Pensamiento 138

Ningún corazón ha de llorar cuando le duelen, toma mi mano y ven,
secare tus lagrimas y crearemos una preciosa lluvia con ellas.

© Javier Sánchez 2019

Anuncios