Esencia

Mi admirado Peter Gabriel. Le sigo desde hace décadas, músico excelente y algo que perdura en su persona. Este es un vídeo que recoge su esencia desde 1978 hasta el 2013. Esa esencia. Treinta y cinco años entre unas tomas y otras, tres décadas, nada más.

En este vídeo se observa muy nítidamente que es la esencia de una persona, en este caso de un artista, algo que va más allá de la juventud, del físico; con pelo, delgado, calvo, más grueso, más edad, pero si os fijáis detenidamente perdura la misma sonrisa. Todo ello acompañado de la genialidad. A su genialidad como músico, pero, de veras, realmente no hace falta ser genial como él para conservar tu esencia vital. Solo saber que la tienes y si te miras al espejo la verás.

Gracias a todos por leerme durante estos años y con ello enseñarme que es la esencia, mi esencia, al margen de mi ángel, Sian, que cada día me lo dice.

Escuchad y observad.el video y me contáis.

Gracias

© Javier Sanchez junio de 2022

Noche de San Juan

Noche de San Juan, noche de hogueras, petardos y cocas. Vino y limonada.

Días de San Juan, cuando de pequeño por casas íbamos a pedir leña.
-Señora Joana ¿Tiene madera para esta noche?
-Si hijo, pasa y coge las sillas viejas que ya no las quiero
-Señora Juana, muchas gracias.
-Con dios hijo y dale un beso a tu madre.

Noches de San Juan, cuando papá y mamá vigilaban, con la manguera y decenas de cubos de agua para que el fuego no se nos fuera de madre. Ellos, sentados entre vecinos y amigos y nosotros corriendo entre toda la gente del barrio. Y corriendo a buscar a mamá para que nos diera un poco de coca y un refresco.

Noches calurosas, de calor en la cara de la gran hoguera, de petardos que te asustaban y después los reías. Noches de verbenas, banderitas sin malas intenciones, música y gritos.

Noches de San Juan, de esas que todavía tengo grabadas en mi mente. Noches de ver a mis padres riendo con los amigos de la manera más pura que sale la risa cuando el sufrimiento se calma.

Noches de San Juan, como esas, ya no las hay.



© Javier Sánchez junio de 2022

Nit de Sant Joan

Nit de Sant Joan, nit de fogueres, petards i coques. Vi i llimonada.

Dies de Sant Joan, quan de petit per cases anàvem a demanar llenya.
-Senyora Joana Té fusta per a aquesta nit?
-Si fill, passa i agafa les cadires velles que ja no les vull
-Senyora Joana, moltes gràcies.
-Amb déu fill i fes-li un petó a la teva mare.

Nits de Sant Joan, quan el pare i la mare vigilaven, amb la mànega i desenes de cubs d’aigua que el foc no se’ns anés de mare. Ells, asseguts entre veïns i amics i nosaltres corrent entre tota la gent del barri. I corrent a buscar a la mare perquè ens donés una mica de coca i un refresc.

Nits caloroses, de calor a la cara de la gran foguera, de petards que t’espantaven i despres els reies. Nits de revetlles, banderetes sense males intencions, música i crits.

Nits de Sant Joan, d’aquelles que encara tinc gravades a la meva ment. Nits de veure els meus pares rient amb els amics de la manera més pura que surt el riure quan el patiment es calma.

Nits de Sant Joan, com aquelles, ja no n’hi ha.

© Javier Sánchez juny de 2022