LOS DIEZ PECADOS CAPITALES – GULA

2 – Gula.

Nombre, femenino

(del latín: gula)

(del griego: gula)

(del germánico: Gulen mein Führer)

Relacionado con gluttiere, y que significa tragarle. (¿?)

No lo entiendo, pero vale, si ellos lo dicen. Yo es que esto de latín y las lenguas muertas, como el inglés y todo eso, no se me da bien.

La gula es una enfermedad/pecado, de esos que dicen los curas, con la pata de pollo en la boca y en la mano un trozo de pan de pueblo, que vas de cabeza que vas al infienno pa quemarte pa siempre jamás. Se trata de el ansia de papear y privar como si no hubiera un mañana. Ni un pasado mañana. La verdad es que es casi como la lujuria pero comiendo otras cosas.

Ya en la época romana se tuvieron que inventar los Bufetes Libres, “Bufetum Liberi”, menús a 2 sestercios. Estos negocios afloraron gracias a que el emperador romano Carlos César III “El lechugas”, por cierto inventor de la salsa cesar, tambien era un tragaldabas de mucho cuidado, el tio salía mucho de noche, y tuvo que crear la famosa y ya mencionada cadena “Bufetum Liberi”, todo un éxito gulero que ha llegado hasta nuestros días.

Hay que tener en cuenta que la gula y la lujuria, son muy parecidas, a veces se mezclan, no se, ves a tu compañera comiendo una butifarra así como si se acabara el mundo, y te pilla la lujuria y montas un pollo como en “el Cartero siempre llama dos veces”, la escena esa de la cocina.

En la historia de la humanidad hay muchas menciones al pecado gulero, una de ellas está escrita en un pasaje o versículo de esos, pero no de la biblia sino del Corán. Es un anónimo; se tiene la creencia que es de un chino que contribuyó a terminar las tapas del primer Corán y escribió el versículo este sin que nadie se enterara.

Dice así:

“Es comel por gula; entlegalse a la gula; que le domina la gula, estal peldido en holizonte del himalaya y cogelme mucha gula, pol delante y pol detlas. Ala es glande o eso.

11.22 del chino”

(no me preguntéis, ni puñetera idea de lo que significa)

La gula también es un pescao que parecen gusanos de esos que anuncia por la tele el Karra Elejalde. Pero son del norte.

Y eso, que oye, que ya no se más denla gula me voy a dormir.

.

© Javier Sánchez 2020

LOS DIEZ PECADOS CAPITALES – LUJURIA

INTRODUCCIÓN AL TEMA ESTE DE LOS PECADOS. – HOY LUJURIA

.

Como primer comentario. A tener en cuenta que en los pueblos no sucede, estos pecados sólo suceden en sitios como Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, etc,. Más que nada para que os orienteis, no sirve de nada la tontería de la información esta, pero, oye, así relleno espacio, y parece que se escribir. Aunque es mentira.

.

NOTA DEL AUTOR:

Emmm… Bueno ahora no me acuerdo. Luego ya si eso os lo digo. Vamos allá

.

Mi tia Lujuria, si, si, le pusieron ese nombre, manda cojones. Mi abuelo era un cachondo mental.

…….

1- Lujuria.

Nombre, femenino (mi tía es la muestra evidente)

Proviene del latín luxus: ‘abundancia’, ‘exuberancia’ o ‘lujo’.

Ubicado en el marco de la moral sexual, es el deseo sexual desordenado e incontrolable, oye, lo de ponerte como una moto cada cinco minutos. Vamos lo que viene siendo, perder los papeles, o “er sentío”, como dirian mis paisanos andaluces.

Es considerado un pecado muy pecadoso y malo malísimo de la muerte, y catalogado en la escala de Pecados se San Pancracio, en el 9 sobre 10 de ir al “infienno” para siempre, y si no eres creyente también, aquí todos iguales. No hay salida.

También existe un sentido de la palabra no sexual de la lujuria que se refiere a un deseo apasionado de algo. Pero vamos que todos sabemos de lo que hablamos. De la lascivia, que va por derroteros similares, tal cual que lo mismo que la lujuria, es el apetito o deseo excesivo de placeres sexuales. Oyes, el/la salido o salida que un mandril de toda la vida. Tampoco hace falta ahondar tanto en el tema.

Actualmente es considerada por el Colegio de Psicología de la Antártida Sur, como una enfermedad psicológica, como todo lo bueno que nos pasa. Manda cojones, ¿no os habéis fijado?, si hay alguna cosa de estas que es buena, como la adicción a la ensaladilla Rusa, ya la declaran enfermedad mental. Pero con su tratamiento y todo. Que te cuesta un cojón u ovario, depende del caso y/o género. Que bien que encadeno las cosas, joder. (perdón).

Ah si.!!! Lo de NOTA DEL AUTOR, que vamos, que todo es aplicable a los dos sexos, géneros. Vamos que no vamos a andarnos con pijadas a estas alturas. Que ya somos mayores y nos sabemos la tabla de multiplicar, por lo menos yo, la del 9 no, es muy jodida, Que sabemos que hablamos de ambos dos. No vamos a ir con aquello de todas y todos, todos y todas. Gracias.

Pues eso, nota aclaratoria y/o apunte aclaratorio sobre la lujuria. Hay lujuria activa y pasiva, me explico.

Lujuria activa, es eso que pasa desde los 17 años hasta los setenta y algo, salvo excepciones de la naturaleza, que te comes hasta las piedras con mostaza, y… te da igual ocho que ochenta (no me refiero a la edad, es una frase hecha).

Lujuria pasiva, es la de los setenta y algo hasta los ciento cincuenta y siete años, ya, si eso, es que vamos, que difícil es, de obra, aunque no imposible de pensamiento. Y no comes piedras, se hecho, no te comes nada.

Abundando en el tema que abordaremos por capitulos, de hoy en veinte años (yo voy lento) sobre los pecados capitales y sobre su origen, se tiene conocimiento (poco) de que procede de una gente, que no personas, que antaño iban vestidos de batman, vamos de negro casi siempre y un collar blanco, mas conocido como alzacuellos, que son los que inventaron este decálogo (¿se escribe así?) pecaminoso, pero que ellos se lo pasan por el arco del triunfo, ya me entendéis. Aquello de “a dios rogando y con el mazo dando.”

Pero vamos, que en opinión del que me ha escrito esto, yo no, yo no escribo nunca, la lujuria y la lascivia, es la sal de la vida. Sana y divertida, si se lleva bien y con la medicación pertinente, es un puro deleite, la sal de la vida.

Pero vamos que no lo digo yo ¿eh?. Yo solo escribo, bueno, él.

.

© Javier Sanchez 2020

¿Nuevas verdades? ¿Nuevas formas? ¿Nuevos Idiotas?

Llevo a mi espalda mucho tiempo escribiendo, desde el papel y lapiz, pasando por la estruendosa OLIVETTI y ahora digitalmente, más de lo que muchos creen, aunque reconozco que mas mal que bien. Eso es lo más seguro. Lo admito.

También llevo mucho tiempo leyendo, más de lo que muchos creen, me gusta leer de todo, es más, creo fervientemente que hay que hacerlo, de esta manera se aprende a escribir, pensar y a plasmar lo que piensas sobre cualquier elemento y o situación, y a posteriori, a opinar en la medida de lo posible, en un modo comprensible y adecuado al tema.

Asi mismo y, posiblemente, lo más importante, es que llevo mucho tiempo viviendo. Hecho este que no me da patente de nada. Pero estoy seguro que de algo sirve.

Pero, sucede que, de un tiempo a esta parte es cuasi imposible escribir algo conceptualmente de opinión, de humor que tambien pueda conllevar una opinión, o cualquier escrito que no se adapte a normas, no escritas, de insignes escritores y/o blogueros.

Y todo ello sin que alguien se cabree, o se sienta aludido y /o molesto por algo. Por opiniones que, según parece, no encajan con la suya, o con la que él asume como aplicable. Aunque esto se defina como libertad.

¿Sera un egocentrismo escondido en un perfil de paisaje? O simplemente aburrimiento o pensamiento anodino. O piel demasiado fina, creada a base de bombardeo de una supuesta nueva verdad.

Pero es que, actualmente, si hablas de árabes, que no es lo mismo que musulmanes, que no es lo mismo que marroquíes, que no es lo mismo que bereber, y asi hasta el un infinito y mas allá…

Se te hechan encima, digas lo que digas, está mal dicho, según ellos, todo es lo mismo. Cuando ciertamente, no lo es. Y aunque ellos, a escondidas, simplemente les llaman moros, les queda perfecto el dirimir cual es la acepción correcta, según los nuevos mantras. Esa es una parte, a posteriori y como premio te llaman racista. No lo entiendo.

A ver, confundimos, o queremos, o es que ya dudo si es que interesa, la palabra abuelos, con la acepción de abuelo hombre. Cuándo, de por si, en la frase, estas indicando abuelos (abuela y abuelo). Penoso y sobrepasado. Rebuscado hasta lo mas recóndito de la gilipollez y el aburrimiento. He tenido parlamentos discursivos sobre el tan famoso lenguaje inclusivo. Posteriormente y gratuitamente, te sueltan que el artículo es machista. Y se queda tan pancha/o.

Y por lo normal, persona que no publica nunca nada, solo se dedica a criticar, en cualquier plataforma mediática, desde su poltrona con palomitas, coca cola y toga de juez mongolo/a.

Si hablas de padres y no mencionas a madres, sencillamente porque no es necesario, te llaman, tambien, machista y que siempre pasa lo mismo. No creo que se indique : “Mira los padresmadres de Javier”

No se, del todo complicado. Niños, niño, niña. = niños, tambien depende del contexto y linea de la frase. Pero es que no es dificil.

Si hablas intentando defender el comentar que alguna noticia, publicada por el atontao de turno, que te sube una publicación del año 2010 y que a posteri se demostró que no era cierta, automáticamente eres un rojo o podemita, (por cierto palabra mal indicada para un seguidor de Podemos y en todo caso peyorativa), un listo, un sabelotodo, un lo que querais ponerle. Con la contestación, coletilla: “Es que sigue vigente”. ¿Vigente? ¿El que? ¿El que no admitas que te has columpiado?.

Si comentas algo generalizado.

Se te rebotan de inmediato pensando que les atacas. Si, si. Cada dia.

Todos estos elementos, especialistas en criticar, lo que ellos no son capaces de plasmar en negro sobre blanco, deberían, podrían leer un poco y tratar de entender primero el artículo expuesto, y segundo, si no sabes, no hables o comentes. Y menos insultando. O una de las circunstancias mas sencillas. Pregunta, antes de… farfullar memeces.

Es patético el nivel de cultura general y mucho menos el nivel. específico que corre por la red. Yo si no entiendo, que es mucho, pregunto. O simplemente no me meto en el tema. Y lo estudio a parte.

Pero nunca critico y destruyo sin miramiemto.

Vamos a dejar de mirarnos tanto el ombligo y de ser ahora todos veganos, vegetarianos, ecologistas, súper educados de muerte y socializados hasta límites vomitivos. Es que ¿sabéis? realmente, en mi humilde opinión, somos más retrógrados que los que vivieron los ochenta y noventa. Doy fe. De allí vengo. Y cada día peor.

Joder, que todos hemos meado al lado de un container alguna vez. Y hemos fumado, bebido, comido carne, insultado a un guardia, hecho alguna pintada, tirado un papel al suelo y tirar la basura a deshoras y todo en la misma bolsa. No vayamos de superguays meando colonia por todos los sitios. Joder.

Estamos convirtiéndonos en todo lo contrario de lo que predicamos, toda estás redenciones, todas estas estupideces, nos están convirtiendo en rancios arcaicos y faltos de la libertad que todo ser humano precisa.

Como dirían en el pueblo de mi madre. “No me jodas que vengo de lavar”

Todo lo expuesto, en el presente artículo, no es un invento. Lo he vivido y padecido. En esta plataforma y en otras, en la cuáles público. Ya comenté hace tiempo que me criticaron el que mi blog no llevaba una linea, o un temario, o un concepto. Y ha vuelto a suceder. Creo que un blog no es eso, y el que haya leido mi presentación del blog sabe que no es de poesía, ni de humor, ni de relatos, ni de musica, ni de nada específico. Simplemente me gusta escribir lo que me de la gana, sin ofender a nadie, mal, bien o regular. Haciendo reir o llorar.

Y es que tampoco se puede criticar a la iglesia, ni a las corrientes veganas, ni a los que follan con la tierra (mirarlo en internet).

Y… es que, vamos, tambien esto de los lenguajes inclusivos, con todos los respetos, manda cojones, pues nada, lee a Lorca, A Hernandez, a Machado, a Rosalia, a Elvira, a quien te de la gana y aprende un poco. Pero nunca este autor a pretendido ofender, ni lo hará, conscientemente.

Hay veces que te quitan las ganas de compartir lo poco que sabes. Y pensar en guardarlo para ti. Pero es que ese es el final de mi libertad.

Gracias.

.

© Javier Sanchez 2019