Ataques de sinceridad

Deberíamos “sufrir” ataques de sinceridad, cada dia, o… mira, por lo menos dedicarle unas horas al día, (cuando estemos solos no procede) a decir, con naturalidad, lo que realmente pensamos, lo que sentimos, sin adornos ni rodeos, sin paños calientes, directo y con naturalidad.

Deberíamos de “sufrir” ataques de sinceridad, cada día.

Mañana será mi primer día. Lo prometo y la lo contaré.

©Javier Sánchez 2020