CLASE DE FILOSOFIA DE AYER Y ECONOMIA SUMERGIDA – Sesión 10008 y medio

– Queridos alumnos, a partir de hoy, que vais a venir mas, ya sea por la “nueva normalidad” o porque os han dejado salir de los reformatorios y demás sitios donde estéis encerrados, por delincuentes e asociales, vosotros los frikis de la primera fila, no, como os digo, querida clase (aula), vamos a iniciar, como complemento de mis máster clases de “filosofía y economía”, unas disertaciones sobre los superhéroes. Pero, no los cagabandurrias de los marvel, si no los de ayer, los de mi infancia y juventud. De ellos y sus tonterías e incongruencias y realidades. No muy largo que me canso y me aburre esto de hablar en público. Y para vosotros más todavía.

Nuestra master class de hoy va sobre…nuestro primer superhéroe:

TARZÁN, EL REY DE LA SELVA O TARZÁN DE LOS MONOS.

– A ver atended coño!! No me hagais gritar delincuentes. Primero y ya para romper el hielo chicos y chicas convictos, delincuentes, frikis y gente normal. Tarzán, nombre raro donde los haya, Tarzán, que coño de nombre es Tarzán, no se podría llamar Alberto, Antonio, Javier, Ursicino, Serapio… pues no Tarzán, y Tarzán que mas… Sánchez? García? McCartney? Trump? Abascal?, bueno este último no, pobre hombre, pues que no, solo Tarzán. Es que mal empieza con la presentación, con solo un nombre y raro como un perro verde, oye es que incluso suena a detergente de 2 euros los cuatro kilos de los chinos. “Tarzán, para su lavadora, lavavajillas y decapador de pintura”. Vamos, que ya le vale.

El aula entera se rie. Aunque creo que no lo han entendido, deben de ser las drogas.

– A ver; según la historia, Tarzán, era un tío que era un Conde Ingles o algo así (pero él no lo sabía, porque era un bebé), ahora no me acuerdo como se llamaba el Conde, ya lo recodare y os lo digo. Pues eso, que se perdió en la selva porque sus padres también se perdieron, esto deja claro muchas de las carencias afectivas que tuvo de pequeño. Pues eso, sus padres se pegaron un macaco con el helicóptero en la selva africana de África y él sobrevivió. Nos ha jodido! De bebe y en la selva!, Y desde que era un bebe!! (eso ya os lo he dicho, pero es que me alucina), un rollo que no hay por donde cogerlo. De verdad.

Ah si! Lord Greystoke, de los Greystoke de toda la vida. Es que no me acordaba coño.! Y me ha venido asin de golpe. Sigo…

Bueno pues el Tarzán Un tío que iba por el campo en pelota picada y gritando como un zumbao. Que tenía locos a todos los bichos, porque encima, el tío, tenía pesadillas y terrores nocturnos, y gritaba como un loco… sonaba algo así como… , bueno es que no se me ocurre como hacerlo, mira, si recordais lo que es andar descalzo por casa y golpearos el dedo meñique con la pata de la mesa, el grito es asi, mas o menos.

El pobre Tarzán realmente padecía del síndrome de Tourette, de ahí los gritos, por lo menos eso se comenta que le dijo el psicobrujo de la tribu Los Mendangues. El doctor Ngaque Noséna. Una eminencia en el síndrome mencionado y sus consecuencias en la macro sociedad indígena de la zona y alrededores. Ojo que esto saldrá en el examen próximo.

Pues eso, que en realidad era por eso que huían de él, no por otra cosa, ni respeto, ni miedo ni ninguna mierda de esas, que va, que va. Hasta los cojones estaban de él.

Ah! También se decía que el pavo hablaba con los animales que encontraba en su camino, menuda chapa que les daba. Aunque se decía que le entendían, es ¡mentira!, ni puta idea, ya sabemos que los animales son más educados que los humanos y no hablan para no molestar.

Debeis de saber que el Tarzán este es responsable de que muchos de ellos se extinguieran, más que nada porque no le soportaban, no soportaban lo pesado que era el payo y se tiraban por barrancos, arrecifes, toboganes o, peor si cabe, veían tele5 por la tarde o las películas alemanas de antena3. Esto último es lo más grave de todo y es el tema causante de la extinción del hipopótamo carnívoro “hipopotamus Bistecus”, el último se suicido aguantando la respiración hasta que exploto como el lagarto de Jaén. Esto también saldrá en el examen. Apuntad. Bueno, no. Jajajaja, que cabrón que soy.

Pues oye, y ¿sabéis ustedes vosotros quien era su mejor amiga?… ayyyyy.!, es que manda huevos también, su mejor amiga, ¡era una mona!, pero no una chica mona, una puta mona de mona, un chimpancé, más fea que el sombrero de un picoleto, no me jodas. Chita que se llamaba la mona, no Luisa ni Juani…. Chita, ojo al dato. Sin comentarios.

Pues paso el tiempo, e iba creciendo con los cuidados de la mona. Ya llegado a la edad adulta conoció a una tal Jane, que tiene nombre de coche de bebé, más conocida en su pueblo como Juana García Cisneros, que era la guía de una excursión de jubilados, que iba a buscar setas (ahora se dice hongos) en la selva africana y se metió una hostia junto con el avión en el que viajaban. Pues eso, murieron todos. Los que no se murieron del hostiazo, se los comieron los cocodrilos y los Ñus carnivoros, que correteaban por la selva, que también se extinguieron por culpa de el Tarzán. Sigo, atended que es importante…

Nada, la Jane, una tonta choni poligonera, después de la hostia con el avión y ya que estaba, pues cogió el cestillo y se fue a buscar hongos. Evidentemente se perdió, como no, faltaría más. Y, también otra vez evidentemente, que el Tarzán la rescato de las garras de un pato salvaje, también carnívoro, que le estaba comiendo los labios, y la Jenny gritaba, no para arriba no, no subas a la cara pato de mierda, para arriba no!!!! O algo así, es lo que me han contado, mi cuñao y su primo. Yo es que no lo sé, no estaba allí, os lo cuento de oídas. Y oye, que es lo que hay alumnos nocturnos, que esto es gratis, que estas clases estan subvencionadas por el Ministerio del Interior, si no os lo creéis, vosotros mismos. Que sigo, atended y no hagáis porros ahora coño! Ya eso si luego quedamos. ¡KevinCarlos! Que no me oyes… Luegooo quedamos si eso… Que sigo, ya acabo eh?

Pues se acerco Tarzán y la rescató del pato salvaje, aunque tuvo que pegarle más a la Jane que al pato. Porque la Jane no quería soltar al pato, que pobre recibió por todos los lados, por la Jane y por Tarzán. Pero al final lo consiguió, Tarzán, lo de liberar a la Jane, el pato no, el pato falleció de politraumatismos por todo el cuerpo.

Tarzán ya por la tarde se la llevo a la casa del árbol que le habían hecho los monos. Una casa con tres habitaciones y dos baños, todo exterior, de obra vista. Preciosa. Con aire acondicionado, que no funcionaba, porque no había donde enchufarlo, pero quedaba bien, revalorizaba la casa. La Jane, toda contenta ella, ya le dijo – Jolin Tarzi que queo mas guapa, como te quiero mi Tarzi.

Vivieron felices unos tres meses, que es lo que realmente dura el amor eterno, más o menos, no os engañéis, os prometo que es así, lo sé que lo he vivido con la cabrona de mi ex, que me ha dejado por un cirujano del barrio de La Bonanova, ma odio… bueno perdón, sigo…

Hasta que, un sábado, después de la mierda de película alemana de antena3, vinieron unos tíos con salacof (un gorro raro de cojones, que parece un orinal que vuela) y se lo llevaron. Les costo muchísimo, porque Tarzán se tiraba por la lianas de árbol en árbol gritando como un loco, llamando a los animales, que por cierto no vino ninguno. Le pegaron un tiro con una bala de plata, o eso cuentan las viejas del lugar. Aunque creo que eso es de otro personaje, pero hay que rellenar, que aún me quedan cinco minutos de clase. Ah.! Que esto también va para el examen.

Pues eso, Tarzán, el conde salvaje de pelo engominado, acabo sus días en el castillo de su familia, en una habitación insonorizada, pues estaban hasta los mismos de que cenando se pusiera a gritar. La familia no ganaba para sustos. Y cuando murió el abuelo de un susto, cenando con el Tarzan, que lo tenía al lado, el Tarzán gritó y el abuelo se trago una albóndiga y el tenedor, y el pobre se murió de eso. A raíz del triste episodio determinaron encerrarlo, pa siempre jamás, al Tarzán, el abuelo no que ya la había cascao. Y a la Jane se la llevaron otra vez a la selva. Pesada que te cagas la tia. Se comenta que caso con un espalda de plateada, que ella pensaba que tenia pasta, pero no era por eso lo de plateada.

Y así fueron los últimos días del Tarzán y la Jane, el rey se la selva y su novia. Es más largo, pero es que ya os tenéis que ir cada uno a donde le rote. Hala, a pastar por ahí.

Hey Kevin Carlos, ahora nos vemos tronco!!!

©Javier Sanchez 2020

Factor “Poyaque”

Nuestros círculos próximos, o sea nuestros amigos y familiares pueden llegar a ser totalmente insensibles a tu privacidad, nadie la respeta, de verdad que hasta el WhatsApp te da más opciones para que la gente no se meta en tu vida de manera irreverente, mira que es difícil que un programa de estos lo respete. Oye son como un león en una carnicería. Lo devoran todo.

Te los quieres mucho, a unos mas y a otros, pues menos mas, al fin y al cabo, a excepción de los familiares, el resto de fauna, la eliges tú. A dedo. Hasta el infinito y más allá.

Partiendo de la base de que, a mí, no me gusta ir de visita a ningún sitio que no sepan que voy. Mira sin ir más lejos, el mes pasado me operaron y al llegar a la habitación, me dijo la enfermera que me preparara, que pasáramos al quirófano y yo le dije, ¿pero ya saben que voy?.

No, no me gusta llegar a casa de nadie y que te reciban en la puerta la pareja colorada como si hubiesen subido el Everest con chanclas de playa y fumando, él con el pijama al revés y ella con el sujetador atado con un nudo por detrás, las prisas es lo que tienen. Y diciendo…

– Que tal Javi – en realidad, pensando, que coño haces aquí pedazo de… cabrón…

¿A que es simple? Pues por eso me joroban mucho las visitas inesperadas, iba a escribir “me joden”, pero estamos en horario escolar. Estás visitas te pueden partir el día, la tarde o todo en un instante. ¿No es más fácil llamar al móvil? O al fijo, o un email, o mandar a MRW o FEDEX.

– Juan, ¿vais a estar en casa?

– Dame cinco minutos que vamos a echar un asuntillo y hoy estoy inspirado tío. Cinco minutos eh?

– Valeeee, Superman, me llevo árnica para el dolor de lumbago, ya vamos saliendo. Que cundan esos cinco minutos…

Eso es lo correcto, les das tiempo a los chicos para que hagan sus guarradas y todo va mejor. Es más educado. Pues estos “destroza días”, tienen un gen que se llama FACTOR POYAQUE. Hay muchas clases de “poyaques”, pero el peor es el “poyaque weekend family”. Es el más lesivo y porculero.

El poseedor de este gen, es el que se te acopla con técnicas de comando. Por ejemplo. Que estás un sábado al mediodía, antes de comer, en el balcón fumándote un piti, descansando de una dura semana en el curro y planeando el finde con tu compañera, y de pronto, los ves a lo lejos y te da un vuelco el corazón….que me muero, que me muero. O sea, en modo “me quiero morir dos veces sin pasar por Urgencias”. Tu cuñao, tu cuñada y los niños. Madre del amor hermoso. Y te da el tembleque, no sabes si comerte el cigarro, agacharte o tirarte por el balcón… y te giras y le dices a tu compañera….

– Lolaaaaaa, joder, joder, joder.!!! Tu hermana, que viene por el parque… Con la jauría de niños..!!!! Y han girado a la izquierda y vienen hacia aquí.!!!! Y el mongolo de tu cuñao.!!! Madre mía, madre mía!!! Dame un diacepam, que me da…

– Hostias Juan!!! Cierra, cierra.!!! Pero escondete, atontado, que te van a ver!!!

Te tiras al suelo del balcón, te quemas los dedos con el cigarro y te metes un leñazo con la maceta nueva, comprada en IKEA en una mala tarde. Pasa el rato y nadie llama al interfono de la calle, pero por experiencia sabes, que ellos esperan a que entre alguien. Y te quedas en el comedor como paralizado, como en Matrix, sin moverte, como si tuvieras diarrea y te vivieran ganas de toser. Tu compañera en el pasillo que va al baño y tú en el comedor que da al pasillo de la entrada a tu casa. Y es entonces cuando los dos a la vez, veis que los dos malditos móviles están… uno en la entrada y otro en la cocina. El terror y el pánico invade la habitación, y pasa que te mueves, en modo ninja séptimo DAN, para ponerlos en silencio, le das una micro patada a la silla. Y se detiene el tiempo, la respiración, el ritmo cardiaco, todo…te cagas en IKEA, en los suecos, en el dependiente que te vendió la silla y quien me mandaría ponerla ahí. Y en el silencio, se oye.

Ding doooong.!!!!! El timbre de la puta puerta… El puto niño….

– Titoooooo.!!! Qué te oigo.!!!!! Abreee que soy Jaime, tu sobriiiiii.!!!!

Y susurrando, cuasi en ultrasonido, que solo un perro sería capaz de escucharte, dices…

– Me cago en mi calavera, he contado mal a los niños, ¿Pero no tenía tres?

– Cuatro, que tiene cuatro, que pareces tonto, por dios. Déjalos entrar. Si ya te han oído y lo mismo te han visto haciendo el gilipollas en el balcón y todo.

– Pero como me ha oído, que es ¿el niño murciélago?, si no me he movido..

– Si te he oído tito.!! Has tocado una silla… la que tienes en el pasillo a la entrada.

– Que hijo puta el batman…

Y la hermana, el cuñado y las cuatro fieras entran en casa.

– Holaaaaaaaa !!. Que pasa cuañaooo!!!!, pues que pasábamos por aquí y nos hemos dicho, poyaque estamos por aquí, vamos a verlos, que seguro que están, como no salen nunca para no gastar, por eso están forraos, verdad Mari?, jajajajaaj cuñaooooo !!!. Esto último te lo dice dándote una palmada en la espalda, en medio de los homoplatos que te corta la respiración.

Quieres matarlo, pero no puedes, hay niños delante, que también los quieres matar, porque ya están por encima de los sofás…. pero es que no puedes tampoco, es ilegal, de momento.

– Y donde ibais si son las dos de la tarde…, – antes de terminar la frase, te has arrepentido de decirla…-

– ¿Ya son las dos? Ah pos mira “poyaque” estamos vamos a hacer algo de comer. ¿No?

Esta frase, el espécimen subhumano, “poyaque”, lo dice ya dirigiéndose a la cocina, y te quedas pasmao mirándole, y tu cuñada sonriendo y tu compañera mirándote y los niños saltando en el sofá. Todo un concurso de miradas. Algunas asesinas. Y sueñas con una katana termonuclear de luz interestelar, tipo Darth Vader, que acabe con todos los cuñaos de la tierra.

El factor “poyaque”, el peor de todos, el de los jetas, familia o no. El factor de los que piensan que tienes dinero y dicen que eres millonario. El “poyaque”, individuo o conjunto de especímenes que no tienen vida propia y viven la tuya. Parecen buena gente, pero no lo son.

El “poyaque” vive tu momento, tus macarrones, tus noches, tus días, tus vacaciones. Tu vida entera, sin miramientos.

Y acaba contigo durmiendo en el sofá “viendo” la peli que a él le gusta, poyaque han comido, y se han echado la siesta ellos en el sofá y los niños en tu cama, se quedan a ver una peli en el plus… y a cenar claro…ya la hora que es “poyanosquedamos”.

Malditos.

© Javier Sánchez. 2020

Cuando era periodista. Entrevista, unica en el mundo.

Soy un periodista nato, pero con un defecto, un periodista sin la carrera terminada, suspendí todas las asignaturas del último curso, es lo que tiene el bar de Uni y las partidas de tute. Y las asignaturas del último curso y para de contar… así que suspendí hasta el recreo, oye, es que era muy mayor, no se puede estar en la Uni con cuarenta y siete años. Pero, bueno salí del paso gracias a mis súper poderes en ofimática. Hey, tonterías la justas, el Word y el Foto Xop hacen maravillas, ya os lo he contado varias veces, y mira, pues que falsifiqué el CV, como la Cristina y demás políticos, visto que no pasa nada, pues oye, lo hice y coló. También la tarjeta del transporte y un título de Maestro de Vudú, algo que tenia planeado, un cursillo de esos que hago esporádicamente.

Actualmente trabajo en Niu Yor Maño, periódico de la población de Jaca (Huesca), el mejor de la ciudad y también el único. Pues todo iba bien, yo iba haciendo mis artículos, de cocina, de accidentes, de chafardeos y corruptelas políticas, vamos que tocaba todos los palos. Pero llego un día que mi jefe me descubrió, y es que el sello de la Uni era de la Farmacia de mi barrio, Farmacia Paco “el hierbaluisa”, especialidad en hierbas y boticas diversas”. Se puso como un basilisco, más que nada porque yo descubrí la trama Gurtel, Noos y uno de Pujol, y muchos más mangoneos, pero como no era periodista, este pequeño detalle le hundió en la miseria. Le dio un infarto en el todo el corazón que casi la palma dos o tres veces. Pasado un tiempo, al salir del hospital, me dio un ultimátum.

– Mira Javier, antes de que nos echen del país o del planeta, prefiero callar y hacerme el loco, pero quiero una entrevista exclusiva y única. La entrevista de tu vida. Que sea un boom mundial. El no va más. Lo mejor de lo mejor, el sumun de las entrevistas…

– Joder jefe parece usted el José Luis Moreno, que se liaba a present…

– Mira cállate y escúchame, no sé que habré hecho en otra vida para merecer esto, pero haz la entrevista o te tiro por la ventana y después bajare y te atropellare siete veces con mi coche.
– Estamos en un primera planta Sr. Losantos…
– Pues te tiro veinte veces, cabrón, mentiroso, me va a dar otra vez el infarto, quiétate de mi vista y ponte en marcha, ya!!!

Salí de aquel despacho acojonado. Y me dije, me pasa algo muy serio, creo que me estoy giñando, mira, me irá bien, así de paso pienso a ver qué coño hago. Y se me ocurrió volviendo a casa en coche, así sin giñar ni nada, lo que sería la entrevista de la historia de la humanidad. Llegue a casa y termine de planearlo, me costó muchos esfuerzos, pero al final salió, llevaba casi cuatro días sin ir al excusado y no hay mal que por bien no venga y me puse manos a la obra. Por cierto, vaya tela de frase. Tengo que analizarla un día de estos.

Después de muchas llamadas y paseos, sustos, que sí, que no, que hoy no puedo, que me duele la cabeza, que tengo mañana una conferencia en Paris… Después de mil excusas lo conseguí…

Y, pasados unos días, aquí estoy, en una habitación, oscura, como el sobaco de un grillo, con dos abrigos, guantes, gorra de lana bufanda y botas de esquí. Hace un frío espantoso. Estoy entrevistando a la famosa….

____________________________

¡LA NIÑA DE LA CURVA!

519842947_1280

Es la única foto que se dejo hacer, ya veis que es fea como un frigorífico por detrás, con los ojos en blanco, buen, no se ven en blanco pero doy fe de ello, y los pies sucios, pero de asco de potar, muy mala impresión que daba. Y miedo.

La famosa niña, ya jubilada, por culpa de las rotondas y los zumbaos que van por la carretera borrachos y drogados.

– Es que no gano para sustos… – Dijo la niña, llorosa.

E inicie la entrevista. Le di al play de la grabadora…

– Hola Niña de la curva, que tal.
– Muerta.
Me paso un rscalofrio por toda la espalda – Joder, empezamos bien…
– Ya, ya… Eso ya…. Bueno, es que, al público, primero, le gustaría saber cómo te llamas.
– Mi nombre es Avelina Font Marset. Era natural de Girona.
– Que edad tenías cuando la palmas…, falleciste.
– Tenía 32 años y 1 día.
– O sea que falleciste el día siguiente a tu cumpleaños.
– Si, veo que tenemos nivel ¿eh? es usted muy inteligente y avispado… Jajajajaajajajajaj.

Una carcajada que se me helaron hasta los pipis que tenía en mi vejiga.

– Si, perdona, gracias, por la respuesta – joder, estoy acojonado con la pava blanca esta, que estúpida que es, pensé.
– No, no soy estúpida, la pregunta es la estúpida.
– ¿Lees el pensamiento?
– No, simplemente imaginé que pensarías eso. Eres muy predecible. Más clásico que la botella de litro.

Será gilipollas, pensé, y de inmediato, otra vez acojonado.
Me calle un rato a ver qué pasaba y no dijo nada. No lee el pensamiento.

– Una pregunta, nada, simple curiosidad. ¿Has intentado ponerte en una recta?
– Pues mira me agrada que me hagas esa pregunta…Pues no, una vez me coloque en una y me pase toda la noche en la acequia y entre los arbustos. Es que estaba muy mal iluminado. Terminé con una pulmonía que casi me revivo.
– Interesante.
– ¿interesante? Y una mierda. Tosiendo toda la semana, llena de barro y mierda de vaca, y que venían los coches y tosía, y creían que les paraba, sobre todo los taxis. Un desastre.!!!
-Vale, pues mejor pasamos a otro tema, pero no te alteres que me asustas cuando chillas así. ¿Cómo fue tu infancia?
– Pues como la de todos los niños, en la granja de mis padres, con las caballerizas, la calesa, aquel coche de mi padre para arriba y para abajo, los columpios etc…
– ¿Pero tú cuando falleciste?
– El un sábado, seis de junio de de 1966.
– Muchos seises no. ¿Tiene algo que ver con el diablo?
– Pues no, tiene que ver con mi madre, que se puso de parto el día 5 y tardo un huevo en parir. No busques donde no hay. No me seas paranoico. De verdad que es para echaros de comer a parte a los periodistas, bueno periodistas….
– Es defecto de periodista…
– Pero si no lo eres…
– Como lo sabes, que sabes de mi…

Un escalofrío recorrió toda mi espalda, desde el ojete hasta la cabeza, si otro escalofrío, que pasa.

– Jajaajajajaajajaa

Otra vez esa risa. Por dios. Me enerba o (enerva), ya os he dicho que suspendí.

– Naaaada, no te asustes, lo has escrito al principio.
– Ah… vale – se me quedó una cara de gilipollas, que no sabía por dónde salir. Y Avelina siguió hablando –
– En aquella época yo montaba mucho a caballo, teníamos percherones, dos caballos árabes y un cuidador de los caballos, ya te he dicho que montaba mucho. Hacía cortos viajes con el coche de mi padre, un Hispano Suiza, precioso. De color granate. Y sobre todo me gustaba pasear, por los senderos y las carreteras.
Siempre daba grandes paseos, por el bosque hasta que llegaba a la carretera de Barcelona. Allí ya me daba la vuelta y otra vez a la granja.
Mi padre era Guardia Civil, capitán de la Guardia Civil, un hombre muy recto y un poco cabrón, todo sea dicho.

– Bueno pues, transcurrieron los años y llegó el día de mi 32 aniversario…

– Mujer te has saltado media vida
– Oye, yo te cuento lo que quiero. Además gratis. Que quieres que te cuente. Voy a lo que te interesa, como fallecí. ¿Cierto?
– Si, si, si, si. Lo que tú digas.

Me temblaban las manos de ver a aquello, de pelo negro que le tapaba media cara, así como la de THE RING, pero en feo, como si se acabara de levantar con una resaca de tres días.

– Aquel día de Junio, amaneció por la mañana, como siempre hace, y era mi cumpleaños todo el día. – Yo para mi pensaba, menuda mongola la tía esta. – Mi amigo y el cuidador de los caballos me hicieron una fiesta. En aquel party en casa de Fredy, el amigo que te he dicho antes, un amigo mío del insti, que luego me entere que murió quemado al encender un cigarrillo en una gasolinera, había varias personas más que yo no conocía, los invito el para que hicieran bulto, yo no tenía muchos amigos. Era la típica niña, bajita, de pelo negro y piel blanca, como todas las niñas, hacia lo que todas, mataba gatos, torturaba perros e intentaba matar a mi padre y cosas de esas que hacen las niñas

Joder con la tía loca esta, yo estaba estupefacto y por el frio no había manera de pensar ni de dejar de temblar.

– ¿Nos puedes dar algún nombre Avelina? ¿Alguien famoso?
– Tú que parte no has entendido que no los conocía.

Con una voz, que de hecho eran varias voces, que hizo temblar toda la habitación. Fue espantoso. Me recorrió un escalofrío…., vaaaaale ya no lo pongo maaaaassss.

– ¿Sigo? – un eco retumbo toda la habitación….
– Si, si.
– Y salí a la carretera y me atropello un coche de la guardia civil y eso. Y ahora me aparezco en aquella curva de la carretera de Barcelona. Las demás niñas de la curva no son auténticas. Son chinas.
¡¡Yo soy la auténticaaaaaaaaa jajajajajaaj, Avelina Font Marset!!!!!!

– Joder que susto Avelina, me cago en mi puta calavera, vale, vale, ¿pero ya está?, no me has contado nada de la fiesta, ni nada de tus amigos ni nada de cómo te atropello el coche de los picoletos.

– Ya, es que tengo amnesia anterograda y gonorrea, al margen de que soy psicópata y sociópata y por eso no me acuerdo de nada casi nunca, oye, y es que encima me pasa algo que me preocupa mucho…. ¡¡ que estoy muerta gilipollas!!. De que quieres que me acuerda mas, ¿de lo que cene aquel día?. Y me voy que eres muy tonto, pero tonto todo el día. Te aconsejo que cambies de profesión, no sé, estudia filosofía para dar clases. Haz lo que te de la gana imbécil.

– Bueno Avelina, pues me dejas frío, a aparte de que aquí frío aquí, tengo las canillas heladas y las manos que no siento el bolígrafo. Pero he tomado notas y con la grabación ya me apañare.

– Jajaja jajajajarggggggg!!!! , Joder que en ahogo, el bolígrafo lo tienes en el suelo y la grabadora dice… la grabadora. Que gilipollas que eres. Hala adeu que te den “periodista”. jajajajajajajaja araghsgdjdghjddhg!!!! cof , cof cof (esto es lo de la tos que no sé cómo se pone), ya me he constipado otra vez, joder!!! Por culpa tuya, mierda de periodista, pon la calefacción rata.

No lo entendí, lo de la grabadora, pero al llegar a casa, puse la grabadora y me di cuenta de lo que me dijo la asquerosa pava esa. Solo se oía.

– Graaaaagreeeeaf

fgiaaaaahooooogrtataagaaa oyyyyyyy.!!!!!!

Unos gritooooos, unos ayyyys y rugidos. Que vinieron los vecinos y el imbécil del presidente de la comunidad.

-Oiga señor Javier que no se puede hacer obras sin permiso, lo odia la ley de propiedad horizontal articulo…

-Mira Gerardo vete a la mierda, no estoy haciendo nada, será la bruja del quinto que la he visto subir con un saco de cemento…

-Palla que vamos..

-Hala a tomar por culo – y lo he inventado, si no, no me dejan tranquilo.

Me quede acojonado. Menos mal que tomé notas. La madre que la parió. Mañana se lo llevare al jefe a ver qué dice.

Para el Niu Yor Maño de Jaca
©Javier Sánchez 2020

CLASE DE FILOSOFIA DE AYER Y ECONOMIA SUMERGIDA – Sesión 9876

CLASE DE FILOSOFÍA DE AYER Y ECONOMÍA SUMERGIDA – Sesión 9876

Hoy os relato la clase que tuve ayer. Fue en otro sitio pues me cambiaron de nivel. “Porque no daba el nivel”, me dijo el idiota del cardenal o catedrático, o como se llame ese que manda en la universidad. Así me lo dijo el vejestorio, todo serio con su gorra esa arrugada con una borla a un lado. Que le quedaba como una puñalada en un tomate. Fea.

Y me ha bajado a la planta (sótano) de los que necesitan apoyo y gente de clases nocturnas. Joder, menuda pandilla de trileros y delincuentes, universitarios, si, pero delincuentes. Os relato ya el rollo de clase que me inventé.

El aula, hoy me enterado que se llama aula, no se, nada oye, que así sea…, el aula. La verdad es que yo pensaba que era eso que te limpian los perroflautas de los para psicólogos chinos, pero no, ese otro “aula”. Pues nada que el aula.

Vamos allá..

Entre en el zulo aquel, bautizado como aula. Madre mía, vaya tela de sala. Color marrón oscuro, la madera que forraba las paredes, oye, que parecían trozos de ataúd, que mal rollo que daba. Unas bancadas viejas de la muerte y… los alumnos, madre del amor hermoso, vaya fauna por determinar, había unos veinte, la mayoria de excarcelaciones de permiso por días, otros salidos de reformatorios y cuatro o cinco bien vestidos, todos con un polo raf lauren y gafas de pasta, parecían el Kent de la Barbi Carlota. Mas arriba en la quinta linea, estaban los delincuentes de verdad, haciendo trapicheos y fumando, no me atrevo a decir nada por si acaso, arriba también, a la derecha, había dos bultos, supongo que serian dos alumnos muertos de hace tiempo ya. Joder que depresión de clase. Pero bueno soy profe de filosofía y economía black, vamos allá…

– Hola delincuentes buenas noches, los que tengáis que volver a la cárcel ya os podéis ir, porque esto va a durar un poco.

Follón en la clase, perdón, el aula, protestando y llamándome impertinente. A mi!! Con lo buena gente que soy. Que gentuza de verdad y que chusma.

– Oyes tranquis, es que vamos a tardar, porque no me acuerdo de todo y me he dejado los papeles en casa, pero nada, a vuestro rollo, haced lo que queráis, os quedáis u os marcháis, a mí me da igual, yo vengo a hablar de filosofía y mierdas de esas, que no se de qué os van a servir en la cárcel. Pero, oye, que yo voy a cobrar igual, osea que vosotros mismos. Bueno procedo.

– Hoy queridos delincuentes y frikis, vamos a hablar, entre otros lumbreras, de un tal Persepolo Proctólo, que manda cojones con el nombre. Me seguís pandilla?, vale. El tío este era filósofo y onanista, lo último ya os lo contaré luego, o no, depende cuántos se hayan dormido.

— Siiiii profe.

Que eso de “Siiii profe”, vaya piara de atontaos, pensé en voz en off.

– Pues este pavo dijo en el año 400 y pico ante del Jesú.

La soledad es una excelente compañía en muchísimas ocasiones.”

– Esto lo dijo el plasta ese, queridos ignorantes de la vida, que, por cierto, era uno de esos que también iban con túnica, que vivía en un chalet de esos con columnas grandes de mármol y habitaciones sin cristales, porque no se habían inventado, y siempre estaba solo el muy tontolahaba. De ahí lo de onanista. si hay algo que no entendéis, por favor no me preguntéis que no estoy de humor.

Claro, se entiende que todo el día solo por la casa, con todo el fregado, recogida la cocina, lavadora puesta y las camas hechas, pues se le ocurrieran frases gilipollas que lo flipas. Frases que 2500 años después os han perjudicado a todos vosotros más que la mierda de drogas que os metéis. Es que me quitáis la vida…

Mirad, si el pavo este hubiera o hubiese vivido en un edificio, con su comunidad, su portero chafardero, vecinas con rulos, jubilados con bastón y demás vecinos extraños, la Soledad, seria su vecina del cuarto puerta A y cambiaría toda la frase y no hubiera pasado a la historia como alguien de lo más normal. Además la Sole sería su mejor amiga. En definitiva que es que es una frase idiota la verdad. Pilláis de qué va esto? No verdad? Lo imaginaba.

Sigo…

– La mayoría de estos “pensadores” eran griegos o romanos, unos tíos que estaban todo el día tocándose los huevos o tocándoselos a los demás. Más que nada por aburrimiento, no por mala fe.

Elucubrando sobre el sentido de la vida, sobre la amistad, la vida otra vez, y así en un bucle infinito. Vamos lo que se dice, tocándose los huevas de esturión todo el día o perder el tiempo.

Elucubrar o elucubrando es como pensar, pero más fuerte, así como apretando el ojete. Esto lo digo, porque veo a los de la primera fila que me miran raro y creo que no saben que significa, es lo que tiene ser alumno del turno nocturno, que no os enteráis de nada.

– Hoy vamos a ir mas lejos….

Todos se levantaron de inmediato, uno que le llamaban el “Flash Gordon” ya estaba en la puerta.

– Eeeeeeeeeeh ande vais!!!

Solo he dicho que vamos a ir más lejos en la sesión de hoy, es una forma de hablar , joder pero como podéis ser tan torpes. Todos a sus celdas… digo a sus bancos, los frikis también. Y sigamos, veamos que frases. Por ejemplo, el amigo

Platón sobre Sócrates.

Pues queridos ignorantes, yo, antes de ser un ser superior en todo a vosotros, pensaba que la famosa frase era alguno de esos del programa de la tele de Mujeres y Mongolos y viceversa. Pero cual fue mi sorpresa, que va a ser que no, que fue él. El Platón ese.

Yo solo se que no se nada”.

– Es que tiene cojones la frase. Si la sacamos del contexto y aplicamos la legislación vigente del humor. Hay que ser vago, pero muy vago para soltar semejante frase y así deshacerte de la persona y/o interlocutor, terminando la conversación para siempre jamás.

¿Os imaginas? Que le sueltas el rollo de tu vida y le pides su opinión, entre lágrimas, y te dice eso…. Nada cojones ¿no? ¿Habéis entendido algo?, no imagináis nada, madre mía que negrura de cerebros. Bueno da igual, quedan cinco minutos, copiar los apuntes del friki de la esquina que parece que atiende y entiende algo, por lo menos gafas lleva y eso ya es algo.

Os digo, que, por ejemplo, a mi hijo por decir “no lo se y no se nada”, le suspendieron en álgebra, Geografía, gimnasia rítmica y recreo. Y a este hombre, por la frase esa, que es casi igual, le han hecho estatuas, y todos le veneran. Es injusto, ¿no os parece?, está gente de la docencia es muy rara, pero rara de cojones.

Atendéd que esto no acaba aquí, os cuento esto porque quiero que améis la filofofia digo filosofía como yo la amo. Vamos a por otra frase, esta del Socrates, (le tengo manía a este) en una tarde de agosto, todo retumbao en la cama, tocándose los desto, se le ocurrió.

“La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.”

Y se durmió agotado hasta el día siguiente. Madre del amor hermoso. Vamos que dos amigos o amigas, como las de ahora que se llevan bien. Más sencillo oye. Es que este hombre se complica la historia hablando raro.

Y ya por ultimo y por no aburriros y que los de arriba vayan despertando, que no vamos a ir en nada, un tal Publio Terencio, 195 AC-159 AC..

Este se cubrió de gloria, el mongolo, y dijo, así a pelo… pero sin vergüenza ni nada.

“La misma mujer es un mal necesario“,

Todos en la cla… en el aula se descojonaron de risa.

– Hey, veo que vais entendiendo de que van mis clases…

Pues el pavo este, (que en la actualidad, estaría en la cárcel pa toda la vida, con vosotros), con esta perla de frase ya no tubo descendencia ni relaciones, ni nada. No le dejaban entrar en los bares, ni en los cines, quedo sumido en el ostracismo (que no se lo que es, pero me encanta esta palabra, ostracismo, repetirlo conmigo, ostracismo, suena como a parrilada de marisco).

Todos repetían la palabra y reían.. como mola ser profe… vaya pandilla…

– Le terminaron llamando el Onano, de ahí viene la palabra pajillero, que viene del latín Ona, paji y nano, llero. Pues el Onano se junto con amigos raros y murió atropellado por un tranvía en Roma, o algo así he leído, es que tengo sueño.

Bueno, ignorantes de la vida, con esto ya no se qué contaros más, a parte que tengo sueño que ayer llegue a casa con un pedo que te cagas, que parecía un somelier desviado. Hala, ya os podéis ir a tomar por cu… a casa o a la cárcel o a hacer lo que debíais. Venga circulando…

©Javier Sanchez 2020

CLASE DE FILOSOFIA DE AYER Y ECONOMIA SUMERGIDA

SESION 3569

Por el profesor Javier Sanchez

Nota del autor de esto

No os lo había comentado, es que ahora soy profesor de Filosofía y economía Black por la Universidad de Barcelona. Me dio un tabardillo una tarde viendo un documental de National Geográfic y me apunte al cursillo a distancia de “Filosofía y más cosas”, el titulo y todo eso ya con el Foto Chop me lo hice, y como el director de la universidad no ve muy bien, pues aquí estoy, dando clase y cobrando una pasta. A veces no sé ni lo que digo, pero como lo digo con vehemencia se lo creen. Vehemencia no viene todos los días a clase, pero me ayuda mucho cuando viene. Pues eso, que lo sepáis, soy profe titulado en la UAB. Os explico la sesión de hoy. La iba a impartir (no sabía que se decia así, pensaba que se decia, dar) el profesor Lupinio Mortaja, alias “el gafe”, que tenia la plaza fija, pero, curiosamente le han encontrado un alijo de 2 kilos de coca en su despacho. Que mala suerte oye…

Bueno ya estáis informados de mis novedades y os explico la sesión de hoy, tal cual la he impartido:

La clase de la Uni hoy estaba a rebosar, había unos diez estudiantes. Unos con auriculares, bailando en la banca, otros que atendían (raritos ellos) y dos más que no se si estaban muertos, cuando entre ya estaban allí.

-Hola chicos y chicas, que os iba a decir… Ah, si ! Que iba aquel tío que dijo hace un huevo de años…, vamos a ver qué he empezado mal, que me lio. Vamos a estudiar frases tontas de la historia de la humanidad, y en este caso la de aquel filósofo griego, que la soltó en un bar, hablando con unos amigos, con unos cubatas de más, oye, que de esto ya hace más de dos mil años. Que manda cojones, el tiempo que hace. Madre mía como pasa el tiempo y lo que llueve en Tailandia.

Esta es la frase:

“Lo malo es pasar la vida sin pena ni gloria.”

-El autor de tal tontería fue un tal Erutudo Onassis Garcia de las Colinas de Troya y López de Heredia, conocido entre sus amigos como el “bocachancla”, nacido en el año 20 antes de Cristo, por la tarde, natural de Atenas, del barrio de la plaza Siritza, al lado del bar de Ca’Aquiles. Un tío, el Erutudo, que se pasaba todo el día con una sabana liada al cuerpo y pensando (tocándose los cojones que se dice ahora o influencer). Pues el pavo dijo eso, pero así, sin pensar.

Y que os digo, estúpidos alumnos de mis entretelas, que en el tiempo ya va implícita la primera duda. Oídme, que ya hace dos mil años… ¡y pico!, que el lumbreras este soltó esta frase. Joder, si yo no me acuerdo lo que cene ayer. También porque luego me fui de copas y acabe volviendo a casa como los Rollings en un día de desparramo total, Pero bueno, vamos alla…

Analicemos la frase del tipo este:

-Pues bien, queridos e ignorantes alumnos. En mi opinion súper fashion de la muerte y súper humilde, digo y vaticino:

¿Cómo va a ser malo pasar la vida sin pena? ¿Estamos gilipollas?, si es sin pena ¿es que te ha ido o va de puta madre no? Vamos digo yo, queridos e ignorantes alumnos.

O es que debería de estar puteado toda la vida, con pena, siempre con pena. No estoy de acuerdo, el Erutudo este, para mí era un depre de cojones, o que tenía un mal día, o tropezó con la sábana y se dio, con la cabeza de pensar, un importante zurriagazo en el bidé del baño de los esclavos.

Si, queridos e ignorantes alumnos, si, en el bidé. ¿Por qué no?, a ver si nos vamos a creer lo que nos digan unos licenciados de estos en filosofía y letras de lo que dijo un tío que se murió hace dos mil años y pico y lo que diga yo del bidé no vale. ¿Qué no?. Pues eso.

Oye, es que es muy fácil que un “sabanas” de estos, te suelte, así porque si, pongamos un ejemplo:

“Yo solo sé que no sé nada”.

-¿Qué opináis? Callad, era una pregunta retorica. No me interesa lo que opinéis. No me jodas, todo el día pensando para decir eso, y antes de cenar, e irse a la cama tan tranquilo y lleno de orgullo y satisfacción. O eso nos han hecho creer. ¡Y ya hace dos milenios de la frase! Y nada, que todo el mundo a tragar. No, no, yo creo que no debe de ser así.

Pues eso, que no quiero cabrearme queridos y desagradables alumnos.

…sigamos…

-La parte de lo de “sin Gloria” mira, pues ahí sí, porque mi prima Gloria, que estaba de buen ver (estaba buenísima. Nota del profe). Tuvo un lio conmigo, ya sabéis el refrán árabe o chino, creo.

“Amigo, contra más prima, yo más arrima. ¿Quieres alfombra? Te dejo barata amigo alfombra, no, tú perdona, alfombra, amigo

Y es cierto pasar la vida sin Gloria, que me dejo por mi amigo Joaquín Recasens, (dios lo tenga en su regazo ya, que haga años ya, o eso espero y si no lo tiene pues que le otorgue sextillizos, cinco niños y una niña, tampoco quiero se mala gente) y eso fue duro, muy duro, pero ya se me pasó.

Ahí sí que acertaste Erutudo. En lo único.

Y hasta aquí la lección número 3.560 de “filosofía y economía contemporánea”, que estoy cansado y no tengo ganas de seguir explicando tonterías de gente que se murió antes de que se separaron los Beatles.

Por cierto, si queréis saber más, leer mi libro

“Historia de la filosofía sabanera”

Del Profesor de economía contemporánea Javier Sánchez.

Gracias por vuestra atención ya podéis marchar a lo que tengáis que hacer, o lo que sea.

©Javier Sánchez 2020