Y sentir que el cielo cae

Sería  bonito.
Un beso en tu frente 
Una caricia a tu mejilla 
Y acariciar tu sonrisa. 

Sería  bonito.
Abrazarte sin solución 
Ver tu cara sonriendo 
Y entrar en tu vida con suavidad 

Y sentir que el cielo cae. 

Sería  precioso 
Arquear tu espalda 
Bebiendo de ti 
Y escuchar tu canción 

Y sentir que el cielo cae 

Sería  vital 
Tu cuerpo retorciéndose 
Del dolor que no duele 
De la caricia de los dioses 
Y escuchar tu canción 

Y sentir que el cielo cae 

Sería  precioso 
Cubrirte a besos 
Y recuperar la respiración 
Con susurros de pluma 
y escuchar tu canción 

Y sentir que el cielo ha caído . 

©Javier Sanchez 2020

Esas rosas

Rosas, de amores sinceros.
No de mero cumplimiento.
Rosas sin espinas, esas duelen
Rosas de fragancia a la vida

Rosas, escondidas
Tras un beso
Tras un te quiero
Tras un te siento

Rosas incendiarias
Incandescentes de vida
Eternamente rosas
Rosas del color de tu pelo.

Rosas sinceras
Rosas amables
Rosas amantes
Rosas, de rosas.

Rosas, de amores sinceros.
No de mero cumplimiento.
Rosas sin espinas, esas duelen
Rosas de fragancia a la vida

Rosas, las del camino
Que me lleva a tu regazo.
Rosas, mejor bondadosas,
Rosas del olor de la sonrisa.

Rosas, de manos, de viento
Rosas frescas de la mañana.
Rosas de rocio, perfume sagrado,
Del color de tu blanca piel.

Rosas sinceras
Rosas amables
Rosas amantes
Rosas, de rosas.

Rosas, de amores sinceros.
No de mero cumplimiento.
Rosas sin espinas, esas duelen
Rosas de fragancia a la vida.

Rosas del verbo amar.
Rosas del verbo acariciar.
Rosas del verbo besar
Rosas del verbo tú

 

 

© Javier Sánchez 2020

Que es que si

Está mi alma, llena de vacío,
desde los deseos inconfesables
hasta que la realidad de los mismos
hace un nudo en mi cabeza.

Mi alma está llena de arena,
que me ahoga por momentos
que pesa, que me llora,
sin cesar, sin un descanso.

Mi alma está llena de vientos,
fríos, gélidos, que me agrietan
techos de insomnio, de imágenes,
ausencias equivocadas, que matan.

Esta mi alma llena de vacío
desde el tiempo del no,
que hablamos sin hablar
por miedo a descubrir…

Que es que si.

 

 

© Javier Sánchez 2020

Te

Te beberé a sorbitos
como chocolate caliente
que en invierno
besa mi vientre

Te comeré a besos
hasta dejarte
sin tu aliento y
los tuyos sin el mio

Te hablare suave
en un te quiero,
verde como tus luceros
y claro como tu alma

Inventare un poema,
que te haga mirarme
despacio como tu sabes,
delicado como tu cuerpo.

Y te daré mi vida,
mi vida, para que la uses
como quieras, por que
siempre fue tuya…



©Javier Sánchez 2020

De camino

Cruzo mis tierras baldías,
y guardo mi corazón
en el hatillo para que no desfallezca
por el relente de la mañana.

Convierto los hielos de la vida  en agua
para poder navegar, navegar,
por los, sin ti, ríos y mares
muertos de mi vida.

Separo las altas montañas
para que nazcan preciosos valles
y camino incansable, a resuello,
por esos senderos tuyos y míos

Y me alío con el viento
para que me lleve, como pluma
por que, por dios, ya te veo
ya te siento, ya te siento.

© Javier Sánchez 2020