Hoy he viajado a mis 16 y esta canción

Os quería comentar lo que me ha sucedido esta tarde, me han hecho recordar que...

Con 16 años, verano del 75, cuando me enamoraba cada mañana y cada tarde. Cuando mi sangre bullía como una caldera. Llegó aquella tarde, aquel dia, en el que mi María, que ya me volvía loco, pero ya desde tiempo, desde que descubrimos que ya no éramos aquellos niños, auquellos enanos, que desde los cinco años saltaban juntos, éramos nosotros.

Y pasó que, con 16 años los amores atraviesan las puertas y los muros de los castillos. Mi María, se fue de vacaciones, y esta vez sola, y yo, Javier, yo no estaba acostumbrado a ello, pues desde que tenía conocimiento, siempre habiamos estado juntos, siempre, siempre, día a dia.

Y ahora que María era María, con mayúsculas, se me fue, de veraneo con sus padres, de junio a septiembre. Mi mundo se hundió, como una catarata de barro. Ya os he hablado mucho de María. Mi amor de verdad, el único que ha sobrevivido estos más de cincuenta años de mi vida.

Y no es broma, hoy, estaba en la cocina y he escuchado está canción en la radio, os prometo que se me han caído varias lágrimas y el estómago se me ha salido por la boca. He recordado, con una claridad absoluta, aquel verano, aquel “hasta la vuelta cariño”, llorando y aquella cancion, aquella maldita y preciosa canción, que sonaba a todas horas.

Os aseguro que fue el verano más solitario y triste de mi vida. No se, a lo mejor la parece una tontería, y es que es difícil de explicar lo que se siente con 16 años, y tu alma, tú todo se te va. Es, todavía hoy, un sentimiento doloroso, cuasi inexplicable.

Poneros en mi lugar, viajad a los 16 años, pensad en aquella persona que revolvio tu alma, tu mundo de una manera encantadoramente salvaje. Y que con 16 añitos te deja solo. Ella llorando y tú llorando.

Y suena está canción.

P.D. María existió de veras. Ella fue, el todo.

© Javier Sánchez 2019

El horroroscopo

Mi horóscopo de ayer y hoy.

Esta mañana, en el bar, estaba leyendo la prensa, ya había leído varios diarios y ahora estaba mas concretamente con EL DIARIO DE LAS PROVINCIAS Edición matinal de la mañana, y tomando un cafélito, un donut de chocolate y un tortilla de patatas con chorizo picante y pan tostado con ajo y aceite y un poquito de nocilla, para abundar en datos.

Desde la primera pagina hasta la ultima, todo lleno de barbaridades, asesinatos, guerras, Trump, Messi, el tío ese, el Brexit o como se llame…el proces catalán, los masters del universo, los pactos, el despido libre o casi libre, inundaciones, chinos, veganos que comen carne, carnívoros que ya no comen carne, joder, era como una película de terror.

Paso la penúltima pagina, después de los deportes, que nunca los leo, me parece ridículo ver lo que hacen los millonarios jugando a la pelota o al tenis, y veo:

“TU HORÓSCOPO PARA EL AÑO 2019-2021.”

Según el profesor Sigfrido Mingo Largo Pere de los Cobos.

– Joder un poco retrasado (el hombre no, el trabajo me refiero) el hombre este, estamos a mediados de Diciembre. Más bien lento el muchacho. Y 2019-2021, así el año que viene no pega ni golpe y de un plumazo se cepilla dos años y un mes

Bueno vamos a ver que me cuenta.

LIBRA (yo)

LIBRA –

AMOR

En el amor estará lleno de altibajos, peleas y sobre todo cambios importantes. Este año es más favorable para los solteros, porque lo que sentirán son ansias de libertad y de salir con quien les apetezca, sin ataduras. Les apetecerá cambiar de ambiente, conocer gente nueva y el compromiso no les interesa para nada, a no ser que sea algo muy poderoso, entonces todo cambia. Vivir el momento. No les interesan las relaciones a largo plazo, tendrán muchas relaciones esporádicas y divertidas.

– BIEEEENNNNN. Mola. !!!! Eso es inventarse, digo, escribir con alegría…

Aunque antes he leído en El Periódico y El País, que me compre una pistola o que me meta en un convento, pero me mola este mucho más. Este tío o tia del Periódico es un penurias. Y el del País un triste.

LIBRA –

AMISTAD

Querrás conocer gente nueva y vivir el momento. Te sentirás atraído por gente dinámica, con vidas apasionantes y nada convencionales. La innovación, la inteligencia, el peligro y el cambio te atrae como las abejas a la miel. Te relacionarán en varios ambientes, el tuyo no será suficiente este año. Por lo que, buscarás la manera de conocer a este tipo de personas, que les abren las puertas a ambientes y mentalidades diferentes. Seras el protector que eres, los libra todos lo son.

– Y una mierda en “El períodico” dice que me van a dejar de hablar hasta los testigos de Jehova, los tele operadores de jazztel, yoigo y movistar. No dice nada de Vodafone. Y en el “El País” que iré a la cárcel y moriré de viejo allí en una celda de 4 metros cuadrados.

Por cierto que hijo puta el que lo ha escrito, ya le pondría salir una almorrana y dentro la almorrana un grano y dentro del grano otra almorrana. De esas que parecen que tienen vida.

LIBRA –
DINERO, TRABAJO Y SALUD

DINERO:

Estás en un periodo de prosperidad y no tienes problemas con el dinero. Al contrario, éste entra y te permite hacer lo que te apetezca. Subida de sueldo, buen olfato para las inversiones y suerte. El caso es que el dinero te llegará por varias fuentes. Sea como sea, tu nivel de vida subirá y podrás darte los caprichos que te apetezca: más viajes, salidas, compras, restaurantes… Podrás cobrar una herencia, un seguro… Buen momento para invertir en vivienda o en bolsa.

– Jajaajajajaaja, es que no puede ser, me meo de risa.

Soy más pobre que ayer pero menos que mañana. ¡¡¡Pero si en mi móvil en vez de modo avión tengo modo bicicleta.!!!

En los otros periódicos dicen que me hundiré en la miseria mas absoluta y me llamarán “el cartones, el calvo de las gafas”.

TRABAJO

En general, no habrá cambios en tu trabajo. Todo continuará igual o serán pequeños cambios de poca importancia.

– Jajajajajajajajaaja. Me meo toa… otra vez. Te has cubierto de gloria. Ese es el vaticinio mas fácil de la historia.

SALUD

Entre 2018 y 2021 la salud mejora considerablemente. Tendrás que cuidarte, escuchar a tu cuerpo cuando se queje y darle descanso cuando lo necesite. Si haces eso y llevas una vida ordenada, con sus horas de sueños y una dieta equilibrada… será un buen año para la salud.

Como buen Libra deberás cuidar los riñones bebiendo mucho líquido, tras el eclipse con Saturno y la conjunción de la luna de Endor a partir del mes de Octubre. El corazón, débil, por lo que evita los periodos de estrés, resuelve tus preocupaciones lo antes posible para no ponerte ansioso. Los pies deben cuidarlos con masajes, baños relajantes y la reflexoterapia. Práctica deportes acuáticos y yoga y taichi para el relax.

Vida ordenada

– para que, ya llevo cincuenta y pico años de vida ordenada y no sirve para nada. Me he aburrido mas que spiderman en un descampado. ¿A mitad de mi vida me voy a poner a ordenar?. De eso nada horoscopologo, estas equivocado.

Que cuide mis riñones y beba cuando acabe Octubre, por lo de las conjunciones y todo eso.

– Pues nada el día de mi cumple (octubre) , me voy a beber media Escocia, de whisky de Malta.

Que cuide el corazón del estrés.

– Para que, no lo pienso hacer. Joder, si a lo mejor mañana salgo a la calle y me atropella un avión. Nada a estropearlo más. Que le den, si la palmo mañana que sea quemando tierra.

Y que practique deportes acuáticos.

-Si claro, oye que ya me ducho todos los días, suficiente, lo otro me cansa.

¿el Yoga y el Taichi?.

El yoga, lo siento, no tengo paciencia, ni elasticidad para doblarme como una manguera de jardín. Y me mareo así sentado en la posición de “la grulla agitada por el viento del norte

Y lo del taichi, la verdad, la comida china no me va nada, me produce ardores… Perdon me llama mi hermana al móvil…

– Si, si , ah vale. Gracias Silvia, besos.

– Emmmmm… Que me ha chivado mi hermana que lo del taichi no es una comida, es una gimnasia de esas a cámara lenta. Vale ya lo intentaré. Pero vamos que no lo veo.

Y ese es mi horóscopo para el 2019-2021, osea mejor seguir con la mala vida que es más divertida.

Ah un consejo. No hagáis ni puto caso a los horóscopos de los diarios ni revistas, todo mentira. Se lo inventan todo. Y los crucigramas son muy difíciles. Y lo del sudoku ya ni te cuento, eso de poner letras al tuntún ahí, no he conseguido entenderlo todavía.

©Javier Sánchez 2019

Eso de la vida dificil

Si me paro a pensar, pienso en el perseguir de la vida, en eso de tener una buena vida. Y concluyo, que no, es un error, esa acepción. Lo de la buena vida me refiero.

Tener una buena vida es un asunto cuasi básico, personal, meta para alcanzar a toda costa, imprescindible. Pero… ¿Que buscamos realmente en la denominación de origen de:  ” la buena vida”.?

Pues, puede ser que un casoplon enorme de la muerte, con campos donde haya leones, caballos y cebras, un casoplon de esos que hay que llamar a emergencias  por que una mala noche de juerga te has perdido dentro, un barco de 100 metros de eslora, y lo malo, es que no sabes nadar y ni te gusta el mar, ni el pescado, un súper coche que alcanza los 300 km hora, pero es que no puedes pasar de 120 y además te puedes matar o peor, matar a alguien. También tener dinero a raudales, que no se lo que es lo de raudales, pero siempre se pone. Tener un nivel de vida que no entiendes, y la verdad es que no lo precisas. Eso dicen los gurus ricos.

Es que… oye, eso no es la buena vida.

En mi mortal humilde opinión, la vida, la vida en su esencia pura, ya es buena vida. Simplemente porque es vida, los matices, los de sufrimiento, alegría, llantos, risas, decepciones, triunfos, ya van, e iban, en el paquete que nos vendió la comadrona nada mas salir de aquel sitio tan calentito. Y oye, que nadie se de por sorprendido, lo primero que hacen al salir de allí es meterte un guantazo en todo el culo. Gran aviso de la que se avecina.

Y es que nadie nos dijo que esto de la vida sería algo fácil, lo se, lo se, ni tampoco tan difícil, no me jodais el texto ahora. Pero es vida. Y esto no es conformismo. Es coherencia. Y sé que no me hacéis ni puto caso porque lo digo yo, si esto lo dice un psicólogo-sociólogo con gafas de pasta, barba de chivo loco, hablando despacio y fumando en pipa, os lo creéis.

Hay otra cosa, antónima, que no es vida, pero no tengo conocimiento de ella, nadie que haya ido, estado o paseado por allí me lo ha contado claro. Algunos dicen que si luce blancas cegadoras y bellas, que no lo entiendo, si son cegadoras, como sabes que son bellas, que si ángeles con túnicas blancas y si es invierno con abrigos, que si ves a tus familiares, etc. Todo vaguedades y cosas extrañas, que uno que se haya fumado cuatro porros te lo explica igual..

No lo cambio. A lo mejor ser etéreo es chulo, lo debe de ser, porque como yo estoy gordito, pues debe de molar eso de pesar poco, pero va a ser que no.

Y es que nos empeñamos en vivir más de lo que la vida nos da o nos permite. Pienso que hay que calmarse, observar y escuchar, sino llegará un momento que ella nos pasará la cuenta. Y nos lo dirá, y siempre será tarde. Tenemos que vivir, no que nos vivan.

Porque no entendemos, la verdad es que escuchamos para contestar o para hacer algo, lo que sea, porque si y no se trata de eso. Así no es. Hay personas que no viven la vida, la vida les vive, y eso es antinatural. Anti vida.

Cubrámonos con la calma dejemos que las cosas sucedan, abramos los brazos y que nos pasen por los lados. Que nos acaricie el cuello al pasar y ese perfume tan especial que hay que aprender a reconocer.

Seamos tranquilos, si no, llegará un día que digamos la famosa frase.

“Hace cuatro días que recuerdo que estábamos aquí, y ahora, ya se me acaba, ya ha pasado media vida, ¿ tu te das cuenta?”

Es un espanto no saber lo que te ha sucedido en media vida. Hay que espabilar con calma y ánimo que aun queda otra media.

 

 

 

©Javier Sanchez 2019

Un abrazo

Un abrazo, sin miedo, sin ningún miedo, un abrazo de los que abren el mundo e iluminan la habitación de la vida.

Abrazos que regalan nuestra vida, sin condiciones.

Abrazos, abrazos.

Al abrazar declaramos que nuestra alma queda abierta e invita a pasar a quien la está a punto de recoger, cerrando los ojos para fundirse en un único espíritu, de sentimientos únicos, dee una calidez que nada es capaz de superar.

Abrazos, que piden perdón, que piden ayudame a sentir, que dicen, mirame, estoy aqui.

Abrazos, que piden quédate a mi lado, me gusta que estés aquí, a mi lado.

Abrazos nuevos, de los que hablan y dicen, ¿dónde estabas?

Abrazos de llantos y descansos en hombros.
Abrazos de, no se cómo decirtelo.
Abrazos de porque si.
Abrazos sin disimulo.
Abrazos de te veo.
Abrazos de amor.
Abrazos de te quiero conocer más.

Y es que…

Abrazamos poco, abrazamos muy poco, por el maldito miedo, el que esconde amores silenciados.

Abrazamos poco, muy poco, y hemos perdido el valor de esa medicina que cura un día aciago o te prepara para algo nuevo y te quita el miedo a vivir más de lo que imaginas.

Vamos a abrazarnos, con el sentido tranquilo y al alma desnuda, recién nacida.

.

© Javier Sánchez 2019

Soy un Runner que te mueres.

Ayer se me ocurrió la luminosa idea de apuntarme a una carrera, de 10 km, 10 kilómetros, no me lo puedo creer, pero lo hice.

Hasta los cojones de que todo el mundo que me rodea, corre. No os habéis fijado, todo el mundo corre, hace maratones, medias maratones (que yo creía que eran unos pantis de esos, pero no, son 20 km, ignorante), las de 10 kilómetros y las de 5 kilómetros, las de los mataos, según los runners.

Primero vamos a hablar de los anglicismos.

Runner: Ósea dicho en el idioma de la Britania, en el de la reina madre, la de la ginebra con magdalenas (muffins, ahora se llaman así) pero en español es Corredor, lo de runner, lo de muffins, no.

Es que es lo malo de nuestro idioma, que tiene muchas acepciones, corredor de bolsa, corredor de sillas, corredor de seguros, corredor porno (este es jodido, pierdes mucho liquido), etc…, pero vamos Runner. Joder, pero si es más fácil decir corredor, o lo que antes era, el tontolchandal.

Pues nada me dirijo a una macro tienda de esas de deportes y me dirijo al primer tío raro que trabajaba por allí y le dije necesito consejo y que me equipes.

El chaval casi se desmaya, supongo que en su fuero interno (que no se lo que es pero todo el mundo lo pone) dijo, de esta cubro ya todo el mes, con el viejales este.

Y nos encaminamos por los bellos parajes de la super mega tienda.

Primero el calzado, el calzado es la rehostía, hay un millón de modelos y a millón cada uno, eso lo primero, y segundo, como seas un poco delicado, ya te venden un calzado por si cargas mas a la izquierda o a la derecha.

Eso me paso en una anécdota con el chavalín vendedor, de la tienda que no quiero decir el nombre por no liarla. Que os la voy a contar queráis o no, ya que el que escribe soy yo.

Pues eso, en DECATHLON, el chaval me ofrece una runners shoes sportives (bambas pa correr), yo le dije, que sí, que eran muy chulas, y el precio un atraco, pero vamos que ya que estaba allí y me sobra la pasta (mentira), pues quería probármelas.

El dependiente muy majo, me dijo.

– Usted para donde carga.

Me dije, el pavo con toda la cara llena de granos me está vacilando. Y le dije en tono gracioso.

– Pues depende, por la mañana para la izquierda, pero si la tía esta buena, es que ya no la controlo.

El dependiente, casi le salta el acné, se puso colorado como un tomate, y me dijo

– No señor, me refiero para donde carga usted al correr, con la pierna izquierda, con la derecha?

– Aaaaah? – yo quería morirme, que ridículo, aunque me estaba partiendo el culo por dentro, pensando, Javier, cada día estas peor

– creo que a la izquierda…. también.

Y el chico, me saco unas zapatillas, de doscientos colores, con bolsa de aire, refuerzo bilateral y posterior, almohadilla plantar y en el talón para impacto. Total 210 euros. Vamos unas bambas diseñadas por un politoxicómano con una mala tarde.

Me cago en todo, venga ponme las dos – inmediatamente pensé que menuda gilipollez acababa de decir- pero bueno ya lo había dicho y el chico se había reído.

Ahora tocaba, la camiseta térmica o sudadera o técnica o cualquier otro invento. O como coño se llame.

Vamos una camiseta de toda la vida, pero de color fosforito. No había ninguna de un color para gente normal, todo eran colores paraniocoesquizoides. Me pille una, la más grande y aun me hacia unas lorzas que parecía una sobrasada de Mallorca (preciosa isla ande las haya).

Treinta euros la puta camiseta, claro que es de marca. Raros o más marcas, pero el caragrano, me dijo que eran lo más. Y yo me decía, – con esto no hago ni doscientos metros, si no me llega la sangre al cerebro – . Pero me la compre con dos cojones.

Bueno pues ahora un, pulsómetro, un reloj, un GPS !!!! (Que yo pensaba, coño si voy con más gente, como me voy a perder) y todo en el mismo aparato muñequero. 300 euros y un tocho de libro que te cagas, para las instrucciones de manejo. Le dije al chico, el domingo tengo una carrera, no sé si me va a dar tiempo a poner esto en funcionamiento. El muchacho me dijo tranquilo es muy fácil.

Me coge el reloj y en 4’30’’ me explico todo, evidentemente yo me quede igual. Peor que igual, no me enteré de nada, pero bueno, ya tenía un superpeluco de esos que todo el mundo lleva. Que no vale más que para mirar la hora.

Ah !! Y tiene altímetro!!

Después uno pantalones, pantalones ¿?

– Eso son mallas de ballet ¿no chico?

El chico me mira a como si fuera un marciano, y yo a él también. Pero es que eran unos negros, que me marcaban paquete (a la izquierda), pero, oye, mallas al fin y al cabo. Y le dije al chico.

–Oye tu estas seguro que esto se lleva para correr, o para el día del orgullo gay, no me estarás vacilando, que te meto un mascao que te caes tres veces al suelo..

Y me dijo que no, que es lo que hay que llevar. Es lo que se lleva y han inventado. Me dije, pues bueno vale, si lo dice este, será así.

Ahora unos geles o pomadas garras de esas, de azúcar, una mierda asquerosa, que leí de que estaba hecho y si no estabas licenciado en químicas no lo entendías. Pues nada dos paquetes de geles. 30 euros más.

Hasta ahí llegue y le dije, mira me llevo esto y creo que ya tirare con ello. Hala casi 700 euros en ropa y utensilios. Manda cojones. Y me olvide los calcetines. Me los. Comprarle en los chinos, a peso.

Nada guarde aquella fortuna en una caja fuerte de mi banco y me fui para casa más contento que unas pascuas (que nunca he entendido esta frase, pero queda bien).

Y llega el día de la carrera, 10 km, “CURSA SOLIDARIA PARA LA CURA DEL ACNÉ JUVENIL Y LAS CRISIS DE CASPA”, yo estaba nervioso, me dije, – cálmate Javier que te va a dar un infarto antes de empezar la carrera – .

Y yo es que veía a tíos que estaban calentando hacia una hora por lo menos y me decía, – coño con lo que llevan corriendo ya habrían llegado a meta – . Y paso un chico y me dijo

– es mejor que estire, sino luego vienen los problemas

Le dije

– gracias es verdad, ni puta idea tenia. Estirar? Si mido 1.78,¿ que hay que ser más alto?

Pero ya lo dice el refrán chino “Ande fueles, haz lo que vieles”, y me puese a imitar a los que parecía que sabían o a los que tenían más cosas colgadas del cuerpo, relojes, cacos, ipods, walkman (ese era yo, por eso todos me miraban y no sabía porque).

Me pongo a estirar y a calentar corriendo parriba y pabajo, joder y ya estaba reventado, digo, resoplando,

– joder y todavía no ha empezado la carrera. Me voy a morir.

El gilipollas del locutor, unos gritos, unos VEEEENGA CHICOOOOOSSS Y CHICAAAAS , a correr quedan 3 minutos!!!!!!!!!

Me estaba poniendo como una moto, me dije voy a subir ahí arriba y le voy a decir, que ya sabemos a que venimos coñoooooooo!!!!!! No chilles Tantooooo!!!!

Y, de pronto, empieza la carrera, me empieza a pasar gente dando codazos, empujando, incluso insultándome, y yo me decía, coño si a esto he jugado yo, parece rugby.

Pues nada yo a mi paso, Km 1, bien, km 2 bien. Km3.5, oía que la gente aplaudía, y yo me ahogaba, me dolía hasta el mega reloj, que por cierto no lo había podido poner en solfa. Km4, yo quería morirme, me iba a los lados y decía – tienes un arma??.

Me dolían las piernas. Los brazos. Solo veía muchas camisetas de colores, joder parecía que nos atacaban los marcianos y todos mirando el reloj y yo me decía – Habrán quedao. Pa que se apuntan si quedan tan justo.

Seguí como pude y llegue al Km5,…. y ya el de la ambulancia me dijo que…

– Que chico, como lo llevas, ya estas mejor? Vaya susto nos has dado, se te ha ido la cabeza, te has puesto a darle besos a una vieja y a quitarte los pantalones. Y decías:

– Idiota, cargo a la izquierda, a la izquierdaaaaaa!!!!

Y te caíste en una maceta de la calle. Por eso te falta un diente.

Vaya tela y que vergüenza…. en una ambulancia y vestido de amarillo jilguero… Con mallas…. Por favores.

Y así fue mi primera carrera, una pasta, bese a una vieja, enseñe el ciruelo en plena gran vía y me caí en una maceta,rompiemdome la piñata.

Me parece que lo voy a dejar, hay cosas mas divertidas. Hablar y tomar una cerveza.

Así me lo paso pipa

© javier sanchez 2019

Diciembre, antes de Navidad.

En el bolsillo izquierdo

Tengo una felicidad en el bolsillo izquierdo de mi camisa. Y quiero que la veas. Quiero que se vea.

Pero hay una condicion. Pongamos una mesa por delante.

Un cafe, una copa y un murmullo, un olor a gente y a humeda bodega, vamos a hablar, yo de mis heridas y tú de las tuyas. Yo de mis alegrias y tú de las tuyas.

Y en un momento dado, lo sabremos cuando llegue, sacamos esas felicidades guardadas en los bolsillos. Para que aparezca la sonrisa y el sonrojo.

La que escondemos, todavia no se porque, desde que nos pusieron tantas metas, tantos obejtivos, tantas mierdas, que nos hizo olvidar que fuimos y somos, que nos descuidamos que en el bolsillo izquierdo teníamos una felicidad guardada, escondida, y nos han traumatizado tanto que no la mostramos, por miedo a sonrojarnos. Porque ya hemos perdido hasta la maravilla de sonrojarnos.

Y… que mas da que sea verde o amarilla. Que este torcida o perfectamente construida, cada uno la muestra, la suya y la deposita con cuidado encima de la preciosa mesa de mármol, para que todos la vean y la disfruten.

Tengo una felicidad en el bolsillo izquierdo de mi camisa. Y quiero enseñarla. Quiero que se vea.

Venga muestra el alma blanda de ti, muestra esa sensibilidad que reclama una lagrima. Muestra que no eres ese ser tan taciturno y gris que dicen los que no saben de ti.

Mira en tus bolsillos, en todos. Alli se quedo el tú sonriente, el tú de verdad. Mirate en todos los bolsillos, dales la vuelta. Si, si, si. Dales la vuelta.

Esta ahi seguro. Aunque sea en un trozo pequeño.

.

©Javier Sanchez 2019

En secreto

Y él le dijo, mil veces, te quiero.

Entre lineas, entre miradas, entre manos, entre tiempos, entre conversaciones.
Entre albas.

Y él le dijo, mil veces, te quiero.

Entre problemas compartidos, entre risas, entre roces, entre promesas, entre musicas.

Y él le dijo, mil veces, te quiero.

Entre mesas, entre juegos de palabras, entre me ayudas a.., de días que no llega la hora.

Entre el tiempo.
Entre horas de minutos.
Entre intentos de abrazos, de besos cercanos.

Y… él le dijo, mil veces, te quiero.

Aunque sufria por dentro, porque sabía que no, que nunca, que no sería.

.

©Javier Sanchez 2019

Cuando fue que olvidamos

Cuando fue que olvidamos que somos hijos de una única madre.

Cuando fue que olvidamos que es mas fácil sonreír que fruncir el ceño.

Cuando fue que olvidamos que una lágrima alivia una tristeza, pero también da la bienvenida a la alegría.

Cuando fue que olvidamos que tocar una mano no es un delito.

Cuando fue que olvidamos que hay gente que sufre.

Cuando fue que olvidamos que la risa de un bebé es contagiosa.

Cuando fue que olvidamos que tenemos historias vivas andando con bastón.

Cuando fue que olvidamos que hace mas de doscientos años que no hay paz.

Cuando fue que olvidamos que vivimos para vivir y no para sobrevivir.

Cuando fue que olvidamos que decir te amo no es lo mismo que decir te quiero.

Cuando fue que olvidamos que decir un buenos días a quien sea, beneficia a los dos. A ti y a mi. Y te pone una sonrisa todo el dia.

Cuando fue que olvidamos que una mesa es mejor que un móvil.

Cuando fue que olvidamos, que solo recordamos lo que nos dicen y no lo que vemos o sentimos.

Cuando fue que olvidé tus precisos ojos verdes y esa sonrisa que hacía temblar mis piernas.

Cuando, decídmelo, porque yo no lo recuerdo.

©Javier Sanchez 2019