Sobrevivir

No quiero morir antes de besarte, por eso, he pensado, que creo que nunca te besaré, más que nada porque no quiero morirme.

© Javier Sánchez 2019

Anuncios

Los gemelos de la tele, el albañil y el vendedor.

¿Alguien ha visto alguna vez el programa de los gemelos Canadienses, que uno hace de Mario Bross y el otro de Mario Conde?

Si hombre, es un programa que ellos hacen de mediadores para “ayudar” a comprar una casa a una pareja de cara pasillos Canadienses (norte americanos tranquilos).

Pues el programa trata de que contactan con estos dos un modelo de pareja, que ya empezamos mal, de media treinta y pocos, con casoplon que te cagas, osease, comedor enorme, tres baños, de unas cinco habitaciones, claro esta que una es siempre un despacho para el macho dominante. Con vestidor, que es como mi casa. Jardín, que necesitas GPS y una escopeta para andar por el. Y cuatro niños. Pero como van a tener otro vástago, pues necesitan una casa mas grande (¿?). Si, más grande.

Entonces aparecen los Marios, uno con camisa a cuadros y cinturón de herramientas de D&G, impoluto. Vamos que no ha visto el cemento ni de lejos. Y el otro con traje. A ese se le ve poco.

Mientras uno busca casa para los cara pasillo que quieren cambiarse, el otro diseña y destruye la casa de los cara pasillo (CP, a partir de ahora.) para que puedan venderla.

Hasta aquí, toda la novedad del programa. El resto es siempre igual. El mismo guión, la misma estructura etc.

Pero hay cosas con mucha gracia. Porque por lo normal hablan con los clientes para ver que quieren y de cuanto dinero disponen para reforma y para el otro casoplon.

Por lo normal las casas que se van a vender están valoradas de 400 a 800 mil dólares, aproximadamente, y a veces hasta el millón. Y ellos, en las charlas anteriores a la intervención, le comentan el dinero que poseen para comprar la otra casa y para la reforma de la que poseen.

A saber:
Para la reforma nunca baja de ochenta, cien o ciento y pico mil dolares, depende de las gilipolleces que pidan. Y eso es lo que disponen los CP… , según ellos, “Los ahorros de toda una vida.” (¿?).

Gente de treinta a cuarenta años, han conseguido ahorrar mas de 100.000 dolares. Yo alucino. Llevo toda la vida currando y lo máximo que he ahorrado son unos 3.000 euros en años, que ya no los tengo, por cierto. ¿Como lo hacen?. Mintiendo. O robando. O atracando bancos.

Pues nada, empieza la obra, el de la camisa a cuadros hace un diseño de como va a quedar la casa para que la vendan. Empieza a derribar paredes de esas de papel que tienen las casas americanas, la cocina, el sótano, que por cierto es enorme, como otra casa mas o menos. Os recuerdo que alli viven seis personas y dos perros.

A la par, el otro, el del traje, acompaña a los CP a ver casas.

– 350 m2 de casa, 6 hab, 5 baños, dos comedores, sótano habilitado. Y jardín. Vamos un sueño de casa.

Contestación del CP macho.

– El jardín está bien, pero es un poco pequeño, y da al autopista. Las habitaciones bien, pero una no tiene baño y el vestidor es pequeño. Esto lo dicen dentro del vestidor, que están, los CP, el Mario y el equipo se grabación y sobra sitio. Y se queda tan pancho.

El jardín, tipo Sherwood, que debe de tener su micro clima, arboles milenarios, y la autopista, que está a tomar por culo, que hay que coger prismáticos para verla. “El jardín, esta bien” (¿?)

Esto se repite unas cinco veces mientras el otro Mario va encontrando defectos en la casa de los CP, que esta reformándose. Que si tuberías rotas, cables fuera se normativa, etc, etc, etc.

Y así va transcurriendo un programa para tontos de la haba, que se lo creen todo.

El Mario de la camisa a cuadros deja la casa antigua niquelada y el Mario de la corbata les encuentra una que es casi igual que la primera y que cuesta un huevo. Y esa les gusta.

Y todos tan felices, la casa se vende y los CP se van a la nueva.

(eso no se ve nunca).

Yo me meo con estos programas, que ve la gente ahora con devoción, y es siempre, siempre, lo mismo. Mismo esquema de guión, los dos Marios haciendo las mismas gilipolleces y los CP, que todos son iguales.

Pero vamos que esto pasa a 15.000 kilómetros de mi casa (Barcelona).

Aquí, en mi tierra, primero que es imposible ahorrar mas de cien mil euros, a no ser que seas de algún partido o tengas mas de doscientos años.

Segundo, que si es el caso, que va a ser que no, pero pongamos imaginación, que tenemos doscientos años y un casoplon y hemos ahorrado. A la primera que el Mario a cuadros te dice que hay que arreglar esto, si es porque está fuera de normativa, le sueltas un dinerillo y pasa, y si es por algún defecto, lo despides y buscas al José que te lo hace todo y sin IVA.

Y tercero y último. Odio ese programa y todas sus secuelas ridículas, para tontitos, que pululan por nuestras cadenas de TV.

Prefiero ver una peli de culto, con mensaje, que te haga pensar, no se TORRENTE 5 o alguna de esas.

©Javier Sanchez 2019

UN VISTAZO A MI HOROSCOPO

Esta mañana, en el bar,  estaba leyendo la prensa, ya había leído varios diarios y ahora estaba mas concretamente con EL DIARIO DE LAS PROVINCIAS, y tomando un cafélito, un donut de chocolate y un tortilla de patatas con chorizo picante y pan tostado con ajo y aceite, para abundar en datos.

Desde la primera pagina hasta la ultima, todo lleno de barbaridades, asesinatos, guerras, Trump, Messi, CR7…el proces catalán, los masters del universo, la exhumación de la momia de Paco, joder, era como una película de terror.

Paso la penúltima pagina, después de los deportes, que nunca los leo, me parece ridículo ver lo que hacen los millonarios jugando a la pelota o al tenis, y veo:

“TU HORÓSCOPO PARA EL AÑO 2018-2019.”
Según el profesor Sigfrido Mingo Largo.

– Joder un poco retrasado (el hombre no, el trabajo me refiero) el hombre este, estamos a mediados de Septiembre. Más bien lento el muchacho. Y 2018-2019, así el año que viene no pega ni golpe y de un plumazo se cepilla dos años.

Bueno vamos a ver que me cuenta.

LIBRA (yo)

LIBRAAMOR
En el amor estará lleno de altibajos, peleas y sobre todo cambios importantes. Este año es más favorable para los solteros, porque lo que sentirán son ansias de libertad y de salir con quien les apetezca, sin ataduras. Les apetecerá cambiar de ambiente, conocer gente nueva y el compromiso no les interesa para nada, a no ser que sea algo muy poderoso, entonces todo cambia. Vivir el momento. No les interesan las relaciones a largo plazo, tendrán muchas relaciones esporádicas y divertidas.

– BIEEEENNNNN. Mola. !!!! Eso es inventarse, digo, escribir con alegría…
Aunque en El Periódico y El País, ponen que me compre una pistola o que me meta en un convento, pero me mola este mucho más. Este del Periódico es un penurias. Y el del País un triste.

LIBRAAMISTAD
Querrás conocer gente nueva y vivir el momento. Te sentirás atraído por gente dinámica, con vidas apasionantes y nada convencionales. La innovación, la inteligencia, el peligro y el cambio te atrae como las abejas a la miel. Te relacionarán en varios ambientes, el tuyo no será suficiente este año. Por lo que, buscarás la manera de conocer a este tipo de personas, que les abren las puertas a ambientes y mentalidades diferentes. Seras el protector que eres, los libra todos lo son.

– Y una mierda en “El períodico” dice que me va a dejar de hablar hasta los testigos de Jehova, los tele operadores de jazztel, yoigo y movistar. No dice nada de Vodafone. Y en el “El País” que iré a la cárcel y moriré de viejo allí.

Por cierto que hijo puta el que lo ha escrito, ya le pondría salir una almorrana y dentro la almorrana un grano. De esos que parecen que tienen vida.

LIBRADINERO TRABAJO Y SALUD:

DINERO:
Estás en un periodo de prosperidad y no tienes problemas con el dinero. Al contrario, éste entra y te permite hacer lo que te apetezca. Subida de sueldo, buen olfato para las inversiones y suerte. El caso es que el dinero te llegará por varias fuentes. Sea como sea, tu nivel de vida subirá y podrás darte los caprichos que te apetezca: más viajes, salidas, compras, restaurantes… Podrás cobrar una herencia, un seguro… Buen momento para invertir en vivienda o en bolsa.

– Jajaajajajaaja, es que no puede ser, me meo de risa.
Soy más pobre que ayer pero menos que mañana. ¡¡¡Pero si en mi móvil en vez de modo avión tengo modo bicicleta.!!!
En los otros periódicos dicen que me hundiré en la miseria mas absoluta y me llamarán “el cartones de las gafas”.

TRABAJO
En general, no habrá cambios en tu trabajo. Todo continuará igual o serán pequeños cambios de poca importancia.
– Jajajajajajajajaaja. Me meo toa… Te has cubierto de gloria. Ese es el vaticinio mas fácil de la historia.

SALUD
En 2018 y 2019 la salud mejora considerablemente. Tendrás que cuidarte, escuchar a tu cuerpo cuando se queje y darle descanso cuando lo necesite. Si haces eso y llevas una vida ordenada, con sus horas de sueños y una dieta equilibrada… será un buen año para la salud.
Como buen Libra deberás cuidar los riñones bebiendo mucho líquido, tras el eclipse con Saturno y la conjunción de la luna con Endor a partir del mes de Octubre. El corazón, débil, por lo que evita los periodos de estrés, resuelve tus preocupaciones lo antes posible para no ponerte ansioso. Los pies deben cuidarlos con masajes, baños relajantes y la reflexoterapia.

– Si claro, y debería practicar deportes acuáticos, el Yoga y el Taichi.
(Esto último es aportación mía).

Mira mejor me callo con lo de la salud.

– Vida ordenada, para que, ya llevo cincuenta y pico años de vida ordenada y no sirve para nada. Me he aburrido mas que spiderman en un descampado. ¿A mitad de mi vida me voy a poner a ordenar?.  De eso nada horoscopologo, estas equivocado.

– Que cuide mis riñones y beba cuando acabe Octubre, por lo de las conjunciones y todo eso.

Pues nada el día de mi cumple (octubre) , me voy a beber media Escocia, de whisky de Malta.

– Que cuide el corazón del estrés.

Para que, no lo pienso hacer. Joder, si a lo mejor mañana salgo a la calle y me atropella un avión. Nada a estropearlo más. Que le den, si la palmo mañana que sea quemando tierra.

– Y que practique deportes acuáticos. Ya me ducho todos los días. Suficiente, lo otro me cansa.
El yoga, lo siento, no tengo paciencia, ni elasticidad para doblarme como una manguera de jardín.
Y lo del taichi, la verdad, la comida china no me va nada.

Ese es mi horóscopo para el 2018-2019, osea mejor seguir con la mala vida que es más divertida.

Ah un consejo. No hagáis ni puto caso a los horóscopos de los diarios ni revistas, todo mentira.

 

©Javier Sánchez 2018

El factor “POYAQUE”

Nuestros círculos próximos, o sea nuestros amigos y familiares, los cuñados siempre aparte, pueden llegar a ser totalmente insensibles a tu privacidad, hasta el WhatsApp te da mas opciones para que la gente no se meta en tu vida de manera irreverente, mira que es dificil. Como un león en una carnicería. Devoran todo.

Te los quieres mucho, a unos mas y a otros, pues menos mas, al fin y al cabo, a excepción de los familiares, el resto de fauna, la eliges tú. A dedo. Cómo hacia el Partido Popular antes de volverse democrático. Hasta el infinito y más allá.

Partiendo de la base de que, a mi, no me gusta ir de visita a ningún sitio que no sepan que voy. No me gusta llegar a casa de nadie y ver a la pareja colorada como si hubiesen subido el Everest con chamclas de playa y fumando. Él con el pijama al reves y ella con el sujetador atado por detras, las prisas es lo que tienen. Y diciendo…

– Que tal Javi – y pensando, que coño haces aqui pedazo de… cabrón…

¿A que es simple? Pues por eso me joroban mucho las visitas inesperadas, iba a escribir “me joden”, pero estamos en horario escolar.

Estás visitas te pueden partir el dia, la tarde o todo en un instante. ¿No es más fácil llamar al movil? O al fijo, o un email, o mandar a MRW o FEDEX.

– Juan, ¿vais a estar en casa?

– Dame cinco minutos que vamos a echar un melocotón y hoy estoy inspirado tío.

– Valeeee, Superman, me llevo árnica, vamos saliendo. Que cundan esos cinco minutos…

Eso es lo correcto, le das tiempo a los chicos para que hagan sus guarradas y todo va mejor.

Hay muchas clases de “poyaques”, pero el peor es el “poyaque weekend family”. Es el mas lesivo y porculero.

Es el que se te acopla con tecnicas de comando. Que estás en el balcon fumandote un piti y los ves a lo lejos y te da un vuelco el corazón…. Modo me quiero morir dos veces sin pasar por Urgencias.

– Lolaaaaaa, joder.!!! Tu hermana viene por el parque… Con los niños..!!!! Hacia aquí.!!!! Y el mongolo de tu cuñao.!!!

– Hostias.!!! Cierra, cierra.!!! Pero escondete , atontado, que ta van a ver!!!

Te quedas en el comedor como en hibernación, como en Matrix, sin moverte, tu compañera en el pasillo y tú en el comedor. Y es entonces cuando caes que los dos malditos móviles estan , uno en la entrada y otro en la cocina.

Y cuando vas a moverte para ponerlos, le das una micro patada a la silla. Y en el silencio, se oye.

Ding doooong.!!!!! La puta puerta… El puto niño….

– Titoooooo.!!! Qué te oigo.!!!!! Abreee que soy Jaime, tu sobriiiiii.!!!!

Y susurrando dices…

– Me cago en mi calavera, he contado mal a los niños, ¿Pero no tenía tres?

– Cuatro , tiene cuatro, que pareces tonto.

Dejalos entrar. Si ya te han oído y lo mismo te han visto y todo.

– Pero como me ha oido el niño murciélago, si no me he movido..

– Si te he oido tito.!! Has tocado una silla…

– Que hijoputa el batman…

Y la hermana, el cuñado y las cuatro fieras entran en casa.

– Que pasabamos por aquí y nos hemos dicho, poyaque estamos por aqui, vamos a verlos.

– Y donde ibais si son las dos de la tarde..

– ¿Las dos? Ah pos mira “poyaque” estamos vamos a hacer algo de comer. ¿No?

Eso, el espécimen “poyaque” lo dice ya dirigiendose a la cocina, y tú mirandole, y tu cuñada sonriendo y tu compañera mirandote y los niños saltando en el sofa. Todo un concurso de miradas. Algunas asesinas. Y sueñas con una katana termonuclear.

El factor “poyaque”, el peor de todos, el de los jetas, famlia o no. El factor de los que piensan que tienes dinero y dicen que eres millonario. El “poyaque”, individuo o conjunto de especímenes que no tienen vida propia y viven la tuya. Parecen buena gente, pero no lo son.

El “poyaque” vive tu momento, tus macarrones, tus noches, tus días, tus vacaciones. Tu vida.

Y acaba contigo durmiendo en el sofá “viendo” la peli que a el le gusta, poyaque han comido, se quedan a ver una peli en el plus.

Ciudado que hay una pandemia.

.

© Javier Sánchez.

Vintage, art deco y demás…

Vintage. Vendimia, literal del inglés.

Ya lo decía Shakespeare:

“Vintage or non-vintage, here’s the problem.” Él si que vestía vintage. O antiguo.

Ahora a cualquier mierda lo catalogan como vintage. Es como las películas esas en blanco y negro que se les llama obras maestras. Porque, ¿porque están hechas en blanco y negro y tienen más años que la fuente de mi pueblo? Pues no. No debe de ser así. O asin.

Entre lo vintage y “yo es que soy muy ecléctico” (Que por cierto parece el nombre de una enfermedad mental) estoy hasta el mismísimo. Pero de lo ecléctico ya hablaremos otro día. Puede que hoy, ya veremos como se desarrolla este texto. Y las ganas que tenga. Es que soy muy ecléctico cuando escribo.

Vintage. Estaba, y estoy harto de oír a mis amigos super mega puestos y fashion de la muerte, que, es ver un puto sifón y decir.

“Me caigo muerta o muerto, que vintage…!”

– Pero vamos a ver, si es un puto sifón, que no sabes ni para que sirve. Y si lo sabes, por aquella de la casualidades divinas, es feo, un sifón es feo, una botella con un caparazón de plastico y un tapón extraño. Es feo.

Y no me digas,

– huy que bueno esta, es como el agua con gas…. El sifón me encantaaaaa.

– Perdona querido fashion, el sifón es el aparato, lo de dentro, si, se parece a agua con gas, de hecho es agua con gas.

A mi me gusta ver antigüedades, en los mercadillos, lo que no me gusta es catalogarlas de vintage. Todo es vendimiable (vintage). ¿Por que tienen mas de 50 años? Pues por esa premisa, (me encanta esta palabra) yo, soy vintage. Me pondré marrón y un poco de betún de Judea y ya soy super vintage. Manda cojones que sociedad mas extraña.

En los mercadillos se ven cosas bonitas, que tienen su noseque que queseyo,

Candelabros de esos de bronce, de los que llevaba Drácula cuando paseaba por su castillo en Las Rozas, radios antiguas, aquellas con dos mandos, el del volumen, para distorsionar y que no se entienda nada y el que da vueltas, para el dial, de color rojo, este último es el que localizaba las emisoras, según la pegatina, de todos los lugares del mundo, aunque luego solo pillabas Radio Nacional de España, mi madre lo ponía siempre. Recorrías todo el dial y solo salía esa.

También hay cuadros de ni se sabe quién, pero si se sabe, que, algunos, dan realmente miedo, sillones de colores mortecinos o de cuero, no aptos para el verano, por que si te sientas un rato, con poca ropa, corres el peligro de dejarte la piel al levantarte, o morir deshidratado. Mi tío abuelo murió en un sofá de esos, le dio un infarto en todo el corazón. Fulminado. Es que se llamaba así. Raro, si, pero así se llamaba.

También tenemos la rama derivada, Art Deco, que por cierto, se solapa con la vintage en algunos trastos, manda cojones. Esta, el Art Deco, es la vertiente de toda la mierda que no quiere nadie de casa de los yayos y que fata de los cincuenta, sesenta, setenta mas o menos. Década arriba, década abajo.

Lámparas espantosas de colores rojos, verde fosforero, sillas que no hay cojones a sentarse, y si te sientas, ahí te quedas, días.

Barras de bar, para casa, que ahora las ponen en los bares de carretera.

Cuadros que no hay quien los entienda. De cuatro brochazos y un punto. Titulado como te salga de allí.

Miles de versiones de la lata de fabada de Andy Warhol, porque en inicio era una lata de fabada, un secreto que me contó poco antes de fallecer de muerte.

Y una serie de gilipolleces, que, en si, no lo serían sino las bautizáramos con anglicismos gilipollas. Serían los trastos de los yayos.

Es que, esto del vintage y el art deco, en la humilde opinión de quien os escribe, que soy abogado, licenciado en filosofía y letras y tornero fresador, es antiguo, antiguoooo, y es lo de los papas o los yayos. Joder, que hasta hace bien poco se vendía en los mercadillos, por Pepe “el ojolindo” y Antonio “el macario”. Y todo en el Rastro, en Madrid o en Los Encantes en Barcelona y a menos de la mitad de lo que ahora lo venden. Y con naturalidad. Con las manos llenas de mierda y regateando. Cómo mandan los cánones.

Cuando dejaremos de ser tan gilipollas y abandonaremos la manía de convertir lo normal en algo extraordinariamente “snob”. Cada día peor, te lo juro Borja Mari.

.

© Javier Sánchez 2018

Un día malo, malísimo.

Ayer tuve un dia fatal. De esos extraños, que te hacen pensar.

Toda una serie de acontecimientos seguidos que achaco a mi legendaria mala suerte.

Pues me sucedio que en momento dado de la tarde, sobre las 6 PM, me atropello un coche, me levante magullado, el del coche se dio a la fuga, y me atropello una ambulancia y camion de bomberos, que vendrian a ayudarme, supongo, pero no, acto seguido me pasó por encima un coche de policia y después un avion y siete caballos.

Y menos mal que me pude bajar del tío vivo o Carrusel, o como se llame.

Quien me mandaría, a mi edad.

.

© Javier Sánchez 2018

el glipollas y la lluvia (basado en hechos reales)

Un hombre estaba parado a la orilla de la carretera a medianoche haciendo autostop en una noche de tormenta de esas que te cagas.

Caminaba desde hacía varias horas y nadie paraba para llevarlo. Ya que su vehículo se había estropeado en medio de la nada.  La tormenta era tan fuerte que no se se alcanzaba a ver a unos 3 metros de distancia.

De repente, vio entre la cortina de lluvia, cómo un extraño coche con las luces apagadas se acercaba por la cuesta lentamente y al final se detuvo justo a su lado. El hombre, dado su penoso estado, empapado,  helado de frio y que era muy feo, se sube sin dudarlo al coche y cierra la puerta. Mira hacia el asiento de al lado y se da cuenta con asombro de que nadie va conduciendo el coche.

El coche de repente, se mueve suavemente. Sorprendido y acojonado (todo hay que decirlo) se agarra al asa superior de la puerta como si eso le fuera a salvar la vida y mirando repetidamente al asiento del conductor y al frente, consecutivamente y muy rapido.  De repente, en una de las miradas al volante, ve la carretera  y con horror se percata de que delante hay una curva a la derecha (no cortes, Carlos trata de arracarlo, por dios!!, perdón, se me ha ido la olla).

El individuo, asustado, se agarra esta vez al salpicadero y comienza a rezar e implorar por su salvación al advertir su trágico destino.

– No me lo puedo creer, no me lo puedo creer. Esto solo me puede pasar a mi (asi unas 50 veces). Y encima soy feo.

Aún no ha terminado de salir de su espanto cuando, justo antes de llegar a la curva, aparece una mano tenebrosa por la ventana del chofer y mueve el volante lentamente pero con firmeza.

Entre relámpagos y truenos, el hombre chilla de pánico, paralizado por el terror de la imagen de aquella mano agarrada al volante, medio cierra los ojos y se aferra con todas sus fuerzas, esta vez al asiento; inmóvil e impotente ve cómo sucedía lo mismo en cada curva del oscuro camino, mientras la ensordecedora tormenta aumentaba su fuerza. Y sigue gritando.

Sacando fuerzas de donde ya no habia, atina a abrir la puerta y baja del coche a la primera oportunidad. Y corre como poseido, agitando las manos por encima de la cabeza por toda la carretera hasta el pueblo más cercano. Sin parar, corriendo como un verdadero poseso. Vamos, un runing de estos de ahora, hasta arriba de geles y todo esas mierdas que se comen, que un dia vamos a tener un disgusto.

Exhausto, todo empapado, helado de frio y lo de feo no se le habia pasado, llega a un pueblo y se dirige a una casa con luz, que era, como no, la cantina del pueblo, justo a la entrada y se encontraba aún abierta. Entra y pide una botella de ron y un donuts.

Todavía temblando y la cara desencajada les empieza a contar a todos los presentes la horrible experiencia que acababa de presenciar. Se hizo un silencio ante el asombro de todos.

Como a la media hora entran a la cantina dos hombres, resoplando y con cara de extenuacion, atabiados con sendos chubasqueros, y le dice uno al otro en tono molesto:

.- “Mira Juan, allí está el tonto la polla que se subió al coche cuando lo veníamos empujando y en la bajada nos dejo alli colgados gritando como un loco”

.

© Javier Sanchez 2018

Abril de 2015

El aire y la musica

Ayer, al mediodia, estaba sentado en una terraza, bueno en una terraza no, en una silla de una terraza. Me estaba tomando una cervecita (la sexta) y unas papas bravas, más malas y sosas que un bocata de pan rallado, pero bueno con seis birras entra todo.

La musica a tope, gente guapa, también algún orco de tio como yo, niños corriendo (dando por culo a todo el mundo y sus padres pasando y riendo la gracia) pero en general buen ambiente..

De pronto me acecho unas irreprimibles ganas de expeler una ventosidad (desgravarme un cuesco de la declaración, vamos lo que viene a ser un peo de cuatro megatones), despues de un dolor increible en mis lindas tripas. Creo que la ultima cerveza mes sento mal.

Y venia violento, de esos que te dejan el pelo blanco y te baja la tensión. Me puse muy nervioso, rodeado de gente y aquello a punto de levantarme de la silla.

Y se me ocurrió la luminosa idea de tirarmelo en fascículos, al ritmo de la musica.

Dicho y hecho,

” parapurapaappreerpp. ”

Guay, descanso del guerrero. Un mareo que para que te cuento. Al borde del desmayo. Aunque recupere de inmediato. Y estaba perfecto y contento de haberme aliviado con tanta discrecion.

Pero me di cuenta que la gente me miraba horrorizada, hasta los niños pararon de correr y pensé, joder que oído, si yo soy musico y se llevar el ritmo como nadie.

De inmediato, al momento me invadió una angustia terrible, me toque la cara y al llegar a las orejas me percaté de que llevaba los auriculares puestos….

Que pena de chico.. Cada dia estoy peor de lo mio.

.

© Javier Sánchez 2018

El herrero

El labriego se acercó casi temeroso a aquella herrería, casa oscura, con una luz naranja palpitante del horno y las brasas, en lo hondo de esa oscuridad, adentrándose se oia un sonido martilleante metal contra metal, ritmico unisono. En la estancia, al fondo , entre hierros, un calor espantoso y aire irrespirable, habia un hombre, golpeando con un mazo un metal incandescente. Brazo poderoso, y mirada perdida sobre el metal que golpeaba con fervor. El sudor creaba surcos, en los cuales aparecía su piel arrugada y curtida por el intenso calor de la estancia, llena de metales y escudos reales, espadas, cuchillos y guadañas.

Al notar la presencia del visitante se giró de inmediato y habló.

– Buenos dias tengais humilde labriego, soy, Farlopa Hertzo, hijo de Isidor, forjador de espadas misticas, de hojas defensoras de honores, espadas de reyes y reinos, de aqui a la tierra de Vallecas.

– Ya, ya, ya. Pero ¿y copias de llaves , hacéis? Es que he perdido la mias y la Juana me mata si se entera.

– Si , tambien, tol dia.

.

© Javier Sánchez 2018