Mirando al cielo azul.

Ellos, estuvieron toda una vida buscando sin saber, toda una vida con la mirada perdida en los ojos de la gente, sin saber porqué, toda una vida transcurrída de una manera extraña, con ese constante peso en el pecho que no les dejaba vivir durante décadas, notando que algo les faltaba.

Toda una vida caminando, ellos solos, perdidos entre tanta gente, necesitando algo que aún desconocían, mirando al cielo azul, sin saber el porqué ya tenían la sensación de que conocían ese cielo.

Y llegó un día, llegó una mañana de otoño, aquella mañana de aquel octubre, en aquel banco de madera de aquel pequeño parque repleto de flores amarillas, de una manto de hojas caídas de los arboles, en medio de aquella enorme y ruidosa ciudad. Ellos, con toda una vida a cuestas se vieron uno sentado al lado del otro y se miraron, recordando en aquel mismo instante aquel cielo que ambos miraban cada día, y fue entonces cuando el corazón aceleró…

… hasta la sonrisa…

.

©Javier Sánchez diciembre de 2022

Preposiciones honestas.

A ti mujer de mis ancestros
Ante todo el mundo te digo y
Bajo un cielo pleno de estrellas
Cabe poco que saber de nosotros
Con mi piel unida a tu piel
Contra las batallas del tiempo.
De las vidas descubiertas
Desde nuestras verdes praderas
Durante mil años
En vidas anteriores
Entre sueños e incomprensiónes
Hacia nuestros mundos
Hasta las noches de cabañas
Mediante las palabras mudas
Para entendernos en silencio
Por alguna razón que no entendemos
Segun tus runas, tus pensamientos
Sin tener miedo a nada
So pena de no encontrarte más
Sobre tu pecho descanso
Tras el beso nocturno.

© Javier Sánchez diciembre de 2022

Pequeños e importantes detalles.

Las pequeñas cosas, las mas insignificantes, aunque no les demos importancia, esas minudencias, llenas de pequeñitos detalles, colores y formas, son las que componen realmente la vida. La vida que te rodea.
Un buenos días y un beso, y no un hasta luego y un portazo.
Un regalo cualquier día, no cuando toca.
Un creo en ti, lo sabes, estoy aquí.
Un beso en la frente, de repente, sin venir a cuento.
Un no me importa, eres tú.
Un abrazo en medio de la calle, porque si.
Un, te veo, no lo dudes.
Una caricia escondida.
Un, vamos a cantar, da igual todo.
Un, no te peines.
Un, te necesito, hoy no veo.
Una copa de vino, en una tarde de verano.
Una canción y un baile, donde sea.
Un me gusta que seas así, me da igual como, pero así como eres.
Un, es que eres tú, si, tú.
Un… Da igual, un detalle a destiempo.

De eso se trata, de detalles, de todo lo que compone el hacer feliz a alguien.




© Javier Sánchez diciembre de 2022