Por azar

En un inmaculado azar, que la vida regala se vez en cuando, apareciste en una esquina de mi sombra, sonriente y con esa luz bellísima en tu rostro. Desde ese sublime y único instante, mi vida, mi alma, mis llantos y mis alegrías quedaron prendados al bies de tu falda, para nunca jamás partir.

.

© Javier Sánchez 2020

Otro mundo

Sería maravilloso viajar a otro sistema solar. No muy lejos, a la otra punta de la vía láctea, no pido más, tiene que haber algo, alguien, no podemos ser los únicos, hay billones de soles, billones de sistemas planetarios. Es algo que me agobia cuando miro por la noche al cielo. Miriadas de estrellas, de galaxias, o lo que creo que son galaxias o estrellas.

¿Y si hay alguien en la otra punta de la vía láctea?, en pantalón corto, pasando calor, mirando al cielo y pensando que:

Sería maravilloso viajar a otro sistema solar. No muy lejos, a la otra punta de la vía láctea, no pido más, tiene que haber algo, alguien, no podemos ser los únicos, hay billones de soles, billones de sistemas planetarios. Es algo que me agobia cuando miro por la noche al cielo. Miriadas de estrellas, de galaxias, o lo que creo que son galaxias o estrellas.

¿Y si hay alguien en la otra punta de la vía láctea?, mirando al cielo a traves de la ventana de su casa y pensando que:

Sería maravilloso viajar a otro sistema solar. No muy lejos, a la otra punta de la vía láctea, no pido más, tiene que haber algo, alguien, no podemos ser los únicos, hay billones de soles, billones de sistemas planetarios. Es algo que me agobia cuando miro por la noche al cielo. Miriadas de estrellas, de galaxias, o lo que creo que son galaxias o estrellas.

¿Y si hay alguien en la otra punta de la vía láctea?, en pijama, sentado en su cómoda, con una mantilla en las piernas, mirando al cielo y pensando que:

Sería maravilloso viajar a otro sistema solar… Y pensar que hay algo mejor

(Y así millones de veces)

.

©Javier Sánchez 2020

Por mi sueños, ando.

Voy andando por mis sueños, el tiempo justo para no perderme.

Me he perdido tantas veces que me he comprado un sombrero de Indiana Jones, para que haga juego con mis despistes.

Siempre mirando a los lados, con el paso justo para que nada se me escape.

Nada se pierda entre brumas y murmullos incoherentes.

Hay quien se empeña en solo mirar al frente. Hacia adelante. Por que es lo que firmaron y formaron. Pero hay maneras, hay formas de viajar entre sueños.

Entre vidas.

Si miras siempre adelante no veras los arboles, las flores, los campos vestidos de verde para la ocasión. Las montañas blancas, el mar, preciosa cuna de la vida. Nunca sentirás la compañía de quien esta a tu lado y no lo sabias.

Mira a los lados. No solo al frente.

A quien va delante, no le alcanzaras y el que va detrás, en el camino, nunca le veras.

Si siempre miras al frente, hacia lo establecido, hacia lo que indican e indicaron los ancestros, solo veras lo que esta preparado, nunca podrás variar, ni disfrutar del libre albedrío, nunca verás lo que tienes ni a una vera, ni a otra. Donde albergan los olores, calores, fríos, sabores, caricias, besos, bellos ojos, voces maravillosas, risas, lagrimas, nubes, soles y estrellas, miles de sentimientos diferentes, que van pasando como cuando vas en tren.

Cuando se vive de verdad, cuando se quiere, hay que observar todo, para eso esta ahi, sentir, tocar, oler, probar, bailar bajo la lluvia, bajo el sol, hablar bajo estrellas y soles, abrazar, mirar a los ojos, a esos ojos que tienes al lado, aprender a amar, dejarte amar, ser, ayudar, vivir para, desvivir por.

Dejar que te atraviese, esa vida, esa vida que creemos tan sencilla y segura, que te atraviese como millones de agujas y se te suba a la chepa como una enredadera, haciéndote cosquillas por todo el cuerpo.

Voy andando por mis sueños, el tiempo justo para no perderme. Me he perdido tantas veces que me he comprado un sombrero de Indiana Jones, para que haga juego con mis despistes.

Siempre mirando a los lados, con el paso justo para que nada se me escape.

Por que es que, aunque no me doy cuenta, se me acaba la vida, muy rapido, mas de lo que quiesiera, el tiempo se acorta y tengo prisa, no quiero terminar, este espléndido viaje, sentado en un sofá viendo una ventana de colores. No quiero rendirme a la monotonía de una pared, de un murmullo mañanero tomando un café.

Quiero vivir cogido de una mano, y no la que yo elija, sino la que quiera coger la mía hasta que mi luz se apague.

Quiero ser un ser vivo. No un ser viviente, un sobreviviente.

.

©Javier Sánchez 2020

Límites

Hay un límite, un límite bien definido, pero en una zona que, a veces, no se siente, no se aprecia, un límite que define hasta donde puedes seguir a una persona, a preocuparte por ella, a preguntar por ella, el conocer de ella y detrás de ello solo existen ecos de silencios.

Ese límite se llama dignidad.

© Javier Sánchez 2020