Que bonito.

Ayer, mientras estaba cagan.., perdón, en el baño leía un libro, una comedia muy buena, «Guerra y paz» se llama,  cuando pasé la página 934 cayó de entre ellas cayó una pequeña hoja, era antigua, de color ocre o algo así, escrita en letra del estilo de esos que se escribe a plumilla. Quede sorprendido, lo recogí y comencé a leerlo. Y dice así:

«A quien quiera leerlo, es lo único que pido. Hay un encantador refrán Peruano que dice:

«A la ‘Reina de los Andes’, nunca veras florecer si tú la plantas, pues florece cada cien años imbécil»

Pues me contaron la historia de que una vez, un muchacho encontró a un anciano campesino plantando a «La reina de los Andes» y le preguntó:

-Buenas tardes abuelo, ¿para qué planta esa planta si nunca los va a ver florecer, pues tarda cien años en hacerlo?

El anciano campesino, con su infinita sabiduría y experiencia, le respondió con una sonrisa en su arrugado rostro:

-.A ver, primero porqué coño me llamás abuelo si no eres de mi familia, segundo de buenas tardes nada me he dado con la azada en el pie y me duele que te mueres y tercero ¿porqué no te vas a tomar por culo con la bicicleta y la tontería del jovencito amable? ¡El terreno es mío y planto lo que me salga de los cojones, me da igual si florece o se quema por la capa de ozono!. Y súbete los pantalones que parece que vas cagao.»

El pequeño papel cayó de mis manos al frío suelo del baño y pensé que qué hermosa y bella reflexión llena de matices vitales, me puso la piel de gallina y quería compartirla con todos ustedes vosotros. Os merecéis esto y mucho más. Pues eso.

© Javier Sánchez enero de 2022

Aquí solito que estoy

No se, no se, pero creo que la chica que habla por el GPS del coche quiere lío conmigo o algo asi. Esto es algo muy sospechoso y/o paranormal esto que me pasa. Todo esto lo he deducido porque es que llevo toda la mañana intentando ir a casa de una amiga, que ha cambiado de piso, y vive donde el viento da la vuelta y, oye, que el puto GPS es la decima vez que me lleva a un descampado. Desde las 10 de la mañana que sali de casa y mira que hora es. (Es una forma de hablar, querido lector, no hace falta que mires el reloj ni nada, ahora son exactamente ñas 12:51 pm)

Pues oye y que esto quede entre nosotros, pero es que me estoy empezando a asustar. A lo peor es una asesina en serie cibernética y yo aquí dando vueltas com un gilipollas, que me ha parado la policia cuatro veces porque he dado siete vueltas a la misma rotonda de la escultura extraña ese. Por cierto ¿os habeis fijado la cantidad de chorradas que ponen en las rotondas? Son espantosas. Algunas hasta dan miedo.

Pues eso, que muchas vueltas y todas las veces el camino lo termino en un camino sin salida, solito en medio del bosque, no se ve a nadie, ni vacas, ni unicornios y cosas de esas de los bosques, pero nada mas. Ni a Gandalf haciendo milagros con el palo, ni un guarda bosques ni nada. Nada. Por cierto, porque les llamaran guarda bosques, ¿que lo guardan o esconden por las noches para que nadie se lo lleve? O en su defecto…

-Ha llegado a su destino. – me grita la del GPS.

Mirala, otra vez en en otro sitio que no es. Y una mierda he llegado a mi destino, otra vez en otro camino de cabras sin salida y el descampado de delante, al final voy a llorar. Bueno, no, que no puedo, porque tengo conjuntivitis en los ojos y es que, os cuento, me estoy tomando unos supositorios para la conjuntivitis y no me va muy bien, me producen heridas, oye que me hago daño en los ojos al ponérmelos, mira que me esfuerzo, pero es que no caben bien, unas lloreras que me pillo, pero oye, si mi médico el Doctor Rafael Menguele Lopez lo dice, será bueno. Me receto el otro dia estos supositorios para la conjuntivitis de los ojos y un colirio para las almorranas, del colirio ya he gastado 4 frascos, no hay manera de acertar en el ojete, ni de cerca ni de lejos, no acierto y me pongo el culo perdido de colirio. Oye yo hago lo que puedo, que soy de letras y se muy poco de todo esto. Pues como os iba contando, agobiado que estoy, mas que el zapatero de Tarzan, además, mi amiga me ha llamado cinco veces ya. Vaya y ahora otra vez….

-Javieeeee que donde esta quiyo?? (es que mi amiga es andaluza y habla andaluz. Me ha costado años pillarlo, pero ya lo pillo)

Y que donde estoy me dice la malahe. Nos ha jodido. Y yo que sé…

– Pues en un descampado, otra vez, ma cago en to lo que se menea – le contesto con la educacion que me caracteriza.

-Pues a ver si vienes ya cohone, oye que ya esta bien, que se me esta enfriando el gazpacho y frio no vale pa ná y los filetes cordon bleau se van a pasar… venga quiyo date vida coño…

Es que mi amiga, que por cierto que se llama Itziar, sisisisisi, como lo oyes, de sevilla que es la jodia, pero se llama Itziar, de cocina ni puta idea. Y que de graciosa nada, es mas sosa que un bocadillo de pan rallado. Ese topico de que los anadaluces son graciosos por naturaleza, pues ella no es de naturaleza. Es sosa la jodia y para cocinar tambien, pero me la quiero mucho, ella dice que soy el unico catalan que le hace reir. No se si eso es bueno o malo. Pero vamos me rio y quedo como un rey.

Y ya la última llamada, ya me ha llamado cabreada diciéndome que no hace falta que vaya, que ya se ha enfriado la gazpacho, las pechugas cordon bleau (las rebozadas de toda la vida) se le han pasado y estan pochas y se le ha quemado la ensalada de verduras, que se ha equivocado y la ha puesto en el horno. Y ya me ves, yo aqui, solo como un lagarto en una pared, llorando de pena penita peeeenaaa…

¿Podeis llamar al 112 o el 113? Me da igual, cualquiera de los dos, no soy supersticioso, es que dicen que da mala suerte ser supersticioso. Más que nada para que me rescaten de esta loca del GPS, por que ahora esta gritando y el GPS esta dando vueltas sobre si mismo y no se que dice «de la guarra de su hija» o algo asi.

Gracias.

– Jajajajajajaja, Ha llegado a su destino.

– Calla loca, que estás loca!!!

© Javier Sanchez enero de 2022

Buena decisión

Llevo uno días que precisaba ir al psicólogo, y hoy me he levantado ya decidido, pero soy así, y he cambiado de opinión oye. He pensado en ir a ver a mi madre. Y todo ha salido como yo esperaba. Le he contado mi amargura a mi madre, se ha levantado del sillón y después de dos horas de danzar por casa haciendo cosas y canturreando, me ha preparado mi bocadillo de jamón preferido y me ha dicho:

– Tú, Javi, lo que eres es gilipollas hijo, pero pa siempre y ya te viene de antes hijo.

Y eso, que me he ahorrado 160€, me he llevado una colleja y un tupper de croquetas buenísimas. Mi madre es que es un genio.

© Javier Sánchez diciembre de 2021, ya en casa, comiéndome las croquetas.

Apocalipsis zombie.

Con esto de la pandemia, que todavía no ha terminado, aunque los políticos y algún que otro tertuliano, epidemiólogo vulcanologo, diga que se ha acabado, la verdad es que va a ser que no. Y a mi es que todo me va fatal, es un espanto oye y es un espanto teniendo en cuenta de que tengo muy mala suerte, al final me va a pasar algo. No sé si saldré indemne del final de esta catástrofe, casi seguro que no, soy personal de riesgo, vamos que si pillo el bicho tengo un 80% de probabilidades de palmarla, aunque me he vacunado cuatro veces, en una de ellas repetí en un descuido del enfermero, que se puso a hablar por el móvil con la novia y entre el cuelga tú, no, tú, etc… Me puse en otra silla y el pavo me vacunó de nuevo. Vamos que tampoco me he puesto a chupar barandillas, ni morrearme con la camarera del bar de al lado.de casa. Pero llegados a este punto, hay que probar suerte, porque de suerte se trata esto de la vida, de suerte y de nada más, hagas lo que hagas, no le deis más vueltas, ni os pongáis tontos con gilipolleces de tipos vestidos de calipo y calvos que viven a seis mil metro.de altura, que dicen tonterias porque no les llega el riego al cerebro. En esta vida todo es cuestión de suerte o de mala suerte. Sólo eso.

Mira pues, como te contaría, es como «El profesor» de la serie «La casa de papel» ¿Inteligente? Y una mierda, es el tío con más suerte de todo el sistema planetario, de aquí y de fuera de la galaxia exterior con vistas al mar, como los pisos.

Pero vamos a ver señor Dios o quién mande por ahí arriba, a ti que te pasa, ¿que te has olvidado la medicación en el año 2020 y lo que llevamos del 2021?, ¿tienes úlcera de estómago y estás de mala hostia?, vamos no me jodas la que me has liado, joder, es que  ya llevo casi dos años. Y es que mira oye, me dejaste sin trabajo, bueno cobro el ERTE, eso cuando al funcionario asignado a mi caso se le pasa por los cojones y me paga algo. Llevo meses encerrado en casa, sin ver a nadie de los que quiero, aunque realmente quiero a muy poca gente, solo los veo por la pantalla de un móvil u ordenador o solo leo lo que escriben o muy de cuando en cuando algún audio de esos que se graban en la calle y no se entiende una mierda. Eso contando con los que todavía están en contacto y no se han olvidado de mi.
Estoy rodeado de mierda todo el día (me refiero a la tele, el taladro de cada día sobre el bicho cabrón, el volcán, los sociólogos, los vulcanologos, los epidemiológicos, los astrólogos y los imbecilogogos), mi casa está muy limpia y que de verdad que esto es algo terrible. Encima y a más a más, tenemos huracanes, ciclones, políticos idiotas, idiotas políticos, gente imbécil, VOX, gente trabajadora imbécil que vota a VOX, plagas de abejas asesinas, mosquitos tigre, que eso no se lo cree nadie, como coño han cruzado un tigre con un mosquito.
Además, siguen las putas películas alemanas de antena 3 de los sábados y domingos por la tarde, que no hay manera de que se agote el repertorio, la madre que me parió, ¿Pero cuántas hicieron antes de la puñetera pandemia?¿Es que ya lo sabían?. ¿La pandemia la ha creado la productora de las películas alemanas? También, todavia hay jabalíes por la calle, imbéciles sin mascarilla después de un año y medio, en los bares y en las terrazas criticando al gobierno por todo. Políticos ladrones, que tampoco es nada nuevo, pero cada día hay dos o doscientos más. Joder, es que todo esto es casi apocalíptico.
Encima voy y me enamoro. Esto no es normal, que ya soy mayor.

En esta pandemia, que no ha terminado todavía y, repito, no se si me libraré, sinceramente, me está pasando de todo. Hasta me han venido a casa los del Círculo de lectores y testigos de Jehová, que manda cojones. Que por cierto no sé si os conté, que la semana pasada se me presentó en casa una pareja de testigos de Jehová y les dejé pasar, que quieres, me sentía solo. Pues el chico se me desmayó. Tuve que llamar a una ambulancia para que vinieran a recogerlo, es que tenía que ir a comprar. Pobres, no están acostumbrados.
Que más… Ah sí, los cabrones de Jazztel me siguen llamando. Los de vodafone y los que venden maquinas depuradoras de agua. Tambien esos que juntan los servicios de casa, agua, luz, gas, televisión, radio y no se que mas. Que agonía porfavor.

Por cierto una señal de que hay algo apocalíptico, me enteré que VOX a montado un sindicato, hace meses… yo, ahi lo dejo.

Los jóvenes cada vez más gilipollas, todos quieren ser influencer, pero oye, seamos sinceros, influencer era mi madre con una zapatilla voladora en la mano, tu eres un atontao con internet, que por cierto lo pagan tus padres.

Pues con todo esto, con todo este maremágnum de follones, ayer en mi barrio, gracias a que en el bar Terraza sirvieron unas croquetas con carne de caribú radioactivo, explotó una apocalipsis zombi y encima de zombis fachas nada menos, el Borja Mari, El Tito, el Tato, el Migue, el Robert, El Cayetano y el Pablito. Y yo soy de izquierdas y republicano y vivo aqui en to el medio de la apocalipsis zombie pija esta. Vaya tela de apocalipsis, todos con la banderita y el «osea que te muerdo, te lo juro oyes y que viva España»  Y claro, con mi suerte, pues me he escondido en una esquina que hay unos containers de la basura, es que me estaba meando y allí me han pillado, me.han pillado con el enano en la mano, es que ya no me aguantaba más y no he podido defenderme, con toda la mala suerte que me mordió el que peor me cae, el Borja, los que me conocen ya sabén que soy alérgico a ese nombre. Que hostia tiene el idiota ese megapijo.

Si, si oye, en todo el cuello, no se qué puta manía tienen los zombis de morder en el cuello, será que no hay cuerpo, pues nada… y mira oye, que llevaba la cadena que me regaló mi madre para mí cumpleaños, con aquella tarjetita tan llena de cariño, mi madre es que es muy detallista, «En tu cincuenta cumpleaños, a ver si te vas de casa de una puta vez, vendela o algo»
Pues eso el cabrón del zombi me metió un mordisco que me clavo la cadena y todo, joder que daño. Vaya mierda con el pijo baboso y encima olía bien.

Pero el problema más grave y/o añadido a que me muerda un zombi pijo facha imbécil es que me he convertido en un zombi culto porque se escribir, pero zombi al fin y al cabo, pero es que lo peor de todo…. y no os ríais por favor os lo pido… es que, soy vegano. Si se ve que hay una regla natural que cuando te muerde un gilipollas de estos, te quedas cómo estabas, si eras vegano pues vegano. Si eres funcionario sel SEPE, pues te duermes.
¡Pero es que soy vegano coño!
¡Dónde coño va un zombi vegano! ¿Como voy a vivir ahora!? ¿De remolacha? Me cago en la madre que parió al gilipollas del Borja. Ojalá se quede sin dientes y tenga que comer Colacao con pan rallado y se ahogue en su propio…Colacao…

Además yo no me encontraba como un gilipollas de zombi de esos que andan de lado y hablando raro, no, no, estaba bien, solo tenía hambre de comer brócoli. Manda cojones, no me ha gustado el brócoli nunca, es, para mí gusto, asqueroso, sabe a hierbas malas de la cuneta de las carreteras. Además, es que no lo entiendo, me convertí al veganismo antes de ayer, porque conocí a una chica que era vegana y lo hice por qué me gustaba la chica. Es que vaya tela oye, es que tengo muy mala suerte y ella, Lluvia (es que se llama así, manda cojones), que tiene dos hijos llamados Nabo y Lechuga de invierno, pobres criaturas. Pues Lluvia esta solo comia espárragos y col lombarda y claro la única forma de que me hiciera caso era decirle que yo también era vegano a tope. Mentira, me arreaba unos bistecs de búfalo que pa’que te cuento. Pero todo sea por la chica que era guapísima. Bueno ahora no, porque la vi pasar hace un rato y tiene un bocao en toda la cara que se ha quedado hecha una mierda. Ni me ha saludado ni nada, que idiota maleducada. Ah! y no te lo pierdas encima se ha liado con un zombi guitarrista, que por cierto no tiene manos, porque se las ha comido un zombi ciego, el José, vendedor de cupones de la ONCE del barrio, que ya me contarás tú cómo va a tocar la guitarra el idiota del perroflauta. Y van cogidos de la mano por la calle, bueno mano y muñón.

Esto, la verdad, es una locura, todo de fuego por todos los sitios, gasolineras explotando, coches estrellándose, la gente gritando, hasta los que no son atacados también gritan, la policía gritando, y cargando contra perroflautas sentados en el suelo protestando por la invasión zombi, porque dicen que la culpa es del gobierno. Es que esto no es normal.

Y todo por unas putas croquetas del bar Terraza. La madre que los parió, buenos cubatas pero unas croquetas que a saber de dónde han salido. Aunque sigo pensando en que las productoras de películas alemanas también tienen algo que ver y nos está jodiendo a todos. Bueno voy a seguir haciendo de zombi gilipollas, que si no se me echan encima para morderme y me voy a la frutería a ver qué pillo, porque tengo hambre. Me jode porque los zombis normales se ríen de mí cuando me ven comer tomates, mientras ellos comen cerebros y todas esas mierdas. Mira, bien pensado me voy al Mercadona que tienen buena fruta.

Zombi y vegano, es que manda cojones la mala suerte que tengo.




©Javier Sánchez octubre de 2021

La gasolinera maldita.

Esta es la historia, corta para no aburrir, porque soy mucho de enrollarme, más que la pata de un romano en invierno, igual que mi primo José Carlos que es capaz de estar hablando tres horas sin parar, algo inaudito, ya, ya se que no es nada especial pero que lo hace en lenguaje de signos… Bueno, que decía…? Ah si!! Lo que me sucedió una tarde noche, que puse gasolina en la carretera que va de Barbastro al pueblo de mi padre, que os vais a quedar con las ganas de saber dónde es. Y dice así tal y como os lo cuento, está dramatizado, para llenar más papel, incluso los nombres son inventados. Bueno eso, os cuento.

Hubo un tiempo que en las gasolineras te echaban la gasolina y solo eso. Bueno, a ti no, se la echaban al depósito del coche. Esto lo hacía un señor amable vestido con un uniforme, por lo normal de color azul, todo esto lo digo por que mi padre trabajó en una gasolinera cerca de 40 años. Pues ese señor, el de azul, se te acercaba… Y amablemente te decía:
– Buenos días jefe, cuánto va a ser.
– Póngame dos mil pesetazas de gasolina 98 octanos. Hoy estoy que me salgo de Barcelona, sobrao que voy.
– Marchando caballero… dos mil pesetaszas de gasolina de cohetes.

Mientras el caldo reserva de 98 octanos caía en el depósito vacío de tu coche, charlabas un rato con él empleado, hablabas del tiempo, de política y al final le dabas la pasta, que se guardaba en una riñonera, más una propinilla y el hombre te daba las gracias y el “que tenga usted un buen día jefe”. Mira oye, algo tan sencillo, te alegraba el día, habías echado gasolina, habías charlado un ratito y todo bien… te ibas contento al trabajo. Esto último se te pasaba al llegar al mismo, pero bueno, así era.

Ahora, en esta era de comunicación extraña, hay algo, o todo, que ha cambiado totalmente.

Ahora llegas a la Gasolinera/ supermercado/ clínica de acupuntura/ farmacia/ hospital/ universidad nocturna.

Y es que no hay nadie en el lugar, el personal que se ocupa de lo que se ocupe está dentro del super multifunción, que parece una nave espacial, llena de luces y cosas extrañas y desconoces lo que está haciendo el individuo o individuos. Más que nada porque no los ves.

Los 7 postes de la gasolinera están desiertos, pasa un gato y una planta rodadora de esas de las películas del oeste. Hay una sombra negra de un hombre en la esquina que te mira con maldad, o eso crees tú. Empieza la paranoia y ya te empiezas a acojonar, miras en todas direcciones, más que nada para buscar camino de huida, por si acaso la sombra te ataca.

Te acercas al poste intentado elegir entre los combustibles que hay a la venta hoy en día:

GASOLINA G98,
DIESEL BIODISEL ERÓTICO
ECOCOM GASOLINA A24.
DIESEL ECO-VEGANO.
BIOACEITEOIL DE JAÉN, aceituneros altivos.
GASOIL B, MURCIA QUE BONITA ERES.
Y algunas más extrañas todavía

…una locura y piensas, joder si solo quiero gasolina. Miras a tu alrededor… sigue sin haber nadie… ahora ya divisas al encargado o lo que sea que está en el super multifunción, tocándose los huevos y mirando la tele. La sombra de la esquina sigue mirándote con más maldad y está más cerca.

Coges la manguera y te fijas en el letrero.

“Elija combustible y luego, si eso, siga instrucciones.”

Sacas la manguera… Y seleccionas GASOIL B, MURCIA QUE BONITA ERES.

– ¡¡¡HA ELEGIDO GASOIL B, MURCIA QUE BONITA ERES.!!!

– Hostias que susto, no chilles joder que no hace falta que lo sepan en 5 kms alrededor. Además no es ese el que…

SELECCIONE IMPORTE – Pones el importe, 20 euros.

¡¡¡Ha seleccionado 20€ de GASOIL B, MURCIA QUE BONITA ERES.!!!

Y piensas:

– Madre mía, todo los habitantes del pueblo este se han enterado que pongo 20€ en mi «Seat Panda Turbo injention» de última generación. La madre que los parió.

Terminas de cargar y se oye por el altavoz del poste:

¡¡¡SIN MOVER EL COCHE NI REALIZAR MOVIMIENTOS BRUSCOS, JURE SOBRE LA BIBLIA QUE HAY AL LADO DEL SURTIDOR QUE VA A PAGAR Y NO VA A HUIR, DESPUÉS PASE POR CAJA!!!

Te dirijes al súper, que es donde has divisado antes, que se veía al “currante” y entras despacio en la nave espacial.

Allí al fondo a la derecha está un tal Manolo Monaguillo, el encargado. Lo sabes porque hay una espantosa foto en la pared de “empleado del mes”, algo lógico porque es el único currante de la gasolinera.

El ente empleado es un elemento de pelo rizado, barbilampiño, gafapasta de color rojo, con un moño de abuela y una trenza a un lado que le cae por el cuello hasta el pecho y con un lazo rojo al final de el.
Manda huevos menudo especimen.

– Hola, buenas noches. – le dices al pavo, con la educación que has heredado de una escuela pública.
– Hola, que pasa, ¿Que poste es? – Me contesta el idiota con la educación de uno que ha ido a una escuela de curas y ha acabado ahí.
– No sé, es el único coche que hay ocupado ¿No?

El tío se te queda mirando, mira al coche y te mira a ti, vuelve a mirar al coche y te mira de nuevo… y lo hace dos veces más. Y sonríe. Tu empiezas a alucinar con ese juego estúpido.

En un momento dado, después de tanto movimiento de cabeza el gafapasta te dice:
– El Seat Panda?

Tu le miras ya muy asustado y contestas.
– Si, si, claro… el Maserati lo he dejado en casa… oiga es que es el único coche que hay en todo el recinto.
– Ah sí, es verdad. Pues serán 20€, ¿Tiene tarjeta? ¿Tarjeta de puntos me refiero?
– No
– ¿Tarjeta Cliente?
– No
– ¿Tarjeta Travel Viajes sin Vuelta?
– Nnn…No
– ¿Chicles? Están en promoción. 1€ un paquete 2€ dos paquetes y así… luego, pues eso.
– Que no.
– ¿Pan? Hoy hay un 2×1
– Joder, joder, que no
– Va a querer factura?
– Oiga…. Es que..
– ¿Una Bola de Dragón?
– ¿Qué?
– ¿Sangre de mi primogénit..?
– LA GASOLINA, COOOOOÑO, CÓBRAME LA PUTA GASOLINA.!!!
– Valeeeee, no se me cabree, son 20€, paga con tarjeta?
– Si, tome
– Quiere garbanzos ? Tres botes 3 € si se lleva cinco botes son 6 €.
– Eh? Pero… bueno oiga, yo que se, cobreme porfavor., Ya.
– Valeeeee, Valeeeee, tranquilo…

Y el tío te devuelve la tarjeta y ya de camino hacia la salida de la nave alienígena y cabreado como un submarinista en el Sáhara, te dice…
– Oiga, quiere 1 bote de guacamole de 3 kg, está en oferta, 17 euros. Dos botes 50€

Y desde el fondo del pasillo tu mente enfermiza y desquiciada se desata y ves como crece en tu mano una Katana japonesa (de dónde vas ser si no, pues japonesa), y en ese sueño violento te acercas al gafapasta cabrón y lo conviertes en 39 trozos y luego los esparces por todos los rincones de Europa, riéndome en cada uno de ellos. Y en un ligero momento de lucidez vuelves en ti, asustado y sudoroso. Y le hablas al idiota alienígena.
– No gracias, no gracias. No.

– Vale jefe, buen viaje y cuidado con el tío de la esquina, lleva toda la tarde ahí.

Y te vas sin saludar ni nada. Aunque la sombra del hombre malvado, sigue allí, en la esquina mirándote con maldad e inquina, que no se lo que es pero los que escriben lo ponen mucho.

Y esa fue mi experiencia en la gasolinera de un pueblo de la carretera de Barbastro dirección al pueblo de mi padre. Todavía veo aquella sombra cada mañana, por las noches no, porque no hay sombras. Es física básica.

.
© Javier Sánchez octubre de 2021

Me acerqué al gimnasio de casa una fermosa mañana de octubre.

Vaya por delante que sé, porque lo sé, que hacer deporte es bueno para la salud. Para no ofender a ningún purista, que no será la primera vez que se me echan encima por escribir una tontería de estas. Fui atleta de adolescente en mi barrio, arrasando con quintos y decimos puestos, boxeador, levantador de pesas, de cervezas, aguador en un equipo de ajedrez, saltador de esos de largo y jugador de rugby.

Y dicho esto y firmado en Barcelona, a 2 de octubre de 2021 por el Señor notario Don Jacinto Lofirmo Sinmirar, del Ilustre Colegio de Aparejadores de Barcelona y dice:
Que Da fe oye.

————————————–
Pues en una fermosa mañana de octubre lo decidí y me dije, mirándome al espejo del baño. (Solo tengo este en casa)
– Venga Javi pa’lante. Hoy hace exactamente tres años que te lo planteaste.
Ya se que tampoco es una gran frase, pero que quieres a las 7:30 de la mañana es lo que hay, no doy para más.
Me puse mi chándal brillante, la camisa de rayas blancas y rojas por dentro del mismo, mis zapatos marrones, mi colonia Varón Dandy chorreando por mi calva morena y mi mascarilla de color rojo chillón a juego con la camisa, hey, como un pincel que iba. Guapo, guapo de verdá. Por cierto, que os iba a decir, una camisa de rayas blancas y rojas, realmente cuáles son las rayas, las blancas o las rojas, ahí lo dejo para que le deis una vuelta al tema.

Ya en la calle, todos giraban la cabeza a mí paso, luego escuchaba risas, pero no se, a día de hoy, a que venían esas risas, la gente es muy tonta de verdad.

Llegue al gimnasio, ojo, que ahora pone en un rótulo de color rojo y amarillo canario (GYM FEET MEGA STEEP WARRIOR KETE MATO DOS VECES), con muchas luces, en realidad parecía un casino. Joder, antes ponía simplemente GIMNASIO GONZÁLEZ PADRE E HIJO, me dije para mis adentros. Bueno vamos a ver, esto esta tan de moda (cool), que veo que van hasta niñas y niños que tienen un cuerpo 10 y no es por el gimnasio, es por que son jóvenes, van a machacarse cada dia, en vez de estar de palique con los amigos. La verdad es que no les entiendo.

Venga, vamos allá, entré en el vestíbulo del gimnasio, que parecía la entrda de una discoteca, y me diriji a recepción. Por la megafonía se escuchó…
Ding-dong!!!
– Señor Luis José y señor José Luis, vayan a la cinta 4 y retiren al socio 4563, el gordo que le ha dado un tabardillo importante. Limpieza, vaya pa’ya también, que ha potado el tío. Si está muerto ya saben «Protocolo container 1.0» y recuerden quitarle la documentación. Gracias

Joder nene, como está el patio, aquí la gente se machaca, pero a lo bestia. Y hay bajas y todo, esto es un «infienno». Ya me estaba acojonando y no había empezado.

Ya en la zona de recepción, para verlo oyes. Un pavo atlético, metro setenta, apretao como un croasan, parecía que le había caído un coche en la cabeza, encima era hiperactivo, el tío no paraba quieto. Me recibe como si fuera su primo el de Soria que no habia visto desde hace 5 años en la boda de la prima Juani.
– Hoooola que tal como estas?? Vienes a apuntarte?? Eh?, Eh?
(???)
– Si vengo a apuntarme, para ver que tal va esto. Pero primero me gustaría que me informa….
El pavo sin parar de moverse, yo creo que tenia las famosas almorranas de fuego o alguna enfermedad grave en el cerebro o en el culo. O almorranas o tumor cerebral o las dos cosas juntas.

– Bueno como te llamas?, me dejas tu DNI?. Has estado en algún otro gimnasio?. Practicas algún deporte?. Es para ponerte en forma o mantenimiento? Cuota por la mañana, tarde, noche?
– Eeeeeeeeeeehh, para, para, para, que ya me falta el aire con solo verte, ¿Que te pasa?, ¿Que hay fuego en el suelo y vas descalzo? ¿y el interrogatorio que me haces.? Esperate, simplemente vengo a…
– Ah vale y ¿que te gustaría hacer,?
– ZUMBA, KUNG FU, BODYJAM, KILLER SARDANAS, BODYATTACK, FLAMENCO FIGHT.
– BODYCOMBAT, CICLO, BODYSTEP
– STEP BY STEP, SH’BAM, BODYPUMP, GLOBAL TRAINING,
– PILATES, KILLER TAI-CHI, CORSSFIT, MADALENAS WARRIOR
– Joder, para, para, que me estoy mareando, vengo a hacer gimnasia, pero que pasa, ¿voy a tener que ir a la escuela de idiomas para saber lo que hago.? ¿Y tú, que te pasa, estás chalao?. Gimnasia. Ejercicio. Mover el culo y poco mas.
– Ya Javier., pero estas modalidades se llaman así.
– – Que modalidades ni que pollas, es gimnasia, el ejercicio de toda la vida, lo que pasa que le cambiáis el nombre para cobrar mas.

Ojo, el tío ni puto caso..

– Y que javier, corres, haces alguna carrera a la semana?
– Ya estamos… Pues no, y acabas de perder un cliente.
Y allí deje a Paquito el hiperactivo hablando solo…

Pero que pasa en este país, si no corres cinco mil kilómetros al año, eres un matao un asocial. Si no haces una trail y alguna maratón cada 15 días tambien. Pero que os pasa. Si yo entiendo que el deporte es sano, lo admito, de veras, es lógico, pero la locura que le ha pillado a la gente con correr y carreras y trails por montañas, infartos, todo esto, se esta saliendo de madre. Ojo, que con la pandemia, salía a correr hasta mi vecino Vicente que le faltan las dos piernas, gente que no ha corrido mi cuando le han mandado de muerte. Todo lleno de corredores, echando el bofe, por todos los lados.

De todo este movimiento empecé a darme cuenta, hace bastante tiempo, en algo muy cercano a mi. Mis amigos. Mis amigos fueron mutando. Desde el que no corría ni para huir de un atracador, el que perdía el autobús por que estaba a 3 metros y ya cerraba las puertas y te decía. «hay buses a patadas.»

Pues bien todos estos se convirtieron en los que si no hacen 40 km a la semana. No viven. Les da algo. Sindrome de abstienecia, «the Runner abstinence» o algo así. Y en realidad es una enfermedad, psicologica, podriamos profundizar pero es que tengo que merendar.

Además, lo malo, lo peor de todo, es que se convierte en monótema en cualquier reunión. Entre todos han dado la vuelta al mundo 20 veces. Sin ver nada. Tíos y tías que se bebían los cubatas como si no hubiera un mañana, ni una tarde. (que no digo que sea bueno, pero coño, te alegra) Ahora se ponen hasta el ojete de productos extraños, azúcares, proteínas, ácidos hialuronicos para las articulaciones, lejía venida del futuro, ah y no olvidemos que apuntarse a una carrera, tiene un precio. Dinero me refiero. etc… y barato no es.

Y ya no hablemos de los aperos. Todo de marca, a cojon la pieza.
Camiseta técnica, pantalón marca huevos o rajilla, calcetines especiales, zapatillas que valen hasta 300 euros. Unas para cuidad, otras para montaña y otras para salir a cenar. Un huevo de pasta. Y luego no tienen ni para comprar caldo de pollo para una sopa, aunque sea de tofu fermentado en las cordilleras del Himalaya. Eso sí. Yo me voy el domingo a correr por ahí y el que quede en casa que le den. Ayyyy, que descastaos.

Osea, en definitiva, que el famoso tontolchandal de antes se ha convertido en un astronauta en pantalón corto o en su defecto en leotardos y con más gatgtes que una navaja Suiza. Luego, pasa, que sales con tus amigos mutantes y tu te apretas un filete al roquefort y ellos se comen arroz y patatas. Agua, nestea 0% azúcar. Joder, sólo les falta el gotero, y eso unos tres meses antes de la carrera que estan preparando, los X MEN.!!!

Posteriomente en las sobremesa, para mi, lo mejor de una comida o cena, se esta convirtiendo en monotema.
– Pues yo he corrido tanto en tanto tiempo. Y ahora me he apuntado a una trail Himalaya – Naranco de Bulnes, pasando por Despeñaperros.
Y todos, hostias y cuanto vale?
Hay que llevar anorak?
Anabolizantes?
Proteínas?
Ácidos ?
Geles de glucosa.?
en silla de ruedas se puede?
Que, que….?

La verdad, en mi humilde opinión se está llevando a un extremo que al final van a hacer guetos para los mataos que no hacemos carreras, ni nada de eso…Y otros campos para gente que esta todo el día corriendo, pa’rriba y pa’bajo. Bueno, no se, mañana os explico mas del tema, que me canso.

Ah! Y otro día hablaremos de los bicicleros, y su cacareada petición de «educación hacia ellos, mientras yo hago lo que me sale de la polla, me salto semáforos, rotondas, voy por la acera como un descerebrado, por la montaña por donde no debo y apartate que paso yo, eso si cuidado no te me acerques»

También hablaremos de las maxibarba y los moños, que creo que algunos no se miran al espejo nunca. Y que de nuevo y cool, nada de nada, eso ya se hacía hace treinta años. Tino Casal, por ejemplo.

He visto chicos guapos, atractivos, que la verdad, que pena. Y esto es todo por que uno que es mas feo que un chorro de mierda en un espejo, se le ocurrió taparse el careto con una barba de chivo y un moño samurái. Y hala, todos como borregos a hacer lo mismo

Y así, poco a poco, iremos desgranando (con humor, o no) estos movimientos quasi sectareos, libres por supuesto, pero también susceptibles de crítica. Joder que bien escribo.
Ah! No me apunte al gimnasio. Ahi estan todos locos.



©Javier Sánchez octubre de 2021 por la tarde DC (Después de comer)

Amores de miedo.

Hace unos meses, conocí a un chica, tiene diez años menos que yo, guapa y muy inteligente, me enamoré al instante. Oye, quedé con ella y se lo dije después de una cena. Ella me miró y me comentó de que si, que sentía una especie de atracción química hacia mi que no entendía pero que le gustaba. Yo me quedé un poco raro, no sabía si levantarme e irme, ponerme a llorar o intentar sonreír. Opte por lo último, ella sonrió, solo un poco y sigui cenando.

Lo que sucede es que es muy fría y con esto no me refiero que tenga temperatura corporal más baja de lo normal, me refiero a que es poco o nada dada al romanticismo, es una mujer calculadora y oye que me tiene desconcertado. Su nombre es Luna Tica López, es de Barcelona, como yo, y la verdad nuestra relación es extraña, pero bonita muy bonita, pero extraña, o eso creo a estas alturas de la relación.

El lunes pasado le regalé un ramo de rosas, llamame clásico, y me dijo que le encantanban las Magnoliopsidas de la familia de las rosaceae, o algo así, tampoco entendí muy bien lo que me dijo, porque eran sedosas y su nivel oloroso cercano a 9 puntos en la escala Nasso. A veces pienso que me toma el pelo. Y a veces me da miedo y pienso que no.
Todavía tenía una parte del ramo en mi mano temblorosa, el papel de celofán del ramo hacia ruido de la agitación de mi mano, me quedé a cuadros. Esbozó una ligera sonrisa y me beso, poco, pero me besó, cogió el ramo y puso las rosas en una especie de probeta de cristal gigante y les echo varios esprays, de los cuales me comentó:
– Es que sirven para la coloración y para mantener el perfume, más de una semana, que es lo que durarían en ese estado antes de secarse, morir y descomponerse.
Joder, me dejó anonadado, no sabía si admirarla o echarme a llorar.

Realmente estaba preocupado pero aquella mujer me tenía obnubilado. Era algo muy curioso, con lo maniatica y extraña que era, cuando nos poníamos a besuquearmos y todo lo que conlleva la resolución del besuqueo era una mujer fogosa, era algo increíble.

Un día que andaba inspirado, porque por la.mañana ella me sonrió, le escribí un poema, más que nada para variar un poco, ella solo leía libros de química, libros de filosofía lógica, de física y lo que más me preocupaba, de criminología y patología forense. Manda cojones. Pues como os decía, le escribí un poema para intentar suavizar aquella personalidad tan, a veces poco o nada cariñosa. Le dije ven cariño quiero leerte un poema que te he escrito. Ella contesto con los ojos cerrados.
– Vaya…
Eso ya me dejó un poco mal, pero reuní fuerzas, cuando amas a alguien intentas por todos lo medios dar lo mejor de ti. Y comencé a leer.

Hay estrellas que se asemejan
a tus ojos en la mañana
Como el trigo amarillo
a tu pelo rubio como el oro

Y…

Me interrumpió.
– Mira cariño, eso de las estrellas no creo que sea posible, hay algunas que están tan lejos, a tantos años luz que posiblemente no existan. Y si se asemejan a mis ojos en la mañana, va a ser que no, pues por la mañana cualquier efecto lumínico del espacio profundo queda anulado por la presencia de la luz del sol y lo del trigo, por estés fechas el trigo está a medio crecer y es de color verde. Por cierto mi pelo no es rubio, es teñido con mechas y no como el oro más bien como el trigo pero ya maduro. No es por chafarte el poema de veras cielo.
– Mira mejor no sigo, creo que no lo entenderías como hay que entender un poema pues…
– Es que un poema la.verdad es que no se entiende, está lleno de tonterias extravagantes, de frases sin sentido y de oximorones puestos para solucionar una frase que queda curiosa, pero que no tiene sentido en la vida real.
– Mira Luna, te estoy cogiendo un asco que lo flipas, es como si saliera con Stephen Hawking pero sin silla de ruedas. Por lo menos aquel hombre estaba enamorado y…
– Mira Javi, estar enamorado es un desequilibrio químico que produce un pasajero sentido placentero y una gran ansiedad. No es bueno para la salud.
– Entonces para que coño estás conmigo!!!
– Es que haces unos bocadillos de tortilla muy buenos, al fin y al cabo las parejas de juntan por interés, alimentario, sexual o para manejar mejor la soledad pasajera.

Silencio de 15 minutos…………..

– Mira Luna, creo que debemos de separarnos , yo lo he dado todo, te quiero mucho, hoy ya bastante menos, pero esto no funciona como debe de ser.
– Si Javi, es lo correcto, ademas he conocido a un hombre, no como tú, este es guapo, es físico y filososfo. Me trata como a una reina, aunque yo sea republicana. Es detallista, no como tú que me agobias con esas cosas raras de las flores, no me lee poemas y me hace el amor como un caballo cocainómano desbocao, vamos que me pone las hormomas a tope. Es ideal.

Madre del amor hermoso, solo faltaba que pasara por el apartamento un tanque y me arrollara y con las cadenas llenas de mierda de perro.

– Si Luna, mejor que te vayas con tus paranoias, tus fórmulas y tus intentos de asesinato. Sinceramente te digo, la verdad es que no padecía de insomnio, es que te tenía miedo. Aunque sepas que siempre te amaré, se me pasará, supongo que mañana o pasado mañana. Se feliz y espero que tengas 10 o 12 niños todos rubios y con ojos marrones todos y uno con el pelo rizado. Ah! Y un poeta, como yo.



© Javier Sánchez septiembre de 2021