncios

El jamoncito por la noche. Y mi cocina destrozada.

Ayer por la noche, bien de noche, me desperté de un sobresalto, con un dolor intensisimo en el gemelo derecho, es horrible, me puse en pie rápidamente. Al rato se me pasó, quedándose un dolor sordo, pero muy molesto. Fui a la cocina y  lo que hace la mayor parte del mundo (que tiene nevera) abrí la nevera y me quedé observando su interior. Imaginaros cómo en “Paranormal activity”, que va pasando el reloj de la cámara a toda hostia, allí estuve embobado hasta las 3 de la mañana, desde las tres menos cinco que llegue, espantoso ¿No?

Pues ya que estaba alli, haciendo el gilipollas, decidí comer algo, pero es que tengo que ser muy selectivo, tengo el estómago muy delicado, me sienta mal hasta el ALMAX, así que tras mucho pensar cogí un sobre de esos “abre fácil” de jamón serrano, de esos que también se come el plástico que separa las lonchas…. ¿No? ¿No se come?. Joder pues yo me lo como siempre, oye, pues está bueno.

Pues eso, que en mala hora, nunca mejor dicho, eran las 3 de la mañana, ya sabéis lo que significa, cogí el maldito sobre de jamón de plástico.

Pues empecé a preparar mi pan, con tomate, aceite y sal. Todo bien puestecito en el plato. Con el punto ideal de sal , su tomatillo bien restregado por el pan y mi batido de cacao, mi carajillo de anis y dos magdalenas (ahora muffyns.) Algo ligerito, es que mi estomago no aguanta mucho.

Cogí el sobre de jamón…, joder aquello no había manera de que el plástico se despegara, de donde pone “abrir aquí”, tirar y tirar hasta que llego un crack… mi dedo pulgar no soportó la presión, está muy depre, me lo rompí, por dos sitios.

Del dolor y sobresalto me golpee la cabeza con la campana extractora, me mareé y me apoyé en los cajones que había dejado abiertos, evidentemente se cerró y me pille los dedos, la campana se cayó encima de la vítro cerámica y todos los cristales se me clavaron en la cara. No veía nada y andando a ciegas le di un cabezazo a la caldera que tuvo un escape de gas y claro, como no, explotó. Sentí un ruido como…. bueno, un ruido.

Estado de mi cocina después de la deflagración.

Y la verdad, no recuerdo mas…

He despertado en el hospital, todo lleno de vendas, el brazo escayolado y todo lleno de tubos por todos mis orificios. Rodeado de enfermeros, enfermeras y medicos, partiendose de risa.

Los del seguro, muy amables, me han llamado y enviado la foto, y me han dicho que empezarán la obra mañana, por lo de la explosión de gas y tambien que había un sobre de esos de jamón sin abrir, que que hacían con él. Le he dicho que lo mate. Y he colgado.

Joder, tengo hambre todavía…

Desde el Hospital de “La Esperanza es lo último que se pierde.”

Módulo de
Traumatología y psiquiatría.

© Javier Sánchez 2019

Cada 30 años

Hoy estoy contentísimo, hoy nos veremos toda la familia para cenar, bueno los que vamos quedando, es que es 30 de mayo de 2019. Y… comemos marisco.

El 30 de mayo de 1989 fue la última vez que comimos marisco en mi estimada familia. Somos muy pobres y tomamos la decisión en generaciones de comer marisco cada 30 años. La penúltima vez fue en 1959 y yo no habla nacido todavía. Pero vamos con está ya llevo dos. La próxima dudo que llegue, pero bueno que me quiten lo bailao.

Estamos todos que nos salimos de contentos. Yo ya he comprado unos mejillones en escabeche del Mercadona y he robado tres cajas de berberechos y almejas chilenas, de esas que tienen tierra como para plantar lentejas.

Mi hermana me ha llamado llorando….

– Ya llega nene, ya llega el día!!! Treinta años esperando.!!!

A mi hermano mayor como se dio un golpe en la cabeza y no se acuerda nunca de nada, es como los peces, cada cinco segundos se le olvida todo, pues nada, le hemos sacado el dinero, y con la pasta hemos comprado todo el marisco, a él le pondremos unas acelgas y una fanta de limón. Total le vas olvidar también.

Bueno y eso que os quería contar. Que estoy muy contento.

.

© Javier Sanchez 2019

Duda. Y ahí lo dejo.

Duda existencial.

Pregunta:

Porque el zapato de la Cenicienta no desaparece a las doce de la noche, como el carro, los cocheros, los caballos y toda la parafernalia.

¿Sabeis? Es algo que no se me quitó de la cabeza desde que vi la peli cuando tenia 10 años. Bueno, esto último es mentira, era para vacilar un poco. Pero es verdad ¿no?.

Pensadlo, o no, haced lo que os de la gana, yo ahí lo dejo.

© Javier Sánchez 2019

Leyes fundamentales de la existencia y eso.

Ley de la Relatividad Documentada:
Nada es tan fácil como parece, pero tampoco tan dificil como lo explica el manual del usuario.

Ley de la Administración del Tiempo:
Todo lleva mas tiempo que todo el tiempo del que tengas disponible.

Ley de la Búsqueda Indirecta o mecagoenmiputacalveraandeestara.:
1) El modo mas rápido de encontrar una cosa, es buscar otra.
2) Siempre encontraras aquello que no estas buscando.

Ley de “Espera que lo apunto… “:
… Si tienes bolí, no tienes papel. … Si tienes papel, no tiene bolí ….Si tienes ambos, nadie coje el teléfono, o no contestan o se han equivocado.

Ley de Preferencia Telefónica:
Cuando marcas números de teléfono equivocados, nunca estarán ocupados.
Siempre contesta un plasta que se enrolla y te pregunta a que numero estas marcando…. Solo para decirte que no es ese o que si es ese pero no te conoce de nada.

Actualización al Principio de Arquímedes:
Todo cuerpo sumergido en una bañera, hace sonar el teléfono a los 2 minutos exactos. Tambien esta la variante de que llamen a la puerta o al interfono, o que se vaya la luz y tu baño no tenga ventana o que ciando estes de jabon hasta la trompa de eustaquio se corten el agua en el pais.

Ley de la percepcion de gravedad:
Si consigues mantener la calma mientras a tu alrededor todos están perdiendo la suya,
probablemente no has entendido la gravedad de la situación. Eres tonto.

Ley de la Experiencia:
Solo sabe la profundidad del pozo, quien cae en él. Y solo él, porque nadie puede preguntarselo.

Reglamento del Especialista:
1). El especialista debe de ser la persona que sabe cada vez mas sobre cada vez menos.
2). Superespecialista es el que sabe absolutamente todo sobre absolutamente nada…

Ley de los Cursos, pruebas, masters y demas hierbas venenosas :
1) El 80% del examen final estará basado en la única clase que te perdiste
o basado en el único libro que no leiste. O no compraste, porque no le diste importancia. Como todo.
2) Cada profesor parte del supuesto de que tú no tienes mas nada que hacer sino estudiar su materia.
3) Sera siempre más aburrido de lo que te imaginabas. Mil veces mas o dos mil.

Ley “que se me cae cooooño”:
Cualquier esfuerzo por coger un objeto que se te cae, provocara mas
destrucción de la que si lo dejásemos caer naturalmente. Ademas se romperá igual.

Ley de la cinta adhesiva:
Existen dos tipos de cintas adhesivas: la que no pega y la que no sale nunca del rollo. Esta ultima es la que terminas destrozando el rollo.

Ley de las herramientas y utensilios de IKEA:
1) Los tornillos, clavos, tuercas, etc, estan diseñados, con absoluta precision, para que cuando toquen el suelo desaparezcan. Pero para siempre jamas.
2) Cojas la herramienta que cojas, nunca será la que precisas.
3) Si buscas la herramienta del plano de instrucciones, no estará en ninguna bolsa.

Compilación Javier Sanchez. En internet y comentarios de amigos llorando

© Javier Sánchez 2019

La caricia y el perfume

510f9-ascensor-con-fantasma.jpg

Si es en ese momento que  sientes que su presencia te eriza el bello, que su olor te embriaga y te envuelve, si sientes que tu espalda se arquea, por esa mano y te obsesiónas sin saber porque, te agobia irracionalmente, y es en ese momento que sientes como su mano acaricia tu nuca, suavemente de arriba y abajo.

Y estas solo en el ascensor.
Cagate. Y en cuanto llegues al séptimo (manda cojones, que vives en el séptimo )  corre, como si te persiguiera un inspector de hacienda.

©Javier Sanchez 2019

Ley de protección de datos y privacidad. O algo así.

Yo veo que mi urologo (es que ya tengo una edad), esta un poco harto de esto de la ley de protección de datos y privacidad.

Menudos problemas le están dando, tanta privacidad y mierdas de esas.

Hoy tenia consulta porque, oye nada importante, tengo un herpes inguinal, un poco de candidiasis y ladillas, nada grave.

Pues por lo visto, la Ley de Protección de Datos prohibe tajantemente llamar a los pacientes por su nombre… no se si es verdad, pero vamos casi seguro, me lo ha dicho mi cuñao que trabaja limpiando en un despacho de abogados. Pero algo de verdad hay.

Y nada que ha salido el urólogo, ya van cuatro veces diciendo:

“A veeeeeer, el que tiene problemas se erección, que tenia visita a las 10, que ya son las 10:45 y se que estas aquí, veeeeeeenga el que no se le levanta el gusanito que ya puede pasar, joder!!, Los demás, mirar para el techoooooo”

Y nada que aquí llevamos tres cuartos de hora y no se levanta nadie….. valga la redundancia.

© Javier Sanchez 2019