Confinamiento día 4 – paranoia.

Ayer fui al médico, pues creía, con mi criterio de haber estado en la facultad de medicina una mañana, que tenía conjuntivitis en los ojos, claro está que dónde va a ser sino, no puedes tener conjuntivitis en la mano, sería manotuvitis, en la pierna, piernativitis, en el pito, penetivitis, y así sucesivamente hasta que la itis te coja por todo el cuerpo, todo esto es una auténtica estupidez, pero es para rellenar, estoy espeso por el maldito coronavirus. Y yo que pensaba que siendo Repúblicano no me afectaría, joder. Bueno pues de momento no lo tengo, mi sangre republicana me ha salvado hasta ahora.

Llamé a una ambulancia, pero me enviaron a la mierda. Me coji un taxi.

Pues ya en centro de atención primaria, cogí número para el médico del trasto ese que parece el de las pescaderías, tenía el 89, e iban por el 50, tenía delante a 39 personas, me dije, de esta no salgo. Voy a morir aquí como un jilguero, sentado en la rama de un cactus de bosque, una fresca mañana de agosto en Alaska del norte. Es que soy un poco hipocondriaco.

Pasados 74 minutos larguísimos, o lo que es lo mismo 1 hora y 14 minutos, me tocó entrar.

Salió el enfermero…

-El 50, cinco, cero, ni el 49 ni el 51, el 50!!!!!

Me levanté ilusionado, como si me hubiera tocado la lotería…

– Yooooo, yooooooo, bieeeeennn, nunca me había tocado nada, que feliz que estoy….

El enfermero me cogió del brazo.. y me cortó todo el rollo

– Oiga ¿quiere dejar de hacer el gilipollas? Que está dando el espectaculo.

– Perdón es que me ilusiono por todo.

Me acompañó, cogido del brazo, a la entrada del despacho del médico. Y entré.

El médico después de un exhaustivo examen de 15 segundos, y sin mirarme a la cara dictaminó.

– Usted tiene conjuntivitis en los ojos, en ambos dos ojos.

Me quedé desolado.

– En los ojos, por dios, dios mío, que espanto, me quiero morir o algo así. Y cuanto me queda doctor, por favor sea usted sincero, o concero, da igual el valor, pero dígamelo, sin paños calientes que tengo la piel muy sensible. Le escucho.

– Pueeeeessss señor Sánchez…

– Digame doctor, soy fuerte.

Mentira, estaba a punto de desmayarme.

– Pues que le quedan exactamente 2 minutos, porque debe de entrar otro paciente. Por favor que es una conjuntivitis que nadie se muere de eso. De cataratas si y sólo si te empujan, pero de una conjuntivitis, pues no

– Vale doctor, ya me quedo más tranquilo.

– Tómese esta medicación, uno cada ocho horas, y en una semana vuelvo a verlo, usted a lo mejor no, porque si empeora se quedará ciego, pero no lo creo. O si, no se, venga acompañado por si acaso.

– Gracias doctor – pedazo de cabrón, pensé.

La medicación que me dio el médico, está malísima y no hacen nada.

Y mira, aquí estoy con los ojos que parezco un lemur cagando. Ya me he comido por lo menos 10 grageas de estas, pero nada. Menos mal que saben a fresa. Mañana voy a “ver” al idiota ese, más que nada para que me de otra cosa, unas gotas o algo así.

Ya os contaré, o no. Depende como me levante.

.

© Javier Sánchez 2020

.

.

Me he propuesto hacer reír como sea. Divulgarlo por favor. Entre todos hemos de llevar el buen humor a todos los rincones.

Aunque sea un copiar y pegar, a mí me da igual que ponga mi nombre. Y si añadís algo, pues también.

Hay que llevar la risa lejos.

18 comentarios en “Confinamiento día 4 – paranoia.

  1. Empiezo a sentir agobio, pero encuentro el camino de vuelta a la cordura, pensando en que allá afuera me espera otra vida cuando todo esto acabe, porque ya nada será lo mismo, por lo menos para mí…

    Le gusta a 1 persona

  2. Reblogueó esto en Andando tras tu encuentro…y comentado:
    Mira que lucido eres amigo, para tomarlo con humor a pesar de que el medicamento que te han dado es de origen chino…les ha hecho el hisopado primero? Como me haces reír con tu vena literaria y eso es lo mejor en estos tiempos. Muchas gracias, Un abrazo “Los escritos de Xavier”

    Le gusta a 1 persona

  3. Mira que lucido eres amigo, para tomarlo con humor a pesar de que el medicamento que te han dado es de origen chino…les ha hecho el hisopado primero? Como me haces reír con tu vena literaria y eso es lo mejor en estos tiempos. Muchas gracias, Un abrazo “Los escritos de Xavier”

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s