EL INTERES DESMEDIDO. 

Esta mañana, volviendo de un recado, me he parado a tomar un cortado en un bar. 
Dueño de un chino claro esta, pero es lo de menos. 

En la barra, seis personas, hombres todos, media 50 años aproximadamente, vino, cerveza y copa de coñac. 

Se oye la televisión, encima de mi cabeza, hablan sobre la corrupción del partido del gobierno (evidentemente, no era TVE) y de la imputación del presidente de Murcia. 

También, del caso Nóos, de la púnica y Gurtel. 

Vamos unos siete u ocho minutos de corrupción. Y Tv a volumen alto. 

Los seis individuos, callados. 

Termina la sección y se oye un comentario, 

– esta noche fútbol eh.? 

– si hostia, que bien. 

– yo me bajo aquí a verlo, que este cierra tarde. 

Del lo que se había oído por la tv, ni una palabra. 

Vivido este mediodía sobre las 14.10.

Pais….
©Javier Sánchez 2017