APOCALIPSIS

Con esto de la pandemia, la verdad, es que todo me va fatal, es un espanto oye . Y yo, que tengo muy mala suerte, al final me va a pasar algo. No sé si saldré indemne de ella, casi seguro que no, soy personal de riesgo, vamos que si pillo el bicho tengo un 80% de probabilidades de palmarla, pero llegados a este punto, hay que probar suerte, porque de suerte se trata esto de la vida, de suerte y de nada más, hagas lo que hagas, no le deis más vueltas, ni os pongáis tontos con gilipolleces de tios vestidos de calipo y clvos. En esta vida todo es suerte.
Mira pues, como te contaría, es como “El profesor” de la serie “La casa de papel”, ¿Inteligente? Y una mierda, es el tío con más suerte de todo el sistema planetario, de aquí y de fuera de la galaxia exterior con vistas al mar.

Pero vamos a ver señor Dios o quién mande por ahí arriba, a ti que te pasa, ¿que te has olvidado la medicación este año 2020?, ¿tienes úlcera de estómago y estás de mala hostia?, vamos no me jodas la que me has liado, joder, es que mira oye, me has dejado sin trabajo, bueno cobro el ERTE, eso cuando al funcionario asignado a mi caso se le pasa por los cojones y me paga algo. Llevo meses encerrado en casa, sin ver a nadie de los que quiero, aunque realmente quiero a muy poca gente, solo los veo por la pantalla de un móvil u ordenador o solo leo lo que escriben o muy de cuando en cuando algún audio. Eso contando con los que todavía están en contacto y no se han olvidado de mi. Estoy rodeado de mierda todo el día (me refiero a la tele, el taladro de cada día sobre el bicho cabrón, los sociólogos, los epidemiológos, los astrólogos y los imbecilogogos), mi casa está muy limpia y que de verdad que esto es algo terrible. Encima y a más a más, tenemos huracanes, ciclones, políticos idiotas, idiotas políticos, gente imbécil, VOX, plagas de abejas asesinas, mosquitos tigre, que eso no se lo cree nadie, como coño han cruzado un tigre con un mosquito. También están las películas alemanas de antena 3 de los sabados y domingos por la tarde, que no hay manera de que se agote el repertorio, la madre que me parió, ¿Pero cuántas hicieron antes de la puñetera pandémia?¿Es que ya lo sabían?. También hay jabalíes por la calle, imbéciles sin mascarilla, en los bares y en las terrazas criticando al gobierno que está epidemia no está controlada (¿?) y haciendo botellones sin que nadie los caze, con un cañon del 50 o mil pbuses. Joder, es casi apocaliptico.

En esta pandemia, que no ha terminado todavía y, repito, no se si me libraré, sinceramente, me está pasando de todo. Hasta me han venido a casa los del Círculo de lectores y testigos de Jehová, que manda cojones. Que por cierto no sé si os conté, que una pareja de testigos se me desmayo el chico porque le dejé entrar en casa. Tuve que llamar a una ambulancia. No están acostumbrados.

Que más… Ah sí, los cabrones de Jazztel me siguen llamando. <los de vodafone y los que venden maquinas depuradoras de agua. Tambien esos que juntan los servicios de casa, agua, luz, gas, television, radio y no se que mas. Que aburrimiento.
Tambien el puto Trump, manda cojones con el zumbao ese. Menudo iluminado, que ha perdido las elecciones y no se quiere ir. Despues de la que ha liado.

Por cierto VOX a montado un sindicato…. ahi lo dejo

Y claro está. Putin que tiene una vacuna, los chinos que también, los de Oxford que también, los yankees también, en un pueblo de Teruel, en Alcañiz, han fabricado otra con extracto de melocotón en almibar que te inmuniza 3 dias, no esta mal para el laboratorio del tio Jacinto Enterprises.

Pues con todo esto, ayer en mi barrio explotó una apocalipsis zombi y encima de zombis fachas nada menos, el Borja Mari, El Tito, el Tato, el Robert, El Cayetano y el Pablito. Y yo soy de izquierdas y republicano y vivo aqui en to el medio de la apocalipsis. Vaya tela de apocalipsis zombi, todos con la banderita y el “osea que te muerdo, te lo juro oyes”. Y claro, que me han pillado en una esquina escondido, con toda la mala suerte que me mordió el que peor me cae, el Borja, ya sabéis que soy alérgico a ese nombre. Que hostia tiene el idiota.
Si, si oye, en todo el cuello, no se qué puta manía tienen los zombis de morder en el cuello, será que no hay cuerpo, pues nada… oye que llevaba la cadena que me regaló mi madre para mí cumpleaños, con aquella tarjetita tan llena de cariño, mi madre es que es muy detallista, “En tu cincuenta cumpleaños, a ver si te vas de casa de una puta vez, vendela o algo”.

Pues eso el cabron del zombi me metió un mordisco que me clavo la cadena y todo. Vaya mala suerte que tengo. Pero el problema más grave y/o añadido a que me muerda un zombi pijo facha imbecil y me he convertido en zombi culto porque se escribir, pero zombi al finy al cabo, pero es que, encima…. y no os ríais porfavor… es que, soy vegano.

¡Que soy vegano coño!
¡Dónde coño va un zombi vegano! ¿Como voy a vivir ahora!? ¿De remolacha? Me cago en la madre que parió al gilipollas del Borja. Ojalá se quede sin dientes y tenga que comer Colacao con pan rallado y se ahogue en su propio…Colacao…

Además yo no me encontraba como un gilipollas de zombi de esos que andan de lado y hablando raro, no, no, estaba bien, solo tenía hambre de comer brócoli. Manda cojones, no me ha gustado el brócoli nunca, es, para mí gusto, asqueroso, sabe a hierbas malas de la cuneta de las carretaras. Además, es que no lo entiendo, me convertí al veganismo antes de ayer, porque conocí a una chica que era vegana y lo hice por qué me gustaba. Es que tengo muy mala suerte y ella, Lluvia (es que se llama así, manda cojones), solo come espárragos y col lombarda y claro la única forma de que me hiciera caso era decirle que yo era vegano.

No se, todo es una mierda, estoy descolocado, la Lluvia esta, se ha ido con un zombi guitarrista, que por cierto no tiene manos, porque se las ha comido un zombi ciego, el Jose, vendedor de cupones de la ONCE del barrio, que ya me contarás tú cómo va a tocar la guitarra el idiota.

Esto, la verdad, es una locura, todo de fuego por todos los sitios, gasolineras explotando, coches estrellándose, la gente gritando, hasta los que no son atacados también gritan, la policía cargando contra perroflautas sentados en el suelo protestando por la invasión zombi, porque dicen que la culpa es del gobierno. A veces me río oy, es que esto no es normal.

Y todo por un puto virus que nos hemos inventado y nos está jodiendo a todos. Ahora me voy a la frutería a ver qué pillo, porque tengo hambre. Me jode porque los zombis normales se ríen de mí cuando me ven comer tomates, mientras ellos comen cerebros y todas esas mierdas . Bueno oye, que me voy al Mercadona que tienen buena fruta.

Zombi y vegano, es que manda cojones la mala suerte que tengo.

©Javier Sánchez octubre de 2020

PRIMICIA… (Solo para los abonados Premium)

Mr. Arquímedes, Arquímedes de Siracusa, del mismo Siracusa, del barrio viejo, fue un filósofo, físico o matemático o algo así, no me acuerdo lo que era, que murió de muerte asesinato, en Sicilia, en el año 212 AC, (ya se que siempre digo lo mismo) peroooo… ya me contarás cómo lo saben, no me jodas que hace 2232 años. ¡¡¡ DOS MIL DOSCIENTOS TREINTA Y DOS AÑOS!!!! repito, que ya me dirás cómo lo saben, joder que son muchos findes eso. ¿No?
Bueno pues, al hombre este, lo mató un soldado romano, llamado Nicola Di Bari, que era un famoso músico en Roma, su ciudad natal, porque tocaba el arpa con una mano y la armónica con la otra, todo un espectáculo el jodío.

Pues lo mato de asesinato de mala fe, porque paseando por la calle mayor de Siracusa, el Arquímedes, que veía menos que un pez de goma, le piso un pie, y claro, cómo los soldados romanos van con sandalias y sin calcetines, pues le jodió un uñero que tenía hacia un mes y pico, que ya es mala suerte. Pues el romano se pillo un mosqueo que pa’que te cuento y le metió tres espadazos que se murió de muerte natural, sin sufrir no nada ¿Eh?, No os preocupéis, o si, total hace un huevo de años.
Esto os lo cuento porque todo el mundo sabe eso del principio de Arquimedes, pero muy pocos saben el final de Arquímedes
El presente escrito es una exclusiva para vosotros, los que pagáis la tarifa PREMIUM, los demás sólo veréis estas últimas líneas y el título. Apuntaros a PREMIUM, tacaños, solo son 60€ por una vez… cada mes.
Graciaaaassss!!!!

Hala , hasta más leer…

© Javier Sánchez octubre de 2020

OJO QUE VIENE EL PUTO OTOÑO

El dia 23 de septiembre, o algo así, del presente vamos a entrar en el periodo estacional de otoño. Osea en nada lo tenemos aqui. La estación de las chaquetas, jerseys, camisas de manga larga y corta, sudores, frio, la de mecagoentó que no se que hacer, la estación que no hace calor o si, y si no lo hace, lo hace a mediados de octubre que te jode vivo y te pilla con la chaqueta, camisa de manga larga, corbata y calzoncillos de cuello alto. Y te fundes por la calle, sudando en el bus o en el metro, vamos como un pingüino en una panadería.

En los trabajos calefacción a tope, da igual la temperatura de fuera. Es otoño y hay que ponerla. A veintisiete grados Celsius, con dos cojones u ovarios, estamos en otoño y hay que poner la calefaccion. Y sudando cual pollo saharaui con fiebre. Hala!!! Calor y calefacción, que este verano (presente todavía), no hemos pasado calor. Nada de calor.

Esta estacion me encanta por que es la estación en la cual las lorzas no se notan. Y si no ligas nada, como yo, estas a salvo. No es que vayas a ligar, no ligas igual, pero se te ve un poco mas mejor. Los gorditos no ligamos, solo nos dicen que somos simpáticos y buena gente, (nota del autor). Oyes, que si eso cuando me muera y me reencarne, la próxima vez, quiero ser un cabrón y guapo, estoy hasta el colodrillo de ser simpático.

Otoño esa maravillosa estación de colores ocres (que no se lo que es pero queda guay en un escrito). Los bosques se visten de marrón, amarillo, marrón flojo y amarillo flojillo y mas flojillo, vamos todo amalgama de colores modo mierda de bebé, eso si, todo flojillo. Vamos una mierda de colores.

Donde la melancolía ataca a los más sensibles. Y hay depresiones, enfermedades, urticaria, asmas, constipados, despidos, epidemias, divorcios, comidas, cenas, pistolas y todo eso, vamos lo de siempre, pero peor y encima con calor, porque te has puesto la chaqueta y el calzoncillo de lana de cachemir, porque el cabrón del hombre del tiempo ha dicho que bajarían las temperaturas, y hace un calor tipo Abu Dabi, pero el de las las afueras. Ya le vale al cabrón metereologo.

Otoño, esa estación donde la gente se hace mayor, ya lo dijo el famoso escultor Sigmud Freud “estar en el tol otoño de la vida es estar en otoño, por que yo lo valgo”. Vaya tela de frase también. Tantos años estudiando Química para soltar semejante estupidez. Bueno se le atribuye a Freud pero también lo pudo decir mi prima Josefina de los Ángeles Custodios, que era muy de soltar frases al tuntún. Ella es la autora de “no me empujes que estoy en el filo.”

Otoño, la estación que si guardas el ventilador, al día siguiente los has de sacar porque no hay quien pare en casa. Si pones la calefacción por la noche te da un golpe de calor, que puedes morir. Si sales sin paraguas llueve, si sales con él, hace un sol Sahariano. Se pone todo perdido de hojas de los arboles.

El puto otoño es la estación en la cual los barrenderos de Tarifa, la ciudad del viento, cogen depresión por el trabajo repetitivo de cada día, cuando llegan al final de la calle y se dan la vuelta esta como al principio o peor. Todos llorando por las esquinas y los bares.
Se pone todo perdido de hojas de los arboles.

Que bonito es el otoño, con sus pájaros que se han pirado a otros sitios donde se aclaren más. Por que están hasta los cojones de ahora frío, ahora calor, ahora migro ahora no migro. Calor, frío, frío, calor. Donde los osos se estresan porque no saben que hacer. Si dormir o irse de fiesta con la osipanda.

La estación en la que la gente sale a destrozar el monte en busca de setas y hongos varios. En vez de comprarlos a los profesionales. Y muchos fallecen por comer setas envenenadas y eso que en los folletos ponen una calavera con los huesos cruzados, pero como en las setas no esta ese dibujo, pues nada a la sartén. Estamos rodeados de gilipollas por todos los lados.

Otoño, ah!!! El otoño en el que los poetas y la gente esa que escribe en blogs y hace libros, se enrollan a decir cosas raras, como que te quiero y que bonitos son los arboles en flor (esto ultimo es de un poeta que conozco que es mu y tonto y despistado, quería hablar de la primavera y ya ves se le pasó el tiempo). Ese otoño, que viene del latín, “oto”, oído, y “ño” abreviatura, del latín popular, de coño. Esto ultimo no viene a cuento, pero mira, se me ha ocurrido, es gracioso.

Me encanta el oidocoño, u otoño, y oye, tú disfrútalo al máximo. Y es que el otoño es…es ….. una mierda, la verdad sea dicha, para que nos vamos a engañar a estas alturas que todos ya me conoceis. Hala hasta mañana.

© Javier Sánchez septiembre 2020

Recuerdos de viajes – The souvenirs

Si hay algo patológico en esta nuestra tan especial sociedad es… El chafardeo, puro y duro. Y en este capítulo vamos a tratar una de las partes más importantes, la que afecta a los souvenirs, que en castellano significa, los recuerdos físicos que compras o robas de un sitio en concreto.

-Definición RAE:

Cotillear, chismorreo, curioseo, etc.

(Etc, no ¿Eh?, me refiero a que hay más, no os lieis)

-Definición de mi vecina “la Pepi”:

Lo que hace la guarra de la Mari Pili cuando viene a casa, que me mira todo, hasta debajo de la cama, con una libreta para contarme las bolillas de pelusa.

Anda que se han escojonao los señores protectores de la lengua con la explicación de la definición, esta más claro lo de mi vecina, sigamos,

Pues eso, chafardeo descarado de esos de radar o disimulados de reojo. Pero chafardeo al fin y al cabo. Eso es lo que hacemos, aunque se niegue, siempre se niega tal acción.

– Yo no miro, yo no miro…. A mi me da igual como tengas la casa oye, tranquilo.

¡¡¡Mentira!!!

Uno de los mas normales y utilizados es el de darse un garbeo de reconocimiento por la casa de alguien, si es conocido mejor, osea amigo de amigo, osea que no es tu amigo es un conocido con derecho a copa. Eso te da la bula Papal para investigar los adornos de los muebles, mirar electrodomésticos y paredes, fotos, alfombras, etc., de la casa de la víctima. Todo ello, para posteriormente, rajar despiadadamente, a posteriori, con los amigos, menos con el amigo directo de la victima. Esto último es una regla fundamenta del chafardero patológico.

El otro caso es si es amigo tuyo, entonces la coyuntura cambia, pero poco. Porque ya se lo dices a el. Todo no, claro, pero algo le dices. Hay confi.

Este genial estudio pormenorizado (que no se que significa, pero mucha gente lo pone en sus escritos, sobre todo la gente rara esta que escribe en blogs) que realizamos esta mañana tomando un carajillo de anís con sacarina y un croasan de chocolate, nos dirá mucho de los habitantes de la casa y/o chabola. Sobre todo respecto a los adornos y recuerdos acumulados. Estos no sólo hablan de los habitantes del sitio, sino también de su gusto como también del de los amigos y familiares que les traen souvenirs. La mayoría de ellos, con mala fe. Doy fe de ello, yo lo he hecho. Mira no me puedo contener, si voy por ahí y veo un souvenir espantoso, lo compro h me dijo, mira, para Juan, que se joda.

Bueno, que solo hay que fijarse un poco. Si tienen el toro y la sevillana encima de la tele son poco originales, más clásicos que la botella de litro y mas aburridos que una partida de ajedrez emitida por la radio. O también que el cuñao tiene muy mala hostia, porque con tv plana ya me contarás… Yo las he visto al lado de la tele, no encima, al lado. (ver capitulo 70 de “Como colocar una mierda de souvenir”, allí lo explico). Ver foto de sevillana en teles actuales y amigo cabrón.

Ver foto:

Sigamos…

Si tienen los adornos de Navidad en pleno Julio es que son unos vagos y descastaos que te cagas. Además si esos mismos adornos pasan el mes de agosto, ya no se retirarán. Y así, hasta el fin de los tiempos y mas alla. Los he visto hasta tapados con sábanas. Eh… Doy fe de ello.

Si tienen recuerdos de distintos pueblos de la geografía española es que son gente viajada. O tienen amigos y familiares y se los traen para joderles de envidia, o de buena fe, que lo dudo. La gente tiene muy mala leche con estas cosas. Se van a un hotel de 7 galaxias, en nueva Zelanda, un mes, que les ha costado el viaje 20.000 euros y les traen un imán para la nevera, que cuesta 5 dolares cuatro. Y encima tienes que aguantar la sesión de fotos hasta la madrugada. Hay muchos homicidios por esta causa de racanería y abuso de derecho. Artículo 22 párrafo 4 de la “ley de enjuiciamiento criminal de gente mala malísima” de fecha 1 de junio de 1880 (pendiente de actualización)

Hablemos, en este capitulo, de los recuerdos, del concepto recuerdos, denominaciones, causas y años de cárcel, dependiendo de lo feo que sea. Los recuerdos (en adelante souvenir que mola mas) son un elemento de la casa que no tiene parangón ni dejan indiferente a nadie que la visite.

Tienen diferentes niveles (dos) de sentimiento, externo expresivo o no. Interno inexpresivo, pero con connotaciones criminales. Y varias denominaciones humanoides de expresión y/o calla, calla, que me lio. Es que me lo acabo de inventar.

Expresión de horror, expresión interna, sonrisa exterior. Souvenir feo de la muerte. Para tirarlo a un pozo y no lo encuentre nadie. Al propietario también por guardarlo y, si es el caso, al que lo regaló.

Gracioso menos, expresión facial cuasi externa, media sonrisa. Y desviando mirada. Para no reír. Sentimiento interno, de… pero que gilipollas que eres.

Gracioso, expresión externa, sonrisa y comentario, aludiendo al objeto. Pero sin pasarse. Aunque el 80% miente. Y piensa que es una mierda.

Simpático, expresión externa, ya tocas el objeto, pero no preguntas, por si acaso, se te enrollan y te explican, como, donde y cuando se consiguió. Tampoco es para eso, que tienes hora en la pedicura.

Bonito, te gusta, simplemente, objeto chulo, te gusta de veras, pero tampoco preguntas por si acaso el rollo. Posiblemente se lo robes y pongas otro en su lugar, para este hecho ya vas preparado y te has traído uno de casa, feo de la muerte.

Y valioso, representativo. Es el que piensas, joder que hijoputa. Que chulo, también callas, pero sonríes abiertamente. También habrá intento de robo. Si no ese dia, será otro, pero al fin será tuyo. Le harás un foto con el móvil para no olvidarlo.

Sobre ellos, pues los hay de muchos tipos, conceptos y formas, como por ejemplo los recuerdos del tipo:

“Estuve en [ponga aquí el pueblo que desee] y me acordé de ti”.

De momento no hay maldad en ello, pero claro, dependiendo del nombre del sitio.

Si te regalan un recuerdo de O’Porriño do Miño, (que me perdonen los gallegos, no hay mala intención) pues a ver qué cara se te pone. “Estuve en O’Porriño y me acordé de ti”. ¿Joder vaya fama no? , pues no, el sabe que eres un porrero acabado, que fumas más María que respiras. Pero, oye, no es plan, hay mucho amigo cabrón. Es el típico que viene a cenar, te enseña las fotos, se pone hasta el ojete de comer, y te deja la mierda de souvenir, de O’Poriiño de 2 euros, que digo yo, que un orujo blanco, molaria mas, por lo menos a mí, que me encanta. Y el cabrón, cuando se va, se le oye escojonandose escalera abajo. Y al otro día te llama para seguir riéndose…. mala gente. Yo lo he hecho.

Luego están los souvenirs que parecen que son de un pueblo en concreto, pero que en realidad no lo son.

Por ejemplo, las famosas camisetas de vacas. Yo compré el año pasado una en Asturias, unas vacas haciendo puenting, paracaidismo, esquiando etc. Pues resulta que esas mismas vacas salían en camisetas de Galicia , de Cantabria y hasta de Ripoll, ah!! y en Baqueira. Las mismas. No pido denominación de origen, pero si originalidad coño que valen una pasta. Oye que daba igual la zona del norte que estuvieras, las mismas vacas salían en todos los sitios. Con cambiar el nombre era suficiente; y la actividad extraña que hiciese la vaca, todo menos pastar. Que es lo que hace una jodia vaca.

También es típico poner miniaturas de los monumentos típicos del lugar. El mini-acueducto de Segovia, la mini-Giralda de Sevilla, la mini-Sagrada Familia, míni Parque del Retiro …, este último se hace poco, porque es muy grande y la empresa excalextric lo dejo de hacer. Hace años ya.

Hay una ley comercial que dice.

Ley 1.11 de Comercio y falsificación. Del 26/10/11 párrafo 2.

“Todo monumento y/o esculturas son susceptibles de miniaturización, excepto los de las rotondas, que son jodidos por lo raras que son las esculturas interiores”

Bueno, sigamos, ya acabo, que he de ir a cenar. Hay todo tipo de modos souvenirísticos, y con tal de vender algo de recuerdo se hace lo que sea. Pongamos un ejemplo.

La bolas esas de agua con trocitos blancos que parece que cae nieve.

A mi me encantan y compré en Ecija una pequeña bola con unas casitas dentro que al agitarla parecía que nevaba dentro. La compré más que nada por que flipé. Oye, En Ecija!!!! Nevando!!! Manda cojones.!!!

– Una horterada. Sí. Qué pasa. Pero no me podéis negar que es curioso de cojones.

El primer día dices: “Mira, mira”.

Y ves como nieva en Ecija.

Y ya no lo agitas nunca jamás, pero ahí está, junto al cenicero con la forma de isla de la Palma y el de “recuerdo de portugalete”.

Los souvenirs son una compra impulsiva y por lo normal cara de “me caigo muerto dos veces”, cuando veo el ticket dos años después. Por eso es mejor no guardar los tickets que luego vienen los sustos.

Cuando te compras un recuerdo de un pueblo sabes que te están timando, que no vale para nada, es feo de cojones pero ahí lo tienes, en casa….

…O en casa de alguien. Por que no nos engañemos, Hay algunos casos de souvenirs que ha dado la vuelta al mundo. Por que en el fondo sabemos que muchos los hemos regalado. Por que son feos. De cojones.

Y lo sabes… Y el que este libre de culpa, que me invite a un vinito.

.

©Javier Sanchez 2020

EL HERRERO

El labriego se acercó casi temeroso a aquella herrería, casa oscura, con una luz naranja palpitante del horno.

En lo profundo de esa oscuridad, se oia un sonido martilleante metal contra metal, ritmico unisono. En la estancia, al fondo , entre hierros, un calor espantoso y aire irrespirable, habia un hombre, golpeando con un mazo un metal incandescente. Brazo poderoso, y mirada perdida sobre el metal que golpeaba con fervor.

El herrero era un hombre dormido y muy alto con un cuerpo musculoso y lleno de heridas, que delataba mil batallas.

El sudor creaba surcos en su violenta cara, en los cuales aparecía su piel arrugada y curtida por el intenso calor de la estancia, llena de metales y escudos reales, espadas, cuchillos y guadañas.

Al notar la presencia del visitante se giró de inmediato y habló, con voz muy profunda.

– Buenos dias tengais humilde labriego, soy, Farlo Pa Dentro, hijo de Isidor y Fracasia, forjador de espadas misticas, de hojas defensoras de honores, espadas de reyes y reinos y escudos defensores de las tierras de aqui a to lo alto las tierras de Vallecas. Que se os ofrece.

El labriego, todavía conmocionado por la voz y la imponente presencia de aquel hombre, espetó:

– Ya, ya, ya… Emmm, es que… Pero… y vos, ¿copias de llaves, hacéis? Es que he perdido la mias y la Juana me mata si se entera.

– Si , tambien, tol dia.

.

© Javier Sánchez 2020

Mardito refranero

– Cariño, hasta que te conocí a ti pensaba que era la persona más desgracia del mundo……… emmm, con esto no quiero decir que seas tú la persona más desgraciada del mundo, es queee…. bueno, a ver si me entiendes… emmmm … Que soy menos desgraciao que tú… no, no, no quería decir eso… Oye , que mierda de refranero, verdad. Bueno ya me voy…., pero que no, queeeee, bueno vale, un beso.

.

© Javier Sánchez 2020