Me acerqué al gimnasio de casa una fermosa mañana de octubre.

Vaya por delante que sé, porque lo sé, que hacer deporte es bueno para la salud. Para no ofender a ningún purista, que no será la primera vez que se me echan encima por escribir una tontería de estas. Fui atleta de adolescente en mi barrio, arrasando con quintos y decimos puestos, boxeador, levantador de pesas, de cervezas, aguador en un equipo de ajedrez, saltador de esos de largo y jugador de rugby.

Y dicho esto y firmado en Barcelona, a 2 de octubre de 2021 por el Señor notario Don Jacinto Lofirmo Sinmirar, del Ilustre Colegio de Aparejadores de Barcelona y dice:
Que Da fe oye.

————————————–
Pues en una fermosa mañana de octubre lo decidí y me dije, mirándome al espejo del baño. (Solo tengo este en casa)
– Venga Javi pa’lante. Hoy hace exactamente tres años que te lo planteaste.
Ya se que tampoco es una gran frase, pero que quieres a las 7:30 de la mañana es lo que hay, no doy para más.
Me puse mi chándal brillante, la camisa de rayas blancas y rojas por dentro del mismo, mis zapatos marrones, mi colonia Varón Dandy chorreando por mi calva morena y mi mascarilla de color rojo chillón a juego con la camisa, hey, como un pincel que iba. Guapo, guapo de verdá. Por cierto, que os iba a decir, una camisa de rayas blancas y rojas, realmente cuáles son las rayas, las blancas o las rojas, ahí lo dejo para que le deis una vuelta al tema.

Ya en la calle, todos giraban la cabeza a mí paso, luego escuchaba risas, pero no se, a día de hoy, a que venían esas risas, la gente es muy tonta de verdad.

Llegue al gimnasio, ojo, que ahora pone en un rótulo de color rojo y amarillo canario (GYM FEET MEGA STEEP WARRIOR KETE MATO DOS VECES), con muchas luces, en realidad parecía un casino. Joder, antes ponía simplemente GIMNASIO GONZÁLEZ PADRE E HIJO, me dije para mis adentros. Bueno vamos a ver, esto esta tan de moda (cool), que veo que van hasta niñas y niños que tienen un cuerpo 10 y no es por el gimnasio, es por que son jóvenes, van a machacarse cada dia, en vez de estar de palique con los amigos. La verdad es que no les entiendo.

Venga, vamos allá, entré en el vestíbulo del gimnasio, que parecía la entrda de una discoteca, y me diriji a recepción. Por la megafonía se escuchó…
Ding-dong!!!
– Señor Luis José y señor José Luis, vayan a la cinta 4 y retiren al socio 4563, el gordo que le ha dado un tabardillo importante. Limpieza, vaya pa’ya también, que ha potado el tío. Si está muerto ya saben “Protocolo container 1.0” y recuerden quitarle la documentación. Gracias

Joder nene, como está el patio, aquí la gente se machaca, pero a lo bestia. Y hay bajas y todo, esto es un “infienno”. Ya me estaba acojonando y no había empezado.

Ya en la zona de recepción, para verlo oyes. Un pavo atlético, metro setenta, apretao como un croasan, parecía que le había caído un coche en la cabeza, encima era hiperactivo, el tío no paraba quieto. Me recibe como si fuera su primo el de Soria que no habia visto desde hace 5 años en la boda de la prima Juani.
– Hoooola que tal como estas?? Vienes a apuntarte?? Eh?, Eh?
(???)
– Si vengo a apuntarme, para ver que tal va esto. Pero primero me gustaría que me informa….
El pavo sin parar de moverse, yo creo que tenia las famosas almorranas de fuego o alguna enfermedad grave en el cerebro o en el culo. O almorranas o tumor cerebral o las dos cosas juntas.

– Bueno como te llamas?, me dejas tu DNI?. Has estado en algún otro gimnasio?. Practicas algún deporte?. Es para ponerte en forma o mantenimiento? Cuota por la mañana, tarde, noche?
– Eeeeeeeeeeehh, para, para, para, que ya me falta el aire con solo verte, ¿Que te pasa?, ¿Que hay fuego en el suelo y vas descalzo? ¿y el interrogatorio que me haces.? Esperate, simplemente vengo a…
– Ah vale y ¿que te gustaría hacer,?
– ZUMBA, KUNG FU, BODYJAM, KILLER SARDANAS, BODYATTACK, FLAMENCO FIGHT.
– BODYCOMBAT, CICLO, BODYSTEP
– STEP BY STEP, SH’BAM, BODYPUMP, GLOBAL TRAINING,
– PILATES, KILLER TAI-CHI, CORSSFIT, MADALENAS WARRIOR
– Joder, para, para, que me estoy mareando, vengo a hacer gimnasia, pero que pasa, ¿voy a tener que ir a la escuela de idiomas para saber lo que hago.? ¿Y tú, que te pasa, estás chalao?. Gimnasia. Ejercicio. Mover el culo y poco mas.
– Ya Javier., pero estas modalidades se llaman así.
– – Que modalidades ni que pollas, es gimnasia, el ejercicio de toda la vida, lo que pasa que le cambiáis el nombre para cobrar mas.

Ojo, el tío ni puto caso..

– Y que javier, corres, haces alguna carrera a la semana?
– Ya estamos… Pues no, y acabas de perder un cliente.
Y allí deje a Paquito el hiperactivo hablando solo…

Pero que pasa en este país, si no corres cinco mil kilómetros al año, eres un matao un asocial. Si no haces una trail y alguna maratón cada 15 días tambien. Pero que os pasa. Si yo entiendo que el deporte es sano, lo admito, de veras, es lógico, pero la locura que le ha pillado a la gente con correr y carreras y trails por montañas, infartos, todo esto, se esta saliendo de madre. Ojo, que con la pandemia, salía a correr hasta mi vecino Vicente que le faltan las dos piernas, gente que no ha corrido mi cuando le han mandado de muerte. Todo lleno de corredores, echando el bofe, por todos los lados.

De todo este movimiento empecé a darme cuenta, hace bastante tiempo, en algo muy cercano a mi. Mis amigos. Mis amigos fueron mutando. Desde el que no corría ni para huir de un atracador, el que perdía el autobús por que estaba a 3 metros y ya cerraba las puertas y te decía. “hay buses a patadas.”

Pues bien todos estos se convirtieron en los que si no hacen 40 km a la semana. No viven. Les da algo. Sindrome de abstienecia, “the Runner abstinence” o algo así. Y en realidad es una enfermedad, psicologica, podriamos profundizar pero es que tengo que merendar.

Además, lo malo, lo peor de todo, es que se convierte en monótema en cualquier reunión. Entre todos han dado la vuelta al mundo 20 veces. Sin ver nada. Tíos y tías que se bebían los cubatas como si no hubiera un mañana, ni una tarde. (que no digo que sea bueno, pero coño, te alegra) Ahora se ponen hasta el ojete de productos extraños, azúcares, proteínas, ácidos hialuronicos para las articulaciones, lejía venida del futuro, ah y no olvidemos que apuntarse a una carrera, tiene un precio. Dinero me refiero. etc… y barato no es.

Y ya no hablemos de los aperos. Todo de marca, a cojon la pieza.
Camiseta técnica, pantalón marca huevos o rajilla, calcetines especiales, zapatillas que valen hasta 300 euros. Unas para cuidad, otras para montaña y otras para salir a cenar. Un huevo de pasta. Y luego no tienen ni para comprar caldo de pollo para una sopa, aunque sea de tofu fermentado en las cordilleras del Himalaya. Eso sí. Yo me voy el domingo a correr por ahí y el que quede en casa que le den. Ayyyy, que descastaos.

Osea, en definitiva, que el famoso tontolchandal de antes se ha convertido en un astronauta en pantalón corto o en su defecto en leotardos y con más gatgtes que una navaja Suiza. Luego, pasa, que sales con tus amigos mutantes y tu te apretas un filete al roquefort y ellos se comen arroz y patatas. Agua, nestea 0% azúcar. Joder, sólo les falta el gotero, y eso unos tres meses antes de la carrera que estan preparando, los X MEN.!!!

Posteriomente en las sobremesa, para mi, lo mejor de una comida o cena, se esta convirtiendo en monotema.
– Pues yo he corrido tanto en tanto tiempo. Y ahora me he apuntado a una trail Himalaya – Naranco de Bulnes, pasando por Despeñaperros.
Y todos, hostias y cuanto vale?
Hay que llevar anorak?
Anabolizantes?
Proteínas?
Ácidos ?
Geles de glucosa.?
en silla de ruedas se puede?
Que, que….?

La verdad, en mi humilde opinión se está llevando a un extremo que al final van a hacer guetos para los mataos que no hacemos carreras, ni nada de eso…Y otros campos para gente que esta todo el día corriendo, pa’rriba y pa’bajo. Bueno, no se, mañana os explico mas del tema, que me canso.

Ah! Y otro día hablaremos de los bicicleros, y su cacareada petición de “educación hacia ellos, mientras yo hago lo que me sale de la polla, me salto semáforos, rotondas, voy por la acera como un descerebrado, por la montaña por donde no debo y apartate que paso yo, eso si cuidado no te me acerques”

También hablaremos de las maxibarba y los moños, que creo que algunos no se miran al espejo nunca. Y que de nuevo y cool, nada de nada, eso ya se hacía hace treinta años. Tino Casal, por ejemplo.

He visto chicos guapos, atractivos, que la verdad, que pena. Y esto es todo por que uno que es mas feo que un chorro de mierda en un espejo, se le ocurrió taparse el careto con una barba de chivo y un moño samurái. Y hala, todos como borregos a hacer lo mismo

Y así, poco a poco, iremos desgranando (con humor, o no) estos movimientos quasi sectareos, libres por supuesto, pero también susceptibles de crítica. Joder que bien escribo.
Ah! No me apunte al gimnasio. Ahi estan todos locos.



©Javier Sánchez octubre de 2021 por la tarde DC (Después de comer)

Amores de miedo.

Hace unos meses, conocí a un chica, tiene diez años menos que yo, guapa y muy inteligente, me enamoré al instante. Oye, quedé con ella y se lo dije después de una cena. Ella me miró y me comentó de que si, que sentía una especie de atracción química hacia mi que no entendía pero que le gustaba. Yo me quedé un poco raro, no sabía si levantarme e irme, ponerme a llorar o intentar sonreír. Opte por lo último, ella sonrió, solo un poco y sigui cenando.

Lo que sucede es que es muy fría y con esto no me refiero que tenga temperatura corporal más baja de lo normal, me refiero a que es poco o nada dada al romanticismo, es una mujer calculadora y oye que me tiene desconcertado. Su nombre es Luna Tica López, es de Barcelona, como yo, y la verdad nuestra relación es extraña, pero bonita muy bonita, pero extraña, o eso creo a estas alturas de la relación.

El lunes pasado le regalé un ramo de rosas, llamame clásico, y me dijo que le encantanban las Magnoliopsidas de la familia de las rosaceae, o algo así, tampoco entendí muy bien lo que me dijo, porque eran sedosas y su nivel oloroso cercano a 9 puntos en la escala Nasso. A veces pienso que me toma el pelo. Y a veces me da miedo y pienso que no.
Todavía tenía una parte del ramo en mi mano temblorosa, el papel de celofán del ramo hacia ruido de la agitación de mi mano, me quedé a cuadros. Esbozó una ligera sonrisa y me beso, poco, pero me besó, cogió el ramo y puso las rosas en una especie de probeta de cristal gigante y les echo varios esprays, de los cuales me comentó:
– Es que sirven para la coloración y para mantener el perfume, más de una semana, que es lo que durarían en ese estado antes de secarse, morir y descomponerse.
Joder, me dejó anonadado, no sabía si admirarla o echarme a llorar.

Realmente estaba preocupado pero aquella mujer me tenía obnubilado. Era algo muy curioso, con lo maniatica y extraña que era, cuando nos poníamos a besuquearmos y todo lo que conlleva la resolución del besuqueo era una mujer fogosa, era algo increíble.

Un día que andaba inspirado, porque por la.mañana ella me sonrió, le escribí un poema, más que nada para variar un poco, ella solo leía libros de química, libros de filosofía lógica, de física y lo que más me preocupaba, de criminología y patología forense. Manda cojones. Pues como os decía, le escribí un poema para intentar suavizar aquella personalidad tan, a veces poco o nada cariñosa. Le dije ven cariño quiero leerte un poema que te he escrito. Ella contesto con los ojos cerrados.
– Vaya…
Eso ya me dejó un poco mal, pero reuní fuerzas, cuando amas a alguien intentas por todos lo medios dar lo mejor de ti. Y comencé a leer.

Hay estrellas que se asemejan
a tus ojos en la mañana
Como el trigo amarillo
a tu pelo rubio como el oro

Y…

Me interrumpió.
– Mira cariño, eso de las estrellas no creo que sea posible, hay algunas que están tan lejos, a tantos años luz que posiblemente no existan. Y si se asemejan a mis ojos en la mañana, va a ser que no, pues por la mañana cualquier efecto lumínico del espacio profundo queda anulado por la presencia de la luz del sol y lo del trigo, por estés fechas el trigo está a medio crecer y es de color verde. Por cierto mi pelo no es rubio, es teñido con mechas y no como el oro más bien como el trigo pero ya maduro. No es por chafarte el poema de veras cielo.
– Mira mejor no sigo, creo que no lo entenderías como hay que entender un poema pues…
– Es que un poema la.verdad es que no se entiende, está lleno de tonterias extravagantes, de frases sin sentido y de oximorones puestos para solucionar una frase que queda curiosa, pero que no tiene sentido en la vida real.
– Mira Luna, te estoy cogiendo un asco que lo flipas, es como si saliera con Stephen Hawking pero sin silla de ruedas. Por lo menos aquel hombre estaba enamorado y…
– Mira Javi, estar enamorado es un desequilibrio químico que produce un pasajero sentido placentero y una gran ansiedad. No es bueno para la salud.
– Entonces para que coño estás conmigo!!!
– Es que haces unos bocadillos de tortilla muy buenos, al fin y al cabo las parejas de juntan por interés, alimentario, sexual o para manejar mejor la soledad pasajera.

Silencio de 15 minutos…………..

– Mira Luna, creo que debemos de separarnos , yo lo he dado todo, te quiero mucho, hoy ya bastante menos, pero esto no funciona como debe de ser.
– Si Javi, es lo correcto, ademas he conocido a un hombre, no como tú, este es guapo, es físico y filososfo. Me trata como a una reina, aunque yo sea republicana. Es detallista, no como tú que me agobias con esas cosas raras de las flores, no me lee poemas y me hace el amor como un caballo cocainómano desbocao, vamos que me pone las hormomas a tope. Es ideal.

Madre del amor hermoso, solo faltaba que pasara por el apartamento un tanque y me arrollara y con las cadenas llenas de mierda de perro.

– Si Luna, mejor que te vayas con tus paranoias, tus fórmulas y tus intentos de asesinato. Sinceramente te digo, la verdad es que no padecía de insomnio, es que te tenía miedo. Aunque sepas que siempre te amaré, se me pasará, supongo que mañana o pasado mañana. Se feliz y espero que tengas 10 o 12 niños todos rubios y con ojos marrones todos y uno con el pelo rizado. Ah! Y un poeta, como yo.



© Javier Sánchez septiembre de 2021

Una mañana en el CAP (centro de atención primaria)

Os cuento, en plena pandemia, después de chatear con mi médica por el ordenador pues tenía un problema que me molestaba mucho y enseñarle los testículos por videoconferencia, me dio visita presencial, ¿raro? Si, ¿su causa? Es que no lo veía bien, es normal oye, aunque tal vez fue culpa mía, menudo espectáculo con la cámara web enfocando a un granito que tenía en un huevo (perdón, testículo derecho). La doctora decía:
– Es que no lo veo bien, es muy pequeño y no nuevas tanto la cámara que me marea.
Yo acercaba y alejaba la cámara, así en plan zoom. La doctora me decía que me estuviera quieto que se estaba mareando. Incluso llegó un momento que desapareció bajo la mesa. Se veía una mano que se sujetaba a la mesa y más cortinas de la ventana se movían, pobre, supongo que tenía razón y se mareó demasiado, al momento apareció con una de las aurículas del fonendo en la boca y las gafas torcidas. Tras el evento la doctora decidió, después de 5 minutazos de visita, que ya no podía más que se se mareaba mucho y que me acercara al CAP a una visita física.
Estupendo, no es que me guste ir al médico, pero una visita en directo me devuelve a la normalidad, los de menos de 40 años no lo entenderéis. Pero daros un poco de tiempo para ello. Me dio visita para dos días después y apagó la cámara del su ordenador, oí un ruido como si vomitara, pobre mujer, vaya cuadro para el próximo paciente, espero que no fuera un hipocondríaco.

Pues llegué sobre las 9:30 a la consulta, después de pasar todos los protocolos de geles, temperatura, de enseñar la cartilla de vacunación desde mi infancia, la cartilla militar y entregar la declaración de renta compulsada por mi entidad bancaria, que por cierto me cobró 20€ por ello. Todo ello lo entregué en el mostrador de la entrada donde un funcionario vestido de blanco me pregunto que me pasaba, donde vivía, si estaba soltero, si tenía dinero y si había hecho testamento del mismo. También me entrego una hoja que era un examen psicotécnico, que debía de hacer en 10 minutos. Tras todo este protocolo, que ni en el SEPE lo hacen, ya pude pasar a la sala de espera.

Un vistazo periférico radial de 180 grados para ver la fauna de la zona. Detectados seis especímenes, soy un especialista y conocedor de la fauna imperante en las salas de espera de los centros de asistencia primaria. Allí había un espécimen que parecía habitual y, según parece, monologuista de profesión (HABLABA SOLO), digo hablaba solo porque la persona que tenia a su izquierda, a metro y medio, según protocolo claro, y al que le estaba dando la turra del mes, no le hacia ni puto caso. Tampoco sé si cuenta de que el espécimen era sordo y creo que apagó el sonotone hacia ya rato.
También había dos individuos mayores que habían forjado una profunda e inquebrantable amistad en el centro de salud, a base de intercambio recetas y de pastillas así como de luchar por quien de los dos estaba más jodido. También, todo hay que decirlo, asentando mucho más esa amistad en pandemia, ya que ambos dos se habían librado de pillar el bicho.

Había una señora, ya mayor, que estaba situada a la derecha del que hablaba con el sordo, la señora hablaba por el móvil, unos gritos que pa que te cuento.
– Nooo Carmen el pollo está en la nevera, como va a haber macetas en la nevera, estas en el balcón, vuelve dentro de casa y ve a la cocina, ya te espero….., ¿Que hay abrigos? Carmen por favor eso es el armario de mi habitación… Mira déjalo en un rato estoy ahí.
Esta es carne de psiquiatra, pensé.
La señora me miró y me dijo:
– Sabe usted? Es que no está bien de la cabeza, me tiene loca. He de llevarla al psiquiatra.
Le sonreí, asentí y me asusté. ¿Me habrá leído el pensamiento? Joder es que tampoco sabía que decirle. Que gente más rara.

Pero bueno pues a excepción del sordo, cada uno lleva su propia conversación y su propia película..
Y ya finalizando la descripción de especímenes, también había una chica joven, caucásica, entre 27 años y dos meses y 30 años y un día, de un 1 metro 60 cm de altura aproximadamente (este dato es importante), con sus auriculares escuchando lo que fuere, sentada frente de toda esta fauna humanasociomedicoadicta.

Advierto para los que estáis al quite de todo esto. Todos con su mascarilla puesta, según protocolo de la Dirección General de Tráfico.

Bien, pues el que no escuchaba, el sordo, era un energúmeno de 1.98 cm de altura y unos 150 kilos de peso en canal aproximadamente, el pobre mastodonte solo tosía y tosía, moqueando constantemente, llevándose el pañuelo, por debajo de la mascarilla, a la nariz para desalojar los residuos moqueros, por cierto, pañuelo que parecía un sello de correos en aquella mano que parecía una tapadera de water (inodoro para los académicos).

Evidentemente estaba constipado el pobre hombre, no hace falta estudiar 10 años para saberlo. En un momento dado se levanto de un respingo, harto del run, run que el “habitual, de profesión monologista” le estaba contando, aunque apagado el sonotone aún así oia las vibraciones apagadas de monologuista, y fue a depositar sus 1.98 cm y 140 kg al lado de la muchacha de 1.60 cm y 60 kg. Desproporción vitalmente peligrosa donde las haya.

La chica, gafas modernas, pelo largo moreno, pantalon tejano impoluto y bambas, blancas, blanquísimas por cierto, le miró de reojo con “atención-impresión-miralo-que-grande-por-dios. Madre mía que mazacote de tío.”
Goliat, le llamaremos así al sordo, se sentó al lado de la chica (a un metro y medio, había dos asientos entre los dos) e inmediatamente empezó a toser compulsivamente, pero como que mucho, como si se hubiera tragado un erizo que había comido tabasco.

¿Consecuencia?, la muchacha y la fila de sillas, los cuadros y los trípticos se movían como si los azotara un terremoto escala 9. Cada vez que tosía Goliat, la muchacha se sujetaba las gafas con la carpeta que llevaba en la mano derecha y con la izquierda a la silla. Así durante unos 10 interminables minutos…

Aquella situación empezaba a pasar de penosa para la chica a cómica para mí. Peligro, yo no tengo aguante ni seriedad, ni compostura, ni dinero para soportar tal situación y comencé a percibir la famosa oleada de risa tonta al ver aquellos 140 kilos de mazacote, moviendo la hilera de sillas en la cual estaba la chica. Que parecía que estaba en un toro mecánico.

Mientras los dos amigos del CAP, a lo suyo intercambiando  recetas y pastillas y criticando a la doctora que según ellos no tenía ni idea de medicina. Ellos si, por que tenian un master en el programa “SABER VIVIR” . Programa pseudo médico, que desorienta totalmente a la población.       La señora mayor volvía a hablar por el móvil diciendo no sé qué de que dejará las cerillas que la cocina era de vitrocerámica y el monologista también a lo suyo, hablando de un nieto que tenía un ojo vago. Vaya tela.

Pues, como os decía, sentía como me subía el ataque de risa por el estomago, aquella pobre chica zarandeada por oleadas de tos de Goliat… buenísimo, me gire, madre mía que me va a dar algo, decidí mirar la publicidad de los trípticos de la seguridad social…

“NO FUMES”, “NO BEBAS”, “NO FOLLES”, “NO COMAS ESTO”, “NO COMAS LO OTRO”, “NO HAGAS NADA QUE ES MALO”, “VACUNATE CONTRA LA CASPA” “PONTE LA PUTA MASCARILLA JODER”, (vamos los famosos trípticos de la seguridad social, que no te dejan hacer nada interesante en esta vida, en la otra tampoco lo harás, pero ya no es problema suyo), pero el grave problema, es que oía toser a Goliat y no sé que fue peor, verlo y oírlo o solo oírlo, y entonces ya lo que faltaba, Goliat estornudó, y al no verlo mi imaginación se desboco y veía a la chica clavada en el techo, con la cabeza metida entre los paneles esos de papel prensado y todas las sillas desparramadas por la sala, los papeles de la carpeta de la chica y una bamba blanquísima en un rincón de la sala.

No pude mas, me reí, tapándome la boca y automáticamente me gire para disculparme, aunque solo fuera con la vista, pero me fije que la chica, también se estaba partiendo de risa cada vez que le zarandeaba el monstruo, tapándose la cara con la carpeta.

De pronto…
– “Javier Sánchez….., puede pasar por favor, póngase esta otra mascarilla y lavese las manos con gel!!”
Lo de “por favor” es un eufemismo, lo he puesto para quedar bien con la S.S.
Vaya por dios!!, en el peor momento, estaba intentando recuperarme del ataque de risa silenciosa e incontrolable que tenia.
¿Sabéis lo que es eso?, ¿intentar no reír y no poder controlarlo ?

Y… Peor aún, ahora tenía que entrar a ver al médico, con la cara resplandeciente y apunto de soltar una carcajada. Imagina… camisa de fuerza y para Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. (Precioso conjunto se edificios del modernismo catalán, declarado Patrimonio de la Humanidad y bien de interés cultural. Y además el que escribe nació allí)
Reuní todas mis fuerzas y encamine con paso firme hacia la puerta de la consulta. Pase por al lado de la chica, cruzamos miradas y nos reímos a la vez. Pero sin estridencias, como si ella comentara, “madre de dios la que me a caído y tu te has dado cuenta” y yo comentara, “te prometo que no voy a soltar una carcajada…, dios ayúdame”

Pase la consulta con el médico como pude. Cuando salí, la chica, se había cambiado de sitio, Goliat estaba en el quicio de la puerta, iba a entrar. La chica me miro de soslayo y movió la cabeza negando y riendo.

Cada vez que me acuerdo todavía me rio.

©Javier Sánchez septiembre de 2021

Poseído.

La gente es chafardera que te mueres, está mañana he bajado al súper a comprar comida para perros. Una bolsa de cinco kilos, estoy que me salgo desde que cobro el paro.

Y ya en la micro sociedad de la cola de las cajas, una señora, ya de avanzada edad, unos 50 o 52, años me pregunta que si tenía un perro.(¿’?)

No sé, yo debo estar poseído por un diablo cabrón o algo parecido. La mire de arriba a abajo… Señora, rubia platino, peinado a lo reina de Inglaterra, con bata de boatine, zapatillas de felpa y chándal con la bandera de España, manda cojones. Menudo modelito que me llevaba la compañera
Y pasa que, no sé, ese demonio del choteo me puede, es mala gente, de veras, pero es que no me puedo resistir.
Así que por un impulso del poseído le digo:
– No, no tengo perro, ¿sabe usted señora? Es que estoy empezando la dieta de comida de perro otra vez,

A la modelo le dio un vahído y se tambaleo, sujetándose a la estantería de lo los vinos y licores a granel.
– Que mesta contando oiga, ¿y eso va bien?, ¿es muy caro?

– Pues no sé, la ultima vez terminé en el hospital, pero con 15 kilos menos!. Y eso me subió la moral.
Yo sentía como el diablo cabrón me poseía y me hacía como una cosquillas en mi maltrecho cerebro.
La mujer me miraba ojiplatica, también le he comentado que creía que era una dieta perfecta para perder kilos.

También os digo que los más allegados en la fila, o sea los de delante y dos o tres por detrás estaban alucinando. Había un señor regordete, muy cllorado y bajito, parecía un albondiguilla poco hecha, con cara de bonachón, que ya había cogido el móvil y estaba hablando con no sé quien de que le quitara al Rocky la mitad de la comida del día y asentía constantemente.

– Que si María que si, tu hazme caso. Que…. Lo he visto en la tele en el bar…si en el bar, que voy a hacer en el bar… pues tomandome un café María, porfavor que control, hazme caso por favor…

La modelo estaba alucinando y también muy asustada y me pregunto que si terminé en el hospital por lo de la comida de perro que me había envenenado?

Mi privilegiada mente diabólica contestó:
-No, no señora, me llevaron al hospital porque, en el parque, estaba en un banco y de un brinco salí corriendo para olerle el culo a un galgo irlandés guapísimo, pero no llegue porque me atropello un coche eléctrico, de esos asesinos que no se oyen.
La modelo alucinaba pepinillos, se le cayó la bolsa de macarrones y el albondiguilla, cogió el móvil otra vez, mirándome de reojo, para llamar, a la María supongo, estaba colorado como un tomate, no sé si de ira o de miedo. Y llamo a María…

-María que lo del Rocky…., que, si eso, que no, que no lo he oído bien en la tele y eso, que era un anuncio de purina o algo asin…. Si, si, oye que no, que no he bebido nada… que no María, de verdad… solo un café, te lo prometo…. Oye que no estoy con nadie. Vale ya voy, ya voy para casa, que siiiii….

Paso por mi lado y me miro con cara de asesino….
– Comida para perro…. Serás cabrón…

El chico que había delante, se estaba descojonado de la risa. Por debajo iba diciendo, pero que cabrón que es este tío… y me dijo algo que me sentó de maravilla.
– Cuando sea mayor quiero ser como usted.

Pues ya me tocaba, y allí deje a la modelo y demás seres escuchadores, unos mirándome y la modelo, vi de reojo que se metía otra vez para adentro del súper…. Para comprar comida para perros, seguro,

Salud a todos. Hay que reír un poco de vez en cuando, que no están los tiempos como para morirse si reír.



© Javier Sánchez septiembre de 2021

El horoscopologo

Esta mañana, en el bar, estaba leyendo la prensa, ya había leído varios diarios y ahora estaba mas concretamente con EL DIARIO DE LAS PROVINCIAS Edición matinal de la mañana. Tomando un desayuno ligerito, un cafélito, un donut de chocolate, una tortilla de patatas con chorizo picante y pan tostado con ajo, aceite y un poquito de nocilla, hasta la hora de comer aguantaba con ello. Eso sí, el café con sacarina.

Oye pues desde la primera pagina hasta la ultima, todo lleno de barbaridades, asesinatos, guerras, el puto virus, Biden que ya empieza a decir “América first”, a sonreír raro y a cambiar de color. El rey emérito sigue de excursión en el desierto de Abu Dabi, la Ayuso se propone como presidenta de la futura colonia Marciana de Madrid, Toni Cantó que ha dicho en rueda de prensa que iba a fichar por el MBE “Murcia que Bonita que Eres”, inundaciones, veganos zombis que comen carne, carnívoros que ya no comen carne, joder, era como una película de terror.

Paso la penúltima pagina, después de los deportes, que nunca los leo porque me canso, me parece ridículo ver lo que hacen los millonarios jugando a la pelota o al tenis, y veo:

“TU HORÓSCOPO PARA LOS AÑOS 2021-2022.”

Según el astrólogo “profesor” Sigfrido Mingo Largo de los Cobos, famoso en todo Toledo.

– Joder un poco retrasado (el hombre no, el trabajo me refiero), estamos a mediados de septiembre. Más bien lento el muchacho. Y 2021-2022, vaya morro, así el año que viene no pega ni golpe y de un plumazo se cepilla dos años y se come nueve meses de este.

Le pegue un bocado al donut de chocolate y a la tortilla de chorizo y me dije: Bueno vamos a ver que me cuenta el pavo este.

LIBRA (yo soy libra, para servirles)

LIBRA – AMOR

En el amor estará lleno de altibajos, peleas y sobre todo cambios importantes. Este año es más favorable para los solteros, porque lo que sentirán son ansias de libertad y de salir con quien les apetezca, sin ataduras. Les apetecerá cambiar de ambiente, conocer gente nueva y el compromiso no les interesa para nada, a no ser que sea algo muy poderoso, entonces todo cambia. Vivir el momento. No les interesan las relaciones a largo plazo, tendrán muchas relaciones esporádicas y divertidas.

– BIEEEENNNNN. Mola. !!!! Eso es inventarse, digo, escribir con alegría… me parece que este tío no ve la tele hace un año largo. No se ha enterado de lo del bicho.

Pero vamos si no hago caso de lo de la pandemia, tampoco sé parece a lo que antes he leído en El News Albacete y El País, que dicen que me compre una pistola o que me meta en un convento, pero me mola este mucho más. Este tío o tía de EL DIARIO DE LAS PROVINCIAS Edición matinal de la mañana, es un penurias. Y el del País más triste que un bocadillo de pan rallado.

LIBRA – AMISTAD

Querrás conocer gente nueva y vivir el momento. Te sentirás atraído por gente dinámica, con vidas apasionantes y nada convencionales. La innovación, la inteligencia, el peligro y el cambio te atrae como las abejas a la miel. Te relacionarán en varios ambientes, el tuyo no será suficiente este año. Por lo que, buscarás la manera de conocer a este tipo de personas, que les abren las puertas a ambientes y mentalidades diferentes. Seras el protector que eres, los libra todos lo son.

– Y una mierda en “El períodico” dice que me van a dejar de hablar hasta los testigos de Jehova, los tele operadores de jazztel, yoigo y movistar. No dice nada de Vodafone. Y en “El País” que iré a la cárcel y moriré de viejo allí en una celda de 4 metros cuadrados, con cinco presidiarios asesinos en serie alemanes.

Por cierto que hijo puta el que lo ha escrito, ya le podría salir una almorrana y dentro la almorrana un grano y dentro del grano otra almorrana. De esas que parecen que tienen vida.

LIBRA –
DINERO, TRABAJO Y SALUD

DINERO:

Estás en un periodo de prosperidad (jajajajajajaja este tío definitivamente es gilipollas) y no tienes problemas con el dinero. Al contrario, éste entra y te permite hacer lo que te apetezca. Subida de sueldo, buen olfato para las inversiones y suerte. El caso es que el dinero te llegará por varias fuentes. Sea como sea, tu nivel de vida subirá y podrás darte los caprichos que te apetezca: más viajes, salidas, compras, restaurantes… Podrás cobrar una herencia, un seguro… Buen momento para invertir en vivienda o en bolsa.

– Jajaajajajaaja, es que no puede ser, me meo de risa. Viajes!!!

Soy más pobre que ayer pero menos que mañana. ¡¡¡Pero si en mi móvil en vez de modo avión tengo modo bicicleta.!!! Cobrando del SEPE (del PARO), osea que cobro de vez en cuando y entre medias atraco bancos.

En los otros periódicos dicen que me hundiré en la miseria mas absoluta y me llamarán “el cartones” o “el calvo de las gafas”. ¿Ves? Estos los veo más coherentes.

TRABAJO

En general, no habrá cambios en tu trabajo. Todo continuará igual o serán pequeños cambios de poca importancia.

– Jajajajajajajajaaja. Me meo toa… otra vez. Te has cubierto de gloria. Ese es el vaticinio mas fácil de la historia.

SALUD

Entre 2021 y 2022 la salud mejora considerablemente. Tendrás que cuidarte, escuchar a tu cuerpo cuando se queje y darle descanso cuando lo necesite. Si haces eso y llevas una vida ordenada, con sus horas de sueños y una dieta equilibrada… será un buen año para la salud. No correrás peligro.

Como buen Libra deberás cuidar los riñones bebiendo mucho líquido, tras el eclipse con Saturno y la conjunción de la luna de Endor y el ojo de Sauron, a partir del mes de Octubre. El corazón, débil, por lo que evita los periodos de estrés, resuelve tus preocupaciones lo antes posible para no ponerte ansioso. Los pies deben cuidarlos con masajes, baños relajantes y la reflexoterapia. Práctica deportes acuáticos y yoga y taichi para el relax.

Vida ordenada

– Vamos a ver mongolo, para que quiero una vida ordenada, ya llevo cincuenta y pico años de vida ordenada y no sirve para nada. Me he aburrido mas que spiderman en un descampado. ¿A mitad de mi vida me voy a poner a ordenar?. De eso nada horoscopologo, estas equivocado.

Que cuide mis riñones y beba cuando acabe Octubre, por lo de las conjunciones y todo eso.

– Pues nada el día de mi cumple (octubre) , me voy a beber media Escocia, de whisky de Malta.

Que cuide el corazón del estrés.

– Para que, no lo pienso hacer. Joder, si a lo mejor mañana salgo a la calle y me atropella un avión. Nada a estropearlo más. Que le den, si la palmo mañana que sea quemando tierra.

Y que practique deportes acuáticos.

– Si claro, oye que ya me ducho todos los días, suficiente, lo otro me cansa.

¿el Yoga y el Taichi?.

El yoga, lo siento, no tengo paciencia, ni elasticidad para doblarme como una manguera de jardín. Y me mareo así sentado en la posición de “la grulla agitada por el viento del norte“, además que cojo frío.

Y lo del taichi, la verdad, la comida china no me va nada, me produce ardores… Perdon me llama mi hermana al móvil…

– Si, si , ah vale. Gracias Silvia, besos.

– Emmmmm… Que me ha chivado mi hermana que lo del taichi no es una comida, es una gimnasia de esas a cámara lenta. Vale ya lo intentaré. Pero vamos que no lo veo.

Y ese es mi horóscopo para el 2021-2022, osea mejor seguir con la mala vida que es más divertida.

Ah! un consejo. No hagáis ni puto caso a los horóscopos de los diarios ni revistas, todo mentira. Se lo inventan todo. Y los crucigramas son muy difíciles. Y lo del sudoku ya ni te cuento, eso de poner letras al tuntún ahí, yo no he conseguido entenderlo todavía.

©Javier Sánchez septiembre casi octubre oyes, de 2021.

En el endocrino. De dieta que estoy oye.

(Este relato está basado en hechos reales, se han cambiado los nombres de los personajes por el rollo ese de la Protección de datos.
Es mentira, todo es como es)

______________________________

Ya va siendo hora que me ponga a dieta. Eso lo pensé mirándome al espejo una bonita mañana de Agosto, a 33 grados y una humedad del 90%, Mi ciudad, Barcelona, es lo que tiene, mucha Sagrada Familia, Parque Güell, Puerto Olímpico, playas preciosas, gente amable (casi todos) pero un asqueroso calor pegajoso e insoportable a causa de la humedad.

Lo dicho, me estaba fundiendo, literalmente deshaciéndome de calor. Y eso que me acababa de duchar.
Pensaba, para mis adentros interiores, con esa voz con eco de las peliculas:
– Me van a recoger en un charco en suelo, sólo quedarán las gafas, los gayumbos y un charco de liquido viscoso.

Bueno después de esta paranoia matinal, la verdad es que estoy fondón, más bien precipición, vamos que me sobra grasa. Y he decidido ir al médico. Primero al de medicina general, la visita se prolongó durante unos 3 minutos, 22 segundos, para decirme.
– Esta usted obeso Javier. Buenos días, siguiente!!!
– nos ha jodío, buenos días. Es usted un lince. 10 años estudiando para eso.

Por lo menos fue todo un detalle, no me llamó gordo sudoroso. O vaca, o ballenato, o tu no puedes estar o hacer esto. Como hace muchísima gente (por decirles de alguna manera), esa que a los que tenemos sobrepeso, aunque sea mínimo, pero que se note, nos miran por encima del hombro, sobre todo, ahora, en la era de los cuerpos diez y gimnasios ocho horas al día.

Es penoso estar asi y se sufre, no sabéis cuanto. Los que estamos gruesos, por la razón que fuere, parece como si no fuéramos parte de la manada, sin derechos a entablar conversación con algunos especímenes de cuerpo super diez y sus palmeros. Pero bueno, otro día hablaremos del problema sociológico  que le produce a la gente con sobrepeso. (y que conste que sé que no es bueno tener sobrepeso, pero de eso a que actualmente sea socialmente excluyente me apena.)

Pues nada, el lumbreras del doctor me dijo eso, casi sin levantar la vista, más bien vio la sombra, tiene su lógica, mi sombra es grande. Y también evidentemente me preguntó si fumaba y bebía. Salida esta que vale para todas las enfermedades, solo para médicos que no saben de qué color eres. (y se que beber y fumar no es bueno ni mucho menos). Bueno beber no es bueno pero te da alegrías, joder no todo va a ser leche de soja y sopa de verduras o bocadillos de tofu. Estás dietas tienen su peligro, ayer se me quemo la ensalada en el horno sin ir mas lejos. No se a que viene esto, pero me apetecía comentarlo. Pero es que, actualmente, todo lo bueno, todo es malo, joder.

Pues eso, diez años estudiando para decirme eso. Rellenar un documento para solicitar visita al Endocrino.

El Doctor Jeremías Habas López, colegiado 12345 del colegio de Barcelona. Que digo yo, ¿porque tendrán un colegio? Eso siempre me ha dado miedo. un colegio para los médicos, que se supone que ya saben ¿no?. Vamos que me da miedo.

Para tres meses tenía para la visita del Endocrino. Nada a esperar. Espero que no se me olvide, una vez que me dieron cita por unos problemas que tuve en el riñón, me lo dieron para otros tres meses, y se me olvidó. Me llamaron de la seguridad social para decirme porque no había ido. Les contesté que yo iba haciendo mi vida, con dolor de riñón, que ya me habia acostumbrado, a la morfina y a las drogas duras, pero la iba haciendo, y que tres meses no es nada, que febril la mirada, errante en las sombras, te busca y te nombra. Vivir con el alma aferrada. A un dulce recuerdo… O algo así.

Emmmmmm, ah.!! Perdón, se me ha ido la olla, esto es es de una canción de los Rollings, bueno que se me olvido lo de la visita coño. Menuda bronca me lleve de la enfermera,  que tenia un mal día, aquel día hacia diez años que tenia el mal día. Joder que mala hostia. Y encima todavía no me han visitado. Silencio administrativo que se llama, así, a lo mejor se cura solo.

Pues nada, mi vida transcurrió con normalidad, hasta que llegó el gran día, iba a ver al Galeno Endocrino. Y allí que me plante, como un clavo, un madrugón que pa que te cuento, a las once que me levante oye y a las doce en el medico. Con mi mejor chándal de los domingos,mis zapatos Lee Dong (de los chinos de la tienda de casa)  y con los gayumbos limpios, por si acaso le daba por exminarme. Idea extraña que me pasó por la cabeza.

Había mogollón de gente, y no todos gordos, yo creía que el endocrino era como un gordologo, pues no, también es flacologo y más cosas. Hasta había un tío con muletas y otro que hablaba sólo. Llevaba alli toda la mañana, y todo el rato decia,

– Llevo aqui desde las 8 de la mañana y no me llama nadie, ni los de Jazztel me llaman, es raro, porque me han de quitar el yeso. Rarísimo todo, ¿verdad oiga? Yo alucinaba, me lo decia a mi, que ya me contaras lo que se yo de medicina, le dije
– Vaya usted a la enfermera, la cara pasillo de mala hostia, y le dira algo de lo que debe de hacer…
– No, no, ya me espero un rato mas….
-Pues vete a la mierda. Moriras aqui de viejo y con el yeso, porque has de ir a TRAUMATOLOGIA coño!!, al golpologo vamos – pense para mis adentros interiores de adentro.
– Javier Sanchez!!!!
Hostias que susto me dio el o la enfermera, no se lo que era. Tenia bigote y falda y Escoces no era. Dijo mi nombre y se metió para adentro del despacho. Pues era del Endocrino seguro. Soy un lumbreras.

Entré en el despacho.
– Buenos días, doctor.
– Por favor, de uno en uno.
– Perdone, es que estoy grueso.
– Si la verdad es que si. Esta usted obeso.
Joder, será estúpido, y además ahora me suena peor lo de obeso que lo de gordo.
– Gracias, es usted muy amable – y con el tacto de Hannibal Lecter con almorranas, increíble, también pensé para mis adentros, con eco y todo -…
– ¿Como? – me dijo el galeno – es que no estaba escuchando.
– Nada, nada, pero empezamos bien. Si acabo de entrar y ya ni me escucha.

Curiosamente, pulso un botón de un reloj como esos que se utilizan en el ajedrez… y comenzó a escucharse… Tic, tac, tic, tac…

– Mire, le voy a dar una dieta hipo calórica para que empiece a perder peso. A su  edad no es bueno estar tan gordo. Que hijoputa el médicucho, al final le meto. Pero tiene razón.
– Mire me hará cinco comidas al día. Y siga el menú indicado… Hala…

Frutas con piel, verduras hervidas, legumbres, pollo plancha y poca cosa más. Todo hervido. Nada de alcohol, nada de tabaco y haga ejercicio y me dio una hoja que indicaba la dieta de lunes a domingo. Y se acabó la visita. Exactamente 4 minutos 10 segundos.
– Y me vuelve usted dentro de tres meses.
Pensé: Del revés te voy a volver, que ni me has mirado.
– Si, si aquí estaré. – yunamierda pense, no me vas a ver nunca mas, asi engordes 42 kilos en un mes -.

Ding.!!! Sonó el timbre del reloj. Hostias que precisión.!!!
– Siguiente!!! , Elvira Tragos, joder está ya con el nombre ya tiene dieta segura.
Será hijo puta el puto galeno. Si llegó a entrar con gafas de sol y un palo blanco, ni se entera.

Bueno pues he hecho las cinco comidas al día, aunque en la hoja solo viene, desayuno, comida y cena. Lo que he hecho es duplicarlo. Y mucha agua. Literal.

Lo único que me va mal de la fruta con piel es la Piña y el coco, es jodido de masticar. Pero vamos que los primeros días lo pase mal, me he comprado una trituradora y menuda diferencia.
Y lo del agua, pues en la piscina con la cervecita, todo el día. Eh.!!! Shitts!!! Al pie de la letra, sin perder ni una coma.

He engordado 10 kilos más y he llegado a la conclusión de que no es que esté gordo, es que no puedo descomer todo lo que como joder. No doy a basto. Tanta comida. Todo el día comiendo. Y de sano nada.
¿Habéis probado las coles de Bruselas? Joder que cosa más mala, parece que te estás comiendo un mando a distancia, por dios. ¿Y el brocoli? El brocoli es como un bonsai, pero como si comieras musgo. Que asco por favor. Vamos que mañana voy a ver al Endoestupido, y le voy a decir que se vaya de paseo por el desierto de Atacama y que de paso lo barra, que hay mucho polvo por allí.

Soy así, gordito. Que le voy a hacer. “No se puede contra la genética” me dijo mi cuñao, y ya a mi edad, sigo a  dieta, suave pero dieta, oye pa cuatro días, prefiero comerme un buen filete, que la mierda de las coles de Bruselas. Voy a crear una plataforma sin ánimo de lucro (o si) de

“gorditos.sinFronteras.ong

Así vivimos todos un poco mejor, entre los de nuestra relegada especie.

.

Nota del autor.
Esto es simplemente humor, hay que cuidarse. Tampoco volverse loco, pero cuidarse, y si, estoy gordito, que pasa.

© Javier Sánchez agosto de 2021

Otro curso extraño.

Hola, era para informaros que empecé un curso nuevo. Iba a efectuarlo a distancia pero me dijeron que era imposible, no sabía porque, después lo entendí.
Así que fui a aquel edificio. Viejo, como yo, unas salas enormes, columnas de mármol rosado, unos techos pintados de no sé qué, es que no veo de lejos y unas aulas, que parecían circos, todo era enorme y… silencioso, todo lleno de libros, raros, viejos, más viejos que el edificio, de gente rara, Cervantes, Góngora, Unamuno, Lord Byron, Renoir y un tal Stephen King. Alucinante la cantidad de gente que sabe escribir.

Me acerqué a donde ponía inscripciones y matrículas.
Había un tipo que parecía que estaba enfermo, estaba blanco y con cara triste.
– Buenas tardes caballero, es para infor…
– Shhhhht, no alce la voz porfavor
Joder, si casi no se ni lo que he dicho.
– Es que aquí hay eco oiga y por mucho que baje la voz, pues eso.
Quiero matricularme.
– muy bien, ha de traerme el kdkdjdj y el jnsnjfkk y una fotocopia de su kdkdndndsk.
– ¿Que?
– ha de traerme el kdkdjdj y el jnsnjfkk y una fotocopia de su kdkdndndsk.
– Mire es que o habla para los perros o me estoy quedando sordo, suba un decibelio porfavor.
– Ha de traerme el DNI y el documento bancario firmado y una fotocopia de su certificado de nivel escolar.
– Hostias! Eso me.ha dicho!?
– Shhhit!!
– Tome, aquí está todo.
– Muy bien, mañana a la 8 de la mañana es la presentación.
– Gracias.
– Que?
– Me está vacilando?
– Si

Pues ya llevo dos meses asistiendo a las clases, las imparte un profesor que no se cómo se llama, no entendí su nombre. Somos quince en el aula, éramos veinte, pero los echaron, unos por hablar… en voz alta, que está totalmente prohibido, y otros por fumar porros en el baño. Aquí todo de debe de hacer, obligatoriamente, sin hacer ruidos estridentes. Has de actuar como si fueras un ninja, pero de Barcelona.
Terminas de los nervios, por lo menos yo, que soy fan de ACDC. En el aula oye, es terrible, parece una clase de vampiros, a veces paso miedo y todo, solo oigo susurros y risas, la verdad, sea dicha, es que no me entero de nada, el profe, el profesor X (es que no se cómo de llama el pavo) habla muy bajito, pero mucho, ayer me compré una trompetilla para ver si así pillaba, pero ni por esas y el tío este toda la clase
– Shhhhhh!!!
Y decir en voz baja, muy baja,
– Al fondo a la derecha, shhhhhh!!!! O a la izquierda estantería 3…. Dame tu DNI… Atended que esto son datos básicos que saldrán en el examen de diciembre.
– Hostias!! Diciembre? Pero si estamos en Julio, yo no aguanto este tormento tantos meses.

Eso del shhhht y de pedir el DNI, nos lo hace hacer cada 10 minutos a todos. Creo que voy a suspender, porque no me entero de la teoría esta. Entre todo esto habla de libros. Es que no lo entiendo, bueno es que no le oigo, joder que agobio de verdad.

Creo que lo voy a dejar, esto de apuntarme al Curso de Bibliotecario es una mierda. Joder, es que parezco un murciélago, en casa soy capaz de andar con los ojos cerrados hasta la nevera, porque oigo el motor. Creo que estoy desarrollando un super poder.
Pero lo dejo, lo dejo, desde hoy mismo. Mañana llamo.
Ah! Esa es otra! Llamas y te puedes desgañitar, ellos te oyen pero tú a ellos no, solo susurros. Que miedo por favor.
Queeeeee lo dejo joder!


© Javier Sánchez junio 2021