El sudoku y mi horóscopo del periódico

Vamos a hablar de Astrología de la prensa.

TITULO:
“Mi horóscopo del periódico”

Esta mañana, en el bar, estaba leyendo la prensa, ya había leído varios diarios y ahora estaba mas concretamente con EL DIARIO DE LAS PROVINCIAS Edición matinal de la mañana, estaba tomando un desayuno ligerito, un cafélito, un donut de chocolate, una tortilla de patatas con chorizo picante y pan tostado con ajo, aceite y un poquito de nocilla, hasta la hora de comer aguantaba con ello.

Pues desde la primera pagina hasta la ultima, todo lleno de barbaridades, asesinatos, guerras, el puto virus, Biden que ya empieza a decir “América first” y a sonreír raro, el rey emérito y su excursión al desierto, la Ayuso presidenta de la futura colonia Marciana de la CAM, Toni Cantó que ha dicho en rueda de prensa que iba a fichar por el MBE “Murcia que Bonita que Eres”, inundaciones, los chinos, veganos zombis que comen carne, carnívoros que ya no comen carne, joder, era como una película de terror.

Paso la penúltima pagina, después de los deportes, que nunca los leo porque me canso, me parece ridículo ver lo que hacen los millonarios jugando a la pelota o al tenis, y veo:

“TU HORÓSCOPO PARA LOS AÑOS 2021-2022.”

Según el astrólogo “profesor” Sigfrido Mingo Largo de los Cobos, famoso en todo Toledo.

– Joder un poco retrasado (el hombre no, el trabajo me refiero), estamos a mediados de Abril. Más bien lento el muchacho. Y 2021-2022, vaya morro, así el año que viene no pega ni golpe y de un plumazo se cepilla dos años y se come cuatro meses de este.

Le pegué un bocado al donut de chocolate y a la tortilla de chorizo y me dije:

Bueno vamos a ver que me cuenta el pavo este.

LIBRA (yo soy libra)

LIBRA – AMOR

En el amor estará lleno de altibajos, peleas y sobre todo cambios importantes. Este año es más favorable para los solteros, porque lo que sentirán son ansias de libertad y de salir con quien les apetezca, sin ataduras. Les apetecerá cambiar de ambiente, conocer gente nueva y el compromiso no les interesa para nada, a no ser que sea algo muy poderoso, entonces todo cambia. Vivir el momento. No les interesan las relaciones a largo plazo, tendrán muchas relaciones esporádicas y divertidas.

– BIEEEENNNNN. Mola. !!!! Eso es inventarse, digo, escribir con alegría… me parece que este tío no ve la tele hace un año y algo. No se ha enterado de lo del bicho.

Pero vamos si no hago caso a lo de la pandemia, tampoco sé parece a lo que antes he leído en El Periódico y El País, que dicen que me compre una pistola o que me meta en un convento, pero me mola este mucho más. Este tío o tia del Periódico es un penurias. Y el del País más triste que un bocadillo de pan rallado.

LIBRA – AMISTAD

Querrás conocer gente nueva y vivir el momento. Te sentirás atraído por gente dinámica, con vidas apasionantes y nada convencionales. La innovación, la inteligencia, el peligro y el cambio te atrae como las abejas a la miel. Te relacionarán en varios ambientes, el tuyo no será suficiente este año. Por lo que, buscarás la manera de conocer a este tipo de personas, que les abren las puertas a ambientes y mentalidades diferentes. Seras el protector que eres, los libra todos lo son.

– Y una mierda en “El períodico” dice que me van a dejar de hablar hasta los testigos de Jehova, los tele operadores de jazztel, yoigo y movistar. No dice nada de Vodafone. Y en el “El País” que iré a la cárcel y moriré de viejo allí en una celda de 4 metros cuadrados.

Por cierto que hijo puta el que lo ha escrito, ya le podría salir una almorrana y dentro la almorrana un grano y dentro del grano otra almorrana. De esas que parecen que tienen vida.

LIBRA –
DINERO, TRABAJO Y SALUD

DINERO:

Estás en un periodo de prosperidad (jajajajajajaja este tío definitivamente es gilipollas) y no tienes problemas con el dinero. Al contrario, éste entra y te permite hacer lo que te apetezca. Subida de sueldo, buen olfato para las inversiones y suerte. El caso es que el dinero te llegará por varias fuentes. Sea como sea, tu nivel de vida subirá y podrás darte los caprichos que te apetezca: más viajes, salidas, compras, restaurantes… Podrás cobrar una herencia, un seguro… Buen momento para invertir en vivienda o en bolsa.

– Jajaajajajaaja, es que no puede ser, me meo de risa. Viajes!!!

Soy más pobre que ayer pero menos que mañana. ¡¡¡Pero si en mi móvil en vez de modo avión tengo modo bicicleta.!!! Cobrando del SEPE, osea que cobro de vez en cuando y entre medias atraco bancos.

En los otros periódicos dicen que me hundiré en la miseria mas absoluta y me llamarán “el cartones, el calvo de las gafas”. ¿Ves? Estos los veo más coherentes.

TRABAJO

En general, no habrá cambios en tu trabajo. Todo continuará igual o serán pequeños cambios de poca importancia.

– Jajajajajajajajaaja. Me meo toa… otra vez. Te has cubierto de gloria. Ese es el vaticinio mas fácil de la historia.

SALUD

Entre 2020 y 2022 la salud mejora considerablemente. Tendrás que cuidarte, escuchar a tu cuerpo cuando se queje y darle descanso cuando lo necesite. Si haces eso y llevas una vida ordenada, con sus horas de sueños y una dieta equilibrada… será un buen año para la salud. No correrás peligro.

Como buen Libra deberás cuidar los riñones bebiendo mucho líquido, tras el eclipse con Saturno y la conjunción de la luna de Endor y el ojo de Saron, a partir del mes de Octubre. El corazón, débil, por lo que evita los periodos de estrés, resuelve tus preocupaciones lo antes posible para no ponerte ansioso. Los pies deben cuidarlos con masajes, baños relajantes y la reflexoterapia. Práctica deportes acuáticos y yoga y taichi para el relax.

Vida ordenada

Vamos a ver mongolo, para que quiero una vida ordenada, ya llevo cincuenta y pico años de vida ordenada y no sirve para nada. Me he aburrido mas que spiderman en un descampado. ¿A mitad de mi vida me voy a poner a ordenar?. De eso nada horoscopologo, estas equivocado.

Que cuide mis riñones y beba cuando acabe Octubre, por lo de las conjunciones y todo eso.

Pues nada el día de mi cumple (octubre) , me voy a beber media Escocia, de whisky de Malta.

Que cuide el corazón del estrés.

Para que, no lo pienso hacer. Joder, si a lo mejor mañana salgo a la calle y me atropella un avión. Nada a estropearlo más. Que le den, si la palmo mañana que sea quemando tierra.

Y que practique deportes acuáticos.

Si claro, oye que ya me ducho todos los días, suficiente, lo otro me cansa.

¿el Yoga y el Taichi?.

El yoga, lo siento, no tengo paciencia, ni elasticidad para doblarme como una manguera de jardín. Y me mareo así sentado en la posición de “la grulla agitada por el viento del norte”, además que cojo frío.

Y lo del taichi, la verdad, la comida china no me va nada, me produce ardores… Perdón me llama mi hermana al móvil…


-Si, si , ah vale. Gracias Silvia, besos.
-Emmmmm… Que me ha chivado mi hermana que lo del taichi no es una comida, es una gimnasia de esas a cámara lenta, que no sudas ni nada, a no ser que la hagas con fiebre. Vale ya lo intentaré. Pero vamos que no lo veo.

Y ese es mi horóscopo para el 2021-2022, osea mejor seguir con la mala vida que es más divertida.

Ah un consejo. No hagáis ni puto caso a los horóscopos de los diarios ni revistas, todo mentira. Se lo inventan todo. Y los crucigramas son muy difíciles. Y lo del sudoku ya ni te cuento, eso de poner letras al tuntún ahí, yo no he conseguido entenderlo todavía.

©Javier Sánchez, abril de 2021.

Cuatro leyes de esas raras y cotidianas.

Existen una serie de “leyes” no escritas (ahora sí que las he escrito yo) cotidianas que no prestamos la debida atención ni el análisis pertinente que merecen. También es que me aburro como un submarinista en un descampado y mi mente no está quieta. Os pido perdón de antemano por su no os gusta el escrito. Lo digo más que nada por que hay unas 200 leyes de estas. Gracias.
Ley de Antoine y Mclean :

“No importa lo que salga mal, siempre hay alguien que lo sabía”.

Más conocido como “el listo
Vamos, un enterado de la vida, el fantasma de las reuniones, es el que todo lo sabe, su frase es:
“Eso ya lo sabia yo
Vamos a ver, si “ya lo sabías”, pues cojones, dilo y podríamos haberlo evitado.
APLICACIÓN PRÁCTICA:
La primera vez que se aplicó está ley fue al finalizar la segunda guerra mundial, en las trincheras que defendían Gibraltar de los nazis. Pues que allí había un imbécil, un tal Jon Doe, de 32 años, Capitán del Tercer Regimiento de Paracaidistas de ejercito del aire de EEUU (paracaidistas de la brigada de submarinos no hay), que le dijo a su compañero de trinchera:
“Es que eso ya lo sabía yo que se iba a liar…”

Hay que joderse que guantazo con toda la mano abierta tenía el pavo.
El “listo” murio diez años después de un ataque severo de caspa, caspa que le producia unos estornudos muy violentos, de esos que mueven sillas y mesas, y lo que paso es que, en uno de ellos, se dio con el canto del armario alto de la cocina, falleció en el acto, mas concretamente en el segundo acto de la opera en lenguaje de signos para sordos “Tristeza y semblanza de amor muy triste oye“, una comedia de aquellas art Mode, que ya despuntaban en aquellos años, de un tal Calixto Roger de la Crua. Vamos un truñaco.

Pues oye, como te digo, que le dio un ataque implacable de sueño y cayó del palco abajo, a platea. Falleció en el acto, nunca mejor dicho, también fallecio un político que estaba allí durmiendo (la costumbre), ni se entero el hombre, Jon Doe tampoco.
La esposa de Jon Doe comento “es que ya lo sabía yo, siempre durmiéndose en todos los sitios”. Ella tambien murio quince días después al ponerse un supositorio para la conjuntivitis, “le ha sentado mal” dijo el medico. Que ya le vale tambien al doc, doce años estudiando para decir semejante estupidez.

Otra de las leyes es una de las más comunes en los hogares. Y es:
Ley del “vaso en el borde de la mesa” de Alfons y Serapio (primos lejanos de Antoine y Mclean)
APLICACIÓN PRÁCTICA:
Cuando pones un vaso en el borde de la mesa. Siempre está el atontao, de turno, que saca a pasear el comentario agorero.
– Cuidado que puede caer al suelo.
Vamos a ver, porqué tiene que caer el puto vaso, ¿es que se marea al estar al lado del precipicio insondable y pierde el conocimiento?. ¿Es un vaso depresivo? ¿Es de IKEA? ¿Tiene instintos suicidas? .
El vaso si no lo tocas y/o lo empujas al precipicio insondable, no cae. Es imposible. Salvo terremotos, bombardeos o que pase mi suegra que parece un panzer desbocao o algo asi, sino, el puto vaso no se cae. Pues nada el agorero lo pondrá en medio de la mesa, “por si acaso”. ¿Que no?.

Ley de “Vamos siete días de vacaciones pero como si fuéramos a invadir Andorra” De Loreto Valverde y Araceli Smith. (hermana de Antoine, la Loreto).
APLICACIÓN PRÁCTICA:
Haciendo las maletas, y digo “las”.
Mi compañera grita desde el fondo de nuestro enorme piso de sesenta metros cuadrados.
– Cariiiiiii, llévate cinco calzoncillos más por si acaso.
-Pero bueno si ya llevo 22 para diez días, donde vamos ¿a “Laxante Village Vip*.?, ¿Que me voy a estar giñando por las piscinas, toboganes, bosques y altas montañas de todo el complejo?
– Sisisisisisi cari, – (ese “Sisisisisisi”, es sinonimo de que no te escucha) -Ah! y una Rebequita para la noche que lo mismo refresca.
– No me jodas…. ¿En Tarragona? ¿La primera quincena de agosto? ¿Que vamos a ir también a la ruta de los Tanatorios?
– Tu llevátela coño, que lo mismo… pues eso. Que te la lleves!!! Y ponme el chandal ese grueso….
Ah! Ojo al dato, vamos a una casa rural en Tarragona y llevamos comida y ropa como para colonizar Marte.

Ley “Tapa la botella de gel, que eres un descastao” . Ley de Gerard de Moussel.
APLICACIÓN PRÁCTICA:
– No has tapado la botella del gel, joder, siempre igual….
– Pues no lo entiendo María de los Dolores, ¿Pero que pasa? ¿Que pierde el efecto espuma? ¿Pierde alguna de sus propiedades curativas contra la lepra o la tuberculosis de tobillo? Porque si no no lo entiendo, iluminame cariño, vida mia de…
– De una hostia te voy a iluminar, que la tapes!!!
(es que es muy tierna ella).

Ley “eso es malo para el colesterol” del Doctor Evans y Jacinto LeMans.
APLICACIÓN PRÁCTICA:
Vamos a comer unos amigos a un restaurante, uno vegetariano, otro vegano y otro que le llamamos el camion de la basura, es el que se come todo lo que dejamos en los platos.
– Pues yo me pido, algo ligerito, unas patas de cerdo, con un poco de oreja y foie gras.y me sueltan…
– Yo no como de eso que es malo para el colesterol.
– Coño pues si es MALO para el colesterol, me lo como, asi lo elimina, ¿no?
Silecio sepulcral, todos me miran, menos el vegeta y el vegano que estaban casi potando…
No se, en la frase algo falla. También es que tengo sueño.
Continuará, hay muchas más, unas 200, pero es que tengo que tomar la medicación. Y me estoy meando.

©Javier Sanchez enero de 2021

Cuentecillo informativo para salir estás fiestas.

Info para Navidad o fin de año.

Documentación requerida más o menos.

Ejemplo.:

Noche vieja.
Vas a ver a tu suegra, sin ganas pero vas, a otro municipio y te para la policía, como no.

– Buenas noches, ¿dónde se dirigen ustedes vosotros?

– Hola agente, ya se que suena raro, pero vamos a cenar a casa de mi suegra, mis niños, mi compañera y yo mismo.
Aquí tiene, el documento firmado y sellado de mi suegra, con los nombres de los que vamos y la dirección donde vive ella oye.

– Y como se que la firmante es su suegra.

– Aquí tiene copia del DNI de mi suegra.

– Y como se que su suegra vive allí en esta dirección o vivienda para vivir.

– Aquí tiene una copia de la nota registral y certificado de empadronamiento en el cual indica que ella es propietaria y vive allí. Es una mierda de casa y huele a rancio, pero es lo que hay. ¿No se lo diga a mi compañera eh?

– Muy bien, ¿ustedes son familia?

– Si señor, desee hace 15 años oiga, bueno ella ya no me quiere nada sabe usted, pero vamos que aquí tiene el libro de familia y aquí tiene los DNI de mi compañera y mío, los pasaportes de los niños y una foto de unas vacaciones del año pasado en Gandía, mire , mire , aquí está mi suegra, es que se apunta a todo la jodía, es la que se parece a Hulk.

– Bueno puede continuar. ¿Sabe que ha de estar en su domicilio a la 1:30 de la madrugada?

– Si señor, hemos traído un tupper por si no nos da tiempo a tomar las uvas y la mierda de los turrones del chino y un termo para el cava, el whisky y el café. Ya mear si eso en casa.

– Muy bien caballero y señora, ya pueden seguir.

Para que lo tengáis en cuenta. Y oye que si no vais, pues nada. Que el año que viene también hay navidades.

© Javier Sánchez diciembre de 2020

La rosa

Y aquel hombre se dirigió a la playa, a aquella playa, dónde, entre espumas y arenas, habia un rincón, para él, único.

Como cada domingo, como le prometió a su dama, con paso cansado se acercaba a aquellas rocas, de la playa de sus recuerdos. Donde su memoria vivía cada día.

Él, cada vez que iba allí, y se acercaba a aquel sitio, se le aceleraba el corazón, porque allí, allí, entre aquellas rocas, acariciadas por el mar, surgió una belleza única. Y, con solo recordarlo, las lágrimas afloraban para caminar lento por su arrugada piel.

Allí nació algo que nadie entendió, ni ellos mismos, o posiblemente si, porque fue tan bello y puro, que les arrastró a que, día a día se vivieran sin aire. Y aunque muchos quisieron destruir y arrasar aquella inexplicable y preciosa unión… nadie los consiguió. De la manera que los odiosos pensaban.

Aquél hombre, con pausa, tranquilamente, paseando, llego a las rocas y se dirigió a una. A una en especial. Gris perla, preciosa y con una forma cómoda. Allí vivió con ella las noches de caricias más hermosas de su vida.

Se sentó, mirando al mar, con la rosa entre las manos. La brisa del mar acariciaba su cara y el sonido le recordaba a los susurros de aquel día, los olores la suavidad de unos labios, y pensando, abstraído, lejos del mundo, con las lágrimas en los ojos, que le nublaban la bella visión del mar que le acompañaba, aquel mar que les contempló.

El hombre se levantó, se secó las lagrimas y entre aquellas rocas plantó en la arena una rosa, después de darle un cálido beso.

Y partió.

Esa rosa era para una mujer, la mujer más encantadora que él jamás había conocido.

Pero es que después de mucho sufrir, la vida no les dejó estar juntos, pero es que tampoco podían estar el uno sin el otro, y un día, a causa de tanto sufrimiento, decidieron abandonar aquel amor y el le prometió que cada domingo, durante toda su vida, allí habría una rosa para ella porque él, ya no le podía dar mas que esa belleza.

Ella lloró, porque sabía que no podría recogerla nunca. Y él, con una sonrisa de amor profundo, le dijo que no se preocupara, que no existía problema alguno, si ella no podía recogerla. Pues lo más importante era que él le dejaría la rosa, para ella. Y ella lo sabría igualmente, aunque estuviera a kilómetros, porque aquella rosa estaría allí por y para ella.

Siempre. Toda la vida.

.

© javier sanchez 2019

8 a.m.

LAS OCHO DE LA MAÑANA

Ocho de la mañana, salgo de casa, para mi carrera matutina, al bar a tomar un cafe y un donut.

– Buenos dias.!!

Nadie contesta, para variar, me acerco a la barra…

Alli hay toda clase de fauna, el ejecutivo que se comia la taza y se bebia el donut, con su movil, recibiendo emails, del puto jefe, jefe que no tiene vida propia y vive solo para trabajar y alarga su problema psicológico a su subordinado, mas la llamada de la explicación del email que le acaba de enviar al esclavo. Poca vida y poco viajar para ver. No para negociar.

La maestra, que se esta apretando un carajillo de coñac “El Galopero”, famoso en el mundo entero, porque en un rato se va a enfrentar a 30 cabrones de quince años, que amparados por los perro flautas de sus padres, le van a dedicar un dia insoportable. Y sabiendo que tras tantos años ejerciendo, esta al borde de la depresión. O de un día de furia.

Dos chicas de unos veinte años, tomando un te sin teina, sacarina. Una con una zanahoria y la otra un trozo de apio. Y hablaban no se que de perder peso…

No me lo puedo creer, eran dos niñas, con dos cuerpos de veinte años, sin un átomo de grasa, vientre plano, todo en su sitio, y hablaban de perder peso. (¿?). Peligro. Mucho peligro.

El cantamañanas, “singing morning” , que se cree el mas gracioso del bar, pegando unos gritos que pa que te cuento, hablando con el camarero, del partido de furbo, como no, entrenador de toda la vida, de graderia claro. Pesao como el solo, porque se cree el más gracioso. Ni el camarero le hace caso. Bueno nadie le hace caso… nunca.

El guaperas, alto moreno, ojos verdes, traje negro impecable (del Zara), perfume caro (cuatro dias sin cenar), maletin de piel, peluco de 3.000 euros, (un mes y medio sin salir y sin cenar) y con prisa.

– Eh Pssst.!! Oye.!!! Una cortado, corto de leche, con sacarina, es que tengo prisa. Llego tarde a…

El camarero corta la conversación

– cortao, poca leche, sacarina!!!

El guaperas, mira su peluco unas doscientas veces, antes de que le traigan el cortado. Se situa en la barra, en su postura estudiada al milimetro…. Se sabe guapo. Toma el cortado y mira el reloj dos veces mas. Y se va… a la cola del paro. Dando tres o cuatro vueltas, antes de llegar. Tiene la mala suerte que la oficina de desempleo está delante del bar.

En una esquina hay un hombre tembloroso, se esta tomando un cafe con leche y un croasan. Tirándoselo todo por encima. Y habla con el otro camarero, que está pensando que a la una termina el turno y, la verdad, no le hace ni puto caso.

El que le habla, el tembloroso, es Alberto, un recien separado, que le esta confesando que pudo salir hoy de IKEA… Se perdió.

– Desde el Sábado por la tarde que llevo alli, me perdi en el almacén de cojones “Junkhra” y las almohadas “Ronkargrl” , me quede solo, no veia la linea de seguir palante. Y alli me quede.

Ha sido horrible, sin cobertura, sin nadie… todavía no he ido a casa, mi mujer no se lo va a creer.

Yo gritaba y gritaba, a los de seguridad, para ver si me echaban a la calle, y asi orientarme, pero solo me indicaban de lejos.

– Oiga, salga de ahi ya mismo y siga la linea!!!

– Pero que linea!! Si aqui no hay nada!!

– Que salga de ahi cojones!!

Y se iban…

El tio estaba en la barra llorando como una ensaimada, lo de madalena ya huele, renovarse o morir. Y nadie le hacia caso. Vaya cuadro.

Tambien hay cuatro currelas, en una mesa, son de la obra de al lado, una reforma de estas de fachada. Los cuatro con bocata de metro y medio.

– Nene!!! Cuatro cervezas!! Maas!!! Y ve poniendo cuatro carajos que vamos tarde ya.!!!

Que nos llama el andamio. Veeennngaaaa!!!

Hostia puta!! Se habían apretado dos birras cada uno y un carajillo. Y al andamio… manda cojones.

Tambien en un rincón esta el alcoholico, un poco desarrapado, y dejado de si, con cara de cansado, que se bebe una cerveza a las ocho de la mañana, con la cabeza baja, sabiendo que todos los superhumanos, toda esta fauna, le estan mirando y criticando. Sin saber su espantosa historia. Lo que le ha llevado al agujero. Y juzgandole. Sin miramiento ni empatia alguna.

Y alli estaba yo, en la barra, sin que el puto camarero me ponga el cafe, con mi camisa de rebajas, mis pantalones de 15 euros, que no me atrevo a lavarlos por si acaso se destruyen y mi fiambrera tipo bolso.

Lo mejor del mercado, me he hecho unas pechugas de pollo con una sopita, que estarán calientes cuando llegue la hora de comer. Treinta euros me ha costado la supermegafiambrera.

Me encanta ir al bar a esta hora, veo la vida tal y como es. Como se pinta cada mañana. Como la pintan cada mañana cada uno de los personajes que la componen.

Que la componemos.

Me siento de verdad entre tanta gente. Entre esta gente. Porque son la cotidianidad pura y dura. Mucho mas dura que lo que cada uno de ellos muestra, pero entre todos la componemos a la perfección.

Y esta tontería os queria contar.

Gracias por leerla.

©Javier Sanchez 2019

En el médico

Ayer fui al médico, al de cabecera, mas conocido como de medicina de familia, nunca he entendido eso, yo vivo solo, bueno con mi hijo y mi yerna, perdon nuera, pero eso no cuenta como familia ¿no?. ¿Porque le llaman “de familia”? ¿Y los solteros?

¿Y los divorciados o separados? ¿Y los feos? . No sé, creo que no esta bien hecho esto.

Pero bueno, el asunto es que solo fui para arreglar unos papeles, en concreto lo conocidos como “últimas voluntades”, esto es debido a que, en anteriores capítulos, el medico, no este, el del horóscopo del cangrejo, me dijo que…

– Te queda como mucho uno o dos años de vida. Asi sin paños calientes, aunque a veces es mejor.

Pero vamos que podia afinar más, que entre uno y dos años, hay una diferencia, espera que pillo la calculadora….., Joder, un año!!! Será cabrón!!!

La otra vez que me mori tambien me pasaron cosas raras. Me explico:

Aquella vez el médico, un tal Menguele, me dijo. Joseph Luis de nombre.

– Tu palmar en uno o dos años, tú mirrar y atenderr, her Xavier, toma tres muestren de orinen cada dien y ya nos vemos en tres gloriosos días de nuestro Reich.

Es lo que me suena de la otra vez. Le contesté Tanke her Doktor. Hail usted o algo asin.

Pues eso, me fui a casa e hice lo que herr doktor me indicó. Aunque solo bebi dos veces, sabía muy amargo y me revolvía el estómago. Cuando volvi a ver a herr doktor ya me enteré de que eso del meao no funcionba asi. El tio me miro como si fuera gilipollas, que bien pensado, la verdad, asi me senti, pero oye así aprendí. También os digo que me mee en los pantalones, porque el cabrón ese echo mano al cajón… Me vi muerto de muerte natural por balasera. Era un hombre creo que con la maldad tatuada.

Hoy le traigo al doctor las tres muestras de mi oro amarillo, a ver que hace con ellas, lo mismo, ahora, como esta todo tan adelantado saben el dia y hora. Es para organizarme, tengo hora para pedicura, para el dentista y he quedado con Maria para ir al cine, una de risa “El exorcista”.

Bueno ya os contaré, o no… Dentro de un año. Más o menos, ya os iré contando.

© Javier Sánchez 2019

Invisible

Antonio arrastraba por la calle, su carrito, su mochila y su vida. Su vida en un carrito y en sus piernas, vividas piernas, cansadas de andar sin compañía por las calles.

Sus setenta años contemplaban a la gente con indiferencia. Esa indiferencia con que la vida te regala. La superioridad de haber vivido con el dolor en el alma, cada dia. Esa superior diferencia que le hacía sabedor de que nadie o muy pocos habían pasado lo que él paso y sufrió hasta caer de rodillas al lado de un banco en la calle.

Pocos podían explicar lo que Antonio podia contar. En tiempos, hacía unos treinta años, fue socio, con su amigo de la infancia, de una prospera empresa de tejidos. Una vida fácil, dinero, amigos, contactos, casa, esposa e hijos. Todo perfecto o eso parecía.

El declive de la empresa, provocado por su amigo, le llevo a caer poco a poco en la vida real, en la selección natural de amigos y conocidos, en el amor que se acaba de repente. En la vida que, de un plumazo, te mete una hostia, y te despierta en la realidad mas dura.

Se quedó solo con cincuenta y largos años, sin nadie, ya no vestía trajes caros, ni dejaba buenas propinas en los restaurantes de lujo que iba, en los cuales ya no le dejaban acercarse. Los juzgados y los amigos, legal y alevosamente acabaron con su vida normal, la de un hombre con futuro. La de una persona, un ser humano.

Después, años de trabajo de supervivencia, uno tras otro, los que le debían favores le daban limosna en forma de trabajos humillantes. Apareció el alcohol, pero Antonio se sentó en el banco del parque, en el cual ya dormia, después del último despido con repugnante sonrisa, pensando que debía de adaptarse, sin casa, sin nadie que le ayudara o cuidara. Solo, entre tanta gente. Es lo peor que te puede pasar, sentirte solo entre millones de personas.

Se dedico a sobrevivir sin nada, a dormir escondido entre arbustos del parque y hablando con sus propias desgracias, con sus propios congéneres apartados de la vida. Hablándoles de la posguerra, de las manifestaciones a la que acudió para dar la vida por los que, a posteriori, le apartaron de la circulación. Entre los sin vida le llamaban “el profesor”.

Antonio, hombre culto gustaba de comentar su vida pasada, omitiendo su antiguo estatus, para no ofender, pero si su lucha, sus palos recibidos, sus años de estudiante, y sus criterios. Les hablaba del como debían de adaptarse al medio, e intentar salir de él, sobre todo con la gente joven.

Antonio, en una ciudad de excesos, de gente ciega, de gente con la boca grande de ayuda al prójimo y de apartarse de acera, cuando pasa él con su vida a cuestas.

Antonio ya no intenta salir de su vida, solo quiere sobrevivir en ella. Se rindió un aciago día cuando se cruzo con unos jóvenes padres y dos niños de unos diez años, dirección al colegio, bien uniformados de azul y camisa blanca, que comentaron, – mira un pobre de esos que huelen tan mal.!

– Antonio miro a los padres para ver si después de aquella cuchillada, ponían una tirita de amor y educación, y se encontró con un tirón de los padres a los niños, para apartarle de aquel esperpento.

Esta ciudad inhumana, que conserva a sus caídos, vivos, entre los parques, el silencio y la omisión de vista. Que no escucha, en el grito de silencio y la cara mirando al suelo de estos angeles caídos, ángeles que se sientan en la puerta de la iglesia, para cuando el tintineo de la joyas se acerca, pongan la miserable gorra, y no caiga nada, ya cayó en el cepillo de dentro.

Antonio ya se cansa de hablar de mirar a las estrellas que no ve, solo imagina, y a la gente que tampoco le ve, y ni se lo imagina. Historia viva con un carrito y un abrigo raído. Vida andando penosamente por una sociedad hipócrita, de fastos, de iglesias que piden, de leyes que no dejan vivir.

Antonio murió ayer con setenta años, se supone. En su cara todavía quedaba la marca de las lágrimas. Ayer se fue un libro de historia de la vida.

Hoy sigue todo su curso de bocas grandes y vistas ciegas.

Adios Antonio.

©Javier Sanchez 2019