La primavera, que ya está aquí.

Se acerca la primavera, que bonito, primavera es un «palabro» que proviene del latín (como no) y no voy a caer en topicazo de lo de la «prima Vera».

Prima, primer, Vera, verdor. El primer verdor. Tiene muchas acepciones y/o utilizaciones, y/o, aceptadas por la RAEL y por un servidor, bueno eso.

A saber:

Primavera
Nombre femenino (por lo de la primavera)

1. Estación del año comprendida entre el invierno y el verano; en el hemisferio norte, se sitúa aproximadamente entre el 20 de marzo, por la tarde, equinocio de primavera, y el 21 de junio, por la mañana, antes de comer, solsticio de verano, y en el hemisferio sur entre el 21 de septiembre y el 21 de diciembre. O algo asi he leído en la Wikipedia, pero creo que me he liado y fallan los días, consultarlo vosotros mismos. Luego me llamáis para informarme.

Ah!!! Ojo!!! Que en medio (nunca mejor dicho) de todo este guirigay esta el Ecuador, que no lo se. Será allá por agosto o así. O no. O será siempre. Es que el ecuador es muy raro. El Ecuador es la raya esa de en medio, la junta que pega los dos trozos de la tierra. Sabéis a que me refiero ¿no?

sahara1508784806.jpg
Primavera en las afueras del ecuador. Si os fijáis bien de ve la raya al lado de la palmera.

2. Tiempo en que una persona o una cosa está en su mayor grado de desarrollo, belleza o energía. «Está en toda la primavera». No lo pillo, pero en el diccionario así lo indica.

Botánica:

3. Primula acaulis o Primavera, este genero de floripondio pertenece a la familia de las Primuláceas y está formado por más de 500 especies de plantas vivaces cuyo origen está ubicado en el Hemisferio Norte del planeta. Oye que no me jodais, no os voy a poner las fotos de 500 especies. Os pongo una que es la que he encontrado por internet y que me viene mas al punto de lo que estamos comentando…

Primula Horribilis. Planta herbácea de hojas perennes, anchas, largas, arrugadas, ásperas al tacto y tendidas sobre la tierra, de entre las cuales se elevan varios tallitos desnudos que llevan flores amarillas en forma de parasol. Que vaya espanto de floripondio, de verdad, fea como un pecao, pero bueno, primavera que se llama. Menudo lumbreras el que la bautizó, o se había dejado las gafas en casa o realmente era uno de los primeros influencer de la historia y como no tenía ni puta idea de lo que hablaba pues nada, le puso ese nombre.

Ver foto adjunta de colorines.

cardos-borriqueros-copia-437689899.jpg

Esta es la foto. Flor Primavera o Primura Horribilis, fea, pero fea oye y no me digáis eso de que «algo bonito tendrá», que todos los poetas sois iguales. Pues a lo mejor, pero en mis peores pesadillas sale. Lo dicho, fea como un pecao.

Sociología:

4. Adjetivo/nombre común – Solo en España (only in Spain)
Persona o parecido a una persona, Que es ingenuo y sin malicia, que se deja engañar fácilmente. También se le denomina gilipollas esférico (lo mires por donde lo mires es gilipollas). Que tiene varias indicaciones más, pero no nos vamos a extender ahora en ello. Que tengo que ir al súper a comprar salchichas que me han dicho que están muy bien de precio y también aceite de soja que mi vecina me ha dicho que solo está a 7 euros el litro.

Adjunto foto para que se entienda, lo del espécimen, no lo de las salchichas ni el aceite de soja.

tonto-1640687333.jpg

Foto, un espécimen de primavera. Se entiende ahora ¿no?

5. primaveras

Aplicado a años de edad de una persona, en especial de la primera juventud o adolescencia evidentemente, no vas a decir que tiene 80 primaveras. Hay individuos que no es aplicable esta definición, sobre todo los pelo pincho, los de la gorra con la visera hacia atrás en pleno agosto y con un sol de justicia y diferentes faunas no domesticadas al uso.

También aplicable a: Conjunto de ingenuos o gilipollas.

Música:

6. Referente a la música:

Composición musical de Antonio Vivaldi, conocido por sus allegados por Antoñito «el pelos. Esta es la primera composición que aparece en la cara A del disco que sacó allá por diciembre de 1725, de titulo, «No entiendo como puede ser lo de mi tía Dolores», (Sinfonía en La mayor numero 11 KV 331 TurboLaser)». Tuvo mucho éxito y estuvo casi 12 semanas en los 40 principales de la época, siempre por debajo de la recopilación de baladas de Scorpions, que ya empezaban a despuntar como cuarteto de cuerda.

vivaldi-460484373.jpg

Foto, Antonio Vivaldi, (Antoñito) de la casa de los Vivaldi de toda la vida. Músico que tocaba el violín con una pluma de ganso, véase la foto, yo no miento. Un lumbreras el tío y un virtuoso de la guitarra eléctrica.

La primavera, la estación de las chaquetas, cuando no hace calor, ni frío y todo ello hasta mediados de abril, que no sabes que ponerte, que si te pones un abrigo, hará calor y si vas en manga corta, hará frío. Si sales a la terraza en plan «La vida de Brian», se te congela el asunto, aunque luzca un sol de me quiero morir dos veces Mari Dolores. Y si sales con bata y bufanda te cogen los mil males del pueñetero calor que hace a las 10 de la mañana.

Mucha gente ha fallecido por dejarse el abrigo en casa o por ponerse más capas que una cebolla y que el día avance y se plante en los 28 grados. Que el de la meteo te había dicho que no, que haría fresquito. Y tú has salido como para subir al Anapurna constipado.

Que bonita es la Primavera, donde en las oficinas de las empresas, todavía está la calefacción en modo panadería bollería incendiada, vamos a tope, da igual la temperatura que haga fuera. Es primavera, estamos en marzo y hay que ponerla. A este evento me refiero que también hay gente que ha fallecido por ello. Sobre todo el que pone la calefacción, me refiero al friolero come lechugas, con menos sangre que el tobillo de un jilguero o la friolera que va en tirantes, falda de cinturón y sandalias, cuando todavía hay nieve en los pirineos. Asesinados ambos por sus compañeros normales.

La primavera es la estación en la cual las lorzas todavía no se notan. Y si no ligas, como yo, estas a salvo de las miradas despectivas de los propietarios de cuerpos apolíneos y gráciles, forjados tras horas de gimnasio y maratones. Por este motivo circunstancial, todavía, puedes entablar conversación con ellos, porque no se dan cuenta del «defecto» de fabricación que tienes. Y es que los gorditos no ligamos nunca, solo nos dicen que somos simpáticos y muy amigos de todo el mundo, hecho este último que es mentira, porque yo soy un borde de mucho cuidado (nota del autor).

Ayyyy la Primavera, la estación de los colores, la explosión de los colores, de la vida. Los bosques se visten de marrón, amarillo, marrón flojo y amarillo flojillo, vamos todo de color mierda de bebé. Y luego de verde, rojo, lila, magenta, blue xerox, cyan 916xc, etc. Vamos como si te hubieras metido una tortilla de LSD para desayunar, que oye, que vas al bosque a pasear y vuelves como Janis Joplin en una mala tarde… O buena.

También comienzan a salir de su letargo los insectos, los mosquitos, los tábanos, abejas, avispas, los políticos. Y oye, es que no se puede caminar tranquilo por el bosque, sin que te coma algo, algún león de los pirineos o algo así.

La primavera es la estación de la melancolía, la que te jode vivo con las alergias, las úlceras y demás afecciones pulmonares, psíquicas, depresiones, más enfermedades, urticaria, asmas, pistolas y navajas. Esto ultimo, lo verás, sobre todo, si vas al bosque y te fijas, verás en mogollón de árboles, corazones grabados en la corteza, José quiere a Jenny, un poco mas lejos Jenny quiere a Luis Carlos, y un poco mas lejos Luis Carlos quiere a José, menudo lío de amoríos que se llevan estos tres, pero lo peor es que lo que de verdad que asusta es pensar la de gente que va al bosque con navaja.

La primavera es la estación del «yanosequehacerjoder», que si guardas el calefactor, al día siguiente los has de sacar porque no hay quien pare en casa. Si sales sin paraguas llueve, si sales con él, hace un sol Sahariano de justicia divina. Si aparcas el coche a la sombra, no hay dios que lo arranque y si lo aparcas al sol, al entrar se te cuece la cara, joder, que bonita es la primavera, con sus pájaros que vienen de otros sitios a cagarse encima tuyo. Y que vas al bosque a disfrutar del silencio y a comerte un bocadillo de Nocilla bajo un árbol milenario y se te juntan a tu alrededor setecientos mil estorninos, que te dejan sordo y todo cagado. Que bonitos que son los pajarracos. No puedes dar un paso sin que te cague uno. Oye que te tumbas en ese árbol milenario (otro, no el de antes) para hacer una pequeña siesta de tres o cuatro horas y te despiertas que se te están comiendo las hormigas y un perro abandonado se te mea en la cara. Que estrés de estación por favor.

Ya lo dice un refrán Chino Cantones, «La plimavela la sangle altelal a ti, ¿quelel cambio plato?».

Puede ser cierto, aunque yo a mi edad, la tengo alterada ya de serie. Parece mentira, pero me altero ya en diciembre y no lo suelto hasta Agosto, que ya empalmo con el verano. Es un sin vivir en mi que vivir no puedo, porque vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero. O algo así. Vamos más salido que el pico una plancha. Eso lo leí en una galleta de la fortuna, de esas chinas, en un restaurante chino regentado por un gallego, Alberto Oregueiro Smith se llamaba

La primavera, que bonita estación y que bonita canción de Antonio. El veinte de marzo entrará, bueno, menos en el Corte Inglés que ya era primavera en Enero, y con nosotros se quedará hasta junio, nada menos. Pero es mentira, ya en mayo, hará un calor de cojones, que estarás todo el día sudando y cagándote en el / la atontado/a que te dice, «ayyy que ganas de que llegue el verano».

Y tú te dices ¿el verano? ¿En Barcelona? pero si hace mas calor que en una metalurgia!!!. Esa es otra, el verano, el puto verano con sus calores asfixiantes, por lo menos en mi ciudad, claro que los que seáis de Groenlandia no lo notaréis, hablaremos otro día de ello, que hoy no puedo, ya os he dicho que he de ir al súper. Pero que sepáis, que en nada, será primavera. Que bonito oye, se me saltan las lágrimas y los puntos de la ultima operación de hígado que tuve.

Disfrutad de ella…. hasta junio o julio o Noviembre o algo así.

Un beso a todos. Bueno a todos, no. A una no, que me cae mal.

© Javier Sánchez marzo de 2022

En el bar del trabajo



Esta mañana en el bar de al lado de mi lugar de trabajo, en «Casa Jacinto Bocadillos fríos y calientes», estaba desayunando algo ligerito, unos callos con morcilla, una Madalena de chocolate y un café, eso sí, con sacarina que tengo el azucar alto.
El bar de al lado de mi lugar de trabajo es un bar de los de siempre, primero que el el letrero de fachada pone «BAR», no pone GASTROBAR, que parece el nombre de una enfermedad, tampoco pone, DELICATESEN Y MENU DEGUSTACION CASA PEPE, ni cosas extrañas, simplemente es un BAR, antes taberna.

Estaba de palique con el camarero Jorge, un camarero de los auténticos, camisa blanca (eufemismo), pantalón negro (eufemismo) y hablando con tres mesas a la vez. Un bar lleno de obreros y trabajadores sin cualificar como yo. Me encantan estos bares en los que el volumen de la música o la radio está muy alta, la gente habla más alto y el camarero habla más alto todavía .
– Un carajillo de coñac , dos croasanes, una copa de anís y un sol y sombra, todo junto que es para Juan el gruista.!!!!
– Oído!!!
– Comanda!! Un bocadillo de panceta con morro, lomo y pimientos del piquillo, un cortado con sacarina para José Juan «El sacarina» que es diabético.
– Oído!!
Estos follones suceden sobre las 10.30 de la mañana son geniales, la vida sigue…

Pero de pronto ha hecho acto de presencia un espécimen extraño que se ha sentado a mi lado. Un pijoflauta con una camisa confeccionada con papel higiénico reciclado (sin marcas escatológicas de nada), un macuto de saco de patatas que ponía en el logo «Patatas de Guadalajara, la mejores», unos pantalones de ropa reciclada de las fundas de los asientos de coches, unas chanclas sin calcetines como las de Ben Hur, en pleno Diciembre, que manda cojones y, eso sí, un Rolex de oro mazizo de siete mil euros y un todo terreno aparcado en doble fila en la puerta del bar, vamos el pavo estaba totalmente desubicado. Bueno pues, el muchacho se dirige al camarero, se supone que educadamente.

– Por favor, disculpame compañero ¿me puedes poner one orgánic coffe de las montañas de Java, de la ladera norte mejor, producido bajo cultivo sostenible, con un chorrito de soja of milk desnaturalizada tratada mediante aguas del río Nilo, endulzado todo ello con edulcorante de las Himalaya Muntains, all natural y sin procesar? Y ya que estás de pie sin hacer nada, ponme porfavor un smoothie de ananás pasteurizado a low temperature y un muffin fat-free con pepitas de cacao colombiano, pero ojo, que sea puro y desgrasado. ¡Ah!, Y una muesli bar aderezada con quinoa, hazelnut y polvo marciano desnatado… Sin grumos porfavor.

Se hizo un peligroso silencio en el bar… Yo me acojoné…
El camarero, miró a su alrededor como pidiendo algo de comprensión o para que le sujetarán, el hombre con veinte años de profesión a sus espaldas morenas, con los tobillos hinchados como un elefante díabetico, palideció y sudaba como un cerdo con gripe aviar en una panadería y apretando el libreto de las comandas le dice al pijoflauta:

– Mira …»compañero»… Aquí tenemos café de «casa Luisma», azúcar del Mercadona, sal del colmado de aquí al lado, magdalenas de la panadería, zumos de lo que quieras, pero para gente normal, vamos naranja, melocotón, piña (ananás no tenemos), no sé… Aunque, para ti, compañero, también tenemos hostiones in the middle of the face with the hand wide open to remove you toa la tontería que you tienes por todo el body, oyes.
– Ohhhh suena bien póngame dos. Sin gluten ¿Eh?
– Vamos que no me has escuchado nada de lo que te he dicho y si que va a sonar bien, si… ¿Te pongo luego otro más pa llevar? Más que nada por si te vas con frío por el camino en el coche ese de lucecitas y ruidos estridentes. El de los enfermos vamos.

Yo no daba crédito, tampoco lo doy a nadie, el dinero es mío y solo mío. Pero ese espécimen no era normal, no es que corriera peligro, nadie le iba a hacer nada. Pero estaba al borde de dejar de ser un ser humano y todavía no se había dado cuenta. Le dije:
-Mira oye, aquí solo hay cafés con leche, carajillos, bocadillos de jamón, mortadela, tortillas de ayer y más tarde de hoy y zumos de botella. No vas a encontrar nada de lo que buscas.
– Ah ok gracias compañero, es que pensaba que como es tan, tan, tan poco cool, que sería todo sostenible y de km 0. Y… Pero veo que esto es un nido de gente que come animales y bebé y…
– Mira, no sigas que al final te van a dar, si esta gente bebé, come animales y curran como cabrones. Mejor te vas al bar de la esquina, lo reconocerás porque en la puerta habrá una cola importante de samuráis con barba de chivo, moño y zapatos sin calcetines, en pleno invierno, todos hablando de la leche de apio y almendras y demás cosas extrañas que la fabrican para engañarnos a vosotros. Ve que allí estarás seguro.
– Gracias compañero… Voy hacia allí
– Ah y no cogas el tanque de la puerta para ir allí, que eso contamina como tres coches de la gente de aquí.
– El pijoglauta salio rapidísimo del bar y se dirigió andando a la esquina, allí salido a sus congéneres, sin tocarse claro y se puso a mirar al cielo.

En el bar todos siguieron a lo suyo. Ni un comentario, nada, solo el camarero se estaba tomando una tila y una copa de anís del mono.


Madre mía qué cosas más raras.

Para Ivonne



© Javier Sánchez enero de 2022

Hay que joderse.

Cada vez que me llaman a las 10 de la noche, cuando me estoy duchando, meando o cualquier cosa que termine en «ando», para consultarme si estoy contento con mi Red móvil, internet, televisión, cocina con wifi y demás contratos y ya de paso ofrecerme los servicios de la red de quien me llama, que por cierto, que sepáis que nunca es la tuya, porque la tuya mientras cobre no te va a llamar nunca, bueno si, para ofrecerte mas mierdas de cámaras y coches eléctricos dirigidos desde casa. Cada mes te llama una empresa nueva, a parte de las antiguas, y así hasta el infinito y más allá. Es exponencial, cada mes 2 más.

Y me jode, aunque ya a estas alturas me lo tomo con humor aunque un humor ácidamente asqueroso, lo admito. Porque si me llaman a ciertas horas (por cierto siempre intempestivas) y lo primero que me preguntan es:
– ¿Es usted el titular de la línea?
– No señora o señor, estoy robando y como no encuentro nada, porque este tío debe de ser un matao mas pobre como una rata en paro pues es que me aburro y mira he cogido el teléfono. Por cierto, ¿Usted quién es? Tiene una voz parecida a mi tía Enriqueta, que le llamaban «la muda» porque no paraba de hablar, jajajaja es muy divertido, mire que le cuento…

Dos minutos de silencio mas o menos, yo le estaba contando lo de mi tía Enriqueta, pero paso de totalmente y siguió a su rollo…
– ¿Ah vale, pero usted es el titular de la línea?
Vamos, que no me ha hecho ni puto caso y le digo ¿y usted, es titular de la línea de la cual me esta llamando?
– Bueno, Señor Sánchez eso no se lo puedo decir.
– Pues, entenderá usted que yo tampoco se lo voy a decir. No se quien es usted. Por cierto como sabe mi nombre.
Silencio de, ha pasado un ángel (vengador con una motosierra en la mano)
– Eso tampoco se lo puedo decir.
Y sin aviso previo comienza el parloteo antes de que yo pueda meter baza. Lapsus de 5 minutos (son muchos, coged un cronómetro y hacedlo), educados, por mi parte, escuchando las ventajas de la red que me quiere vender el tele operador que ha irrumpido a estas horas en el remanso que es mi queli.
Después de decirle que:
– Disculpe señorita, (es que averigüe que era una chica) pero es que no me interesa, le he dicho entre 6 y 75 veces frases como «oiga, es que me estoy meando» y le he amenazado de muerte a usted y a toda su estirpe, pasada, presente y futura.
Tampoco lo de decirle que «estoy muy loco y acabo de matar a toda la familia del vecino por estornudar a deshoras.» así como ¿«oye, tu no cenas»? o «¿no duermes?» Cuantas veces tengo que decir que no me interesa. Que parte no ha entendido de: ¡QUE NO ME INTERESA OIGA!
– Muy bien Sr. Sánchez ya le volveremos a llamar en otro momento, a lo mejor le interesa el nuevo plan “Me cago en toa tu estampa PREMIUM”… y otra vez bla, bla, bla.
Esto lo dice al aire, porque yo ya he dejado el teléfono encima de la mesa. Manda cojones oye. Se que hacen su trabajo y no es culpa de ellos, pero si del cabrón/na que inventó y obliga a hacer este método arrasador y muy molesto. (Joder que bien que escribo).
Deberían de ser menos agresivos, me refiero a los «inventores» del guion, cagabandurrias que se aprovechan de la desorientación que puede llegar a producir esta clase de alocuciones a una persona mayor, más mayor que yo quiero decir, yo ya soy mayor de por si, que le pueden vender un barco pirata entre las ventajas de la línea. Manda cojones.

Y el banco, joder con el banco, madre mía con el grado de contento que estoy con que mi banco me jode 60 euros al trimestre, o sea, 240 euros al año por el concepto atraco, pandilla de ladrones de “mantenimiento de mi cuenta”, en mi banco concretamente el robo se llama «Día a Día» si, si, con toda la desfachatez bandolera. Y oye cuando llaman la verdad es que les contesto cómo me da la gana.
Y a todo unos. 1, mal y muy mal.
Y le digo, aunque no me hacen ni puto caso:
– No entiendo que por gestionarme el dinero, MI dinero, que por hacer una transferencia, usando MI ordenador, MI red de Internet que la pago yo, MI electricidad y MI intelecto. Vosotros solo hicisteis una web interactiva, amortizada hace años, con MI dinero y me carguéis un impuesto terrorista.
Mira mañana iré a tu oficina a esperarte en la puerta, y cuando vayas a tomar café, te preguntare si estas contento conmigo. Y te haré una encuesta de 10 o 15 minutos mientras te tomas el puto café y ya, luego, de paso, te llevare el dinero en metálico, unos dos mil euros en céntimos y te diré que me cobro 20 euros por llevarlo de mi casa a la ventanilla de tu banco o caja. O cualquier cueva de ladrones que hayáis nombrado o absorbido para poder robarnos mejor. A ver que si tienes cojones a decirme que no.
Todo ello porque ahora ya no atendéis, tenéis a dos individuos en la entidad que, la verdad, deben ir emporraos todo el día porque solo hacen que sonreír y enviarte a la web o al cajero automático externo. Joder, es que parecéis una secta de iluminados.

A colación de esto del banco, tengo una anécdota de terror económico y sociocultural. Esta mañana, pero bien de mañana ¿eh?, sobre las 12 o algo así, (es que me gusta madrugar) he desayunado ligerito, unas tostadas (12), con foie-gras, dos lechugas con queso parmesano, un Ñu pequeño y luego, para bajarlo todo, un sándwich vegetariano-mega vegano perro flauta que he terminado oliendo a patxuli. (Adjunto foto del mismo, bueno no, que la he perdido, otro dia).
Después del ágape me he sentado en mi taburete, ubicado en mi despacho de 2 metros cuadrados, en el cual solo me cabe una mesita de noche, el ordenador y un bolígrafo, el teclado va encajado bajo la pantalla, plana, es que no hay manera de escribir, mas que nada porque no cabe y me dispongo a hacer las transacciones de mi cuenta de mileurista matao con un ERTE a sus espaldas, que no es una ETS, es que estoy en paro temporal, por la gracia de Dios, que ya me contaras que gracia tiene…
Pero vamos, que aunque este en paro y cobrando una mierda, hay que pagar el agua, la luz, la hipoteca, el rescate de los bancos de hace años, a diputados, senadores y hacer la declaración de la renta, vamos lo que se dice controlar gastos de casa y digo gastos, porque ingresos solo hay uno. Los pobres es lo que tenemos, que como tenemos poco dinero hay que administrarlo a la perfección, sin que un céntimo se desvíe. Pues eso, que me he dispuesto a entrar en la banca on line de «Ali BaBa International Bank»
Que sepáis que me parte el estómago tener que efectuar los pagos así. Pues la cuenta la mantengo yo, los pagos los hago yo, la pantalla para ver bien la limpio yo, la luz y el pago de la línea telefónica de Internet, yo también. Y todavía tienen los santos cojones de cobrarme, como ya he dicho antes 60 euros cada tres meses, por el «mantenimiento de cuenta»,
Bueno… vamos allá. Ya llorare en la intimidad de mi baño.

Primera ventanita.

¡Pling!

«Bienvenido a su banca on line, por favor introduzca su clave primaria de acceso.»
-Holaaaaaaa. (Es un defecto que tengo, hablo con las máquinas, antes hablaba con espíritus, pero se me pasó)
Escribo la clave sin pensar, mecánicamente, 179876, joder, mañana la cambio que ahora la sabéis todos. Y…

¡Meeeeec! Error
«Error en clave de acceso»
«Le quedan dos oportunidades»
Me digo para mi mismo y a mis interiores. “Ya empezamos”
Escribo la misma. 179876

«Correcto Señor Sánchez.»
-Maldita máquina de mierda. Que hija puta que eres. Si supieras como te odio.

«Ahora, señor Sánchez, desde su móvil, indique el código de desbloqueo que se le ha enviado por sms.»
Me cago en tu calavera. Hala a buscar el móvil, que no se dónde está. No lo encuentro.
No está, manda cojones que no lo encuentro ahora. A los cinco minutos lo encuentro. Me dirijo al ordenador.

“SESION CADUCADA PARA SU PROTECCION”
-¿Para mi protección? Si nadie me ha amenazado nunca, ¡joder si he tardado cinco minutos!

“Vuelva a introducir su clave primaria de acceso.”
La escribo, entra a la primera

«Ahora, señor Sánchez, desde su móvil, indique el código de desbloqueo que se le ha enviado por SMS.»
-Jajajaja, esta vez no me pillas, tengo el móvil en la mano.
Pasa el tiempo y el SMS no llega. Yo mirando el reloj, 4 minutos 59 segundos y 5 minutos.
“SESION CADUCADA PARA SU PROTECCION”
-Me cago en todo lo que se menea de aquí a Sudáfrica.

De nuevo el ritual. Os voy a ahorrar el suplicio…

«Ahora, señor Sánchez, desde su móvil, indique el código de desbloqueo que se le ha enviado por SMS.»
Me llega casi de inmediato. Estoy pensando que tiene que haber allí un pedazo de cabrón que se aburre y juega conmigo. Pero no tengo pruebas.
Lo pongo el número.

«Correcto Señor Sánchez»
Nos ha jodido, tampoco es tan difícil.

«Ahora en la pantalla le saldrán unas fotos para que indique lo que se le pregunta. Recuerde marcar» «no soy un robot»»
Madre mía, pero qué demente a diseñado esto. Salían 9 fotos.

«Indique cuáles de las fotos tienen semáforos Señor Sánchez»
Joder que fácil.
Pues esta, esta y esta.
«Incorrecto señor Sánchez»
-¿Incorrecto? ¿Pero que dices? Aaaah que cabrón…, ahora lo veo, había un semáforo en una esquinita de una maldita foto…

«Indique cuales de las fotos que tienen un vehículo»
Las marco.
«Incorrecto señor Sánchez»
-Como que incorrecto, si… Ah! Una bici…. Jodeeeeeer, vaya tela ¿eh? Esto lo ha diseñado un mamonazo pajillero de esos que
viven en un sótano rodeado de pantallas y todo el día comiendo patatas fritas y coca cola.

Y sale en pantalla otra ventanita con las letras muy grandes.

«Creemos que es usted persona de avanzada edad, lo pondremos mas fácil señor Sánchez, indique dónde hay árboles»
-¿Avanzada edad? Sera pedazo de cabrón el pajillas este.
Indiqué los árboles, yo ya estaba en una situación mental que se me iba la cabeza, casi atravieso el ratón.
«Correcto señor Sánchez»

«Ahora indique de nuevo su DNI»
Lo indico
«Error, sin letra por favor»
Joder, me voy a cagar en todo lo que se menea. Lo indico sin letra.
¡¡¡Y el cabrón, nada más ponerlo, me calcula la letra!!! ¡¡¡Automáticamente!!!.
Es que de verdad, me voy a tomar un tranquimacin y unos diacepanes porque le voy a pegar fuego al ordenador.

«Ahora en su móvil habra la APP de “Security Bank Ali BaBa International Bank” acérquelo a su boca y tararee la canción «DOS GARDENIAS» del cantante ANTONIO MACHIN».
¿Que? No me lo puedo creer… ¿De verdad?

«No le hemos entendido. Ahora acerque el móvil a su boca y tararee la canción «DOS GARDENIAS» del cantante ANTONIO MACHIN»
Mire detrás de mí por si había alguien o alguna cámara oculta, o mi hijo que tiene un sentido del humor un poco cabrón. No había nadie en casa… y canté.
«Dos gardenias para tiiii, tarrarrtararaaaaaa, te quieroooo»

«Correcto señor Sánchez, ya puede acceder y actuar con su cuenta, que por cierto tiene un saldo miserable”
Le informamos que para dejar de ser miserable consulte con su asesor Señor Tomás Vencejo Lopez»

-Me voy a cagar en el banco, en Bill Gates, en el cabrón que diseñó esto y en el presidente de EEUU, en el de aqui, en el Tomas ese y en todos los banqueros de este país y del planeta entero.
Voy a calmarme que me va a dar un infarto en todo el corazón entero.

«Tiempo sin actividad en web del «Ali BaBa International Bank” rebasado, inicie proceso de identificación de nuevo señor Sánchez»
-¡¡¡¡Ahhhhhhggg Yunamierdaaaaaaaaaaa!!!!

Fundido en negro.

Y aquí estoy, en el hospital, con una camisa de fuerza y un madero en la puerta. Parece que tiré el ordenador, la mesa y todo lo que pillé por la ventana y la lié parda. Dice mi vecina, la Señá Paqui, que entré en la agencia del banco y gritaba como un loco…
-¡Os voy a mataaaaaaaaaaaaaaaaar, a todoooosss! A usted no señora, ¡a los de detrás de las mesas que están sonriendo sin saber que van a morir! ¡Donde esta el pajillero que ha diseñado la web que también lo quiero mataaaaarrrr!
Bueno ya os contaré cómo me va….

Dedicado a Ivonne.

©Javier Sánchez Diciembre de 2021